leyendas del rock
metal paradise
puenterock2020
Anightofblackstars
barbarablack
LegacyOfBrutality
EnVano
The Apollardaos

Dave Grohl (Foo Fighters) y el día que revalidó su título de “satán” por su obsesión por la pirotecnia: “Nunca había visto a mi madre correr por su vida”

26 marzo, 2020 5:54 pm Publicado por  2 Comentarios

Todos sabemos que el cantante de Foo Fighters, Dave Grohl, tiene un lado muy bromista y que ese aspecto de su carácter le ha llevado a vivir momentos muy hilarantes a lo largo de su vida. Tal es el extremo al que llega, que el vocalista incluso se ha abierto una página en Instagram llamada ‘davestruestories’ (las historias reales de Dave) en la que va a ir contando momentos graciosos y surrealistas que le han pasado. 

El primero que se ha decidido a narrar ha sido el de cómo su obsesión por la pirotecnia le llevó a ser odiado por todos sus vecinos. En el extenso texto, Dave empieza a relatar que desde bien pequeño se ha visto muy atraído por la pirotecnia y que solía jugar con ella, no pudiendo evitar entrar a las tiendas que se iba encontrando incluso mientras trabajaba en el estudio en el que iba a grabar con Foo Fighters

No obstante, aunque el artista se enrolla hablando de ese proceso de creación del refugio musical, la parte importante de la historia viene más adelante, cuando empieza a hablar de que, antes de mudarse a Seattle, su vecindario era idílico, hasta que la gente empezó a irse de allí y comenzaron a llegar nuevos inquilinos que no veían con buenos ojos a Grohl. “Para 1998, éramos de las pocas familias que habían estado allí durante 20 años y, tristemente, no teníamos la misma conexión con los vecinos como solíamos tener. Creo que me veían como ‘la estrella del rock satánica’ y a mi madre como ‘la profesora de escuela retirada y la señora de los gatos’. Pero, no os voy a mentir, tampoco hice demasiado para poder pertenecer de nuevo a la comunidad”, afirma el músico.

Un 4 de julio, el día que se celebra el Día de la Independencia de Estados Unidos, mirando por la ventana, se dio cuenta de que la mayoría de sus vecinos estaban reunidos en la calle, así que animó a su madre a salir para intentar integrarse. Efectivamente, la relación con ellos empezó a mejorar por momentos, hasta que a Dave se le ocurrió sacar la pirotecnia que había comprado hacía tiempo, llamada ‘Cracklin’ Thunder’. 

El artista pensaba que se trataba de unos fuegos artificiales pequeños e inofensivos, pero, nada más lejos de la realidad, se trataba de unos potentes. Al principio, todo iba bien, puesto que salieron disparados hacia arriba y se proyectaron en el cielo próximo, pero después, la potencia de los mismos y el hecho de que Grohl no los hubiera estabilizado los hizo salir en dirección a la gente. “Abuelas corriendo, niños gritando, padres en pantalones cortos dispersándose por todas partes, los oídos pitando por el sonido de cientos de explosiones, pánico, caos, anarquía, terror… Todo lo que recuerdo es ver entre el humo a mi dulce madre corriendo por su vida a esconderse detrás de un árbol. Nunca había visto a mi madre correr por su vida a esconderse detrás de un árbol nunca”, explica.

En definitiva, después de esta curiosa anécdota, Grohl siguió siendo considerado por sus vecinos como “la estrella de rock satánica” y su madre como “la mujer de los gatos”. Pero parece que aprendió la lección, ya que, según asegura al final del escrito, no volvió a tocar fuegos artificiales ningún 4 de julio más.

Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.