kelevra
Gernika Fest
adamantia
duro
fantactels
wrathnoise
four trips ahead
bow
aie
Deskarria2
escuela de rock de palencia
tridente
láudano
reciclaje

Crónica de Scorpions + Medina Azahara + Sabaton: Magia

5 julio, 2016 11:34 am Publicado por  4 Comentarios

Plaza de Toros “Los Califas”, Córdoba.

Se cumplieron con creces todos los pronósticos que apuntaban a que el mercurio iba a superar los 40 ºC en la jornada prevista para la celebración del concierto de Scorpions, enmarcado dentro del 36º Festival de la Guitarra de Córdoba. Los allí presentes recordaremos por siempre la excelencia del evento, pero también la tortura que supuso el sofocante y asfixiante calor que soportamos…

La picadura del escorpión y el embrujo de una ciudad.

A las 19:45, con el graderío casi lleno y más de un tercio recibiendo aún de pleno al castigador Lorenzo (al igual que poco menos de la mitad de la arena), y tras sonar una versionada “In the Army Now” de los Quo, aparecían en escena Sabaton con sus atavíos rockero-militares para descargar una decena de hímnicos temas que fueron aplaudidos y coreados especialmente por un buen puñado de incondicionales que se encontraban a pie de escenario.

Joakim Brodén se marcó extensas parrafadas entre tema y tema destacando un ”De puta madre caliente” que, como diríamos por tierras andaluzas, sería “Jase un caló pa´morirse a chorros”. Por otra parte, el frontman de los suecos, guitarra en mano, hizo un amago del “Smoke on the Water” y silbó un fragmento del “Wind of change” de las estrellas de la noche para introducir un “To Hell and Back” muy bien acogido.

El quinteto gozó de un sonido correcto que fue mejorando a medida que la actuación  avanzaba, aunque se ensombrecería tras todo lo que vendría después. Aún así convencieron  con trallazos del calibre de “The Art of War” o su tema insignia “Primo Victoria”, con el que cerraron su breve actuación de 45 min.

sabaton-directo-mad

Sabaton

Con puntualidad británica a las 21:00, y prácticamente con sombra en toda la plaza (aunque no por ello con menos calor), llegaba el turno de la banda insignia de la música cordobesa. Medina Azahara se encargaría de “seguir calentando el ambiente”, nunca mejor dicho, ante un público que les recibió en su ciudad como ellos se merecen: por todo lo alto. Fueron directamente al grano defendiendo un repertorio de lujo con temas que son auténticos himnos en su dilatada carrera. Los de Manuel Martínez comenzaron con “Aprendimos a vivir” precedida de un fragmento de “Necesito respirar”, para encadenar con “Palabras de libertad”, “Hay un lugar” y “No quiero pensar en ese amor”, la cual incluyó guiño en la intro al “Show Must Go On” de Queen, así como retazos de “Hacia ti” de su primera obra homónima de finales de los ’70s.

Especialmente emotiva resultó “Córdoba”, coreada por un público entregadísimo que prácticamente abarrotaba la plaza. Visiblemente emocionados por el momento que estaban viviendo y muy orgullosos de su trayectoria anuncian “Paseando por la Mezquita” que puso a todo el mundo a gritar y saltar, y para rematar la faena tres históricos temas: “Velocidad”, “Necesito Respirar” (ahora ya si completa) y “Todo tiene su fin”, que complementan con la presentación de los musicazos de la banda cordobesa entre melodías del “Jump”, “My Sharona”, “The Trooper” o “Maniac”, entre otros clásicos.  Inmensos Medina demostrando que son profetas en su tierra y lo mejor… tienen cuerda para rato.

medina-web-scorpions

Medina Azahara al finalizar su concierto. Foto (Córdoba): Medina Azahara

Media hora por encima de lo previsto (23:00) caía el telón con la corona que ilustra la última obra discográfica de los alemanes Scorpions ‘Return to Forever’. Entre sonidos de sirenas salen a por todas con “Going Out With a Bang”, la cual deja intuir desde el primer momento que el evento va a ser algo grandioso. El montaje escénico tanto de luz, sonido y producción es espectacular, con pantallas laterales y una central que proyectan imágenes sin cesar tanto del show y sus protagonistas, como pregrabadas muy acordes con cada canción. El amplio escenario acoge también una gran plataforma para el recientemente incorporado batería Mikkey Dee (ex-Motörhead).

Salvo en los primeros temas, el sonido fue impecable. Sucedió algo similar con la voz de Klaus Meine. Aunque en un comienzo se la veía un tanto cansada, fue cogiendo fuerza manteniendo un buen tipo pese a su avanzada edad, gracias, en parte, a los pequeños descansos instrumentales. Sin duda, su timbre y personalidad a la hora de interpretar son únicos, consiguiendo erizarnos la piel más de una vez.

Con la bandera española como fondo y las siluetas del combo teutón suena atronador “Make It Real” tras la cual el diminuto frontman soltó un “Amazing heat” que le salió del alma (traducido en mi tierra como “Jase un caló que te c…”). Le sigue “The Zoo”, una autentica apisonadora que con su machacón riff y el talkbox de Matthias Jabs hace temblar los cimientos de la Plaza de los Califas, llevando al respetable al éxtasis total.

Tras el tempranero “Coast to Coast” nos dejan un medley de clásicos de la etapa Uli Jon Roth que identificaron solo los más veteranos y acérrimos seguidores de la banda, con cortes como “Top of the Bill”, “Steamrock Fever”, “Speedy’s Coming” o “Catch Your Train”. Los efluvios de ‘Tokyo Tapes’ volvieron a emerger. La actualidad vuelve con un vigoroso  “We Built This House” que desemboca en el instrumental “Delicate Dance” comandado por Jabs y en el que le acompaña un guitarrista de apoyo con una SG en ristre.

Scorpions-mad

Scorpions

Llegados a este punto nos adentramos en la parte más intimista y sensiblera de la velada: un set acústico encabezado por “Always Somewhere”, enlazado con “Eye of the Storm y “Send Me an Angel”, que desemboca con un emotivo y coreadísimo “Wind of Change”. La audiencia a estas alturas esta rendida a los pies de los escorpiones. Es a partir de este momento cuando el show se rockeriza a tope con temas del calibre de “Rock ‘n’ Roll Band” y el demoledor “Dynamite”. Tras esta “explosiva” descarga, el protagonismo recae en Mikkey Dee y su solo de batería, que dejó atónito a un público que alucinó al ver como su batería se elevaba aún más de lo que ya lo estaba; asistimos a una autentica orgía de estruendosos sonidos y sincronización de proyecciones y luz absolutamente ESPECTACULAR. Fue entonces cuando se produjo el momento más mágico, único e irrepetible del concierto. A medida que descendía la batería, aparecieron en escena tres bailaoras y un bailaor flamencos que, al son que marcaba el rubio percusionista, se marcaron un baile de la tierra, taconeo incluido que creo que nadie, ni en el más recóndito de sus pensamientos, hubiera imaginado. Difícilmente descriptible, sin palabras… hay que vivirlo, y ese privilegio nos lo llevamos los allí presentes. La ovación es descomunal, y por si todavía no teníamos suficiente, irrumpen con fuerza “Blackout” y sin tregua “No One Like You” y “Big City Nights” para encarar la recta final. La banda se despide entre un semi perfect spanish “Gracias, Córdoba, Andalussia” por parte del carismático cantante.

Tras unos minutos de incesante jalear “Oe, Oe” junto a las palmas cordobesas características, Scorpions vuelve al escenario para interpretar “Still Loving You”… pero la flying V de Rudolph Schenker no suena. El problema fue solucionado al instante, permitiendo que el público coreara el tema al unísono. Coronaron la noche con una imprescindible “Rock You Like a Hurricane” que deleitó a una plaza llena hasta la bandera.

Hace unos años Scorpions hablaba de retirarse. Al final aquello se quedó en una mentirijilla de marketing…  o en algo real. Y es que puede que sencillamente se resistan a decir adiós cada noche tras comprobar el estado de forma en el que se encuentran. ¡Es impresionante disfrutar cómo se conserva y se mueve Rudolf a sus casi 68 años! Sea como sea, los seguidores de la banda venidos desde diferentes puntos de la geografía, especialmente andaluza, disfrutamos de una noche inolvidable y única en la mágica ciudad de Córdoba.

Texto: Juan Carlos Sánchez Sánchez-Cañete
Fotos (Madrid): Alfonso Dávila

Redacción
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.