ivanallue2
blanco y en botella
cath gairard
hermana furia
kutxi romero
jei pir

RANDY RHOADS EN EL RECUERDO

20 marzo, 2012 9:14 pm Publicado por  Deja tus comentarios

Sed todos bienvenidos a mi nuevo blog que podrás seguir aquí, en el rock PURO ROCK del MariskalRock.com. En este espacio iré comentando, esporádicamente, mis inquietudes, pensamientos u opiniones acerca de diversos temas que por lo general estarán rodeando a todo lo que tenga que ver con el mundo de la música rock y específicamente de mi instrumento: la guitarra.

Por supuesto todos vostor@s estáis invitados a participar de este blog escribiendo vuestros propios comentarios y opiniones a través de este mismo espacio.

Y para inaugurar esta sección se me ha ocurrido hacer un pequeño homenaje a un grande de las seis cuerdas que tal día como el 19 de este mismo mes nos dejaba de manera trágica hace ya 30 años. Para mí, y por razones personales, también se trata de un día más que especial. Os estoy hablando de Randy Rhoads.

A estas alturas todos sabemos ya del buen hacer de Randy pero resulta realmente curioso y escalofriante a la vez lo influyente que ha llegado a ser el guitarrista con apenas 5 años de trayectoria en la música y dejando registrados, ya para la historia, dos discos con la banda que él mismo fundó, Quiet Riot ( en los años 1977 y 1978 ) y otros dos con el gran Ozzy ( Blizzard of Ozz en 1980 y Diary of a Madman en 1981 ); para mis los mejores discos del que comenzara su carrera musical en Black Sabbath.

De su etapa en Quiet Riot tan solo podemos decir que grabaron dos discos geniales que, en primera instancia, no vieron la luz en Estados Unidos ( donde se creó la banda ) si no en Japón. Tras estos dos plásticos, un buen amigo de Randy, Dana Stum, bajista de la banda Slaughter, le presentó a Ozzy, que por aquellos tiempos comenzaba a forjarse su propia historia en solitario tras 10 años de locuras, excesos y mucho éxito con los británicos Black Sabbath. Ozzy se había mudado a Estados Unidos para, desde allí, emprender su nuevo camino y vaya si lo hizo. Así, y tras escuchar tocar a Rhoads, decidió (Ozzy) que él sería el creador de grandes riffs y de solos que ya forman parte de la historia de la guitarra a nivel mundial y que se enseñan en todas las escuelas de guitarra del planeta. De esta manera, la canción Mr. Crowley, que supuso uno de los dos primeros sencillos del británico, contiene dos de los solos más emblemáticos de la historia del Heavy, llegando incluso a ser elegido por la conocida revista “Guitar World” como uno de los 100 mejores solos de la historia de la guitarra compitiendo con el gran “Hot for Teacher” de Van Halen, “Highway Star” de Blackmore o el mismísimo

“Little Wing” de siempre grande Jimi Hendrix.

Creo que conozco a muy pocos guitarristas que no sepan tocar algunos riffs de Randy como “Crazy Train”, “I Don’t Know” o “Over the Mountain”.

Como ya muchos sabréis, el joven guitarrista (tenía 26 años cuando nos dejó) murió a causa de un accidente de avioneta en Florida que bajo los mandos de Andrew Aycock, conductor del microbús que llevaba toda la formación de Ozzy de gira por los Estados Unidos, quedó empotrada en el domicilio del piloto tras perder el control de la aeronave. Hay, sin embargo, quien afirmar que no fue un accidente como tal y que era el mismo piloto quien deseaba estrellar el vehículo con el único fin de acabar con la vida de su mujer, quien se encontraba dentro de la casa. Sea como fuere, nuestro Randy se encontraba en aquel “artefacto” que le dejó sin vida aquel trágico y triste 19 de marzo de 1982. Somos muchos los seguidores de Rhoads que, por edad, nos tenemos que conformar con visionar algunos documentos audiovisuales que podemos encontrar por la red o escuchar a los afortunados que han tenido la posibilidad de verle tocar en directo.

Esto se trata, ni más ni menos, que de mi recuerdo hacia un grande que nos enseñó mucho y al que podemos seguir escuchando gracias a un vehículo que siempre permanece vivo: La Música.

Va por ti Randy!

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.