adamantis
Stinky Buffalo
black sabbath
impostores
reciclaje
four trips ahead
motorhead
old kerry mckee
black ducados

ACCEPT: MARCHA MILITAR

13 octubre, 2014 7:05 pm Publicado por  7 Comentarios

Razzmatazz 1, Barcelona

Accept en directo. Foto: Íñigo Malvido

Estos horarios vespertinos me rompen los esquemas, será que vamos a unos horarios más europeos, o es por la noche anterior hasta altas horas de la madrugada en el Calella Rockfest. En fin, 12 de octubre, domingo genocida, con patéticos fascistas reunidos en el centro, y nazis violentos campando a sus anchas por toda la ciudad, todo ello muy lamentable. Pues nada, llego con la actuación de los chicos de Damnations Day ya iniciada, escueta en tiempo, unos treinta minutos, y parca en montaje, sin ningún tipo de attrezzo, ni una triste lona con el logo. Será por eso que dos de sus componentes lucen camisetas del grupo. Los australianos combinan sabiamente elementos del thrash y el power metal, tanto musicalmente como vocalmente, ya que Mark Kennedy, vocalista y guitarra rítmica, se va moviendo por diversas tesituras vocales que van desde Michael Kiske o Geoff Tate a King Diamond incluso, y que sorprende por su nitidez, todo lo contrario a lo que nos esperaba con Mark Tornillo. Pese a su notable ejecución, no despertaron grandes pasiones entre un público desconocedor de su historial, que se basa en un disco editado el pasado año, y titulado ‘Invisible, The Dead’, del que tan solo se escucharon tres de sus cortes,”Lucid Dreaming”, “Carried Above the Sun”, y “Reaper”. Correctos.

Tras una larga espera de media hora hasta que las luces se apagaron, el cuarteto teutón saltó literalmente a la arena en “Stampede”, tema que abre su nuevo álbum ‘Blind Rage’, mientras Stefan queda enclavado con su enorme batería, en medio de un muro de amplificadores con el logo de la banda. Atrás queda la época en la que era la marca del equipo la que figuraba, cuestión de esponsorización o endorsement supongo. Siguieron con “Stalingrad”, memoria histórica de la batalla donde el ejército alemán se congeló literalmente en su intento de invadir Rusia. A partir de ahí, fue prácticamente un no parar de coros, palmas y puños en el aire hasta el fin. Al igual que en el disco, continuaron con la guerrera “Hellfire”, lástima que no optasen por la espeluznante “Flash to Bang Time”.

Tornillo soltó un Good evening Barcelona, antes de entrar con la apocalíptica “200 Years” y por fin saltar en el tiempo y retroceder al pasado con dos temas del emblemático ‘Balls To the Wall’: “Losers and Winners” y “London Leatherboys”, que extrañamente tampoco es que fueran masivamente celebradas. Tampoco lo fue excesivamente la sorpresiva “Starlight”, la joya de la noche rescatada del álbum ‘Breaker’ que, curiosamente, suena más fresca, ochentera y amable que el material actual, bastante más rocoso y férreo.

Vuelta al presente con “Dying Breed”, y muy buena recepción de este homenaje a las bandas pioneras de la escena del hard rock, de las que ya van quedando pocas. Otra del nuevo disco que es puro heavy metal es “Final Journey”, coreada de principio a fin. Con la marcial “Shadow Soldiers” y “From the Ashes We Rise”, entramos en una fase algo pesada y lánguida, con esos ritmos militares que tanto les gustan a los de Solingen pero que a veces llegan a aburrir. Rompieron la dinámica con “Restless and Wild”, hacia la que la reacción del público fue total y sin paliativos. Desde ‘Blood the Nations’, nos obsequiaron con “No Shelter”, un tema que fue interrumpido para que Wolf y Baltes ofrecieran un duelo de bajo y guitarra, mientras Stefan y Frank les acompañaban en un segundo plano. Otra sesión de coreografía arribó con “Princess of the Dawn”, en la que los coros a cargo de los fans tuvieron un papel más que destacado, imprescindible.

Más novedades con la prescindible “Dark Side Of My Heart”, durante la cual alguien de las primeras filas lanzó algún que otro objeto, cds o no sé bien, que Wolf vio pasar por delante de su cara. Sorprendido, y sin abandonar la sonrisa busco a la persona responsable, pero no pasó de ahí. Otro tema que ni fu ni fa es “Pandemic”, y es que sonaron demasiados temas del último, algo inferior a los dos anteriores con el americano cantante al frente.

Antes de retirarse para volver con los bises, cayó la speedica “Fast as a Shark”, con Mark invitado a la masa a tararear la intro “Ein Heller und ein Batzen”. Y qué decir, pues que suena tan bárbara como siempre, con unos cuantos headbangers poseídos por este clásico del ‘Restless and Wild’. Después de un par de minutos de descanso, Mark volvió a pecho descubierto para otra de las infaltables, “Metal Heart”, con el personal saltando y coreando la parte central en la que suena “Für Elise” de Beethoven. Un hachazo llamado “Teutonic Terror” precedió a la conclusión, como no podía ser de otra manera, protagonizada por “Balls To the Wall”, que puso el broche final a un show notable, aunque, a mi modo de ver, no puede ser que haya más canciones de los tres discos con Tornillo que de los diez con Udo Dirkschneider. O siete, si no contamos los tres que hicieron en la reunión de los noventa. ¡Nein, nein, nein!

Texto: Jordi Campàs
Foto: Íñigo Malvido

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

7 comentarios

  • Juandie dice:

    Quizás nos falte UDO de los miembros más carismáticos de ACCEPT pero hay que reconocer y admirar a la vez que estos ACCEPT con MARK TORNILLO a la voz lo hacen fenomenalmente bien y estas sacando unos discos muy dignos de buen heavy metal.En lo concerniente a su concierto barcelonés estuvierón a la altura dando cancha a varios temas de sus último plástico del que parecen han calao bien y sin faltar por supuesto esos clasicazos del mejor heavy metal alemán en los que en su dia puso su sello el pequeño UDO!!!

  • jose dice:

    no estoy de acuerdo con tu cronica parece que lo cuentas sin ganas y yo vi un concierto alucinante, y luego es comprensible que le den caña ala epoca tornillo, y porm cierto su ultimo disco me parece el mejor con el tornillo

  • CHUSO_METAL dice:

    A mi me parece perfecto que se centren en sus últimos discos. Sin olvidar clásicos, claro está, pero es una nueva etapa para Accept, y harían mal en vivir de las rentas, que para eso tienen tres grandes discos con Tornillo. Ya podrían aprender otros grupos que año tras año, gira tras gira hacen el mismo concierto y el mismo setlist

  • GALGO dice:

    Las crónicas de los conciertos depende de quien las escriba y de sus particulares gustos musicales , y a Jordi Compás parece ser que ACCEPT no le mola mucho , o esa es la impresión que da.
    Y puede ser , que depende del entusiasmo con que se vaya¡¡¡

  • Calvin dice:

    Son mi grupo favorito de siempre y los he visto ya unas cuantas veces. El concierto no estuvo mal pero la voz de Tornillo, más que escucharse, se intuía. No sé por que motivo no le subieron el nivel desde la mesa.

  • Nilfheim dice:

    Contestando a Calvin, creo y como se demostro en el concierto lo dejan en un segundo plano, solo hay que ver a los dos miembros fundadores que se llevan todos los focos y El apartado al lado del altavoz esperando a que se lleven sus segundos de gloria. Para muestra un boton, al final del concierto en Barcelona, el bueno de Mark abandonaba razzmatazz en una furgoneta solo con la compañia del chofer. Yo creo que le dan 1500 euros al mes y dietas aparte

  • albert dice:

    Amigo Jordi, PANDEMIC pertenece al BLOOD OF THE NATIONS y es un tema genial de un disco de retorno que no esperaba que fuera tan contundente.
    ACCEPT puede defender en directo muy bien esta nueva trilogía, mucho más interesante que la vuelta de UDO en los 90 con un disco tan prescindible como PREDATOR.
    Un concierto de 2 horas que, si incluyeran un número mayor de clásicos, nos iríamos a las tres horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.