el dromedario
romeo
tres de copas
sormoky
clang
artabans redemption
dino rockys
haches
spin offs
3n
poire
javier solo
VAIRE
Playa 4

Crónica de Deep Purple en Madrid: El brillo eterno

6 julio, 2017 1:35 pm Publicado por  1 Comentario

WiZink Center, Madrid
El palacio de los deportes, rebautizado ahora como Wizink Center por el patrocinio de la firma financiera, iba a ser el lugar de despedida en nuestro país, después de pasar por Bilbao y Barcelona, de toda una institución musical como el quinteto británico Deep Purple, que tantas satisfacciones no ha brindado en su larga y fructífera carrera. Contaron como invitados los australianos Airbourne, muy habituales por nuestras tierras últimamente, y que algunos han querido convertir demasiado pronto en los herederos de AC/DC.

No han descubierto nada nuevo, pero con su mezcla de rock and roll con hard rock de ritmos trepidantes y actuaciones incendiarias, han sabido ganarse el cariño de muchos seguidores; aunque resultara curioso que algunos asistentes hasta esta misma noche no sabían de su existencia, tras catorce años de carrera y cuatro álbumes de estudio a sus espaldas.

Hicieron un repaso a su discografía, salvo ‘No Guts, No Glory’, dando preferencia a su último trabajo ‘Breakin’ Outta Hell’. Joel O’Keeffe, cantante, guitarrista y líder de la banda, no paró de animar al público con sus bromas y sus carreras de un lado al otro del escenario, que ya son marca de la casa. Tras su habitual intro con la música que Brad Fiedel compusiera para Terminator 2 se lanzaron a su vertiginoso show con temas como “Ready to Rock”, “Too Much, Too Young, To Fast”, “Girls in Black”, dejando para la parte final cortes que ya son clásicos como “Stand Up for Rock’n’Roll”, “Live It Up” y el magnífico “Runnin’ Wild”, que ya respira a ser un emblema dentro del rock, siendo un estipendo prolegómeno.

En poco más de media hora ya teníamos todo preparado para que el combo que comenzó en la localidad de Hertford se despidiera de nosotros, poniendo fin a su desempeño musical sobre los escenarios. Dejaron constancia de por qué uno de sus grandes logros ha sido gestar uno de los mejores directo como es ‘Made in Japan’, esencia pura y piedra angular de muchas grabaciones en vivo que vendrían después. En la enorme pantalla situada en la parte posterior del escenario se mostraba una imagen con los cinco rostros sobre una masa de hielo flotante, en un claro homenaje a la icónica portada de ‘In Rock’, pero conceptualizada con la de su reciente trabajo ‘Infinite’.

Deep-Purple-Barcelona-2017

En este caso no podemos decir lo de la puntualidad británica, pues los miembros de Deep Purple aparecieron cinco minutos pasados de las nueve y media de la noche. Considerados junto a Led Zeppelin y Black Sabbath uno de los tres pilares fundamentales del hard rock y del heavy metal que han influenciado a numerosas bandas hasta el día de hoy, arrancaban con “Time for Bedlam”, el penúltimo concierto de su gira europea, que cruzará el charco en el mes de agosto.

La formación que presentaba su vigésimo álbum de estudio, ‘Infinite’, es la misma que lleva funcionando desde el año 2002, con Ian Gillan a la voz, Roger Glover al bajo, Ian Paice a la batería, único miembro original de aquel Mark I de 1968, ya que los anteriormente citados se incorporaron un año después, Steve Morse a la guitarra, y Don Airey a los teclados, completando el Mark VIII. Prosiguieron con el enérgico “Fireball”, que la gente identificó enseguida, y donde el duelo entre el bajo de Glover y los teclados de Airey destacaron de forma sobresaliente.

En “Bloodsucker” el protagonismo de los teclados de Airey volvieron a ponerse de manifiesto, una constante durante gran parte del show. Aunque la sombra del añorado John Lord siempre ha sido alargada, no podían haber encontrado mejor recambio que el citado teclista. Entrelazaron con otro de sus inolvidables éxitos, “Strange Kind of Woman”, momento en el que contaron con los coros del público, y en el que Gillan soltó un largo speech mirando fijamente a Morse que no dejaba de sonreír.

Se enfrentaron después a un trío de canciones de sus dos últimos álbumes como por ejemplo “Johnny’s Band”. En ese momento Morse rompió una cuerda de la guitarra mientras miraba Gillan como diciendo que esto es lo que hay, y aguantando el tipo hasta el final. Tras eso entró rápidamente el técnico para cambiar el instrumento. Siguieron con “Uncommon Man”, que cuenta con una intro de Steve como solista, y el Hammond de Airey que planea por todo el tema en forma de sublime y grandiosa sinfonía en un homenaje a John Lord; y dejándonos después un medio tiempo como “The Surprising”, que bajó algo el ritmo del concierto.

Los teclados de Don nos devolvían a la época clásica con otra de sus indispensables piezas como es “Lazy”, que cuenta con una parte inicial donde el organo vuelve a recuperar el protagonismo, y en la que Gillan hace uso de la armónica para sumarse a la fiesta ante el deleite de sus seguidores. Con dos cortes recientes  como “Birds of Prey”, donde Morse se luce con las seis cuerdas,  y el rotundo “Hell to Pay”, daban carpetazo a sus nuevas composiciones, con el punto de inflexión que iba a ser el elaborado y estudiado solo de teclados, presentado por Gillan antes de retirarse para tomar un respiro.

Glover-Deep-Purple-Barcelona-17La gran pantalla nos permitió tener una magnífica visión de primeros planos, con los dedos del teclista recorriendo todas las teclas en un solo donde sacó todo el partido posible a su instrumento, consiguiendo sonidos estruendosos frente a otros más sosegados, y metiéndose al público de la capital en el bolsillo con un doble guiño futbolero. En mitad de este momento de lucimiento y virtuosismo, intercaló unas notas del himno de la décima del Real Madrid y del himno del Atlético de Madrid ante el delirio general de un público que llenaba la pista del palacio de los deportes.

Con las pilas cargadas, el resto de la banda se incorporó para enfrentarse a las joyas de la corona como la rítmica y cautivadora “Perfect Strangers”, la incontestable “Space Truckin'” y su tema franquicia, el mítico “Smoke on the Water”, que con las proyecciones del incendio del casino de Montreaux en 1971, ocasionado por una bengala lanzada en el concierto de Fran Zappa, adquirió tintes extraordinarios y dramáticos. Para los bises y tras la intro con el clásico “Peter Gunn Theme” del magnífico compositor Henry Manchini, que popularizó Emerson Lake & Palmer, nos brindaron una alargada “Hush”, versión de Joe South, que fue su primer éxito en los inicios de su carrera. El duelo entre Airey y Morse fue trepidante, pasando después el testigo a Glover para lucirse en un solo con toques funk y trasmitiendo un gran feeling.

El broche final llegó con otra pieza de orfebrería como “Black Night”, que la actual factoría Purple actualizó y alargó para dar rienda a suelta a las improvisaciones y virtuosismos propios de grandes maestros instrumentales, en una gran ceremonia de clausura. Echamos en falta “Highway Star”, que estaba incluida inicialmente en el set, y que hubiera redondeado la noche, aunque como ocurriría con “Child in Time”, son canciones de una gran exigencia vocal, y que en vez de adaptarlas a las características actuales de Gillan, decidieron prescindir de ellas directamente.

Habiendo visto a la banda dos días antes en Barcelona, nuestras sensaciones fueron bastante mejores, y es que el cantante, a nuestro parecer, no se encontraba muy “católico” esa noche, lastrando su actuación por algún problema físico. El recuerdo que nos deja el combo británico, que cumplirá cincuenta años de carrera en 2018, es el de los grandes caldos que han sabido envejecer y ganar cuerpo con el paso de los años, contando con unos músicos sublimes, que se divierten en el escenario mostrando su gran complicidad y consiguen hacernos llegar sus buenas vibraciones.

Hasta siempre amigos, vuestro púrpura nos dejará un brillo eterno acompañándonos durante una gran parte de nuestra vida, y permaneciendo para siempre con vuestro glorioso legado.

Texto: José Luis Martín

Fotos (Barcelona): Iñigo Malvido

Redacción
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.