keith richards
el rey salitre
johnnybzero
songofanhubis
pulse
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
maldito stravaganzza-zenobia-alderaan
ayra

Bourbon Kings

Performance

El Dromedario Records (2017)

Por: Manu Gamarra

9

Creo que es de ley reconocer ante los lectores que no conocía a Bourbon Kings antes de que llegase a mis manos este ‘Performance’. Salí de la redacción, llegué a casa e introduje el CD en el reproductor; comenzó a sonar la intro y un pensamiento se me vino instantáneamente a la cabeza: esto va a molar.

Antes de continuar con la escucha de su último trabajo, decidí hacer las cosas por orden y adentrarme primero con su primer disco del 2015, ‘40º’, cuyo título, reconocieron, tenía su origen en el consumo de alcohol durante los ensayos; sinceridad ante todo (precisamente a la bebida dedican la canción “Otra vez” de su último álbum). Un debut más que potable, no en vano fueron aclamados por la crítica y realizaron una extensa gira que les llevó, por ejemplo, a telonear a Riot Propaganda hace unos meses en Zaragoza.

“Una sola oportunidad”(ideal para romper los directos tras la “Intro” antes mencionada) es el segundo tema y single del plástico, que ya vaticina una fuerza en el sonido y agresividad y crítica en las letras que serán la tónica de los doce temas que lo componen. “Hijo de puta, vas a probar, tu medicina una vez más, siembras miseria allí a dónde vas y a base de ostias aprenderás”. Como se suele decir, a España siempre llega todo un poco tarde, y, seamos sinceros, el nu metal nunca ha tenido especial calado en nuestro país, a pesar de haber contado con bandas de gran calidad como Hidra, XXL o Kannon. No estaba yo en ese momento para vivirlo in situ, pero supongo que con la entrada del nuevo siglo se empezó a tachar de hortera las formas de vestir noventeras de algunas bandas que juntaban rap con metal, con los pantalones cagados como estandarte de lo estético y el gigante Limp Bizkit (Bourbon Kings versionan al castellano para los directos “Take A Look Around”) haciendo lo propio en el terreno musical.

Bourbon Kings se mete, pues, en un terreno algo pantanoso, aunque últimamente el nu metal y las canciones protesta están saliendo más a flote (ya se sabe cómo va esto). Ya pueden pasar de tildar de “mongolos” a los votantes del PP, asegurar que los padres de aquellos que se fiaron de Ciudadanos eran hermanos o reírse del escenario Viña Clon del festival Viña Rock (dedicado a bandas tributo) en “Tienes mucho que callar”, a denunciar de una forma más seria el tema de los refugiados (un poco sobreexplotado ya) en “Vergüenza”.“Todo el mundo lo sabe” parece un dardo al que le faltan nombre y apellidos; “Siempre en la mierda” y “La ley del más fuerte” poseen una melodía muy contundente y llena de breakdowns que transmiten pura rabia; “Reír llorando”, inspirada en un poema de Juan de Dios Peza, tiene un rollo más intimista y profundo que lo aleja de los demás; “No soy real” cuenta con la participación de un coro de niños y niñas en su parte final que le da un toque diferente…

Guitarra, bajo y batería se aderezan con los platos y samples de DJ Paik y un extra (¿peculiar?) para el metal en general, que es el predominio del agudo timbre de voz de Aarón Da Boozer (su grupo de rap se fusionó con otro de metal para crear Bourbon Kings), de ahí que su complementación con el más grave del bajista Jon le venga como anillo al dedo; que se lo digan a César Strawberry…

Redacción
Etiquetas: ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.