whisky caravan
adventus

THE BONES: MONKEYS WITH GUNS

2 octubre, 2012 1:58 pm Publicado por  1 Comentario

People like you

10/10

Siguen saliendo estupendos lanzamientos que corroboran que esa cantinela ridícula de dinosaurios de que ya no se hace música como la de antes es una memez sin fundamento alguno. Basta escuchar lo que proponen estos suecos con su quinto disco, no se andan con complicaciones y van al meollo de la cuestión. ¿Qué es lo que a uno le apetecería en cualquier garito de rock n’ roll? Pues píldorazos de dos minutos directos a la yugular, macarras, guitarreros y con esa actitud punk que hace que te la sude lo que opinen los demás.

Si ya apuntan maneras con el primer corte a lo Volbeat “Bones City Rollers” y ese inicio vintage que remite a Cadillacs en la cuenca del río y cines al aire libre, “Shooting Blanks” pisa el acelerador hasta colocarse a la altura de Backyard Babies o Social Distorsion, al tiempo que incitan a olvidarse de las penas, y no es de extrañar, porque con trallazos tan trepidantes y punteos que se meten hasta el tuétano, ¿para qué quieres más? Y en el improbable caso de que la melancolía persista, con la deudora de Motörhead  “State of Rock N’ Roll” saltarás del asiento en busca de una escoba o cualquier objeto que pueda servir de improvisada guitarra.

De bien nacidos es ser agradecidos y conscientes de que forman parte de una tradición cuyos orígenes se remontan a mediados del pasado siglo van salpicando a lo largo del plástico merecidos homenajes a Elvis, en el título de “This Hound Rocks”, o a los siempre recordados Ramones, en “The Hooligan Bop”, mientras que “Concrete Cowboys” la podrían haber firmado tranquilamente los desaparecidos Hanoi Rocks por su estribillo, estructura y hasta esa forma de cantar de Beef tan sospechosamente parecida en este tema a Michael Monroe.

Sería una pérdida de tiempo continuar desgranando cada uno de los quince cortes que componen ‘Monkeys With Guns’, aunque un servidor no pueda evitar acordarse del adrenalínico “Die Like A Man” o en una tesitura más emotiva el medio tiempo “Dead Heart Beats”, ideal para lectores de Bukowski y admiradores de Dogs D’ Amour. En resumen, un redondo sin desperdicio del que, como del cerdo, se debe aprovechar todo. Deja que el alcohol caiga a borbotones y prepárate para una sesión de puro punk n’ roll.

Alfredo Villaescusa

Etiquetas: , , ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.