leyendas del rock
metal paradise
puenterock2020
isabel marco
inspector harry
dru
catstrike
Anightofblackstars
barbarablack
amyjo
The Apollardaos
graspop

CRÓNICA DEL GRASPOP METAL MEETING 2015

25 junio, 2015 12:34 pm Publicado por  4 Comentarios

19, 20 y 21 Junio 2015, Dessel (Bélgica)

Dos décadas ya de Graspop Metal Meeting, el festival metalero más grande de Bélgica y de los de mayor asistencia en Europa. Veinte años tiñendo de negro durante tres días la pequeña localidad de Dessel; veinte años de carteles de infarto; veinte años de peregrinación para miles de festivaleros dispuestos a desconectar de todo y pasárselo en grande en la gran explanada del Parque Stenehei. Veinte años que celebrar este 2015 con un cartel de auténtico lujo. Aunque si bien el cartel era casi calcado al de Hellfest, y coincidiendo el mismo fin de semana, nada impidió que, por ejemplo el sábado, se colgara el cartel de Sold Out y hubiera una asistencia, como cada año, masiva.

El jueves el festival abría sus puertas sólo durante la tarde-noche y con los accesos cerrados a los escenarios principales para ir calentando motores con bandas tributo y ganadoras de concursos para poder tocar en alguno de los privilegiados escenarios de Graspop.

Entre otros, vimos a los locales Dio Legacy, que lograron congregar en esa descomunal carpa violeta llamada Marquee, a bastantes cientos de personas para disfrutar del legado del gran Ronnie James Dio, esta vez encarnado en la voz del gran Marcos Rodriguez. Y es que el parecido con la voz del gran Ronnie es asombroso. El setlist estuvo compuesto entre otros por “Kill the king”, “We rock”, “Man on the silver mountain” o “Holy Diver”.

Seguidamente tocarían The Art Of Pantera o Up The Irons, los cuales hicieron un conciertazo versionando a la dama de hierro. Tocaba descansar para afrontar tres días de auténtico infarto.

Viernes 19

El viernes estrenaban el Marquee los alemanes post-blackmetaleros Der Weg Einer Freiheit, los cuales ya vimos hace poco en la península teloneando a Downfall Of Gaia.

intgraspopPoco público a las doce del mediodía (a algunos se les juntó la noche con la mañana) aunque, aun así, no fue escaso el público que se acercó a verles. Y es que una cosa está clara: en los festivales de esta envergadura todos los grupos tienen su público y no poco. Pura estadística.

Abrieron como están haciendo desde la edición de 'Stellar' con “Repulsion” y a partir de ahí fueron desarrollando su personal visión musical a caballo entre el shoegaze y el black metal al más puro estilo Dissection. Espectacular sonido y juego de luces, que predominaría durante todo el festival. Temas extensos con largos desarrollos y una calidad técnica y compositiva que hacen de Der Weg Einer Freiheit una banda muy a tener en cuenta dentro del panorama más extremo.

Con sólo dos EPs y un disco en el mercado, Avatarium han logrado copar la atención de la prensa internacional con su disco debut 'Avatarium' y es que no es para menos, ya que su formación la componen entre otros el bajista y fundador de Candlemass Leif Edling; su mujer Jennie-Ann Smith ( voz ) o el genial guitarrista Marcus Jidell (ex-Candlemass, ex-Royal Hunt, Soen, etc, etc...). Lo de Avatarium es un rock-stoner-doom de corte ocultista donde la rasgada y potente voz de Jennie hace de hilo conductor. Por no hablar de las pesadas pero contagiosas melodías de guitarra que hacen estremecerse al oyente con una pasmosa facilidad. Increíble experiencia la de ver a esta gran banda ovacionada durante largos minutos una vez finalizado el show.

Tras Avatarium, turno en el Marquee para ver a los belgas Aborted, presentando una vez más su bestial 'The Necrotic Manifesto'. Mucha expectación para disfrutar del más salvaje Death Metal. Como punto clave, este fue el bolo dónde empezamos a ver los primeros circle pits. Cayeron entre otras “Parasitic Flesh Resection”, “Fecal Forgery” o “The Extirpaton Agenda”.

Nos desplazamos una vez más a la impresionante Metaldome para ver a los australianos Ne Obliviscaris, que hicieron uno de los mejores conciertos del festival. Lleno absoluto para presenciar a uno de los grupos de los que más se está hablando, y no es para menos. Tres temas de 'Citadel' ( 2014 ) y uno de 'Portal of I' ( 2012 ) fueron los que compusieron el set elegido para Graspop. Una auténtica lección de metal extremo progresivo abusando sobremanera con una técnica excepcional, violín incluido, en una actuación que dejo sin aliento a todos. Ne obliviscaris están en otra liga y lo demostraron delante de un público entregadísimo.

Mientras vemos de fondo a Heidevolk en el Jupiler Stage, nos dirigimos a ver a los suecos Evergrey, que basaron su setlist en su último 'Hymns For The Broken' ( 2014). Muy buena actuación de estos veteranos, que dieron una elegante lección de heavy metal progresivo. Todo un portento vocal el de Tom Englund que hizo lo que quiso. Simpáticos, entregados y muy cercanos. Mucha clase en escena la de Evergrey. Tras su elegancia daban las 20:45, hora marcada por muchos en fluorescente en la hoja de horarios para ver uno de los platos fuertes de la jornada del viernes.

Lacuna Coil

Lacuna Coil

My Dying Bride son asiduos en Graspop, pero no de los pirineos hacia abajo, así que nos dimos cita con la banda Doom por excelencia, teniendo que sacrificar inevitablemente a Samael, que tocaban a la misma hora en el Metaldome. Una enorme lona con la portada de 'A Map Of All Our Failures', del que por cierto ni se acordaron, ocupaba por completo toda la parte trasera del enorme escenario. Los de Staffordshire son una caja de sorpresa en directo y nunca sabes con qué temas van a sorprenderte, así que esta vez la elegida para abrir su hora y diez minutos de melancolía musical fue “ Your River” a la que siguió “The Songless Bird”, también de aquella obra maestra llamada 'Turn Loose The Swans' ( 1993 ). Aaron Stainthorpe, sumido en su propia miseria, se retorcía tema tras tema, haciéndonos cómplices de su dolor y provocándonos un nudo en la garganta viendo cada una de sus reacciones mientras Andrew y Calvin a las guitarras desencadenaban melodías de las que nadie pudo escapar. “Catherine Blake” no ayudó nada a recuperarnos, hundiéndonos psicológicamente aún más en nuestro pesar.

“Turn Loose The Swans” y “ She Is The Dark” dieron paso al buque insignia de la banda, que no es otro que “ The Cry Of Mankind” donde Aaron acabó compungido en el suelo, a tiempo Lena Abé seguía impasible con su linea de bajo; Calvin haciendo lo propio con la inconfundible melodía sin fin de guitarra; Andrew hablando literalmente con la suya y Dan Mullins tras la batería. Todos ellos conformaban la banda sonora perfecta para un suicidio.

Curiosa y extraña elección la de la banda para finalizar su concierto y es que eligieron temas procedentes de EPs y singles como fueron “The Thrash Of Naked Limbs” y la más extraña de ver en directo como es “ God Is Alone”. Crudeza y dureza a la par para dar punto y final a esa experiencia que es ver a My Dying Bride en directo.

Con el nudo en la garganta aún tiempo para cenar algo soso y caro. Mientras, In flames descargan en el Main Stage 2.

Kiss como vienen haciendo desde hace tiempo, no hicieron su mejor concierto, pero por otro lado no se puede negar que fuera un espectáculo visual y pirotécnico como nadie hace en el mundo. Plataformas que elevaban a decenas de metros a Gene Simmons y Paul Stanley, pantallas descomunales con proyecciones exageradas, cascadas de fuego, vuelos en tirolina sobre nuestras cabezas, vómitos sangrientos, postureo exacerbado, etc.. En resumidas cuentas, todo lo que un seguidor de la banda quiere ver. Aunque el ritmo del concierto entre tema y tema sea más lento de lo que uno espera o aunque los discursos de Paul te enfríen abrumadoramente y su garganta escupa más gallos de lo permitido, da igual. Es Kiss. Son los cabezas de cartel y había que verlos aunque coincidieran con Ihsahn ( suerte del Be Prog!).

No faltaron “Love Gun”, “Deuce”, “Creatures Of The Night”, “Black Diamond” o “ I Was Made For Lovin´ You”. Buen show de Kiss pero con sabor agridulce.

Sábado 20

Unos problemas en el acceso al recinto hizo que no pudiéramos ver a los israelís Orphaned Land inaugurar el Marquee en la jornada del Sábado, que se preveía nublada y con alguna tímida lluvia como ocurrió durante todo el festival. Meteorología y logística aparte, nos consta que Orphaned Land hicieron un show convincente y muy parecido al que hicieron a su paso por nuestro país cuando hace pocas semanas telonearon a los alemanes Blind Guardian. Las caras de la gente al salir del Marquee así lo confirmaban.

Tras el metal oriental de Orphaned Land, también en el Marquee le tocaba el turno a lo que queda de Morgoth. Ahora con Jagger (Disbelief) a la voz y la mitad de la banda prodecente de otras bandas. Los alemanes, que en los noventa llegaron a alcanzar un moderado éxito en el circuito death metalero, abrieron con “Sold Baptism” tema de su obra más reconocida como fue 'Cursed' (1991) y del que también tocarían “Isolated” y “ Body Count”. Tambien hubo tiempo para presentar 'Ungod' (2015), “Resistance” del 'Odium' (1993) y “Burnt Identity” de 'The Eternal Fall' (1990).

Los siguientes en destrozar el Metaldome y dar uno de los conciertos más salvajes del sábado fueron los noruegos Shining. Potentísima descarga que puso patas arriba la carpa abriendo directamente con un puñetazo en toda la boca como es “I Won´t Forget”. Abuso total por parte de la banda que nos dejó prácticamente ciegos ante la cantidad de focos abrasivos que interactuaban a la par junto al enfermizo repertorio de los noruegos.

Jorgen es un animal de directo y tanto le da destrozar su garganta en “The Madness And The Damage Done” o pulverizar su saxofón en “The One Inside”. Una apisonadora en toda regla que puso el listón muy alto.

Era la hora de los death metaleros Vallenfyre en el Marquee. Cervezas en mano y con un pasotismo palpable, salieron al escenario los ingleses con Greg Mackintosh (Paradise Lost) a la cabeza.

Greg cumplia 45 años y se ve que lo llevaban celebrando desde hacía un rato. No dejó de hacer comentarios con su macabro sentido del humor, vaticinando incluso la muerte de algunos espectadores de las primeras filas. Humor negro aparte, gran descarga de death metal de la vieja escuela con un Greg mucho mejor a la voz que en ocasiones anteriores, desgranando temas en su mayoría de su último disco de estudio 'Splinter' ( 2014 ). Mención especial al bueno de Hamish Glencross (ex-My dying bride) al que es un gusto ver siempre en directo con su delicada técnica a las seis cuerdas. Conciertazo sin concesiones.

Alice Cooper

Alice Cooper

Los italianos Lacuna Coil en el Metaldome dieron uno de los mejores conciertos que hemos visto de ellos en los últimos años presentando 'Broken Crown Halo'.

Cristina Scabbia y Andrea Ferro movieron al público a su antojo llevando el peso del show en todo momento. Bajo la atenta mirada de su marido Jim Root (Slipknot) y Dani Filth (Cradle Of Filth) entre bambalinas, la italiana demostró estar en un estado de forma pletórico, derrochando voz a borbotones en temas como “Trip The Darkness”, “Our Truth” o la bien recibida versión de Depeche Mode “Enjoy The Silence”.

Tras la dosis de gothic metal por parte de los italianos, nos acercamos al Main Stage 1 para ver a unos tipos que han logrado, entre otras cosas, que el vídeo clip de “Wrong Side Of Heaven” sea visto en Youtube por más de 31 millones de personas. Mucha imagen de duros, mucha publicidad, mucho dinero invertido en vídeos que parecen super producciones de Hollywood, pero que en Graspop no lograron convencer.

Problemas de sonido y sobre todo una actitud desganada por parte de la banda, hicieron que Five Finger Death Punch fueran a Bélgica a cumplir y punto.

Todo lo contrario a lo que nos ofreció Don Vicent Damon Furnier o lo que es lo mismo, el señor del Shock Rock, Mr Alice Cooper, que a sus 67 años sigue teniendo la misma chulería que cuando tenía veinte y sigue ofreciendo espectáculos únicos y divertidos como pocos saben hacer. No faltó nada de lo que esperábamos de su espectáculo; la camilla dónde Alice se convierte en un gigantesco Frankenstein, lanzamiento de collares, Cooper asesinado por su diabólica enfermera, decapitaciones, escapismos, camisas de fuerza y hasta resurrecciones....

Una banda impresionante tras él, con la rubia Nita Strauss como guitarrista principal (la cual participa activamente en los números que Cooper realiza), es el colofón a una compañía teatral andante que sigue poniendo los pelos de punta con temas como “School´s Out”, “No More Mr. Nice Guy”, “Hey Stuppid”, “Feed My Frankentein” o “Poison” entre otros.

Judas Priest fue otra historia. el show de los ingleses fue flojo, con un Rob Halford vocalmente justito para llegar a muchos de los temas y donde los guturales ( quien le ha dicho que los haga? ), no pegan ni con cola. Quien ha visto a Judas y quien los ve...

El plato fuerte para cerrar la jornada del Sábado en el Main Stage 1 eran los americanos Slipknot, dónde miles de jóvenes y no tan jóvenes se congregaron para ver la descarga de estos super ventas capitaneados por Corey Taylor. Al igual que en el show de Kiss, no faltaron fuegos artificiales, pantallas descomunales y, en los laterales, plataformas elevadoras que alzaban hasta el cielo de Dessel a los percusionistas de la banda.Visualmente espectaculares, musicalmente, va a gustos...

At The Gates cerraban el Marquee el sábado con su death metal sueco generando uno de los pogos más bestias que se pudo ver en el festival, acabando más de uno en el puesto de la Cruz Roja con alguna que otra herida.

Domingo 21

Última jornada de festival y un ambiente de despedida se respiraba en el ambiente. Muchos se marchaban a sus lugares de residencia bien temprano, mientras otros agotábamos hasta el último día de festival.

Motörhead

Motörhead

Con algo menos de público, y más comodidad a la hora de moverte por el festival y acceder a los escenarios, nos disponemos a ver a los ingleses Winterfylleth, que en el Marquee hicieron un conciertazo de pagan black metal digno de recordar. Los de Manchester hicieron en su escueto setlist un repaso a su todavía reducida discografía, haciendo hincapié en su último trabajo de estudio 'The Divination Of Antiquity' (2014). Un lujo poder ver a esta banda, cada día más reconocida por medios y público.

Los surfers metaleros Parkway Drive en el Main Stage 2 hicieron las delicias de los que aman el crowd surfing, los pogos, circle pits, walls of death y cualquier forma humana de destrozarte los huesos de tu cuerpo a base de patadas y empujones. A pesar del exceso de hormonas, fue un conciertazo en toda regla con versión del “Bulls On Parade” de Rage Against The Machine incluida.

Ensiferum en el Marquee estuvieron bastante más aceptables que en la pasada edición del Eindhoven Metal Meeting, donde el sonido les jugó una mala pasada, cosa que en Graspop es prácticamente imposible. Los finlandeses tiraron de su recién estrenado 'One Man Army' (2015), disco que a pesar de llevar poco en el mercado, era más que conocido por el público que se acercó a verles.

Seguidamente saldrían a escena los griegos Septicflesh con el imponente Seth Siro como maestro de ceremonias y su traje, dejando al aire los músculos de su torso. Como vienen haciendo desde hace tiempo, los temas elegidos para Graspop son los contenidos en el último 'Titan' (2014), el aclamado 'Communion' (2008) y el increíble 'The Great Mass' (2011).

Como ya es sabido, la banda en directo lleva todo el peso orquestal pregrabado (aspecto que le quita credibilidad), aunque aún y así lo compensan con la brutal voz de Siro y, sobre todo, con el magnífico trabajo de Kerim “Krimh” tras la batería. “Communion”, ”Pyramid God”, “Anubis” o la fantástica “Prometheus” fueron parte del repertorio de los griegos.

No nos movemos del Marquee para ver en directo el show especial del 20 aniversario del 'Tales From The Thousand Lakes' de los fineses Amorphis. Como su nombre indica, los de Helsinki interpretaron de principio a fin el disco que les hizo ser conocidos mundialmente allá por el año 1994. Como el propio Tomi Joutsen (ahora sin rastas) dijo, es increíble cómo se recuerda al Tales después de tanto años y las reacciones que provocan sus temas aún en directo. Una interpretación exacta por parte de la banda, a la que añadieron “Vulgar Necrolatry” de su primer 'The Kharelian Isthmus' ( 1992 ) y “My Kantele” del fantástico 'Elegy' (1996).

Scorpions

Scorpions

Nos da tiempo a ver algunos temas de Motörhead con un Lemmy desgraciadamente cada vez más apagado y con la voz muy debilitada. La responsabilidades en este caso para suplir la falta de garra y entrega de Lemmy caen sobre el gran Mikkey Dee y Phil Campbell, quienes muy profesionalmente lograron salvar los muebles en un show con auténticos clásicos, pero que quedaron deslucidos por el frágil estado de salud del señor Kilmister. No queda más que desearle una mejoría y volver a verle en mejores condiciones.

El show de Scorpions fue una lección magistral de veteranía y saber hacer. Cincuenta años sobre los escenarios y sus temas siguen sonando frescos, sus directos enérgicos y su entrega envidiable. La voz de Klaus Meine sigue siendo la misma, Rudolf Schenker y Mathias Jabs parecen haberse comido a un chaval de veinte años cada uno y Kottak...Kottak es de otro mundo.Impresionante despliegue audiovisual para aderezar un show ya de por si musicalmente electrizante. Show repleto de clásicos dónde hubo cabida para solos de guitarra, de batería y hasta un mini set acústico. Simplemente espectaculares.

Durante el show de los alemanes nos escapamos unos minutos para ver a Cradle Of Filth en un Marquee a reventar, que estaba disfrutando de temazos como “Born In A Burial Gown”, “Cruelty Brougth Thee Orchids”, “Her Ghost In The Fog” o “From The Cradle To Enslave” Directazo de una banda que ya dijo lo que tuvo que decir hace años, pero que todavía defiende dignamente su legado, aunque sea cambiando de formación a cada disco.

Y como broche de oro, tanto Main Stage 2 como la banda (técnicos incluidos) se vestían totalmente de blanco, con enormes jardineras repletas de flores, para despedir a un Graspop al que le quedaban minutos de vida.

Lo de Mike Patton es de otro mundo. Nadie en el mundo es capaz de hacer lo que hace este hombre tanto compositivamente como en directo. Amenaza, intimida, provoca, pero gusta.

Un despropósito musical el de Faith No More, a los que parece no haberles afectado el enorme parón musical hasta editar su reciente 'Sol Invictus'. Una hora y cuarto de auténtica sobrada musical para demostrar por qué Faith No More fueron y serán siempre grandes. Posiblemente el mejor concierto de todo el festival.

Faith No More

Faith No More

Así acababa la edición número veinte de un Graspop, con un cartel de infarto dónde triunfaron bandas pequeñas y fracasaron algunas de consagradas. Pero sobre todo donde miles y miles de personas de todo el mundo convivieron sin ningún problema disfrutando de su música favorita. Personas que ahora, lo único que piensan es que ya queda menos para el 2016.

Texto: Jero García
Fotos: Irene Díaz Soto

Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

  • Juandie says:

    Extensa e interesante crónica de la que he disfrutado leyéndola sobre uno de los mejores festivales metaleros del viejo continente como es el GRASPOP METAL que cumple nada menos que 20 años.Y aunque para dicho aniversario hayan rellenado un cartel de infarto parece ser que bandas como JUDAS PRIEST,MOTORHEAD,KISS,FIVE FINGER DEATH PUNCH,etc...dejaron un mal sabor de boca en el país belga.Sin embargo formaciones como CRADLE OF FILTH,SCORPIONS,SEPTICFLESH,SLIPKNOT,ALICE COOPER,AMORPHIS,etc...sobresalieron entre las demás.La única pega que le pongo a dicho festival es la actuación de esos cada vez más viejos "faith no more" con ese "espectáculo" tan PATÉTICO que montan desde que se reunieron hace unos años.Se piró JIM MARTIN al igual que la caña cuando eran unos verdaderos rockeros alternativos y más viendo el conciertazo de aquel año 1990 año en LONDRES como DVD cuando realmente esos si que eran FAITH NO MORE y no esta ESTAFA!!!

  • dudu says:

    solo una pequeña errata. la guitarrista de Alice Cooper ya no es Orianthi. es Nita Strauss de las The Iron Maidens.

  • metal91 says:

    Joer noticias malas las de Judas...Aunke en otros festivales si han tokado de lujo x lo ke dicen las crónicas... Espero ke para su concierto de Madrid se pongan las pilas!!! Ke vale una pasta la entrada..

  • Juandie says:

    El único que flojea en los JUDAS PRIEST es ROB HALFORD ya que el resto hacen su papel como tienen que hacerlo.Hay que canciones de los PRIEST en las que HALFORD lleva años que no da en el clavo en especial PAINKILLER!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.