Madness Live!

Entrevista a Los Coronas: “Nuestra música conecta con la realidad”

31 octubre, 2017 8:30 am Publicado por  1 Comentario

Pocas cosas existen mejores en esta vida que el placer de una buena conversación, con gente que sabe de lo que habla y que te aporta infinidad de cosas sobre un tema que nunca llegaste a pensar que podría dar tanto de sí. Este el resultado de la visita de Manu Gamarra a las oficinas de Sony Music Spain para charlar largo y tendido con Javier Vacas, David Krahe y Roberto Lozano, miembros de la ya mítica banda de surf rock instrumental Los Coronas, con motivo de su último y ambicioso trabajo, ‘Señales de humo’.

15326439_1139620012740582_4282446477910778407_n

¿Por qué creéis que es el trabajo más ambicioso de vuestra carrera?

(J) (mientras come compota de manzana directamente del bote; la hora fijada para la entrevista no era la ideal para los que acostumbran a comer tarde) “Porque es un disco doble, diecisiete temas todos originales, y además pensamos que es el más abierto musicalmente. Te podría decir que hay cuatro vertientes diferentes, puede que incluso cinco, de cada una de nuestras facetas como músicos, organizadas en bloques de tres o cuatro canciones”.

Por un lado está el sonido clásico de Los Coronas, más surfero y ortodoxo; luego está una parte más hispana, que nos conecta con el folclore de nuestro propio país utilizando elementos como la guitarra española, las palmas… También las que se mueven por el ambiente mediterráneo del norte de África, en zonas como Egipto, y las más western tipo banda sonora, con la clara influencia de Ennio Morricone. Luego hay otro más experimental y abierto, terreno donde ya nos metimos ligeramente en el anterior disco, ‘Adios Sancho’, y que aquí ya está mucho más desarrollado y presente, al igual que los cuatro estilos anteriores. Quizás esto último sea la respuesta a tu pregunta (risas)”.

(D) “Por ahondar más en este tema, yo incluso diría que se pueden encontrar todavía más pinceladas, como de música tradicional centroeuropea de estilo balcánico. Sin olvidarnos del rock and roll más clásico, base de la que parte el surfero, algo que se aprecia muy bien en el tema “Mr Reed””.

Precisamente sobre esto último os quería preguntar. Al final de “Mr Reed” metéis un fragmento del “Land of one thousand dances” de Wilson Pickett… ¿es algo que soléis hacer habitualmente?

(D) “(risas) Por supuesto. Por ejemplo, el “Caravan” de Duke Ellington lo tienes en “Pincho moruno”.

(J) “Son cosas que las hacemos a propósito, esos guiños han sido constantemente desarrollados en la carrera de Los Coronas. Meter una versión en otra, hacer una mezcla de dos… En directo sí que nos gusta más hacerlo, pero igual para grabar preferimos temas propios”.

(D) “Los Coronas no dan puntadas sin hilo (risas). Nuestro anterior disco, ‘Adiós Sancho’, de trece canciones, se publicó en 2013, un dato que pasa desapercibido para la mayoría de la gente. Solo los más surferos caen en la cuenta de que se lanzó el mes en que se cumplía el cincuenta aniversario de la publicación del primer álbum de la historia de la música instrumental. En 2017 salimos con un disco doble, algo muy inusual hoy en día, de diecisiete temas. Pura satisfacción personal, guiños privados entre nosotros.

La música instrumental es un género que muy difícilmente va a llegar a llenar estadios… ¿Cuál creéis que es el techo de Los Coronas?

(J) “No tienen techo, es el que nosotros queramos ponernos, nunca sabes lo lejos que te puede llevar la música. Te pongo un ejemplo: ¿quién iba a pensar que un grupo como Toundra iba a conseguir lo que está consiguiendo?”.

(D) “Y nosotros hemos hecho giras por lugares como Australia, Europa o México delante de veinte mil personas…”

(J) “Tenemos un lugar interesante, podemos tocar en festivales supuestamente orientados al pop o al rock and roll. A Asia no hemos salido todavía (risas)”.

Sin embargo, rechazasteis una oferta de Little Steven para formar parte de su sello…

(J) “Nos querían comprar todos los discos, los derechos editoriales. Eso significaba perder el control de tu propia carrera y dejarlo en manos de alguien que, aparte de actuar en series y realizar giras mundiales, tiene muchísimas ocupaciones (risas)”.

(D) “Somos algo extraño dentro de la música, y es que tenemos casi la totalidad de los derechos de nuestras canciones, algo que para una editorial es muy atractivo, más todavía si es música instrumental: anuncios, películas…”

(R) (recién llegado a la entrevista) “Estos van a flipar con mi oferta, soy Little Steven, les invito al concierto de Bruce Springsteen en el Bernabéu…”

(J) “Él se utiliza como gancho al principio, pero al final con quién acabas tratando es con su mánager, que además acabó saliendo de la compañía de una manera un tanto extraña. Tú firmas con este sello y los discos igual tienen que fabricarlos en Estados Unidos, y a lo mejor no tienes ni siquiera la posibilidad de que estén distribuidos en las tiendas de tu propio país o de venderlos en tus directos, porque le interesan para otro tipo de cosas. Al final le dijimos que no, desde luego no se lo esperaba, nos pensaba mandar a toda la panda de mafiosos de Los Soprano (risas)”.

No es la primera vez que grabáis en Arizona. El emplazamiento desde luego no podría congeniar más con vuestra música…

(D) “Lo importante al final es el estudio, aunque evidentemente está ubicado allí por algo”.

(J) “Es su dueño, Craig Schumacher, quién ha creado todo ese mundo allí. Se trata de un espacio completamente diáfano, sin las clásicas peceras de grabación con el tío en la mesa de mezclas al otro lado. Grabamos todos a la vez y el ingeniero nos dirige desde el centro de la sala, como si fuese un director de orquesta. Se busca la naturalidad y la verdad, con todas las imperfecciones que eso conlleva. Y con cinta analógica”.

¿Cómo surgen los nombres de las canciones en un grupo instrumental?

(D) “Son casi todo vínculos emocionales u homenajes. “Sierra yeguas” es un paisaje evocador, “Calle Tesoro” de ‘El baile final de los locos y los cuerdos’ era la calle que utilizábamos para cruzar de un lugar a otro del barrio en el que vivíamos unos cuantos. “Mulas huyendo de una ostia consagrada” es un homenaje a la amistad de Dalí, Buñuel y Lorca, que se reían de Juan Ramón Jiménez ofreciéndole títulos para sus poemas, y uno de ellos era este”.

22365244_1430373540331893_2718608666724403058_n

¿Qué más instrumentos utilizáis además de la base de guitarra, batería, bajo y trompeta?

(D) “Esto te lo va a decir el multinstrumentista del grupo (risas)”.

(R) “Yo he grabado bongos, maracas, panderetas, cencerros, shakers, vibráfono, melódicas, tablas hindús… Luego Miguel Campello de Elbicho ha colaborado metiendo palmas en los temas más españoles y muchas más percusiones: yembé, congas, darbukas, castañuelas de metal típicas de la música náhuatl…”

(J) “También Sergio Mendoza de Caléxico grabó teclados, saxo, arreglos de metales y efectos, y Jairo Zavala de Depedro el pedal Steel, un instrumento muy complejo de utilizar. Como tengamos que proponer colaboraciones vocales ya… (risas)”.

(D) “Eleanor Whitmore el violín, que además eligió ella la canción… Nosotros recurrimos a las personas, les damos una orientación y luego ya ellos tienen un talento descomunal para esto”.

Os iba a preguntar si nunca os habían comentado que igual el hecho de hacer canciones sin letra se podía ver como algo más “sencillo”, pero ahora que me decís todo esto creo que no tiene mucho sentido…

(D) “A priori puede parecerlo, porque no le das tanta importancia al mensaje de la canción. Pero si lo piensas, el mensaje que tienen algunos clásicos del rock and roll tampoco es que sea algo muy profundo, muchas veces se busca más la broma o el gancho, que no estamos hablando de Lou Reed precisamente. Además, ¿catalogarías como sencilla una fuga de Bach? (risas)”.

(J) “Nosotros, al hacer rock and roll instrumental, tenemos que hacerlo más sencillo. Tiene que ser algo asequible, que conecte, que tenga baile”.

(D) “Es una manera de simplificar eso sin perder la esencia, pero a nosotros nos gusta siempre ir un poco más allá. No es el caso de los temas de surf instrumental muy ortodoxos”.

¿Por qué aquel EP de versiones de hace dos años?

(D) Era un poco salir de ese encorsetamiento. Tenemos una base rítmica que ha ayudado en los conciertos de grupos de talla internacional como los Mastersons, ¿por qué no hacer nosotros también nuestra pequeña incursión en el mundo de las palabras? Y teniendo como tenemos vínculos directos con gente con mucho talento como Jairo Zavala o Eilen Jewell…”

(J) “Es algo que entra dentro de la lógica de la trayectoria de Los Coronas. Ahora por ejemplo estamos recuperando un par de temas para el directo que hacía muchísimos años que no tocábamos; si algún día nos da el punto los podríamos grabar”.

También versionasteis “Sobre un vidrio mojado” para el disco 35 aniversario de Los Secretos…

(J) “Fue una propuesta directa de la compañía discográfica, y decidimos elegir el único tema que no era de Los Secretos (original de Kano y Los Bulldogs). Otro pequeño guiño del que seguro nadie se ha dado cuenta a no ser que alguien como tú lo pregunte (risas). La idea fue de la compañía, pero yo tengo constancia de que a ellos les gusta Los Coronas; de hecho, Álvaro Urquijo me llamó personalmente para agradecérmelo. Además, es una canción que tocaban demasiado acelerados y nosotros conseguimos bajar un poco”.

(D) “Plantearnos hacer una versión instrumental de cualquier otra canción igual hubiese sido más complicado, así que en este caso nuestra elección estaba muy clara. Tengan o no tengan letra nuestros temas, con lo que sí conecta mucho nuestra música es con los años sesenta, que es cuando se publicó la versión original de esta canción. (“Tras unos minutos de intercambio de opiniones sobre lo que debería ser un disco homenaje a tu propia banda por parte de otros músicos, posicionándonos como miembros de Los Secretos y dando nuestros puntos de vista…”)”.

Ya que últimamente Tarantino se ha metido en un rollo más western… ¿nunca ha llegado a haber ninguna llamada?

(D) “¿Pero de él o de nosotros? (risas)”.

(J) “Yo llegué a contactar con la supuesta persona que le propone cosas sobre música, pero no ha habido respuesta. Además, las quería en cinta de casette, no escucha otra cosa (risas). Tenemos un tema perfecto, que es “Drama west””.

(D) “No sería nuestra primera incursión. Hemos formado parte de varios proyectos como la película “Airbag”, en su momento la más taquillera de la historia del cine español, Amenábar nos encargó componer una canción para “Abre los ojos”…”

¿A la hora de componer los temas los hacéis entre todos o igual tiene Fernando algo más de peso?

(J) “Justo al contrario. En el inicio de Los Coronas, los temas los hacían David y Fernando: uno traía una idea y el otro la completaba. A lo largo de los años los arreglos ya los compartíamos entre todos, y eso cada vez ha ido a más. En este último disco las composiciones se han repartido entre los cinco. Fernando ha sacado su menor cantidad de temas en la historia del grupo y sus arreglos los hemos hecho nosotros”.

¿Alguna novedad sobre la gira?

(J) “Vamos a hacer algo que nunca habíamos hecho: primero sacar el disco, promocionarlo, y luego hacer la gira. Es decir, todo a su debido tiempo. Octubre, noviembre y diciembre van a ser de promoción, y ya a finales de año y principios de enero arrancamos con la gira. No queremos que llegue la gente al concierto y diga “anda, ¿pero habéis sacado nuevo disco?””

Cito literalmente del dossier: “la duda de la despedida…”

(D) “Hasta para esta entrevista llega un momento en el que hay que despedirse, eso no quiere decir que no nos vayamos a volver a ver”.

(J) “El grupo nació en el noventa y uno, lleva veintiséis años en activo, la formación actual una década o más. Hace diez años sacamos otro disco doble… Hay que disfrutar el momento, no sabes cuándo se te puede venir algo encima; mejor dejemos un mensaje final de que la gente no se pierda las cosas en vivo. Los festivales molan, pero a las bandas hay que ir a verlas a las salas”.

(D) “La música de Los Coronas en directo es una conexión con la realidad, somos un grupo de sabores fuertes y picantes. No te podemos decir más. La duda está bien, incluso como vía de conocimiento”.

(R) “Se cierra un ciclo o se abre otro nuevo, nunca se sabe”.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

  • jose

    Me parece muy fuerte que Javier Vacas haya hecho un comentario tan a mala baba como el de que “Fernando ha sacado su menor cantidad de temas EN LA HISTORIA DEL GRUPO y SUS ARREGLOS LOS HEMOS HECHO NOSOTROS”.
    Fernando es la persona que más respeto siente por lo que son Los Coronas. Hay que lavarse la boca antes de hablar de él.