abogados del ritmo
reylobo
Gernika Fest
estereofitos

ERIC BURDON: “¿REUNIÓN DE THE ANIMALS? ¡NI HABLAR!”

30 abril, 2013 1:16 pm Publicado por  4 Comentarios

El legendario vocalista británico que saltara a la fama con The Animals a principios de los años 60 regresa con ‘Til’ your river runs dry’, un disco de estudio donde, cómo no, predomina el blues de sus amores. Lo presenta en España con dos conciertos en mayo: 4 Barcelona (Apolo) y 6 Madrid (Teatro Lara). Coetáneo en el tiempo con The Beatles y The Rolling Stones, Burdon está ahí desde mucho antes que la gran mayoría de nosotros, incluido JUAN DESTROYER, fuéramos siquiera un proyecto.

Eric Burdon¿Es el título del disco, ‘Hasta que tu río se seque’, una declaración de intenciones?

“En cierto modo sí. También tiene que ver con el concepto del agua, que abarca todo el disco, empezando por el tema que lo abre, “Water”, inspirado por un personaje histórico que llegué a conocer a persona: Mijaíl Gorbachov. Fue en un evento benéfico y por casualidad nos sentamos el uno al lado del otro. En un momento dado de nuestra conversación le pregunté cuál creía que iba a ser la siguiente causa de una crisis global y me respondió tajantemente: “El agua”. Desde entonces he estado pensando en la manera de concienciar a la gente sobre la futura escasez de agua, y qué mejor manera que hacerlo a través de una canción, que es lo mío”.

¿A nivel personal tratas de no malgastar agua?

“Intento ser lo más frugal posible con las duchas y demás. Vivir en el desierto (ndr: desde hace años reside en Joshua Tree, California) te conciencia enseguida sobre la importancia de saber administrar el agua. Lo curioso es que debajo de este desierto hay mucha, pero el estado de California tiene prohibido que uno lleve a cabo perforaciones, incluso dentro de su propiedad, lo cual es ridículo”.

 El último disco de estudio, ‘Soul of a Man’, salió en 2006. ¿Demasiadas giras desde entonces o más bien mucho relax?

“Bueno, intento convencerme de que hay vida más allá de la música (risas). Pasé por un periodo de sequía creativa, sentía que no tenía nada más que decir artísticamente hablando, así que me dediqué a viajar, sobre todo por América Latina: México, Guatemala, etc. También tuve unos problemas de salud y hube de ausentarme de los escenarios durante un tiempo. De todos modos, desconectar de todo y dedicarse a otras cosas ayuda a volver con ganas renovadas e ideas frescas”.

Es la primera vez que nos ofrecen una entrevista contigo. ¿Has notado un resurgimiento del interés en tu figura por parte de los medios desde que Bruce Springsteen te invitara a cantar con él?  

“Sí, y me he inventado una historia según la cual yo estaba metido hasta el fondo en la inmundicia. El Jefe vino en su gran limusina y me salvó la vida rescatándome del olvido. Hay gente que cree que nací con sesenta años y que fue él quien me descubrió al resto del mundo. Bruce siempre ha mostrado interés por mí e incluso quiso producir uno de mis discos. Por alguna razón, entonces pensé que no era el momento adecuado y rechacé su oferta. Creí que nunca me lo iba a perdonar pero es una buena persona” (risas).

La hoja de prensa afirma que este es tu disco más personal. ¿En qué sentido?

“Aunque la elección de las palabras no fue mía, sino de la discográfica, es verdad que presté mucha más atención a todo que con discos anteriores. Por ejemplo, los tres últimos los dejé prácticamente en manos de mi productor habitual, Toni Braunagel (John Mayall & the BluesBreakers, B.B. King, etc.), pero esta vez fui yo quien eligió los estudios de grabación y los músicos”.

¿Sueles trabajar con los mismos más o menos o hay mucha rotación?

“Tengo un grupo de músicos en Los Ángeles con los que cuento mucho, pero si hay problemas de agenda, ellos mismos me recomiendan a otros. Últimamente estoy trabajando prácticamente con toda la banda de Bonnie Rait. También me fui a Nueva Orleans, al estudio de un músico inglés afincado allí (John Cleary) para grabar el tema “River Is Rising”, que va sobre el huracán Katrina”.

Eric BurdonMe gustó el toque latino en el tema “Wait”. ¿Cómo surgieron esos arreglos?

“Primero escribí la letra y empecé a ensayarlo con mis músicos, pero había algo que no me convencía, y mi bajista, Terry Wilson, vino con los arreglos finales. Tiene un aire de tango argentino y a mí me gusta la música latina, transmite pasión y romanticismo. Suelo escuchar emisoras mexicanas aquí en California.”

A propósito de “Bo Diddley Special”, ¿es tu bluesman favorito de todos los tiempos?

“Aparte de como músico, le admiro como personaje, y eso que nunca llegué a conocerle. Cuando tenía quince años, tocó en mi ciudad natal, Newcastle, y antes del show le pedí a un empleado del recinto que me dejara entrar en los camerinos para poder saludarle. Me dijo que se había ido a comprar un pollo vivo para cocinarlo allí mismo, en su camerino. Esa es una de las diferencias entre los músicos negros y los blancos, que irían a un restaurante. Yo mismo vi algunas plumas volar por la ventana del camerino (risas). ¿Te imaginas ver a tu músico favorito desplumando un pollo? Desde entonces coincidimos en varios festivales pero era en plan uno bajando del escenario y el otro subiendo, así que nunca hubo tiempo para presentaciones. Desgraciadamente, la única ocasión en que le tuve de frente fue cuando me invitaron a su funeral”.

¿Cuál es la idea tras “Invitation to The White House”?

“Obviamente, tener un presidente negro supuso un gran paso adelante para la sociedad norteamericana. Habiéndose criado en Chicago le imagino como a una persona dura y cercana a la vez, alguien que sabe cómo sobrevivir en el durísimo panorama político y a la vez puede llamar a tu puerta y decirte: “Hola, pasaba por tu barrio y vengo a saludarte”. Bueno, por lo menos esa era la imagen que tenía de él durante su primer mandato…”

¿Te ha decepcionado?

“Un poco, pero por otra parte es lo que espero de cualquier presidente. Hay que cambiar de ideas y prioridades si uno quiere sobrevivir en política, es así de cínico y así de simple, por eso el tema tiene ese toque irónico”.

Personalmente, echo de menos el groove funk de War en tus discos en solitario, pero parece que el tema “Devil and Jesus” lo recupera en parte…

“Bueno, no fui yo quien acabó con War, sino el resto de músicos, que tenían como prioridad otras cosas. En mi nueva banda tengo un percusionista y un batería de Nueva Orleans, así que vuelvo a tener el groove de antaño, tal como destacaste. Todavía somos una banda joven, solo hemos dado un puñado de conciertos y a día de hoy aún estoy en el proceso de añadir -y a veces quitar- músicos”.

Fuiste el primer blanco en una banda de negros, ¿cierto?

“Estamos hablando del año 1970, eran otros tiempos y experimenté de primera mano lo que significa el término “prejuicios raciales”. Obviamente era consciente del problema desde antes, pero vivirlo en tu propia piel es una historia totalmente diferente. Llegué a comprender lo que implicaba ser negro en aquellos tiempos, y me temo que en ese aspecto, las cosas no han cambiado mucho. Yo tuve una novia negra, nació en África pero creció en Inglaterra, y empecé a moverme en círculos de estudiantes y músicos negros, así que para mí estar en una banda así no era nada extraordinario”.

¿Qué sentiste cuando empezaste a girar por EEUU y te diste cuenta que el blues le importaba más a los músicos británicos que a los estadounidenses?

“Tienes razón, cuando aterrizamos allí por primera vez como parte de (ndr: pone voz de malote) la “British Invasion” -un término que, dicho sea de paso, nunca me gustó- nos impactó el hecho de que los americanos no tuvieran ni idea de su propio legado musical. Fue gracias a nosotros, los músicos británicos, que redescubrieron el blues. Me alegro de haber contribuido a ello”.

El año pasado se cumplieron cincuenta años de la fundación de The Animals. ¿Nostalgia?

“No siento nada. He tenido bastantes problemas con los ex integrantes de esa banda, se apropiaron de manera indebida del nombre The Animals dado que sigo teniendo los derechos sobre el mismo”.

¿Nunca habrá reunión pues?

“¡Ni hablar! ¿Para qué volver a formar parte de algo que antes se sustentaba en la amistad pero que ahora de amistad no tiene nada de nada?”

Varios artistas de tu generación cambiaron de estilo y obtuvieron mayor popularidad. ¿Lamentaste alguna vez el haberte mantenido fiel a tus raíces musicales en detrimento del reconocimiento masivo?

“No tengo ningún remordimiento, hago lo que me gusta hacer y punto. No me interesan los gustos de los demás”.

www.facebook.com/juandestroyeroficial

@juandestroyermr

Redacción
Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

  • Andrés dice:

    Uno de los grandes!! Lo vi hace unos cuantos años ya, en su primera visita a San Javier, Murcia (luego volvió) y es impresionante!!!
    Gran recuerdo tengo, me dio la mano y canto como un Dios del rock que es, especialmente emotivo fue su House of The Rising Sun! Grandioso Eric Burdon

  • juandie dice:

    Uno de los mejores intérpretes de la historia del rock.En cuanto a la “reunión” de THE ANIMALS mejor dejarlo como dice el maestro BURDON!!!!

  • juandie dice:

    Aprende PALURDO (lechugino)!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.