Madness 2
leyendasdelrock
Taken
evildog
Tequila

Crónica de Koakzión + 13segundos + Derruido: Una confirmación y dos bautizos

8 junio, 2016 11:41 am Publicado por  1 Comentario

Sala Hebe, Madrid

Llevamos unos findes saliendo por las salas de conciertos de Madrid, viendo la escena que nace, investigando el futuro, apoyando el presente y añorando el pasado.

El pasado viernes volvíamos al Hebe, a la barra del barrio, al lugar posiblemente más mítico de Madrid en estas lides. Permitidme una pequeña mirada a mi pasado; ahí tocó Lujuria acompañados de Mago de Oz cuando empezábamos. Le tengo un cariño muy especial al Hebe. Recuerdo en el 2005 un CD con motivo de su 25 aniversario llamado así, “La barra del barrio” así que, echando cuentas, el garito vallekano (vallekas es con k) lleva 36 años en esto, toda una institución ¿eh?

derruido-directo

Derruido

36 años pero pintadito, arreglado, mas coqueto que nunca y tan rockero como siempre. No lo negaré, me emocionó pisar el Hebe de nuevo. Esta vez íbamos a ver a Koakzión. Los maños venían a presentar su segundo trabajo ‘Ni voz ni voto’ en esta gira en la que tienen dos fechas con Gatillazo, lo que les ha puesto las pilas más aún. Además, nos tenían dos agradables sorpresas, dos bandas que no conocíamos y que completaron la noche, pues ambas tienen un futuro enorme, Derruido y 13segundos. Ambas vallekanas, ambas interesantísimas; de ahí el título de estas líneas, parafraseando la peli “Dos bodas y un funeral”. Lo que vimos fue una confirmación, la de Koakzión que se confirman como banda a tener en cuenta, y dos bautizos, los de Derruido y 13segundos al menos para mí, pues 13 segundos, aunque se bautizaban conmigo, ya son una criatura crecidita con dos discos en su haber.

En la charla que mantuvimos con los chicos de Koakzión tras su bolo, me contaron que tienen la costumbre de cuando tocan con dos bandas locales quedarse ellos en medio; me pareció un gran gesto por su parte, muestra de respeto a la localidad donde tocan, al barrio que pisaban (Vallekas nada menos) y hermandad rockera de verdad. Aquí no hay estrellas ni cabezas de cartel.

koak-ok-madrAbrían Derruido, una banda muy interesante donde la mezcla del rock, del ska y del punk confecciona su música. Son de Vallekas y se nota. Divertidos, reivindicativos, profesionales. Todo eso atesoran las bandas vallekanas y ésta no iba a ser menos. Desde el principio me gusta la banda. Muy compacta en el escenario. Los temas nos hacen bailar y disfrutar, pero también tienen su momento serio, cuando dedican un tema a Alfon que sigue encarcelado (a estas alturas todas y todos sabéis lo que pasó con Alfon ¿verdad?) y que cerramos con gritos desde el público de Alfon libertad.

A partir de ahí va todo “rodao”. Mezclan versiones con temas propios y por las tablas vallekanas pasó el recuerdo de Platero, de Kaos Etíliko,  de El Ultimo Ke Zierre o La Familia Iskariote. Colabora un saxofonista añadiendo mas ska y marcha a la actuación y Hache, su bajista, inicia su show particular luciendo máscaras durante los temas: la cabeza de un caballo y un luchador mexicano, entre otras. Todo un espectáculo que se añade a su música y que potencia su show. Rematan anunciando la creación de una asociación en Vallekas de músicos que me llena de ilusión. Buena banda que os recomiendo y que vamos a seguir para ver su evolución, así como a informarnos de esa naciente asociación para contaros de qué va por si queréis uniros.

Tras ellos los maños. Koakzión. Teníamos ganas de verlos. Cada uno de sus dos discos los hemos apoyado desde Rockcinante, ya sabéis, el programa que cada viernes hacemos en esta web, y no nos defraudaron para nada. Koakzión son un cuarteto muy compacto liderado por Adrián a la guitarra y a la voz aunque el Pitxon, bajista, también se cantó un temita, que conste. Junto a ellos Rubén se encarga de la otra guitarra y Héctor de la batería. Una vez vistos en directo creo que la definición de punk rock no les ajusta del todo. No sabría bien como definirlos la verdad. Una banda metalera con actitud punk, una banda punk con raíces metaleras… o tal vez una banda de rock sin complejos y listo. Puede que esto suene anuncio del güisqui de mi tierra, pero es lo que me viene a la cabeza cuando pienso en esta banda. Una banda que se enorgullece de tocar con Gatillazo, pero que te cuentan que de jovencitos seguían tu música. Una banda que lanza unos mensajes claros, directos; algo que quien me conoce sabe que valoro mucho y que a veces me quejo de que el metal (mi música desde siempre) ha perdido un poco la calle y por eso me acerco cada vez más al punk, porque echo de menos la lucha.

Bueno que me enrollo y esto no es un artículo de opinión. En definitiva, una banda que ha venido a dejar muchas cosas muy claras y lo hace desde que salta a las tablas. “Años de castigo”, “Democrazia”, “Konflikto” y “Genocidas” cumplen esa misión. Los chicos lo están dando todo, conscientes de que están en un templo del rock. Me encanta verles tan motivados.

No me resisto a comentar la anécdota aunque sé que ésta Adrián me la apunta. Es que es imposible no darse cuenta. Adrián es “clavao” al Brigi de Koma. Lo siento Adri jajajajaja. No se lo digas, me decía Héctor cuando hablábamos después del bolo pero qué coño, se lo debe decir todo el mundo porque bastó decirle, joder tío ¿sabes a quien te pareces? Para que el nooooo que soltó despertara a “to vallekas”. Esta anécdota sería solo eso, una anécdota, si no fuera porque además del parecido físico el tesoro que tiene es que en actitud, buen rollo, potencia, también tiene un aire. Adrián es una fiera que se come el escenario, que tiene que apoyarse en el monitor y sacar la lengua, que tiene que inclinarse hacia el público como si quisiera ser a la vez músico y público, que derrocha actitud de manera innata y con eso se nace.

Una versión, “Ellos dicen mierda”, pone ya la sala a sus pies y consigue que la gente tome nota de los chicos. La noche era complicada, varios conciertos en la ciudad, alguno incluso gratuito por las fiestas (Leo en Aluche) ha dispersado a los “hijos del rock” por la ciudad. En la sala muchos amigos de los dos grupos que los acompañaban y Koakzión se tenían que ganar a la gente. Y se los ganaron, y con eso me quedo, con la satisfacción de ver en directo a la banda que veníamos apoyando disco a disco. Con la satisfacción de que el combo es auténtico. Con la satisfacción de que nadie les calla. Con la satisfacción de que maman sin complejos de lo que les gusta, ya sea Gatillazo, ya sea S.A. o ya sea… va por ti Adri,  Koma. “Ni voz ni voto” y “Fuego al opresor” dejan todo claro. Grandes Koakzión.

Aun nos queda ver a 13segundos. Realmente no sé de dónde viene el nombre, pero si sé lo que me pasó viéndoles: se me hicieron cortísimos. Lo suyo es salir, matar y a casa. Hardcore, rock, sin concesiones, sin apenas palabras, sin respiro a sus músicos. Una apisonadora. Apenas me doy cuenta del tiempo cuando ya están soltando “Ace of  Spades” como colofón del bolazo que se han marcado. “No me jodas” y “Trece” son las balas que les quedan pero ya han dejado disparos certeros con temazos como “Diferentes”, “Versus” o “Cabrón”. Antes habían asaltado la sala en la persona de su cantante que desde abajo cantaba un tema tras otro,; antes habían demostrado que les basta 13 segundos para engancharte. También charlé con ellos al acabar el bolo: tienen que venir a mi programa y parece que así será en el mes de julio. Un grupo que pone a su disco ‘Triscaidecafobia’ tiene que venir a decirnos por qué. ¿No creéis? Pues así será. Me gusta esta unión única que solo puedes disfrutar en esta bendita web que acogió mis inquietudes. Poder hacer una crónica de un concierto, poder decir a un grupo que nos ha gustado en ese concierto que hay un programa de radio donde podemos apoyarle y difundirle. Poder unir la tranquilidad de un texto escrito a la inmediatez de una entrevista. Sumad a eso una revista mensual. Eso es Mariskalrock hermanas y hermanos, la calma, la rapidez, lo reposado, lo inmediato. Ahí es “ná”.

Me emociono y no puede ser. Estas líneas merecen un colofón y más cuando mientras escribo me llegan noticias de que la mítica Urbe del Kas cierra para transformarse en un garito de música latina. Hace varios bolos que nos hemos conjurado a acudir a los conciertos de garito, precisamente esa conjura empezó en la Urbe, donde Juan Destroyer (quien nos dirige en esta santa casa) y menda fuimos a ver a Viga. Seguimos esa conjura yendo a la siguiente semana a la Mala, damos un paso más en ésta con visita al Hebe en una fecha en la que las ofertas eran muchas y variadas, pero hemos apostado por lo que hemos llamado “cultura de garito” y cuando apostamos por algo, militamos. (De hecho tras el bolo del Hebe fuimos al VKAOS otro bastión que resiste) Permitidme que os recuerde las palabras, desde el cariño, de la madre de Boabdil, el chico al perder Granada adaptadas a nuestra escena: “Llorad como popys lo que no supisteis defender como heavys”. Mientras nosotros seguimos apostando por la escena emergente y por la cultura de garito, no lloramos, militamos y ya tenemos 3 nombras mas a quien seguir: Derruido, 13segundos y Koakzión.

Oscar Lujuria
¡Por el puto rock and roll!

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.