whisky caravan
adventus

ASFALTO: PARA TODOS AQUELLOS QUE HAN HECHO DE LA MÚSICA SU PRIMER AMOR… Y EL ÚLTIMO

12 abril, 2011 3:52 pm Publicado por  1 Comentario

Sala Heineken, Madrid

Asfalto es un grupo que en su carrera ha hecho muy pocas versiones, creo que esta es la segunda, comentaba el maestro Julio Castejón mientras presentaba el tema de John Miles “Music was my first love” y se la quiero dedicar a todos los músicos que han hecho de la música su primer amor… y el último. Cuando acabó el concierto que nos dieron pensé, esté ha sido un concierto para todas y todos lo que han hecho de la música su primer amor, y el último, si amas la música un concierto de Asfalto es tu sitio, no hay ninguna duda. ¡Qué acertada la versión! ¡Qué acertado el nombre de su nuevo trabajo, “Music”! Porque lo que allí nos reunía es la presentación no de uno, de dos nuevos trabajos de Asfalto. Un EP llamado como os digo “Music” con 4 canciones que ya nos adelantan que no estarán en el próximo trabajo que hagan, así que esta es ocasión única para tenerlas y que incluye la versión de estudio de “Luz de atardecer” que ve la luz en su CD – DVD en directo “¡Al fin vivos!” entre otras joyas (a saber el primer tema que firma Raúl Santana, “El templo de los sueños” o ese temazo del que hablamos, versión de John Miles, “Music”) Además están presentando la reedición del mítico “Déjalo así” al que el propio Julio definió como “ese disco que parecía un patito feo y le han salido unas plumas preciosas”. Disco al que por cierto “no dejaron así” en las reediciones posteriores y se hicieron en dos discos diferentes castrando esta obra musical. Es de agradecer lo que acaba de hacer The Fish Factory al reeditarlo de manera íntegra en su 30 aniversario.

Con puntualidad inglesa (es decir a su hora, llegará un momento que en las crónicas pongamos con puntualidad española y todos entenderán sin más explicaciones que aquello comenzó como mínimo con media hora de retraso) comenzaba el concierto. Para cuando termina el segundo tema de la noche “Mas que una intención” la ovación es cerrada, larga y merecida. Julio, el maestro Julio Castejón si hablamos desde el punto de vista musical porque es todo un maestro, sonríe feliz. “¡Qué fácil lo hacéis!” dice con su amplia sonrisa que no se le borró ya en todo el concierto. Pero son ellos lo que lo hacen fácil, es una delicia ver a Asfalto sobre un escenario a día de hoy. Una auténtica delicia disfrutar de Raúl Santana, hay que empezar a ponerle en su sitio que me da que se nos está escapando una gran figura de manera totalmente injusta. Como siempre es subjetivo dar a nadie el número uno diré que, a nivel vocal, está entre los mejores de este país, su técnica vocal es inmejorable y cualquiera que cante no puede hacer otra cosa que envidiarle (envidia sana Raúl) por el nivelazo que tiene, la maestría que demuestra, el dominio absoluto de la técnica. Da gusto oírle cantar, me gustó especialmente esta noche donde pude escucharle utilizar el falsete en el momento justo o alcanzar algún agudo imposible. Suma a eso la clase que tiene con la guitarra y entenderás por qué es el lugarteniente de Julio. La novedad de la noche está en los palos, Marcos Parra (ningún parentesco como nos aclaran con el teclista Carlos Parra) que creo debutaba en directo pero que ya mete su batería en “Music”. Lo cierto es que no sabemos mucho de él, aquí hay labor para investigar en futuros Rockcinantes. Eso si, demostró ser un gran batería, bienvenido a la familia Asfalto. El resto de los chicos siguen siendo ese gran bajista, el Pollo, al que su sobriedad en escena hace pasar algo desapercibido pero que nos deja momentos magistrales, no en vano está curtido en bandas como Tribu X o Sugarless y ese magnífico teclista que es Carlos Parra.

Y ese es el primer pensamiento que a un le queda tras el concierto de Asfalto, ¡que bandaza! ¡Qué bien suenan! Tan sólo algún olvido en la letra de “Luz de Atardecer” para demostrarnos que son mortales y que se solventa con humor por parte de Julio: “en cualquier caso la letra la tenéis en el libreto del disco” dice sonriendo.

Pronto caen las nuevas composiciones, si se me permite, para mi demasiado pronto y además encadenan dos, “La mujer de Lot” y “El templo de los sueños” tal vez no sea mal sitio con el disco más rodado pero tras hacer que la sala se venga abajo nada más salir con “Mas que una intención” y “Corredor de fondo” yo hubiera alejado y separado un poco su puesto en el set. Eso si, buen detalle el de Julio el de explicarnos de qué va cada canción, mas razón que un santo tiene en reivindicar en la mujer de Lot (aquella que volver la vista atrás se convirtió en estatua de sal) la calma para los tiempos que vivimos. Hay que poder volver la vista atrás, hay que tener tiempo para la reflexión, calma para el avance, me gustó mucho ese tema.

Presentado en sociedad el nuevo disco suena “la paz es verde” que vuelve a subir el nivel de emociones, de calidad, de entrega y se desencadena la fiesta. Julio no para de dirigirse al público y contarnos cosas siempre interesantes como su inquietud en los 80 por hablar con los jóvenes rusos y oír de primera mano lo que entonces no nos dejaban oír (es el tema Joven ruso) hasta que llega Rocinante, tema al que han añadido una intro que lo hace más emocionante aun. Nuestras miradas se cruzan, él sabe lo que es ese tema para mí y con un guiño me lo dice todo, gracias maestro. Y ya que hablamos de esa intro mención especial a su eterna inquietud, que no para de arreglar los viejos temas añadiéndolos detalles que los hacen aun más atractivos, que paralelo más bonito con Raul ha añadido a “Días de escuela” por ejemplo.

Ser urbano pone fin al concierto, seguro que cada quien habrá echado de menos algún tema (yo por ejemplo Capitán Trueno pero mira tu por donde a mi lado Santi, buen amigo y miembro del staff de The Sentinel me dice que agradece que ya no la toquen y entren otros temas así que para gustos colores) pero lo que nadie discute es que ha sido, una vez más, un magnífico concierto. Clase, calidad, emoción, nostalgia, futuro, todo mezclado y bien servido por parte de un grupazo como la copa de un pino, ASFALTO.

Julio nos cita para el 6 de mayo en la sala Live donde junto a Jorge García Banegas e invitados especiales va a rendir homenaje a “Déjalo así” por su 30 aniversario, disco que tocarán íntegro de principio a fin. Otra nueva cita para aquellas y aquellos que han hecho de la música su primer amor… y el último.

El set: “Concierto fatal”, “Más que una intención”, “Corredor de fondo”, “La mujer de Lot”, “El templo de los sueños”, “La paz es verde”, “El hijo de Lindbergh”, “La batalla”, “Días de escuela”, “El viejo”, “Déjalo así”, “Luz de Atardecer”, “Gente como tu”, “Joven ruso”, “Rocinante + intro”, “Music was my first love”, “Es nuestro momento”, “Prisionera enmarcada”, “Búfalo vil”, “Ser urbano”.

Texto: Oscar Lujuria

Fotos: Thais Rojano

Etiquetas:

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.