abogados del ritmo
reylobo
Gernika Fest
estereofitos

DOWNLOAD 2012

19 junio, 2012 12:08 pm Publicado por  6 Comentarios

Broche de oro bañado en barro para la gran fiesta de la meca del Rock

Desembarcamos (y casi literalmente) otro año en la capital mundial del rock por excelencia, el Donington Park, para celebrar con otras 80.000 almas de nuestro rollo la que ha sido la décima edición del ya veterano festival de Download. Un festival en auténtico suelo sagrado que ha ido creciendo como la espuma desde que, en aquella primera edición de 2003, Andy Copping y la gente de Live Nation (o Clear Channel por aquél entonces) devolvieran el rock y el metal a la cuna de los más importantes festivales de su historia; aquellos que, bajo la pancarta de “Monsters of Rock”, llevaron entre 1980 y 1996 a los más grandes titanes del panorama musical más duro hasta el célebre circuito de carreras. Albergando no sólo a los más grandes, sino también dando la oportunidad de despuntar a lo mejor que se cocía en la escena de talentos emergentes. Bueno ver que ese espíritu no ha cambiado.

Si bien el formato ha cambiado para adaptarse a los tiempos que corren y no desmoronarse ante la competencia (siempre se puede tirar de nostalgia, pero ahí sigue en pie de guerra), desde esa edición de 2003 hemos visto a gigantes del rollo como son Iron Maiden, Metallica, AC/DC, Kiss, Black Sabbath, Faith No More, Tool, Guns N’ Roses, Aerosmith, Slipknot, System of a Down, Rage Against The Machine, Def Leppard o Linkin Park encabezar sus carteles. A grupos como Opeth, Avenged Sevenfold, Trivium, Skindred o Bullet For My Valentine despegando hasta consagrarse en la escena actual. Pasando por curiosidades como Metallica tocando sin Lars Ulrich en 2004 o Korn sin Jonathan Davis algunos años más tarde. La calidad de sus carteles ha ido y venido (2008 siendo especialmente recordado y casi costándole a Copping un disgusto), pero siempre es cierto que a base de muchísimo trabajo, Download ha dado con una fórmula de festival que ya no falla y que cada año sigue atrayendo a hordas y hordas de incansables fans que, con la lotería de jugársela con el imprevisible clima inglés (y este año más que nunca), siguen acudiendo al festival venidos de todas partes del mundo. El eclecticismo de su cartel pone el toque que lo ha colocado a la altura de los otros grandes festivales de UK, donde hay una grandísima competencia que este año se saldó con la cancelación del innovador y queridísimo Sonisphere. Hacerse sitio con un festival de este tamaño, en unas islas donde en un mismo verano tienes Reading, Leeds, Glastonbury, Isle Of Wight, Hard Rock Calling o Bloodstock, y petarlo hasta la mismísima bandera como este año ha hecho Download, tiene muchísimo mérito.

Siempre cae alguna sorpresa o algo especial que te hace elegir este destino sobre otros (en este caso y para muchos, la única aparición festivalera de Black Sabbath en toda Europa para esta reunión), y el caso es que aquí nos plantamos otro año, si bien con una traba enorme para empezar la primera jornada…

Viernes 8 de junio

La enorme tromba de agua que se había cebado con Inglaterra durante toda la semana se hizo notar en Donington Park, un auténtico barrizal durante tres días que el viernes rozó lo caótico y hasta a veces lo absurdo. De las botas de agua no nos separamos en todo el fin de semana, y de ahí que se oyera tan a menudo por el recinto aquello de “Mudload” (juego de palabras donde “mud” significa “barro”) para bautizar a esta edición del festival pasada por agua.

El barrizal se tradujo en una auténtica batalla en los aparcamientos que acabó desembocando en la salida de la autopista M1, algo así como la “columna vertebral” de las carreteras inglesas, y por la cual llega la gran mayoría del tráfico hasta Download. Un viaje de coche que debería haber durado no más de tres horas en situaciones normales (sin contar atascos por obras o que se averíe el coche, que nos ha pasado otras veces), se convirtió en un auténtico calvario de ocho horas y media, de las cuales cinco se fueron en recorrer no más de 4 kilómetros desde la salida de la autopista. Así estábamos todos, y las caras de desesperación en las colas hacia el festival eran bastante patentes. Teniendo en cuenta los horarios ingleses, que significan que a las 11 como muy tarde habrá cerrado el cabeza de cartel, y que a las 10 de la mañana nos habíamos puesto en rumbo, la mayor preocupación de todos los que estábamos en el atasco es que nos perderíamos a la mayoría de los grupos del viernes.

Llegamos para ver los últimos minutos de MACHINE HEAD (digo últimos minutos… literalmente nos da tiempo a escuchar el “Davidian” y ya), terceros en el cartel del escenario principal, y vemos que a la gente poco le ha importado la situación del terreno. Peña con barro hasta las cejas es lo que más se veía saliendo del foso de los californianos… señal de que no defraudaron.

CHASE & STATUS, primera apuesta extraña de Copping para esta edición (un combinado de DJs de dubstep) saltan al escenario y, lejos del recibimiento que uno se espera para un grupo de esta guisa en este festival, sorprende la fiesta que tienen montada en el foso. No es para menos… los cabezas de cartel, que les siguen justo después, son THE PRODIGY, y los allí presentes vienen ya mentalizados del tipo de fiesta que ello conlleva. Los electrónicos de Essex no son a gusto de todo rockero, pero no se puede negar la inmensa cantidad de fans que amasan en nuestro rollo, lo cual se hace palpable durante su descarga, brutal y cargada de clásicos de su discografía desde nada más entrado el set como “Breathe” o “Poison”. Para los que no creen que el puesto está bien merecido, ahí estaba SLASH descargando junto a Myles Kennedy en el segundo escenario, pasando por clásicos de toda su carrera con Guns, Snakepit o Velvet Revolver (además de su último par de discos en solitario) y dejando muy contenta a la peña con un set que se marca con una banda ya consagrada y cerrando con el habitual Paradise City, mientras DEVIN TOWNSEND es el último en apagar la luz en una abarrotadísima carpa del tercer escenario. Mientras que nosotros nos quedamos sin ver la mayoría de lo que por allí se movió, tampoco fuimos los únicos (o más) afectados: EUROPE se quedaron sin tocar por el retraso provocado por el atasco (a pesar de que sus técnicos atravesaron el recinto del festival andando y con el equipo a cuestas para intentar salvarlo… el resto del grupo iba en otro vuelo que ya iba retrasado de por sí y no se pudo hacer nada) – una pena para los muchísimos fans que hasta allí se acercaron con sus banderas suecas (o de Asturias, como soltó algún gracioso). RISE TO REMAIN se quedaron sin tocar también, y más de un grupo estuvo al borde de la cancelación por culpa de los retrasos en la carretera, como fueron BREED 77, VOODOO SIX, o el mismísimo SLASH, que por lo visto a las 5 de la tarde seguía en su autobús de gira en el atasco de la autopista.

Unas birras y a descansar, que la jornada del sábado se presenta con buena pinta.

Sábado 9 de junio

Con el barro un poco más asentado y unos atascos de carretera bastante menos caóticos, los SAXON de Biff Byfford saltan a las tablas para dar los buenos días al personal, arrancando con “Heavy Metal Thunder” y pasando por una retahíla de clásicos que cierra con el “And The Bands Played On”. TRIVIUM les siguen más tarde, recordando a los fans que en ese mismo punto, abriendo en el escenario principal la edición de 2005, fue como pegaron el pelotazo en UK que acabó extendiéndose al resto del planeta. A ese público le dedican los temas mientras animan a que se formen todos los circle-pits que se pueda (con la intención de batir el récord de siete de aquella visita… y que superaron con creces). El público inglés para estas cosas es una auténtica animalada y acceden gustosos. ¿Barro, what barro? Los retornados GUN descargan un set que no pasa de “correcto” (para muy fans) en el tercer escenario, después del cual volvemos al escenario principal para ver la descarga de los cachondos angelinos STEEL PANTHER. El sentido del humor y la comedia se pierden mucho en la traducción, pero que un grupo como este haya pegado el pelotazo que ha pegado en la tierra de Benny Hill no debería ser una sorpresa. Eso, y que los ingleses siempre han sabido reírse de lo suyo, pero hecho desde el tributo es otra historia. Mucho buen rollo, muchas risas, y un set cojonudo que cierra con el “Death To All But Metal” con Corey Taylor sobre las tablas. Corey realiza también un set acústico en el tercer escenario al que es imposible acceder por la tremenda cantidad de peña que abarrota la carpa. No hay problema, en el escenario principal tenemos, en un puesto un tanto extraño, a los TENACIOUS D de Jack Black, siguiendo con la estela cómica de los STEEL PANTHER. Otro grupo de esos que, presumiblemente por el elemento cómico, no han pegado mucho más allá de las fronteras de la lengua de Shakespeare. De la misma manera que dudo que en Download veamos algún día a Gigatron o al Reno Renardo, pero esa es otra historia…

Pillamos algo para comer y alguna birra antes de que llegue el plato fuerte de la noche. METALLICA pisan Download (Ulrich incluído, que la última vez tuvo que ausentarse del concierto) para descargar el Black Album completo en el festival al que, según el bueno de Lars, se le ocurrió la idea en un principio. Si ya en 2006 hicieran lo propio con el Master of Puppets para celebrar su 20 aniversario, en esta ocasión los de San Francisco aterrizaban con el disco más grande de su historia para celebrar su, ehhh… 21 aniversario. Cosas de la vida. Pero a nadie le amarga un dulce. Para uno que ya ha visto a METALLICA unas 10 veces, como quien suscribe, tener la oportunidad de verlos desgranar rarezas como el “My Friend of Misery” o el “Struggle Within” es un auténtico puntazo. Por no mencionar el hecho de que, como toque original, los jinetes de negro han decidido tocar el álbum al revés (como muchos de los que leen estas líneas pudieron ver en Madrid). A unos clásicos para calentar el ambiente, que incluyen el “Hit The Lights” como tema de apertura, le siguen un vídeo de presentación que da paso al ya mencionado “Struggle Within”. El estado de forma del grupo es increíble y esta noche se comen el Donington Park con patatas (aderezadas con barro por supuesto), cerrando una descarga brutal con el clásico “Seek & Destroy” y una traca de fuegos artificiales que no se quedaría corta en las próximas olimpiadas londinenses.

Domingo 10 de junio

El día D, la hora H. Cartelazo el que se presentaba para esta última jornada. Llegamos justo a tiempo para ver a unos ANTHRAX aplastantes, con un Joey Belladonna que a sus 51 años está, como decimos en Andalucía, “que se sale de la pelleja”, y una banda de cuarentones por detrás que deja en vergüenza a muchísimos de sus contemporáneos. Vaya conciertazo y qué gustazo ver como los clásicos mezclan tan cojonudísimamente bien con los cortes que se marcan de su último plástico. Hasta el sol ha salido ya de una puta vez en lo que va de festival (ya era hora) para ver a Scott Ian y los suyos. BLACK LABEL SOCIETY les siguen y, si bien hay que admirar el talento de Zakk Wylde a las seis cuerdas (y la pedazo de banda que lleva consigo), su set se hace cansino a más no poder, con solos de varios minutos entre prácticamente cada canción, lo que a poco más de mitad de set hace que nos desplacemos hasta el segundo escenario para ver a SEBASTIAN BACH.  Un set un tanto extraño… Bach en plena forma, pero con una banda que para nada está a su altura, por lo menos no en este concierto. Algo de rodaje falta y esperemos que eso se deje ver en otras ocasiones. UGLY KID JOE hicieron una descarga cojonuda de la que salimos a toda velocidad para ver los últimos temas de LAMB OF GOD en el principal, un grupo que en Inglaterra mueve muchísimo y que en esta ocasión no fue para menos. Cuando descargan “Walk With Me in Hell” o “Redneck” aquello es un auténtico campo de batalla. Les siguen unos MEGADETH a medio fuelle con un Mustaine bastante cascadete de voz.

Tras el canadiense UGLY KID JOE que nos ofrecieron lo esperado, un gran concierto con sus grandes éxitos. Nos encanta Shannon Larkin a la batería, que mujer, qué bestia, qué bien toca y nos dejan mas que satisfechos pues escuchamos “Everything About you”o la versión “Cats in the Cradle” coreada por todo el público. Si corremos llegamos a LAMB OF GOD pero para correr no estábamos, la cabeza mandaba cosas que  las piernas no obedecían ya, aun así algo llegamos a ver, lo suficiente para  ver que la están montando gorda, unos bestias. Ya nos quedamos ahí para ver lo que a la postre es la segunda decepción de la jornada, el show de MEGADETH (de quien Dany Serrano nos cuenta que en Inglaterra se los conoce como Megadave dado el mandato absoluto del pelirrojo), pues el pelirrojo lamentablemente no tenía su día. Apenas sin voz cuando se dirige al público, algo que él mismo debió darse cuenta pues tras el tercer  tema Hangar 18 ya no habla mas, se limita a cantar como buenamente puede y a tocar omitiendo algunos de sus solos. El ambiente es raro, la gente no está con la banda pero siguen cayendo sus temas que tanto nos gustan y con un final que debería haber sido demoledor, Symphony of destruction; Peace Sells (con el personaje de la portada incluido) y mi tema de siempre de ellos A tout le monde pero nada de eso borra la sensación de un concierto a medio gas…

Nos acercamos de nuevo al segundo escenario para ver a los resucitados REFUSED, un auténtico cañonazo de concierto desde su apertura hasta que cierran con “New Noise”, y después otra vez corriendo al principal para no perdernos a los cuasi-padrinos del movimiento grunge, SOUNDGARDEN. Mega-fans reconocidos más de una y otra vez de BLACK SABBATH, a los de Seattle se les hacía muy visible la alegría de, primero, debutar en Donington de una puñetera vez (de su quinta eran, junto a Pearl Jam, los únicos que faltaban) y segundo, de poder abrir para la banda que les inspiró a hacer lo suyo. La banda está en una forma envidiable y descargan un set cojonudo que incluye clásicos como el “Spoonman” (cañonazo con el que abren), “Outshined”, “Fell on Black Days” o “Rusty Cage”, pasando por rarezas como “Gun” o “Beyond The Wheel” (con la que cierran) y los inevitables como el enorme “Black Hole Sun”.

Ahora sí, lo de BLACK SABBATH no tiene nombre. No tiene nombre porque se queda uno sin palabras. Que te cierren un festival tan emblemático y significativo como este, en el sitio donde se celebra, después de un fin de semana de música con bandas cojonudas, con el grupo que parió todo este rollo hace más de 40 años… y que ese grupo llegue y, desde que suena la primera nota de ese temazo que dio nombre tanto al grupo como a su primer álbum, se dedique no ya a comerse, sino también a aplastar, reventar y despedazar a todas y cada una de las otras bandas que han tocado en todo el fin de semana, haciendo que te olvides de todo lo que has visto y que te acuerdes de aquella frase que una vez soltó Rob Zombie, que más o menos decía que “montar una banda de heavy metal no tiene sentido… total, lo que vayas a hacer ya lo ha hecho Black Sabbath, y mil veces mejor de lo que jamás puedas hacerlo tú”. Un show de casi dos horas que se te pasa en un suspiro. Una lección maestra de los más grandes, que a excepción de Tommy Clufetos tras los parches (sustituyendo a Bill Ward) derrochan energía, maestría y saber hacer a sus sesenta y pico años. Tommy Clufetos derrocha de todo esto y de sobra, pero venido de otra generación… que el set más heavy y más brutal de todo el fin de semana venga de una pandilla en edad de jubilación dice mucho de los de Birmingham. Que “Into The Void”, “War Pigs” o “Iron Man” suenen mejor ahora que cuando eran unos chavales es de mover montañas. La esperanza que nos queda es que nuestro Iommi salga de esta para que nos traigan ese próximo disco y, sobretodo, más lecciones maestras como la de anoche. Pero ahí dejo lo dicho: en muchos años de ir a bolos, he visto muy pocos como este y, sobretodo, jamás he visto cerrar un festival como lo hicieron BLACK SABBATH en Donington esta noche. Espero equivocarme, pero a mí me da que para todo el género, Birmingham acaba de tocar techo.

Texto: Daniel Linares

Fotos: Jesús Figueirido

Redacción
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

6 comentarios

  • vedder dice:

    pues creo que que aki el reportero ha echo una critika muy exaltada de especialmente los soungarden pues a parecer para mariano muniesa ya un veterano en estos lares soungarden estan de pena tokando asik kien tiene la razón?

  • chuache dice:

    A mi la critica de Black Sabbath me ha parecido un poco de coña. Vale que son un mito y uno de mis grupos favoritos de siempre, pero decir esto: “Que “Into The Void”, “War Pigs” o “Iron Man” suenen mejor ahora que cuando eran unos chavales es de mover montañas” si que es percibir otra realidad distinta. Con el lamentable estado vocal de Ozzy es imposible. Y eso que me esperaba que estuviera peor.

  • Anónimo dice:

    Un pequeño apunte la ultima vez que Metallica toco en Donington,Lars Ulrich si toco fue en el 2004 cuando no toco.

  • javimetal dice:

    aki javimetal a ver cuando tenemos un concierto asi en spain con barro i todo ala hrll bent for leather

  • Anónimo dice:

    Hola!!
    Me gustaría saber cual fue él ultimo tema que toca slash!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.