javier garcia pelayo
keith richards
el rey salitre
johnnybzero
la jaula
pulse
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
maldito stravaganzza-zenobia-alderaan
ayra

MÚSICA – INDUSTRIA DISCOGRÁFICA, por Laura Lunardelli

16 febrero, 2010 12:17 pm Publicado por  – Deja tus comentarios

Producto de la piratería, en Argentina baja la venta de discos y la música
digital no se promueve como alternativa

Buenos Aires, 11 de febrero (Reporter).

Mientras en el resto del mundo la venta de música digital crece, en la Argentina continúa siendo una asignatura pendiente la elaboración de estrategias adecuadas para que el público acceda en forma legal a esta nueva modalidad del mercado. Así, y aún con el flagelo de la piratería de por medio, la música en formato físico no solamente fue la más vendida en el país en el año 2009 sino que es prácticamente la única opción.

Durante 2009 se vendieron en Argentina 13.591.618 unidades, incluyendo todos los soportes físicos relacionados con la industria: CDs, cassettes, singles, videos, vinilos y DVDs musicales. Esto equivale a 333.443.428 de pesos de facturación al público.

El formato más vendido en el país continúa siendo el CD, con un 8 por ciento del mercado. Durante 2009 se vendieron 12.092.076 CDs legales en Argentina (un 15 por ciento menos que en 2008).
Ocurre que la venta de soportes físicos no autorizados continúa siendo el principal obstáculo para el crecimiento del mercado del CD. Se calcula que el 60 por ciento de este mercado corresponde a ventas ilegales.

El otro yo (Gentileza El otro yo)

En cuanto al mercado digital en Argentina, el sector de telefonía celular, como canal de distribución y acceso a la música (celulares o mobile, que incluye la descarga y acceso a contenidos desde teléfonos celulares), representó el 66 por ciento del mercado digital, mientras que el de Internet (como medio para la descarga de contenidos musicales) alcanzó sólo el 13 por ciento.

En la Argentina las ventas digitales representan el 7 por ciento del mercado total de música, mientras que el promedio a nivel regional es del 15 por ciento. La realidad local de la música digital es muy diferente a la planetaria. El reporte de música digital 2010 elaborado por IFPI (federación que representa a la industria de la música en todo el mundo) indica que -durante 2009- los ingresos globales de la música digital alcanzaron 4.2 billones de dólares, lo que representa un incremento del 12 por ciento con respecto a 2008.

En el mercado latinoamericano casi el 15 por ciento de los ingresos provinieron de los canales digitales, y 400 servicios fueron licenciados en todo el mundo por las compañías de música con los ISPs, operadores móviles y otros socios.

Como ejemplo, se cita que el single más descargado de 2009 fue “Poker face”, de Lady Gaga, con casi 10 millones de descargas autorizadas. Y otro dato ejemplificatorio es que Brasil y México se mantuvieron a la vanguardia en el lanzamiento de nuevos servicios en América Latina.
Sin embargo, a pesar del continuo crecimiento de la industria de la música digital, el intercambio ilegal de archivos y otras formas de piratería en línea están dificultando la inversión en talento y las ventas
de música local en los principales mercados.
En particular, tres países conocidos por la vitalidad histórica y la influencia de su música y sus músicos como son Brasil, España y Francia están sufriendo de forma aguda, con ventas de álbumes de artistas locales o el número de lanzamientos cayendo abruptamente.

Los gobiernos están avanzando gradualmente hacia una legislación que exija a los ISPs detener la piratería digital, pero el progreso tiene que ser mucho más rápido. En 2009, Francia, Corea del Sur y Taiwán adoptaron nuevas leyes para abordar la crisis. Y otros gobiernos, incluido el Reino Unido y Nueva Zelanda, han propuesto nuevas leyes para su adopción en el 2010. (Reporter)


MÚSICA – INDUSTRIA DISCOGRÁFICA – OPINIONES

¿La industria discográfica argentina atraviesa la peor de sus crisis?Buenos Aires, 11 de febrero

(Reporter, por Laura Lunardelli).

El hecho de que la venta de música en la Argentina no pueda repuntar más allá de ser una estadística es un problema que afecta tanto a los dueños millonarios del negocio como son los sellos multinacionales pero también a los músicos que
no logran vivir producto de su arte e incluso al público, que, a falta de políticas culturales adecuadas, no es educado para pagar por lo que consume y, cuando lo hace, es defraudado con precios exorbitantes y/o malos servicios.

Ni la industria discográfica ni los músicos son ajenos a una crítica realidad argentina en la que la música no es el bien preciado y valorado que debería. Y tampoco son ignorantes de una época en la que, a nivel mundial, ya se dispone de caminos adecuados tanto para sortear la piratería como para
ofrecer a la gente formas prácticas y económicas de consumir música digital.

Antonio Birabent (Gentileza Antonio Birabent)

A continuación, se citan opiniones de músicos y representantes de la industria sobre el momento que toca vivir a la Argentina y lo que se vislumbra para el futuro inmediato:

Ale Sergi, cantante de Miranda!: La música digital se está reglamentando en Europa y Estados Unidos pero a los latinos nos siguen dejando afuera. Nosotros sonamos en todos lados, pero no podemos hacer
negocio en todos lados. Vendemos ringtones y nos roban plata porque no está reglamentado. Así que lo de la música digital es buenísimo pero en Latinoamérica vamos a estar como siempre mil pasos atrás. Y no creo que desaparezca el formato físico, pero el disco va a subsistir para el
coleccionista. Igual lo principal va a ser siempre la música. Además, nosotros no hemos ganado mucho dinero vendiendo discos, lo hemos hecho tocando en vivo.

Óscar Mediavilla, músico ex integrante de La Torre, productor artístico, ex director artístico de Warner Music: Hay una idea romántica de la música incompatible con los tiempos que corren. Ante la debilidad de hoy de las discográficas, el artista tiene que salir a buscar a su público, pero el problema no está sólo en los formatos sino en la búsqueda del éxito inmediato; el músico de hoy quiere ser famoso de un día para el otro. El problema no es solamente el formato de la música sino cómo se la hace y qué
quieren quienes la hacen.

Los Palmeras, músicos: Las compañías discográficas son las que tienen que armar un sistema acorde a las nuevas imposiciones que se van presentando, pero lo que no va a morir nunca va a ser la presentación en vivo de los grupos musicales que es la mayor conexión entre el artista y la
gente.

Antonio Birabent, músico independiente: La mejor idea es seguir haciendo la mejor música posible, sin adaptarse a la mediocridad y a la estupidez del mercado. Hacer música. Preocuparse menos por la estrategia y más por el arte. A la larga, es la mejor inversión.

Bocha Neri, gerente de promoción de Warner Music: Si bien la Argentina es un mercado en el que la piratería representa un problema muy importante, algunos cambios en los modelos de negocios están contribuyendo al aumento de la venta de música digital, porque los proveedores de telefonía celular
están lanzando modelos de “music store” sin cobrar datos de navegación o de descarga, que en algunos casos solían ser excesivos y terminaban costando más que el mismo contenido, y los modelos de “pay per download” se están reemplazando por modelos de suscripción que vienen incluidos en los paquetes de Internet o de celulares y permite tener acceso a un amplio catálogo de música ilimitada y legal. Igualmente, esto es algo que recién está comenzando, pero viene siendo un modelo sumamente exitoso en otros países. Desde la discográfica lo que intentamos es proporcionar un diferencial al usuario para que descargue con nosotros en vez de descargar el contenido ilegal. Por ejemplo ofrecemos “meet & greet” con artistas, merchandising autografiado como guitarras, discos, entradas a recitales y demás.

Attaque 77 (Gentileza Attaque 77)

Javier Delupí, director ejecutivo de CAPIF: En Argentina, el mercado digital comprende Internet y mobile (descarga de contenidos musicales a teléfonos celulares), y este último concentra el mercado por sobre lo digital. Para que el segmento de Internet pueda ser un ámbito propicio al desarrollo del mercado de la música, es imprescindible contar con la colaboración de las empresas proveedoras de accesos o ISPs (Internet Service Providers) para combatir la descarga ilegal de contenidos. Siguiendo el ejemplo de Francia, Inglaterra e Irlanda, donde los ISPs toman medidas preventivas para con aquellos que suben o intercambian música sin autorización de sus titulares, en nuestro país es fundamental encarar políticas conjuntas en esta línea.

Mariano Martínez, cantante y guitarrista de Attaque 77: Somos una banda pequeña en un país pequeño donde se venden pocos discos. Las ventas millonarias se realizan en otros territorios y no en nuestro país; y quizá también en otros lugares debería encontrase la solución. Acá lo único que
nos queda es seguir haciendo música. Lo que está pasando, más que nada con la bajada ilegal de canciones de Internet, les debe preocupar más que a los músicos a las compañías discográficas, que son las que tienen un gran negocio que cuidar. Los músicos no tenemos más que nuestra música. Internet es una herramienta alucinante que se fue de control. Igual que pasó con la televisión. Y ahora nadie sabe qué hacer. Son los sellos discográficos los que tienen que ocuparse de solucionar un problema que ellos mismos crearon. Para los que somos puristas del audio lo ideal es que volviera el vinilo, porque es un formato ireemplazable.

Sergio Dawi, músico independiente ex integrante de Los Redonditos de Ricota y Dos Saxos Dos: En la Argentina crecerá la bajada pirata. Es más, ese momento ya llegó y no tengo más respuestas que seguir haciendo mis discos lo mejor que puedo, seguir tocando y vendiéndolos en los shows. Si
encuentro alguna alternativa creíble dentro del inmenso mundo del mercado independiente, ahí me sumaré.

Cecilia Crespo, directora de Marketing de S-Music Records y manager de Repertorio Internacional de Warner Music): Hay un tema educativo y cultural que es necesario trabajar, porque para gran cantidad de gente bajarse música de Internet está bien y no ven por qué tienen que pagar si la consiguen gratis. Más allá de que no se toma conciencia acerca del perjuicio que implica a los artistas (es su trabajo y necesitan retribución económica para seguir viviendo y creando), se da la paradoja que en muchos casos el consumidor paga un precio X sin chistar por un tono MP3 que ni siquiera es el track completo (la venta de música por celular es considerable). Pero cuando se trata de bajar legalmente una canción a un precio menor no se lo paga porque lo pueden bajar gratis. Por ejemplo, un tono de Ricardo Arjona en Ubbi sale 5 $ final (http://www.ubbi.com/movil/Compra4.aspx) y un tema de Ricardo Arjona 2,50 $ (http://www.bajamusica.com/Singles/Ricardo-Arjona-112971-Cmo-Duele), por lo que la actitud hacia la compra no es cien por ciento racional. Es deber nuestro acercarnos al consumidor de música con propuestas de valor percibido en cualquier formato que se trate (Music pass, tarjetas, precargas de celulares) y fundamentalmente contribuir a educar acerca del valor de una obra de arte que representa cada canción y su impacto real en los músicos. Y si se tiene en cuenta el valor fetichista que un sector del público le da al producto físico en Argentina, sería posible que convivan ambos formatos. El desafío será hacer la música accesible a los amantes de la música en
cualquier formato de valor para el usuario.

Miranda! (Gentileza Reporter)

Alejandro Varela, director general de Day One en Sony Music y dueño de S-Music Records: En algunos países la venta digital está sustituyendo la venta física, cosa que no sucede en Argentina, donde los habituales compradores de CD, siguen comprando CD, y el mercado digital está funcionando como un generador de nuevos clientes que estaban afuera del mercado. Para este año la oferta será amplia, ya que a los habituales sitios que había para “downlear” música se están agregando los portales de las
telefónicas, algunos nuevos modelos de suscripción, el modelo Musicpass que acaba de lanzar Sony al mercado. También es importante que el consumidor de a poco va recibiendo información y empieza a adquirir hábitos de consumo por esta vía.

Hernán “Cabra” de Vega, músico independiente, cantante de Las Manos de Filippi: Fabricar un disco es mucho gasto para una banda independiente. Sería genial que se pudiera hacer todo virtual. Igual, lo importante para nosotros es poder hacer nuestra música sea en el soporte que sea. En digital llegaría más fácil a otras partes del mundo. A nosotros nos beneficia la piratería, no les beneficia a las compañías. ¿Qué más quiere uno que hacer un tema y que lo conozcan todos? Pero que a los capos del modernismo su propia herramienta les juegue en contra debe ser lo peor que les puede pasar. Ahí se ve que la libertad tiene un tope, y el tope de la libertad capitalista lo pone el negocio.

Cristian Aldana (El Otro Yo) y Bernabé Cantlon (Lash Out), integrantes de la Comisión Música y tecnología de la Unión de Músicos Independientes-U.M.I.: En Argentina como en otros países de Sudamérica estamos en una situación más difícil que en Estados Unidos y Europa respecto a la venta en formato físico. Porque las constantes crisis económicas han provocado la disminución en la compra de bienes culturales en general, que son los primeros gastos que las familias suprimen en tiempos de crisis y esto afecta a los adolescentes que no poseen ingresos suficientes para comprar libros y discos, y recurren a formas alternativas de acceso. Como músicos, desde hace más de un año hemos percibido aún más la baja en la venta física y legal. Por eso creemos que es importantísimo defender los derechos para que los músicos sigan teniendo ingresos por sus reproducciones, aunque sea por Internet. En Argentina todavía no está instalada la compra de temas musicales y discos desde la web con tarjeta o medios de pagos electrónicos. Y esto no sólo se debe a una cuestión de posibilidad y disponibilidad sino a un problema cultural mayor: por lo general no importa si la canción se descarga de forma legal o ilegal, lo que importa en nuestro país es si es más barata o gratis, sin valorizar todo el
trabajo que hay detrás. (Reporter)

LL

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.