skirl
catrina
ciudad olvido
ultimo rekuso
triptykon
blackbomber
oeste
tadini

ADAMANTIVM + WURDALAK + OCCITANIA: ¡ANTE LA CRISIS… ENTRADA LIBRE!!!

19 abril, 2010 10:48 am Publicado por  – Deja tus comentarios

Sala Arena Rock
Zaragoza

Tenía una deuda con mis amigos los valencianos WURDALAK, ya que por a o por b, las dos anteriores visitas suyas a la capital maña no puede acercarme a verles, por lo que pese a la diversa demanda que había en la noche zaragozana, con otros dos conciertos y eso que habían aplazado también la cita de SANTELMO que era para esta misma noche, me decanté por la opción de la Arena Rock, que está cogiendo una buena costumbre de celebrar no todos, pero sí muchos de sus conciertos de forma gratuita, hecho que hace que la sala cobre un color muy favorable, para presenciar a dos bandas locales y WURDALAK, que vinieron como los invitados especiales de ADAMANTIVM, que son los anfitriones del cartel.

Occitania

Saltaron primero a escena una banda maña de la que solamente había oído nombrar, por lo que era una incógnita para mí el que me iba a encontrar y como sería la propuesta de la banda, dudas que se disiparon en los primeros minutos de actuación, banda joven, en la que lleva las riendas la guapa Nekane, se les aprecia todavía la inexperiencia sobre las tablas, clavados tanto bajo como guitarra en sus sitios permaneciendo un tanto estáticos, dejando que todo el peso lo llevara la vocalista, que sí que no paró un momento, llevando en volandas un heavy metal contundente, que se nota bien cimentado de cara al futuro. Daban a conocer su única demo hasta la fecha y cayeron temas bien recibidos como Lilith, La Reina De La Lujuria, o El Si De Spawn, tocaron de forma muy loable una versión del Hearts On Fire de HAMMERFALL para el que subió a escena para ayudarles con la segunda guitarra Luis Carlos de ADAMANTIVM, y cerrar entre la ovación de todos con un buen tema como Garray.

Wurdalak

Le tocaría el turno a los valencianos WURDALAK, en su segunda visita con Lo Que Mueve El Mundo, su último trabajo hasta la fecha, y en el que basaron la práctica totalidad de su repertorio, arrancando con la instrumental Cannae, una introducción épica y perfecta para el tema título del disco, con el que María José saltó a su puesto de forma enérgica recibiendo de golpe todo el cariño que a esta chica se le tiene por estas tierras, Ya No y Un Rayo De Luz seguirían desgranando ese nuevo trabajo, con una banda muy activa, sobre todo Tato al bajo y Chivi a la guitarra y a los coros, que los escupía, con fuerza y buen humor, ya que no perdía la sonrisa en todo el set, Mil Voces sería el primer incurso a su anterior disco, y después caerían mas nuevas canciones como Mundo Sin Razón o Una Noche Más con un inicio de bajo aplastante dando paso a unas líneas de teclado exquisitas por parte de Iván, concentrado en todo momento en su labor. La aplaudida Nyneve y Viajando al Infierno serían las últimas incursiones a su anterior trabajo, olvidando completamente el primer trabajo. Para los últimos compases nos sorprendieron con una versión de BON JOVI, que no realizaron nada mal del You Give Love A Bad Name, para que con Dos Mil Voces dieran por concluida una actuación soberbia, con la que volví a disfrutar del buen estado de salud de la banda, en especial con la voz de María José, pletórica en todo momento.

Admantivm

Corto pero muy intenso, así fue lo que vimos con ADAMANTIVM sobre las tablas, banda que es un auténtico ciclón, con unas guitarras cortantes como cuchillo afilado y una base rítmica demoledora, cual fue mi sorpresa al ver que apenas tocaron tres temas de su único disco hasta la fecha, como fueron El Trono De Hefestos, La Senda Del Perdón, o La Ira De Cronos, el resto temas totalmente desconocidos para mi, que presumiblemente caigan en una nueva obra como Matar Para Morir o Atajo A La Locura, que cayeron como una losa sobre los presentes, con unos coros sobrecogedores, y unos alaridos enormes de su vocalista Toño, al que sinceramente todavía le falta un poco para que la maquinaria funcione perfectamente, ya que el resto son una auténtica piña aplastacabezas.

Para deleite de todos nos deleitaron con dos versiones del Hell Bent For Leather de JUDAS PRIEST y el Orgasmatron de MOTORHEAD, que convirtió la sala en una auténtica fiesta. El broche final sí que era conocido por todos con la desquiciante El Trono De Hefestos. Poniendo fin a una velada en la que no se presentaba nada, simplemente se tocaba por el placer de hacerlo, a un precio de agradecer… 0 euros.

Etiquetas: , ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.