javier garcia pelayo
keith richards
el rey salitre
johnnybzero
la jaula
flesh for shredder
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
maldito stravaganzza-zenobia-alderaan
ayra

DESASTRE + QUEMADURA: “ORGULLO DE BARRIO”

9 marzo, 2010 8:48 pm Publicado por  – Deja tus comentarios

Sala Hebe (Vallekas, Madrid), 5 Marzo 2010

Basta caminar por sus calles para percibir que Vallekas es especial. Cuando entras en el Hebe puedes sentir algo parecido, antes incluso de pedir la primera cerveza. Ambos, Vallekas y Hebe, son inseparables desde que la música les unió hace ya la friolera de treinta años. Por eso el mítico local, un referente indiscutible del foro, decidió festejar estas tres décadas de existencia de la mejor manera posible, abriendo sus puertas y ofreciendo su escenario (y su corazón) al rocanrol. Así, durante varias semanas, pudimos disfrutar en él con las actuaciones de ilustres veteranos y, como es habitual, con una muestra de la savia nueva, la que se encargará en algún momento de recoger el testigo para seguir manteniendo esta historia viva.

Uno de los viernes de celebración tuvo lugar esa mezcla generacional. Quemadura y Desastre, formaciones nacidas en otro barrio madrileño, Usera, se venían al “Valle del Kas” a entonar el cumpleaños feliz. Los primeros me dieron una grata sorpresa. Son tres tíos jóvenes, Viti, Viko y Johnny, que suenan increíblemente bien. Hay formaciones de trío en las que puede echarse en falta una segunda guitarra, pero este no es el caso. Sus versiones de Leño y Platero servirían para afirmar las influencias que ya les intuía, y a las que creo que pueden añadirse Burning e incluso Los Deltonos. Recurrieron esencialmente a material propio, otro punto a su favor. Puede que todavía les falte lograr un estilo más personal, pero técnicamente son muy buenos.

A continuación le tocó el turno a los “mayores”, y los Desastre todavía no habían acabado de interpretar “África”, tema con el que arrancaron, cuando me percaté de que el Hebe estaba a reventar. Clásicos como “Dando que hablar”, “Mal trago” y “D’empalmada” nos hicieron ir entrando en calor para lo que se avecinaba, una hora y media en la que no hubo ni una sóla canción que no fuese coreada por todos nosotros. El momento más divertido llegó cuando el vocalista y bajista Alfonso, un frontman increíble, logró que todos los ahí presentes nos quedásemos agachados para luego hacernos saltar al ir nombrando a sus compañeros, el batería Ciri y los guitarristas Archi y Use. También nos emocionaron, especialmente al encontrarnos solos cantando la introducción de “No dudes”. “Quien mucho abarca”, “El loro” y “Me piro” nos dejaron extenuados, y aunque el himno “Que no amanezca” parecía anunciar la despedida, tenían guardada una sorpresa, el segundo homenaje de la noche a los inicios del maestro Rosendo, interpretando “Aprendiendo a escuchar” sin esconder, eso sí, cierta tristeza por no haber sido invitados a participar en “Bajo la corteza”, el reciente disco tributo a la emblemática banda de Carabanchel.

Llegado el final, casi nadie se marchó. No cambió la iluminación ni la decoración, y nuestros oídos no fueron castigados con “pachangueo” o algo peor. Como afirmaban los Barri, “aún queda un sitio si me quieres acompañar”. Vallekas es especial, el Hebe también.

Y queda mucha vida para esta historia, nuestra historia. Quemadura y Desastre se encargaron de demostrármelo.

FÉLIX EL DUENDE

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.