sons of exodus
brunhilde
carmen molina
los ruidos
opera nera

Entrevista a Indenakin: “Hay que estar borracho de ilusión y de sueños”

14 diciembre, 2016 4:10 pm Publicado por  Deja tus comentarios

Son jóvenes y vienen desde Belmonte de Tajo (Madrid), pero no por ello les falta calidad. Así lo demuestran en ‘El sótano del Gernika’, un primer trabajo que ha cosecha buenas críticas. Ellos son Indenakin. Su guitarra y voz, Jorge Domingo, se encarga de mostrarle todos los rincones de la banda y del disco a Borja Díaz.

indenakin-2016

El nombre del grupo es un estado, un grito de borrachera. ¿Por qué habéis decidido llamaros así?

“Todo viene por un amigo que siempre que estaba feliz y contento decía que estaba Indenakin y no sabíamos por qué lo decía. Ni si quiera él lo sabía. Nosotros creemos que en esta vida hay que estar borracho de algo: ilusión, sueños, entusiasmo por vivir, querer alcanzar la felicidad… Eso es Indenakin”.

Vuestro disco se llama ‘El sótano del Gernika’. ¿Qué importancia tiene este pub para vosotros?

“Es donde trabajo, donde me he criado. Y de donde viene toda mi fuente de influencias musicales. ‘El sótano del Gernika’ es el "zulo" en el que sudamos todos los días para sacar el sonido a Indenakin. Después lo celebramos en nuestro templo”.

¿Qué supone para vosotros contar con Emilio Ortiz (ex-manager de Mägo de Oz o Jorge Salán)?

“Lo supone todo por el hecho de que, tras muchos años, una persona nos da la oportunidad y la confianza. Además, le gusta nuestra música y tiene muchos años de experiencia en la música. Así se ha convertido en uno más de Indenakin”.

De primeras, sorprende que contéis con un saxofón y un coro de femenino. ¿Cómo surgió?

“En realidad, el saxo empezó desde la primera composición que hicimos con Martin Otegui, co-fundador del grupo. Por motivos de trabajo se tuvo que ir a su país, Argentina. Al quedarnos sin ese sonido tan peculiar, tuvimos que buscar un saxofonista. Nos pusimos en contacto con Javier Camacho y actualmente es uno más del grupo. Sobre el tema de los coros, me gusta mucho el relleno que dan a una canción. Hay muchos en el disco, pero en directo notaba esa ausencia. Es por eso que busqué a dos coristas, que son Elena Gostanza  y Beatriz Yance”.

La gente destaca el buen rollo de la banda. ¿Es algo fundamental para Indenakin?

“Sí. Nosotros más que compañeros de un grupo somos amigos. Pasamos muchas horas juntos y ese feeling se nota en el escenario”.

Esa dosis de positivismo se nota en temas como “Mi día”, ¿no?

""Mi Día" es un tema que refleja nuestra amistad y diferentes noches de fiesta. Son historias que mola plasmarlas en una canción”.

¿Qué temas tratáis en vuestras canciones?

“La vida misma, el amor, las drogas, la amistad y, sobre todo, historias que nos han pasado personalmente o a gente muy cercana a nosotros”.

Este es un trabajo muy variado. ¿Qué influencias tenéis?

“La verdad que al haberme criado en un pub he tenido la oportunidad de escuchar muchísima música. Me vienen influencias de Jimmy Hendrix, toques de guitarra de David Gilmour, Dire Straits, Red Hot Chili Peppers y, en algunos momentos, toques psicodélicos, sobre todo en directo. Eso sí, siempre con nuestro toque personal”.

Los vídeos de “Llega el tren” y “Los cuatro amigos” tienen un hilo conductor a modo de cortometraje. Habladnos de esto.

“Se me ocurrió hacer algo original junto con Carlos Domingo (fotógrafo y productor audiovisual), y a él le pareció buena idea. Decidimos hacer una historia al principio o al final de cada videoclip como si fuera un corto o una serie, con el fin de enganchar al público y destacar la importancia que tiene en la música. ¿Cómo lo hicimos? Fomentando la colaboración de las personas cercanas al grupo para que fueran partícipes de este proyecto tan bonito”.

¿Habrá continuación en próximos videoclips?

“Sí, la habrá. La gente está muy enganchada a la historia y seguiremos dando al espectador lo que quiere”.

Redacción
Etiquetas: , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.