Madness 2
gusylosimpostores
dobleesfera
omniatransit
reinodehades
mrgoliath
emgrace
azrael
bronco
marionettes
puenterock
noctambul
kingaspo
rulo
strangers
graspop

Crónica de Los Zigarros + Vurro: Nicotina de rock and roll

12 diciembre, 2016 3:07 pm Publicado por  Deja tus comentarios

La Riviera, Madrid.

En estos tiempos del rock, en los que las bandas llena-estadios se llevan la parte más suculenta del pastel y dejan las migajas para que los grupos locales se peleen por captar la atención del espectador en salas de pequeño aforo, hay unos muchachos de Valencia que han dado un puñetazo en la mesa para invertir esta tendencia.

Los Zigarros, con apenas cinco años de existencia y dos álbumes en el zurrón, consiguieron poner la Riviera patas arriba el pasado viernes a ritmo de rock and roll. A modo de aperitivo contamos con Vurro, una excentricidad y curiosidad musical disfrazada de hombre orquesta que, con un cráneo de vaca en su cabeza, es capaz de tocar varios instrumentos a la vez. El enigmático músico es capaz de tocar los teclados y la batería a la vez, golpeando los platos con los cuernos con el objetivo de facturar un rock and roll enérgico y furioso. Nos recordaba al músico americano Rob Log III, que pudimos ver en el Sweden Rock y en el Leyendas del Rock. Él también se lo comía y guisaba todo, saliendo con un casco de motorista y el auricular de un teléfono antiguo pegado en el mismo. En poco más de media hora y ante la sorpresa de los asistentes, Vurro nos ofreció su original propuesta, culminada con su “Vurro’s Boogie”, corte jaleado por parte de los asistentes.

vurro-directo-la-riviera

Vurro

Pasados cinco minutos de las nueve de la noche, Los Zigarros ponían los pies en el escenario de una sala prácticamente llena. Los primeros acordes de “Baila conmigo” nos engancharon y nos metieron el ritmo en el cuerpo: sensación que ya no nos iba a abandonar hasta el final. Ovidi Tormo (voz y guitarra) situado en la parte central, junto a su hermano Alvaro (guitarra), Nacho Tamarit (bajo) y Adrían Ribes (batería), nos brindaron una noche inolvidable. Para algo Ovidi calificó el bolo como “El concierto más importante de nuestra carrera”. Carrera corta, pero brillante.

“A todo que sí”, el tema que da título a su flamante segundo álbum, vendría después, para continuar con “No obstante lo cual”, con un riff inicial claramente deudor del “It’s a Long Way to the Top (If You Wanna Rock’n’Roll)” de AC/DC. Recordemos que Ovidi y Álvaro abrieron los conciertos de la gira española de la banda australiana en 2010 con su banda anterior Los Perros del Boogie.

Tras “Desde que ya no eres mía” y “Voy hacia el mar” apareció el primer invitado de la noche, el teclista Mauro Mietta (Tequila, Ariel Roth) en la contagiosa e interrogante “¿Qué demonios hago yo aquí?”. El segundo fue Ángel Vera, que tiró de armónica para reforzar otro tema muy enérgico como “Cayendo del agujero”. En ningún momento bajaron el ritmo del concierto, con temas muy directos como “Odiar me gusta”, “Resaca” o la balada “Tras el cristal”, un corte que hacía tiempo que no tocaban en directo pero que entró en el repertorio por petición popular.

ovidi-los-zigarros-la-riviera

Ovidi Tormo (Los Zigarros)

Con “Ya me olvidé de tí” y “Tendrías que haberla visto bailar”, dos medios tiempos, cogieron un poco de aliento para afrontar el resto de la actuación. Tras el grito de “viva el re menor” por parte de Ovidi, llegaron los aires pop de “Como un puñal”, desde su estructura, hasta los coros. En “¿Qué harás amor?” regresó Mauro a los teclados, para continuar soltando adrenalina con “Voy a bailar encima de ti”, en una onda a lo Jerry Lee Lewis de “Great Balls of Fire”. Su tema más espídico y veloz de raíces ramonianas, “Suena rock and roll”, desató la histeria colectiva entre una audiencia que no paraba de moverse y agitar la cabeza de una lado a otro en pleno éxtasis. Mirábamos a ambos lados y veíamos un público muy joven entregado plenamente a la causa, coreando sin descanso cada canción.

Nos encaminábamos hacia el final de la actuación y cortes como “Contra la pared” o “Antes de los muertos” nos incitaban a mover los pies y bailar, con esos ritmos tan pegadizos marca de la casa. Para la magnífica “Tenía que probar”, y después de un guiño a Metallica con un pequeño riff, contaron con la presencia de Carlos Tarque, gran amigo de la banda desde los tiempos de los Perros del Boogie. Se despidieron momentáneamente con otro pelotazo sonoro como fue “Hablar, hablar, hablar…”, una canción que da mucho juego en directo para meterse al público en el bolsillo.

alvaro-los-zigarros-riviera

Álvaro Tormo (Los Zigarros)

Volvieron, tras un pequeño descanso, con más rock and roll de aires clásicos. Tras brindar con un chupito saltaron con “Dispárame”, dejando para el final “Dentro de la ley”, el temazo más reconocible de su segundo trabajo. Para rematar la faena, salieron todos los invitados de la noche: Mauro, Ángel, Tarque, Iván “Chapo” González y Tony Jurado, bajista y batería respectivamente del primer disco de la banda, en un gran fin de fiesta. Tampoco se olvidaron de mencionar a Carlos Raya, que ha sido el productor de sus dos exitosos discos. Dos horas de concierto, veintidós canciones y una sala entregada y rendida que salió muy contenta y satisfecha del show que habían visto, no hacen más que ratificar a una banda como Los Zigarros. Aunque ellos se resten importancia, se postulan como claros abanderados para recoger el testigo que Tequila nos dejaron, y del que Burning apura sus llamaradas.

Texto: José Luis Martín
Fotos: Alejandro García

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.