Madness Live!

DEMONIK + SHATTERED ROOTS: LA NOCHE DE LOS DEMONIOS

15 diciembre, 2014 3:20 pm Publicado por 
2 Comentarios

Sala Excalibur, Madrid

intdemonkinBien es sabido por quienes me conocen que las covers no me gustan nada. Es decir, un grupo tributo sin canciones propias, para mí pierde toda la gracia salvo en contadas excepciones. Ahora ya puedo empezar a contaros lo que viví en la sala Excalibur de Madrid el pasado sábado 13 de diciembre por la noche.

Los encargados de abrir la velada fueron Shattered Root. Jovencísimos (una media de 20 años) y con unos nervios de acero, se comieron el escenario. Era su primer concierto, de modo que las versiones iban a caer seguro ¿Qué grupo no empieza tributando? Aun así tenían canciones propias y os aseguro que para que a mí me guste un grupo primerizo, con covers y pocas sonadas propias, ya pueden ser buenos. Mereció la pena salir sin cenar del bosque para ver a estos muchachos arrancar con una cover de Metallica, “Hit the Lights”. Con fallos, pero sabiendo superarlos, siguieron con una de sus composiciones propias, “The Shiver”, la cual agradó al publico que allí presente. Como os decía al principio las covers no son lo mío, pero estos neófitos de escenario supieron configurar perfectamente el equilibrio entre versiones y temas propios y me pusieron los pelos de punta con “Alison Hell” de Annihilator. Destacar la flipante guitarra que portaba la fémina guitarrista del grupo, una Xplorer Clockwork con un finalizado perfecto y llamativo, combinado con calaveras y engranajes. Su otro tema propio fue “Born To Be Coward” y les valió para que mucha gente preguntase por su merchan cuando acabaron.

Una pequeña pausa y tras 364 días volvían los demonios a resurgir de las llamas, volvían Demonik. La sala estaba un poco menos llena que la anterior vez a mi parecer, pero los nervios, el calor, la euforia de la gente por ver salir a estos 5 chicos eran tantos que parecía que los latidos de los corazones llenaban el resto de la sala. En este fin de gira, contaron con Arturo al bajo (recordemos que Rochy ha sido baja en los 3 últimos conciertos), y una D de cartón enorme pegada en el bombo presidía la escena. Aparecieron con ganas de encendernos a todos y el público aplaudió, silbó y sus ojos se llenaron de ganas de querer saltar con el resto del cuerpo.

Nada más empezar, comenzamos a tararear “Bala Tras Bala”. Impactante la energía de estos chicos y el cambio radical que les produce el escenario. De nuevo vimos mejoras en las cuerdas y una magistral batería. Fue un bolo distinto al anterior, quizás con menos fuerza sonora pero con mucha más energía y potencial en el movimiento de todos sus componentes. El más nuevo parecía el segundo al mando, una cara sádica y maligna que sonreía maliciosamente a todos los asistentes. A veces desprendía un poco de lentitud a la hora de tocar, como esperando el momento justo de enloquecernos a todos con sus piruetas, pero para ser nuevo, tela lo bien que toca este muchacho, poniendo de relieve con pocos fallos una compenetración máxima con sus compañeros. Hasta se arrodilló en el escenario para que el público pudiera tocar su humeante bajo.

Por su parte, Víctor, sigue ostentando esa precisión impoluta a las cuerdas finas y, sorprendentemente para bien, fue más ameno y estuvo más suelto en el escenario, dejando salir los nervios y marcándose a veces poses que asombraban. Ferozmente sexy, la verdad es que la puesta en escena fue un punto a favor de este magistral guitarrista. Daba igual que fuera “En La Oscuridad”, “Mi Ira” o “Visión” la que sonaba, el público se sabía todas.

A Hugo, el otro guitarrista, también le note más seguro, más cercano al público y con menos timidez. Era su noche, la noche de los demonios y él lo sabía. Si tuvo algún fallo fue al único que no se lo noté, sinceramente.

Sorpresas tuvimos varias, entre ellas que estallaran dos “cohetes” de confeti, que soltaran un globo enorme que tras pasar de un lado a otro a manotazos terminó explotado o que Jesús se bajase a formar parte del pogo con los demás. También pudimos observar cómo José se tapaba los ojos y tocaba una canción sin ver. Lo de este batería es tremendo, aconsejo no perdérselo en directo con Demonik, ya que saca toda su fuerza interior para dar pegadas a su instrumento crujientemente salvajes.

Después de un incontestable show por parte de una de las bandas más prometedoras de nuestro panorama, la pregunta flotaba en el aire: ¿Qué le depara este 2015 a los demonios de Madrid?

Texto y foto: Caperucita Rock

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

  • http://angelusapatrida.com Juandie

    Tanto DEMONIK con su thrash metal como SHATTERED ROOTS con sus versiones metaleras brindaron una gran noche en una sala mitica como la EXCALIBUR madrileña que poco a poco va tirando hacia delante y llevando a muchas y buenas bandas de nuestro país!!!

  • https://www.facebook.com/pages/Caperucita-Rock-RADIO-Y-BLOG/616656698354286?fref=ts Caperucita Rock

    Si bueno, la verdad que pobre Excalibur, podria volver a ser un referente no solo de conciertos si no tambien de fiesta, pero bueno al menos no cierran del todo la puerta