Madness Live!

Crónica de Bocanada + Txema Benítez: Pequeños pero grandes

6 octubre, 2017 2:46 pm Publicado por 
Deja tus comentarios

Sala Caracol, Madrid.

‘Libres’ es el disco con el que Bocanada ha vuelto a esta céntrica sala tres años después. Los de Berriozar, con Martín Romero al frente, lo dieron todo en la puesta de largo de su cuarto álbum en la capital madrileña acompañados de Txema Benítez, quien inauguraba banda. Competían con el regreso de Stravaganzza y el acústico de La Desbandada, y aun así consiguieron llenar una buena parte del recinto.

Bocanada-directo-Madrid-2017-Txema-Benitez

Martín Romero (Bocanada) y Txema Benítez

Asistíamos al estreno de un grupo e incluso a la primera vez en el escenario de uno de los miembros, Vicen Moraleda a la guitarra. La otra la sujetaba Sara, mientras que Manu al bajo y Varo a la batería conformaban el resto de la formación que hizo posible este primer concierto en formato eléctrico del proyecto en solitario de Txema Benítez fuera de los Doxa, ‘Autopsia’. Lejos del acostumbrado acústico íntimo del madrileño, comenzaron pisando fuerte mientras se abría el telón y el vocalista gritaba un “¡Buenas noches Caracol!”.

Al principio costaba distinguir la voz y los instrumentos, pero conforme fue avanzando la actuación la calidad del sonido mejoró considerablemente. “Esa noche”, “El sueño de una noche de verano” (dedicada a Kutxi Romero, quien colabora en la canción en el álbum), “Otra batalla” o “Qué quieres que diga” son algunas de las canciones del ‘Autopsia’ que sirvieron para ir calentando motores. La más celebrada sin duda fue “Corazón de tango”, tras la que dos personas del público extendieron una pancarta que rezaba “Txema Benítez” en grande junto al dibujo del tanga colgando en la luna, sello personal del artista en solitario. Benítez insistió en que ahora el mérito no era solo suyo, sino también del resto de músicos.

Aproximadamente a las 21:30 les llegaba el turno a los protagonistas de la noche. Bocanada inició su show sin ninguna palabra, pero no hizo falta porque la energía con la que salieron era una clara declaración de intenciones. “Solo humo” y “El voladero” fueron los primeros temas. Durante todo el concierto fueron alternando pistas de sus distintos discos. Como era de esperar, las de su último trabajo, ‘Libres’, predominaron en el setlist, aunque no se quedaron muy atrás algunas pertenecientes a ‘El sino de la herida’ (2013) y ‘Agua y barro’ (2011).

Tras estas dos, Martín Romero tomó por fin la palabra para anunciar a modo de broma que tocarían 40 canciones de sus 7 discos durante 156 minutos. Para aguantar lo que se venía encima, decidió arrojarse el agua de una botella por encima. No importó mucho porque en “Huele a muerto” rasgó la camiseta de Los Ramones y se la colgó en el cuello.

Los pies de Rupi mientras manejaba el bajo marcaron el inicio de “Llenos los bolsillos”, que continuó con este, Martín y Juanito a la guitarra saltando por todo el escenario. El frontman hizo alarde de los tatuajes de su espalda señalando a los gorriones cuando el trozo de la canción los mencionaba. A grito de “Rock n Roll” dio comienzo “Cuesta arriba”.

Bocanada-directo-guitarrista-17

Bocanada

“Aguantando el chaparrón”, “Más animal” y “Otro mañana” fueron el preludio antes de que llegara el momento clave de la noche (nótese la ironía): Martín cantándole una parte del “Despacito” a Txema, situado entre el público. Su hiperactividad siguió siendo palpable cuando decidió subirse a uno de los andamios del escenario en “Gallo de peleas”, cuando dio una voltereta hacia atrás a mitad de “Rio” (por fin pudimos escuchar algo de su primer plástico ‘Caballos de rienda larga’), en sus bailes en “Que me arranquen el pellejo” (en los que lo acompañó el resto de la banda y los asistentes) o cuando se bajó del escenario para pasearse durante un extenso tiempo entre la marea (esto no va con segundas intenciones, prometido) de gente en “Mala hierba”.

“60 lunas”, “Cuando se extingan las cucarachas”, “Ya pasarás por mi puerta”, “Butroneros”, “Solo pero vivo” y “Tu nombre se escribe con sangre” fueron otras de las piezas que tocaron. Txema volvió a subirse al escenario para cantar en “La madriguera” y en la última canción, “Campo a través”. Y siguiendo la letra de este tema, “avanzar” es lo que siempre hay que hacer, y eso es lo que tanto Txema Benítez con la inauguración de la banda como Bocanada lograron hacer en este directo (que para bien o para mal no constó de 40 canciones).

Como Martín Romero dijo, Bocanada es una banda pequeña quizás sin el renombre de otras, pero muy grande para ellos mismos y sus seguidores, tal y como demostraron en esta cita.

Texto: Anna Moher
Fotos: Alejandro García

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Redacción