Madness 2
Invisible
vaka
Burning
blackened
rokavieja
Cherokee

Mägo de Oz

Ira Dei

Warner Music (2019)

Por: Javier Pérez

8.5

Cuando te sientas delante de un papel en blanco para enfrentarte a la crítica de un lanzamiento de este calibre, lo primero que tienes que eliminar de tu cabeza es la subjetividad. Me explico: independientemente de que te guste o no, de que prefieras tiempos remotos, de que pienses que ‘La Leyenda de La Mancha’ era lo más de lo más de los viejos años 90 (y que por ende jamás de los jamases van a volver a sacar nada tan auténtico), de que… “De que” lo que quieras; ‘Ira Dei’ tiene su propio espacio, su propia vida. Es una obra en toda la amplitud de la palabra, pero ¿una obra maestra? Pues objetivamente, sí.

Y lo es por muchísimas razones que vamos a ir desgranando poco a poco, casi degustándolas. Supongo que si estás aquí es porque eres fan de Mägo y ya sabrás de qué va la historia, pero por si acaso llegas virgen a este encuentro te pongo en antecedentes rápidamente: nos enfrentamos a un disco conceptual que retoma la historia donde la dejó ‘Jesús de Chamberí’ y que narra las aventuras de Cristo y el Anticristo. Así te pega de cara “Jerusalem D.C.”, apertura marca de la casa, pretenciosa, pero sin exagerar, que enlaza sin miramientos con el arranque del redondo propiamente dicho, la ahora sí excesiva “In Eternum”. Y excesiva sin uso peyorativo, es que es tal cual: potente, rabiosa, sacando músculo. Heavy metal, joder. “El amor brujo” está ahí con la única misión de mantener las pulsaciones que los nueve minutos anteriores habían elevado. Y lo consigue. Un corte de guitarras gruesas que sin embargo quedan sepultadas por unos teclados tenebrosos que marcan el camino.

“Tu funeral” se arma con un estribillo desgarrado y unos puentes a doble voz, masculina y femenina, sobre una base firme. Impacta y gusta. Patricia toma el mando en “Ciudad Esmeralda”, algo más ambigua, aunque lo suficientemente coreable. El tono desenfadado, el golpe acostumbrado, la oda al jolgorio viene esta vez bajo el nombre de “Tequila tanto por vivir”. Cumple con lo que esperas.

Ara Malikian se suma al banquete en “Te traeré el horizonte”, una composición en la que meten de todo a ritmo cadente sin destacar en ninguna dirección. De nuevo llega Tapia a la voz principal para hacer “Ópera Mortis”, una pieza operística que tira de tradiciones del estilo y que va que ni pintada antes de “La cantiga de las brujas”, que usaron de adelanto y que mezcla un tono serio y rotundo con algún fraseo lírico que pone la de arena. Aparece Diva Satánica por primera vez, dotando a la pista de un poder oscuro irreprochable.

Se encarga de cerrar el primer CD “Espera en el cielo”, un baladón tristón y pesaroso dedicado a un perro, con un estribillo melódico que brilla en alto, dejando la voz de Zeta en primer plano para que podamos apreciar matices que pasan desapercibidos cuando la ebullición es más enérgica.

“Opus tenebrae” es la introducción de la segunda parte del ejercicio y te pone los pelos como escarpias entre el canto de los hijos de Moha y el gutural final de Diva Satánica. Prolegómeno impecable de “Suspiria”, correosa melodía de metal gótico a la que no le habría sobrado algo más de potencia para llevárselo de calle.

“Y que nunca te falte un te quiero” puede engañar con el título, porque se trata de uno de los trallazos más certeros del trabajo, aun contando con una letra ligera. Bien resuelta en el orden se presenta “Bajo mi piel”, de nuevo con la comandancia de Tapia que se pasea sobre unas guitarras, de nuevo, graves. Y para soltar tensiones del todo la siguiente que cae es “La triste historia de Jimmy Tiro en el pie”, golpe bajo macarra que Txus gusta de colar en cualquier rincón, en el que se echa en falta su aguardentosa garganta.

“Infinitum” es su versión de la banda sonora al videojuego ‘Trine 2’ una pieza instrumental que sirve como puerta de entrada a la traca final. “El séptimo sello” carga con todo: riff grueso, estribillo dulzón, voz operística de Patricia cortada por la de Zeta, una herencia de Manson casi abrumadora (incluso con una parte en inglés), y una aparición de Diva Satánica que termina por hacer estallar un temazo. Para el fin del camino se guardan “Ira Dei”, 20 minutos que dan para explayarse, ensanchar las vías, darse gozos, sacar pecho… Una estancia armoniosa en la que todo vale, y cuyo guiño final al ‘Jesús de Chamberí’ hará que salten las alarmas en más de uno. Cierra el ciclo y lo hace a lo grande. No defrauda.

Lo expuesto hasta aquí es objetivo, es lo que es; es lo que hay. Damos una pincelada de subjetividad y nos ponemos a otra cosa: he disfrutado con la escucha. Tiene variedad, te transporta a otros lugares; te lo crees. Han dado todo lo que cualquier seguidor de la banda espera. A veces con más tino, otras patinando. A mí me ganan cada vez que se montan una historia de esta talla.

Valorar subjetivamente una obra de este calibre sería un error objetivo. Mägo de Oz necesitaba regresar así: a lo bestia.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

14 comentarios

  • Juandie says:

    Puede que sea un buen álbum de MAGO DE OZ pero los mejores años de la banda hace tiempo que pasaron.

  • Miguel Ángel says:

    Que espera en el cielo está dedicado a un perro? Os habéis fijado bien en la letra? Es claramente un niño!

    • Dean says:

      Creo que fue el propio letrista el que dijo que estaba dedicada a uno de sus perros, que murió de cachorro por una enfermedad congénita en el corazón.

      De todas formas, creo una de las cosas más bonitas de la música es que cada uno pueda entenderla a su manera y hacer cada canción un poco suya 😀

    • Alejandro Palacios says:

      Claro porque un niño le ladra al sol y lo vas a buscar con hueso, fíjate bien en la letra.

    • Anónimo says:

      Eso lo dijo T xus…

    • César says:

      Esta claro que es un niño. Yo lo primero que hago todos los días con mi peke de medio año es darle huesos y llevarla al parque para que huela loas meados que hay por las plantas

    • Josué Arroyo says:

      Todos pensamos en lo mismo carnal. Pero si, es un perro. Si lees bien, al final dice que va \”ladrandole al sol\” y se hace mención de un \”hueso\”

  • Pablo says:

    Lo que tiene uno que leer…que se echa en falta la voz de Txus!! Menos mal que reza mil veces la crítica que es OBJETIVA. En fin, prensa mamadora de los de siempre…

  • juanfraw says:

    La triste historia de Jimmy \”Tiro en el Pie\” tiene la épica y la letra a la altura del mejor disco de Cantajuego.
    Lo que llaman el \”mago de oz\” festivo es el de la vergüenza ajena si tienes más de seis años

  • justo says:

    el disco en BUENO, pero nada genial, y eso le pasa a casi todos las bandas con el paso del tiempo, muy pocas siguen sacando joyas a cada disco, pero esta bien este IRA DEI.

  • Jose says:

    Un disco con sonido artificial y falso, con mucho relleno y tedioso de escuchar. Las interpretaciones de los cantantes no dicen nada, suenan aburridas, sin alma, como si lo hicieran solo por cumplir. Algunos sonidos son muy de pop rock y otros no encajan (por ejemplo los guturales, sintetizadores y otros que parecen salidos de un ipad). Y lo peor de todo: las letras, sumamente repetitivas y empalagosas.

    Nota: 3.5/10

  • Marc says:

    Antes de entrar, sabía que no iban a cascarle menos de un 8 al disco. El día que el equipo de \”mariskalrock\” haga una crítica negativa sobre un disco de Plägio de Oz, se acabará el hambre en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.