keith richards
el rey salitre
johnnybzero
songofanhubis
pulse
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
maldito stravaganzza-zenobia-alderaan
ayra

BON JOVI: “PARA PRIVILEGIADOS”

10 noviembre, 2010 10:10 am Publicado por  – Deja tus comentarios

Teatro Circo Price, Madrid
(9/10)

Estamos acostumbrados a que cosas así ocurran en Nueva York, Londres, París o Berlín, pero por una vez en la vida le tocó a España disfrutar de un acontecimiento tan especial.

La mañana había comenzado con rueda de prensa en la Caja Mágica, teniendo que esperar largo rato a los de New Jersey mientras terminaban de ensayar. MTV, que los trajo a España para que recogieran el primer galardón Icono Global, dio la espalda a muchos medios locales, pero sin embargo allí hacía periodistas de todo el mundo, desde México a Escocia, de Italia a Nueva Zelanda. Bien es cierto que esta vez la conferencia tuvo más “chicha” que otras de la banda en las que se ha dejado entrar a prensa española inefable, pudiendo extraer valiosa información como que Jon le habría concedido este premio a los Stones y especialmente a Keith Richards, que se ha convertido en su héroe desde que leyó su libro.

Tico, en castellano, recordó que sus abuelos eran españoles y que tiene raíces cubanas directas, con lo que siente nuestro país como su “segunda casa. Aquí y en Latinoamérica se canta más fuerte que en casi ningún otro lugar del mundo”, añadiendo más tarde David que en España hay “gran pasión, mucho corazón”.

Jon señaló que la verdadera fiesta era aquella noche con el concierto, que lo del día siguiente con la gala y la entrega del premio era algo más encorsetado.

Juan Destroyer, periodista de esta casa, le hizo escoger el tema que le pondría a la “bonita reina de Marte” (beautiful Queen from Mars) para enseñarle qué es Bon Jovi. Sambora trató de cubrirle las espaldas contando que tienen demasiado material y tal, pero finalmente Bongiovi cedió: “Livin’ on a prayer”. Sabia elección, aunque también declaró un no rotundo ante la posibilidad de regresar algún día al sonido y el look de los años 80.

Menos de 2.000 personas (de todas las raleas; es lo que tiene Internet, que deja fuera a verdaderos fans de los que hubieran hecho cola durante horas por conseguir entrada) pudieron acceder al concierto, que tras una candente intro, sorpresivamente comenzó con “Not fade away”, canción de Buddy Holly.

Jon nos pidió que gritáramos para él antes de “You give love a bad name” y que alzáramos los brazos para “We weren’t born to follow”. Tras “Lost highway” el público canta espontáneamente “oes”; como dijo el cantante, esto es una fiesta, y por una noche los más rockeros del lugar y las pijinas de pendientes de perlas comparten la misma emoción cantando el estribillo de “It’s my life” -donde Bongiovi está muy arropado a los coros por sus compañeros- o los “sha la la” de “When we were beautiful”. Hasta la reciente “What do you got?” fue celebrada.

Sambora saca la acústica de doble mástil para “Wanted dead or alive”, aunque se la cambiarán por una eléctrica para el solo. Nuevamente es importante la labor de los coristas; el teclista David Bryan, el guitarra rítmico Bobby Bandiera y el propio Richie.

Con “Who says you can’t go home” nos “hartamos” de cantar “it’s alright” mostrándole al frontman nuestros brazos. La acústica del teatro hace que las maracas de Jon en “keep the faith” sean perfectamente apreciables. Reseñable el guiño al “Sympathy for the devil” de los Stones y apoteósico el final con el cantante lanzado puñetazos al aire con cada arremetida de sus compañeros.

Se retiran momentáneamente y cuando vuelven, Jon nos anima a seguirle en “Livin’ on a preayer” entonando él los primeros versos a capela. Nada aporta el que salga Rihanna a cantar unos versos, casi habría estado mejor que hubiera aparecido su guitarrista en directo: Nuno Bettencourt (Extreme).

Jon le da las gracias a MTV antes de “Have a nice day”, donde Richie vuelve a sacar una guitarra de doble mástil, esta vez eléctrica.

Las chicas enloquecen cuando el cantante se acerca a ellas durante un “Bad medicine” donde habrá espacio para intercalar “Pretty woman” de Roy Orbison (con especial protagonismo para Bandiera) y un “Shout” (The Isley Brothers) que nos volvió locos; todo ello antes de regresar al “Medicine” para acabar presentando a la banda.

El único pero, que el grupo no hiciera un concierto de la duración acostumbrada, tocando poco más de una hora.

Texto: IVÁN HALEN
Foto: ANTONIO MARTÍN

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.