el dromedario
romeo
ídolos2
the tragic company
Playa 4
sormoky
clang
artabans redemption
dino rockys
haches
spin offs
3n
poire

CONCIERTO BENÉFICO: EL ROCK SEVILLANO CON JAVI Y PEDRO

20 mayo, 2015 12:09 pm Publicado por  1 Comentario

Centro Andaluz de Arte Contemporáneo Isla de La Cartuja (Sevilla)

ofunkillosevilla

O’Funk’Illo

Pedro García-Mauricio es un veterano guitarrista hispalense que formó parte de bandas como Los Lentos, La Cooperativa de Julio Matito (Smash) o la primera formación del carismatico Silvio, con el que grabo el primer disco en 1980 como Silvio y Luzbel, ‘Al Este del Edén’. El pasado 17 de enero Pedro y su familia sufrieron un duro revés, cuando Una barcaza naufragó con 16 personas en el río Urubamba en la región de Ucayali (Perú), un accidente donde sólo seis pasajeros lograron sobrevivir. Sus dos hijos Pedro y Javi iban a bordo y quedaron desaparecidos. A Pedro lo encontraron poco después entre los fallecidos y Javi aún no ha aparecido. La madre de los dos jóvenes naturales del sevillano barrio de Los Remedios ha tenido que pagarse los gastos, incluido su propio billete de avión, viajando a Perú para reconocer el cuerpo de Pedro y tratar de recuperar el de Carlos. El Consulado General de España en Lima no habría aclarado si el Estado financiará o no la repatriación del cadáver, y la familia ha promovido una recogida solidaria de fondos, con un crowdfounding a través de este enlace.

Pedro por su parte, en su ciudad y a través de la amistad que le une con la mayoría de músicos del mundillo del Rock sevillano, organizó un concierto-festival benéfico que reuniría a lo más selecto del panorama musical de la ciudad hispalense. Se dieron cita algunos de sus propios compañeros en bandas como Firebird, Luzbel y Los Diplomáticos, junto a formaciones más actuales como Sweet Hole, Dienteslargos, El Pechuga, O’funk’illo, Los Labios, el bluesman Lolo Ortega o El Pájaro y su banda; además de contar con la presencia de autenticas leyendas del Rock Andaluz como The Storm, Luis Cobo “Manglis”, Manuel Iman, Gualberto, Antonio Smash, Andrés Olaegui y Juan Martínez. A última hora se les sumó, anunciándolo vía Facebook, Raimundo Amador. Fue por tanto todo un elenco impresionante de músicos reunidos para colaborar desinteresadamente con Pedro. Otro histórico como Javier García Pelayo, conocido manager, promotor y director de cine; sería el encargado de presentar el evento, que además contaría con la ayuda en labores de producción de algunos miembros de la organización del Festival Territorios Sevilla.

Centrándonos en lo puramente musical, la cantidad de artistas que componían el cartel obligaba a comenzar los directos temprano, para dar cabida a una numerosa programación. Mientras el público comenzaba a tomar posiciones poco a poco y a medida que se acercaba el anochecer, Javier García Pelayo tomaba el micro para dar comienzo y presentaba al guitarrista Andrés Olaegui, natural de El Puerto de Santa María (Cádiz) y criado en Sevilla, fundador junto a Luis Cobo de Manantial y posteriormente de los recordados Guadalquivir, además de colaborador de músicos como Noel Soto, Cecilia, Albert Hammond, Manzanita, Pata Negra, Kiko Veneno… Andrés contó con la colaboración del también guitarra Juan Martínez para dejarnos varios temas en formato acústico a dos guitarras. Olaegui portaba una guitarra eléctrica Fender Stratocaster color crema de la que curiosamente sacaba sonidos flamencos. Ambos músicos comenzaron con temas del prestigioso guitarrista belga Django Reinhardt, de origen gitano. Del Gypsy Jazz de Django pasaron a un fantástico clásico de los Guadalquivir, “Baila Gitana”, para después finalizar con “Escuela de Chirigota”, de su primer disco en solitario, titulado ‘Como Niños’ (2005).

Turno para otra leyenda del Rock Sevillano, Gualberto, que estuvo acompañado del guitarrista flamenco Ricardo Miño, con el que comparte varios discos. Fue fundador de la que para muchos es la banda pionera del llamado Rock Andaluz, los Smash, para posteriormente continuar en Estados Unidos su formación musical. Siempre fue un autentico innovador y un músico experimental, y pasó de la guitarra a utilizar el Sitar como principal instrumento, con el que se presentaba en La Cartuja para ofrecernos fusión de flamenco, sonidos Hindus y jazzísticos. Como él mismo define, bulería contrapuntística donde cada guitarra hace algo diferente, no el típico acompañamiento y solo, sino que son dos solos que se complementan casi todo el tiempo, aunque algunas veces acompañe una guitarra a otra con acordes. Pura magia fusionando diferentes palos del flamenco con la guitarra de Ricardo y los sonidos de las cuerdas del Sitar, también aflamencados. Este instrumento hindú fue introducido en el mundo del rock por George Harrison en el “Norwegian Wood” de los Beatles. Otra conocida participación del sitar en los sonidos rockeros es en el famoso riff del “Paint It Black” de The Rolling Stones, compuesto por Brian Jones. Sin duda una enriquecedora experiencia musical.

Continuando con nombres clásicos del rock andaluz, Javier García-Pelayo, acompañado del locutor de radio sevillano José Miguel Carrasco, daba entrada a Antonio Smash y su banda. Antonio, que comenzaba su andadura musical como batería de los históricos Smash, realizó además aportaciones a la banda Granada en “Valle del Pas” y a otras formaciones legendarias como Flamenco, Coz y Lole y Manuel. También se prodigó como bajista y batería de Pata Negra y Kiko Veneno. Posteriormente, ya en solitario, se encarga de sus propias composiciones como un auténtico multiinstrumentista. Toca batería, guitarra, bajo  y voz de sus discos ‘Jardín Secreto’ (2002),  ‘Balas de Amor’ (2012), y su recientemente editado ‘Intronauta’, del que nos dejaba “Doctor Man”. En su versión en disco, por cierto, cuenta con la colaboración de Kiko Veneno. También cayó “Pásala”, pura fusión Blues, Funky y Rock sevillano con la colaboración de la armónica de Manuel de Arcos. Continuó con una versión de Macy Grace, “Why Didn’t You Call Me”, con su pareja Lourdes Rodríguez, cambiando su labor a los coros por la de voz solista. Un recuerdo al maestro J.J. Cale, que recientemente nos dejaba, con “Call Me The Breece”, sirvió para enfilar la recta final del concierto antes de despedirse con “Pase lo que pase”, cuya letra compuesta por Santiago Auserón y que perteneciente a su primer disco “Jardín Secreto”. La formación que acompañaba a Antonio la completaban el percusionista brasileño Lilly Pitta y el guitarra Daniel Cortes.

Momento para dar paso a las nuevas generaciones, aunque sin perder lo que más nos gusta, y que no es otra cosa que los sonidos clásicos dentro del amplio abanico rockero. Dienteslargos, originalmente banda de blues rock, nos adelantaba temas de lo que será su segundo trabajo discográfico, ahora más enfocado al Hard Rock con aires Boogie. Sonidazo y gran banda con protagonismo del guitarra y cantante Pepe Delgado, cantando en Ingles y demostrando su gran talento a las seis cuerdas. El frontman está bien acompañado por Nico Bech al bajo y Joaquín Pérez a la batería, a los que se le uniría como invitado el armonicista de The Milkyway Express, Álvaro Aspe, espectacular y dinámico, aportando un sonido más setentero y blusero. La banda sevillana demostró ante el público presente que tenía preparados, sin ninguna duda, muy buenos temas para su próximo plástico.

thestormsevilla

The Storm

Uno de los grandes talentos de nuestra tierra, es el veterano guitarrista Manuel Imán, componente de una de las más importantes formaciones del rock progresivo andaluz, Imán Califato Independiente. Dos obras maestras como su homónima de 1978 y ‘Camino del Águila’, de 1980, fueron su legado antes de dedicarse a labores de producción y a su carrera en solitario grabando varios discos ya como Manuel Imán. Precisamente en aquel ‘Camino del Águila’ estaba incluida una preciosa balada que él mismo nos presentaba, comentándonos que la compuso pensando en sus hijos y dedicándosela a todos los padres: “Niños”.  El momento emotivo de la noche fue continuado con la lectura por parte de Manuel de la letra de la canción “Ángel” de Jimi Hendrix a modo de poema, interpretándola a continuación, para finalizar un autentico clásicas como “Crossroads” de los Cream, momento en el que invitó a subir al escenario a Pedro, con quien cerraría su actuación.

Los Labios pondrían el momento más caliente de la jornada, dispuestos a comerse al mundo. Tomando su nombre de la imagen de sus principales referentes musicales, The Rolling Stones, Charlie Cepeda y Álvaro Suite a las guitarras, Ricky Candela al bajo y Fernando Reina a la batería, pusieron al público patas arriba. Sonidos guitarreros al más puro estilo Stoniano, con el protagonismo de Sammy Taylor, frontman y auténtico animal de escenario que bien parece un clon perfecto y más joven del mismisimo Mick Jagger.  Tenía muy buenas referencias de esta banda, pero lo que vi superó mis expectativas absolutamente. Para los que aún no lo sepan, Sammy es el fruto del matrimonio entre Carolyn, una rica heredera aristócrata del Reino Unido, y el carismático Silvio, casados en la iglesia del Cachorro de Triana. El matrimonio fijo su residencia a Marbella y solo duró dos años. De este matrimonio nació Sam Taylor. La historia de este matrimonio era una de esas leyendas urbanas que en Sevilla rondaban en torno a Silvio y que nunca se confirmó su veracidad, hasta que Carolyn y Sam Taylor viajaron a Sevilla para el rodaje del documental sobre Silvio “A la Diestra del Cielo”, donde explicaban lo acontecido. Sam nunca había sabido nada de la carrera musical de su padre, que ni tan siquiera habla español, y decidió quedarse en Sevilla aunque se formase musicalmente entre Londres, Las Bahamas y Australia. Fue una historia curiosa y autentica, como la propia banda, realmente enorme con una puesta en escena de autentico lujo. Cumplido su tiempo de actuación, invitaron al propio Pedro a colgarse la guitara y compartir “Baby Please Don’t Go”,  clásico de Big Joe Williams que los Them, entre otros, inmortalizaron.

Ignacio Astárida, más conocido como El Pechuga, es un autentico cantaor flamenco heavy, fusionando ambos estilos con todo el arte y la naturalidad que hay en el sur. Sus inicios a finales de los ochenta como cantaor flamenco en peñas y tablaos, derivaron posteriormente en la formación de la Pechuga Bulers Band, con la que graba su primer disco, ‘Osú Mare’, y un segundo trabajo titulado ‘Que te veo viendo de vení’. Posteriormente, con los Pechuguitas y buscando su propia fusion flamenco-rockera, continúa en solitario y edita con ayuda de músicos conocidos del panorama rockero su primer disco, ‘Entre el 2000 y Las Tres Mil’, al ritmo que marcaba Nacho collado aportando los sonidos cañeros y guitarreros junto al gran Pepe Bao, una autentica leyenda viva al bajo, acompañado además por Chacho Martin a la batería y Loren a la rítmica. Arrancaban con su particular “Nana”, que contó con la espectacular aportación de un músico invitado al saxo. Más tarde, arremetieron con “El Rock del partido” a ritmo de riffs de sus admirados AC/DC. El mismo protagonista comentaba: “los flamencos me tienen por rockero, y los rockeros me consideran muy flamenco”; una perfecta definición de su particular manera de entender la música.

Sin apenas perder tiempo y mientras se retiraban los guitarras y cambiaban pedaleras, llegó el momento funk-rock andaluz con los O’funk’illo.  Pepe Bao sacaba su chistera al ritmo que marcaban las cuerdas de su bajo, acompañado de Chacho Martín y Andreas Lutz, mientras improvisaban los primeros acordes de  “En el campito” con el Pechuga como invitado. El numeroso público ya presente en el recinto continuó bailando y saltando con un clásico como “Nos vamos pal kelly”. Aunque nadie quería irse a casa, se tendrían que despedir con otra de sus composiciones más conocidas, “Riñones al Jerez”, con la que cerraban una corta pero intensa actuación.

Lolo Ortega, siguiente en liza, es un conocido bluesman sevillano, componente de la experimentada banda Caledonia Blues Band. Cuenta con una más que respetable carrera dentro del circuito blusero y su papel en este concierto no fue otro que el de regalar a nuestros oídos esos auténticos sonidos legendarios y pioneros de lo que fueron los inicios del rock y el blues, con la maestría que este máximo exponente del estilo muestra en sus innumerables directos por Sevilla y el resto del territorio nacional.

Puede que el nombre de Manglis Compás Machine no le diga nada a muchos a los lectores, pero seguro que sí conocerán a bandas como Smash, Guadalquivir o Triana.  Luis Cobos “Manglis”  comenzó a destacar grabando en la última formación de Gong, junto a Tele, Manuel Rosa y Manuel Marinelli. Además participó en los discos “Al-Andalus” de Miguel Ríos y el primero del grupo Veneno. En el año 78 funda el grupo Guadalquivir y ya en los 80 inicia su carrera en solitario editando varios discos y colaborando y grabando con Triana, siendo su guitarrista entre 1981 y 1983. La cultura de la India y su milenaria y variadísima música, atraen a este genial guitarrista, que halla un paralelismo de la música popular de la India con el Flamenco. En el año 2000 empieza esta nueva aventura de investigación y conoce al músico de origen indio Nantha Kumar, con el que grabó “Mandala” en 2006 bajo el nombre de Manglis Compas Machine, donde colaboran también Jorge Pardo o Andrés Olaegui. Para el concierto en memoria de los chavales Javi y Pedro, se presentaría en formato trió, acompañado de Manuel Sutil a la batería y Chechu Sierra al bajo, quien me dejo alucinado con su sorprendente forma de tocar. Me comentaba al bajar del tablado que, además del bajo y contrabajo, su procedencia musical es el flamenco. Manglis dedicó su corto tiempo de concierto a envolvernos en su mundo flamenco-hindú-Jazz únicamente con el corte “Hello Gurtu” incluido en su último trabajo anteriormente citado.

Andrés Herrera Ruíz, más conocido como Pájaro, es un guitarrista sevillano que comenzaba su carrera musical rodeado de músicos de la talla de Kiko Veneno, Silvio, Raimundo Amador, Pepe Begines, Rafael Amador… Además, continuaría la historia de Triana uniéndose a la formación que liderara Tele, como guitarra de la banda y con Juan Reina a la voz; para posteriormente dar un paso al frente y mostrar su autentico talento con un primer disco, que ha sorprendido a propios y extraños, titulado ‘Santa Leone’. Como él mismo cuenta, “Santa” viene por la  Semana Santa y “Leone” por Sergio Leone. Se trata de toda una gran e innovadora aportación al panorama musical español, llena de momentos que van desde el rock y el blues a la canción italiana, el spaghetti western y los sonidos de la Semana Santa sevillana. Sus directos no hacen más que sumar y sumar adictos a su estilo y a su música, y en este show pudimos disfrutar de una banda muy rockera y elegante sobre el escenario. Su presentación vino cargada de rock and roll fronterizo y surfero, muy de moda en bandas como Guadalupe Plata o los Coronas, recuerdos a aquellos spaghetti western que en los años setenta se rodaban en Almería. Seguidamente nos dejaban “Perche”, mezclando Italiano y español, como tanto le gustaba a Silvio, el propio Andrés continuó en esta misma onda con “Tres Pasos al Cielo”, tras la cual se les unió nada menos que Raimundo Amador, con un extravagante amplificador fabricado en metacrilato transparente. Un blues marca de la casa sirvió de acelerón para comenzar con un Raimundo enchufado y haciendo hablar literalmente a su guitarra. Fue seguida por otra de Silvio, “Puerta España”, y para despedirse escogieron “El Blues de los Niños”, de aquel primer disco de los Pata Negra. Una autentica suerte disfrutar una vez más de uno del guitarras más geniales de este país.

Otra banda pionera, en esta ocasión del Hard Rock con tintes progresivos de este país, fue la siguiente en saltar a escena. Ellos mostraron el camino del rock duro a las demás bandas de la época, con sonidos que nos recuerdan a los majestuosos Deep Purple. Hablo, cómo no, de The Storm, con los hermanos Ruiz Genil como auténticos luchadores de esta maravilla llamada Rock, enseñando a generaciones el amor por la música y fieles a sus sonidos. Regresan a los escenarios con novedades discográficas de la mano de Arabian Rock, reeditando sus dos discos, ‘The Storm’ (1974) y ‘El día de la tormenta’ (1980), y echando mano de nuevas canciones incluidas en un nuevo disco titulado ‘Trilogía’, en el que nos demuestran que no han perdido el talento de antaño. Cuentan con dos nuevos pasajeros en la nave: José Ramón Torres al bajo y voces y Manuel Muriel a los teclados. Comenzaron con una declaración de intenciones, “Back To the Road”, y es que vuelven a la carga. De hecho, el próximo 22 de Mayo estarán junto a Sweet Hole en concierto en Madrid. En este mini directo nos dejaron además “I Don’t Know”, “El día de la Tormenta”, “Trilogía” y  “It’s All Right”, alternando así viejos temas y nuevas composiciones. Una autentica tormenta musical el regreso de Ángel y Diego, que dejaban constancia de encontrarse en una segunda juventud.

Sweet Hole es una  banda de jóvenes músicos sevillanos apadrinados musicalmente por Diego Ruiz Genil, batería de los Storm. Dentro de su estilo, les gusta reunir diferentes sonidos bajo la bandera del Rock progresivo, y tienen en su haber un primer disco editado en 2013 titulado ‘Retrospective’, con el que comienzan una esperanzadora carrera musical. Para este concierto benéfico prepararon un setlist que iniciaban con un tema inédito que posiblemente incluirán en su segundo álbum. Prosiguieron con una versión de una de sus referencias musicales, King Crimson y su “Epitaph”, y completaron su repertorio con material de su debut discográfico. Momentos a lo Dream Theater o Camel, y algunos pasajes más oscuros son algunas de las características que me transmitieron desde el escenario.

Pedro García-Mauricio tomó protagonismo cerrando la jornada sobre el escenario con su guitarra y con dos de sus primeras bandas. En primer lugar aparecieron los Firebird, buenos músicos veteranos que rememoraron aquellos tiempos de juventud sobre los escenarios y que nos mostraban que para nada son mancos. Una version de Frank Gamballe (“Bondi Beach”), otra de la Jimi Hendrix Experience (“All Along the Watchtower”) y finalmente “Cissi Strut”,  del guitarrista estadounidense John Scofield, nos inundaron de Jazz-Rock de autentico lujo a altas horas de la madrugada. La segunda banda en cuestión, Los Diplomáticos, que pusieron el punto y final. Este grupo concurre en el disco de Silvio con sus Diplomáticos, ‘A Color, To África From Manchester’, del año 1999. El trío nos deleitó con material del disco de Silvio y Luzbel.

Al final del evento, el propio Pedro, padre de los jóvenes damnificados Javi y Pedro, agradeció la colaboración de todos: músicos y personal que trabajo desinteresadamente en la organización del evento, y duplico asistente. Sin duda fue más que necesario el abrazo imaginario que todos le brindamos en la noche sevillana y un evento histórico que habrá que sumar a los celebrados en el IV Festival de La Abuela Rock de Montilla el 22 de abril de 2006, el Festival de Blues de Torreperogil del 7 de agosto de 2007, la Bienal de Flamenco de Sevilla del 20 de septiembre de 2008 y el Festival Extremúsika del 17 de abril de 2009, donde hubo una jornada dedicada al Rock Andaluz.

TEXTO Y FOTOS: ANTONIO VÁZQUEZ

Redacción
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Extensisima crónica por parte del cordobes ANTONIO VÁZQUEZ hacia este pedazo de festival SOLIDARIO hacia esos dos jóvenes desaparecidos en tierras peruanas.Es de elogiar el interés tanto de bandas como artistas en solitario que se han implicado en dicha causa aportando con su buena música esperanza hacia la familia de PEDRO.Mucha FUERZA para esta familia que solo ellos saben lo mal que lo estarán pasando!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.