kelevra
Gernika Fest
adamantia
duro
fantactels
wrathnoise
four trips ahead
bow
aie
Deskarria2
escuela de rock de palencia
tridente
láudano
reciclaje
black sabbath

MACHINE HEAD: “ODIO ‘LULU’, ME PARECE HORRIBLE”

24 noviembre, 2011 5:38 pm Publicado por  1 Comentario

Los californianos han conseguido mantener el nivel de sus últimos discos con ‘Unto the Locust’, y las ganas de los fans de verles en directo no cesan. Aprovechamos su paso por Madrid para mantener una charla con ROB FLYNN, quien respondió a las preguntas de YORGOS GOUMAS poco antes de su actuación.

¿Cómo ha sido la reacción de los fans ante el nuevo disco? Los dos anteriores fueron muy aclamados…

“Fenomenal. Ha sido muy positiva y cada noche, en esta gira, todos los nuevos temas calan muy hondo. Estamos encantados”.

¿Cómo te sientes al ver desde el escenario a los fans corear las letras de memoria?

“Es el mejor sentimiento del mundo. Para eso haces música, para crear este tipo de conexión con la gente. El hecho de que hayamos conseguido ese tipo de conexión nos hace sentir muy bien”.

Han pasado 17 años desde los inicios de la banda. ¿Esperabas llegar tan lejos? ¿Hubo algún momento en vuestra carrera donde pensaste: “Hasta aquí hemos llegado, esto no funciona”?

“Como respuesta a tu primera pregunta: no, pensaba que íbamos a durar 17 años. Me acuerdo que cuando acabábamos de ser fichados y hablábamos sobre editar nuestro primero trabajo, la gente nos decía que posiblemente duraríamos unos 5 años. Nosotros decíamos: “¿5 años? ¡Estupendo!” Eso es lo que duran las bandas actualmente. Hemos pasado por varias situaciones, buenas y malas, y seguimos aquí, más relevantes que nunca. Esto es lo que queremos ser, no una banda de juke-box que solo toque temas de los dos primeros discos. Queremos que nuestra música actual signifique algo y tenga valor en la actualidad”.

Tiene que ser difícil estar totalmente satisfecho con tu propia música: intentáis reinventaros con cada disco y no repetiros. ¿Os sentís bajo presión autoimpuesta en plan “Tengo que mejorar, tengo que hacer algo diferente?

“Para nosotros es una cuestión de retarnos a nosotros mismos y esforzarnos a la hora de crear algo que nos suene fresco. No componemos ni para la radio, ni para la televisión, ni para los fans, ni para nadie. Intentamos ser nuestra propia banda favorita. A veces no sabes dónde vas a acabar cuando empieces a componer porque desde donde estabas la última vez has crecido. En el caso de ‘The Blackening’, empezamos a componer en agosto de 2005 y el proceso con ‘Unto the Locust’ comenzó en junio de 2010, cinco años después. Con todas las giras, mejorando como músicos y compenetrándonos como grupo, no queremos empezar donde estábamos hace cinco años, sino donde estamos ahora. Para nosotros, la presión, el reto es no estancarnos. Hey, somos mejores ahora, vamos a ver hasta dónde podemos llegar. Quizás suene diferente, quizás las cosas cambien, quizás nuestro sonido evolucione, quizás nuestro estilo evolucione, pero eso es importante para nosotros”.

Como dices, han pasado cinco años desde el último disco. ¿Qué influencias musicales tuviste para este disco?

“La mayor influencia fueron mis clases de guitarra clásica. Ya había recibido clases cuando era una adolescente. Las primeras melodías que compuse para este disco las hice con una guitarra clásica y ni siquiera pensé que acabarían en el álbum. Solo era una manera de experimentar, pero empezaron a infiltrarse en nuestro sonido. En el metal se usa mucho el denominado ‘sonido malvado’ (Diabolus in Musica) y en la música clásica se usan mucho las notas menores, que transmiten tristeza. Así que estas últimas se fundieron en nuestra manera de tocar y esto a su vez dio más ideas para hacer las voces, entre otras cosas. Acabó teniendo un impacto enorme y eso nos encantó”.

Muchas bandas han intentado evolucionar musicalmente hablando, y tenemos el ejemplo de Metallica que colaboraron con Lou Reed. ¿Has oído ‘Lulu’? ¿Qué opinas?

“Lo odio, me parece horrible. Soy fan de Metallica, me encantan por todo lo que han hecho…”

Incluso ‘St. Anger’?

“Hay un par de temas que me gustan en todos los discos que la gente odia (‘Load’, ‘Reload’…). “King Nothing” es estupendo, “Devil Dance”, “Fuel” es demoledor… Pero éste no me gusta nada, habrá que esperar al siguiente…”

¿Te ves haciendo un disco en colaboración con otro artista, tal como hicieron ellos?

“Fue una elección muy rara. ¿Lou Reed? ¿A qué metalero le gusta Lou Reed? Si eso es lo que querían hacer… El “empollón” de Metallica que llevo dentro, cree que hay un motivo oculto, algo más que ninguno de nosotros puede ver, como si esto sirviera a otros propósitos, pero no puedo comprenderlo. Sigo siendo fan de ellos de cualquier forma. Black Sabbath editaron un par de discos que no me gustan pero me encantarán hasta el día que me muera, lo mismo me pasa con Metallica”.

Si tuvieses la oportunidad de hacer un dueto con alguien para un tema o un disco entero, ¿quién sería?

“De momento, con nadie. Hice el tema para Roadrunner United y pude tocar con mucha gente buena, bajistas, guitarras, vocalistas. Fue una experiencia maravillosa y me sacié en ese aspecto, así que no tengo ganas de hacerlo”.

Vais a estar de gira con este disco los próximos dos años, ese es básicamente el futuro inmediato para Machine Head, verdad?

“Es así como propagamos nuestra música y conectamos con la gente. Tocamos un tipo de música muy heavy y sabíamos desde el primer día que no íbamos a sonar en la radio ni en la tele, pero no nos importa. Somos una banda a la que le gusta estar de gira y algunos shows son casi una experiencia religiosa”.

Mi primera crónica para la revista Heavy Rock fue vuestro concierto aquí en Madrid en 2004. Pensé que la sala se iba a venir abajo y fue también cuando te viste involucrado en una pelea. ¿Cómo mantenéis esa energía, concierto tras concierto, año tras año, disco tras disco?

“He estado de gira desde los 19 años y no sé hacer otra cosa. Es verdad que nuestros shows son muy exigentes físicamente pero es lo que la música nos saca de dentro”.

¿Haces ejercicio?

“Sí. Tengo un quiropráctico y todo. Tiene su precio pero me gusta entrenar, hacer sesiones de quiropráctica, porque queremos hacer este tipo de show. Para nosotros, el directo es muy importante. No percibimos cada cosa por separado sino que tenemos en cuenta cómo suena un tema en el disco, cómo el conjunto del disco representa a la banda, cómo se reflejará en el merchandising, cómo se plasmará en directo, cómo lo vamos a presentar sobre el escenario… es todo parte de una unidad. Queremos que el público experimente un show increíble, sea a nivel visual, físico o de intensidad. Sea lo que sea lo que haya que hacer para lograrlo, merece la pena”.

¿Cuál dirías que fue el momento más álgido de vuestra carrera y cuál el más bajo?

“El más álgido… creo que desde ‘Through the Ashes of Empires’ todo han sido buenas noticias. Muchas cosas buenas para la banda, nuestra música, los fans… parece que hay un lazo irrompible. El punto más bajo diría que fue desde diciembre 2007 a febrero de 2008, cuando el padre de Phil (Demmel) y la madre de Dave (McClain) murieron estando nosotros de gira. Fueron tiempos oscuros y tuvimos que mantener la cabeza en su sitio…”

Y Phil tuvo problemas de salud…

“… Posteriormente, sí. No tuvo la oportunidad de ocuparse de ello, prosiguió con la gira y siguió bebiendo… llevamos ya año y medio sin contratiempos. Tiene un corazón delicado pero es un hecho positivo que no haya pasado nada en año y medio”.

¿Tiene un seguimiento médico estando de gira?

“Lo hace en casa”.

Eso fue todo, muchas gracias. ¿Un último mensaje?

“Nunca, jamás deberías hacer esa pregunta. Nadie tiene unas últimas palabras, ¡venga ya!”

Redacción
Etiquetas: , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.