el dromedario
romeo
tres de copas
sormoky
clang
artabans redemption
dino rockys
haches
spin offs
3n
poire
javier solo
VAIRE
Playa 4

Entrevistas |Ricardo Ruipérez (M Clan)

«Quería encontrar un camino alternativo a M Clan»

Por: Anna Moher

Siempre se ha escudado tras la guitarra, el micrófono de los coros y las sombras de los focos. Ahora, Ricardo Ruipérez ha decidido salir de la zona de confort de M Clan para debutar en solitario con ‘En la distancia corta’, un álbum muy personal en el que ha intentado encontrarse a sí mismo, tanto emocional como musicalmente hablando, puesto que es la primera vez que se enfrenta a ser la voz principal. Anna Moher ha tenido el placer de indagar en su mundo interior y conocer cuál es la historia, de cara a su concierto en la Sala Cool de Madrid el próximo 26 de diciembre.

‘En la distancia corta’ es tu debut en solitario. ¿Da vértigo?

“Sí. Realmente hay una dosis de inconsciencia, pero creo que ya la puedo asumir.  Si quiero hacer música y hacer mis propias canciones, tengo que empezar por ahí”.

Es un disco muy nostálgico. No sé si es lo que sientes en este momento de tu vida.

“Me gusta que me lo digas porque es así. Tengo sentimientos de nostalgia y melancolía muy fuertes”.

De hecho, en el primer corte, que se llama “El bosque de los pájaros”, hablas de volver a las raíces. No sé si eso es lo que has hecho ahora mismo con este disco: regresar un poco a lo que eras tú antes.

“No lo que era antes, sino que hay una visión melancólica de lo que es un poco la vida en general, determinados momentos. A veces me gusta regodearme en esa nostalgia o melancolía, porque me ayuda a saber de dónde vengo y hacia dónde voy, es decir, me ayuda a situarme emocionalmente. Esa canción nace de un paseo por la mañana en la zona en la que vivo, donde me he criado. Prácticamente la letra me salió del tirón. Es un disco muy personal y confesional, incluso”.

¿Y no da miedo el exponerse tanto?

“No, ahora mismo no lo veo de otra manera. No puedo pensar en hacer un disco que fuera una farsa, inventarme un personaje y ser un bienqueda, para no sé quién, porque yo realmente no tengo público, entonces no me pierdo en eso. Intento buscar la verdad que hay en mí y poder hacerla canción. No tengo grandes pretensiones, solo intentar hacer poco a poco un camino con mis temas, mi sonido, darle salida a mi vena creativa”.

Algún público tendrás, ¿no? (risas)

“Sí, pero no lo sabemos (risas). Yo soy un gran desconocido hasta para los seguidores de M Clan, así que esto era una cosa muy personal.  Warner me dio la oportunidad de hacerlo y yo me lancé a ello porque quería hacer mi música”.

¿Crees que vivimos en una sociedad que intenta esconder la fragilidad?

“Sin ninguna duda. Pero no solo la fragilidad, sino todo. Vivimos en una sociedad hipersuperficial, donde la forma importa más que el fondo,  y en la que nos tienen completamente amansados y amaestrados a través de un móvil y cosas superfluas. Somos una sociedad perfectamente manejable. Todo es una farsa y hay que intentar mantenerse despiertos para verlo”.

Decías en la letra de “El bosque de los pájaros” “agotado de mi esfuerzo”. ¿Alguna vez has dicho “hasta aquí, no puedo más”?

“Muchas veces, pero luego sacas fuerzas y retomas, tanto personal como profesionalmente. Nuestra vida es una completa montaña rusa, emocional y vital. ¿Qué es la felicidad? Pues son pinceladas. La felicidad existe porque existe la tristeza. En esas curvas ascendentes y descendentes intentamos encontrar un equilibrio”.

Estabas acostumbrado a hacer coros, pero en este disco has tenido que enfrentarte a cantar. ¿Cómo ha sido ese proceso?

“Ha sido un proceso de prueba y error, de dar con mi tonalidad y expresividad y a partir de ahí encontrar el camino para que las canciones tuvieran un sentido. Aprendí a escucharme. Fui a un chaval de Murcia que me ayudó con la respiración y a meterme en esa otra faceta emocional de cantar. Ya no tengo miedo, aunque tampoco voy a tener una trascendencia como que vaya a ser ahora Freddie Mercury (risas). Yo, más que cantar, intento contar. No me fijo mucho en el cómo, sino en lo que hay detrás”.

Tienes concierto en Madrid el 26 de diciembre. ¿Qué quieres que la gente sienta cuando te escuche en directo?

“Joder, no lo sé. Intentaré ser lo más yo posible y ser sincero y honesto cantando mis canciones, y como tampoco tengo referencias… Quiero intentar hacerlo bien y ver qué piensa el público”.

Uno de los temas se llama “Luna ha cambiado de piel”. ¿Quién es Luna?

“Luna está inspirada en la tercera edad. Yo vivo cerca de una residencia y Luna me lo inspiró una mujer mayor con su cuidadora, que siempre veía por las mañanas, que se fijaba en mi perro, un golden de cuatro años”.

En la canción “Ángel dorado” al principio aparece la voz de una niña. ¿Quién es y qué dice?

“Es mi hija Aitana, que va a un colegio inglés. Esa noche ella tendría cinco o seis años. Estábamos leyendo un cuento en la cama y yo la grabé sin que se enterase y decidí incluir el audio original en la intro, ya que la canción habla de ella y de la sensación de culpabilidad que tenemos los padres cuando nos pasamos con los críos.  ¿Has visto cómo pronuncia? Yo cuando digo algo se ríen de mí. Ser padre sí que es una profesión; es jugar la Champions”.

Otro de los cortes es “Ángel y demonio”. ¿Quién es el ángel y quién el demonio entre Tarque y tú?

“Tenemos tiempo para todo, para ser los dos. Somos como hermanos, así que conozco su lado ángel y su lado demonio, igual que él conoce ambas partes de mí. De cara al exterior queda claro quién es, porque Tarque es mucho más rockero, es un frontman, y yo estoy un poco ahí detrás”.

¿Te gusta estar ahí detrás o simplemente te has acostumbrado?

“Me he acostumbrado, pero aquí quiero decir cosas al margen de él y de M Clan”.

¿Por qué decidiste que ahora era el momento para lanzarte en solitario?

“Para esta faceta nueva empecé a componer hace cuatro o cinco años, pero no para este disco. Realmente nunca pensé que fuera hacer un disco en solitario, al menos en aquel entonces, pero las circunstancias me llevaron para allá. Yo fantaseaba desde hace dos o tres años, después de parar la gira de Delta, y al final se ha convertido en realidad, en dar un paso más, en salir de la zona de confort, en intentar encontrar un camino alternativo a M Clan y más personal. Yo jamás me podía imaginar haciendo este álbum. Me siento muy orgulloso, aunque también hay miedo, pero he sido capaz de hacer lo que quería”.

¿Qué ha sido lo más duro de salir de esa zona de confort?

“Trabajar en solitario. Siempre he tenido una banda y trabajar solo te lleva a tener que tomar otras decisiones, sentir emociones diferentes, a miedos, a aprender a cómo compartir las cosas”.

Hablas en el redondo de las sombras. ¿Cuál es la mayor sombra con la que te has encontrado en tu vida?

“Para mí es la infancia, porque nunca nos deja de acompañar. Todos somos niños que fingimos ser adultos. Por eso, cuando eres mayor, vuelves a la infancia, porque la zona que te marca es esa”.

¿Qué le dirías al Ricardo niño si tuvieras la oportunidad?

“Sí se puede (risas). Con determinación, ganas y valentía se puede”.

Redacción
Etiquetas: , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.