Madness Live!

Eveth

Entelequia

Rock Estatal Records (2017)

Por: David Esteban

7.0

Tras dos obras anteriores tituladas ‘La condena del tiempo’ (2012) y ‘El legado de los sueños’ (2013), más adversidades aparte debido a diversos cambios de formación, los mallorquines Eveth se han puesto manos a la obra para deleitarnos con un nuevo plástico denominado ‘Entelequia’, el cual viene a mantener los mismos estándares de power metal tradicional, potente, directo y escrupulosamente medido.

Para los que no conozcan a los baleares, es necesario remarcar que Eveth no es la típica banda de power metal ñoño y sin fundamento que colapsó el mercado a mediados de los noventa. Sin duda, tienen la capacidad y las buenas maneras para ser lo suficientemente meticulosos y poder ofrecer una obra sin la más mínima fisura, tanto en el terreno lírico-conceptual, como en el musical. Riesgo a equivocarme, me atrevería a decir que los músicos en cuestión son de escuela, debido a su buen hacer instrumental; en lo que seguro no me equivocaré es en afirmar su buen hacer documental previo a la composición de las letras, puesto que la gran mayoría de ellas son de temática legendaria/mitológica, dando como resultado final una atractiva elaboración y composición lírica. Con todas estas premisas, el nuevo disco de Eveth resulta una obra cuidadosamente calibrada y moldeada perfectamente para ofrecer un producto final realmente interesante.

La intro, “Entelequía”, termina por explotar en un corte directo y enérgicamente power metalero titulado “Conjura de villano”, la mejor carta de presentación a disposición del oyente. La siguiente, “Torre de Babel”, esconde unas líneas vocales muy pegadizas por parte del gran David Dalmau y unos excelentes solos de guitarra por parte de sus hachas. “Mi momento existe”, de letra aparentemente biográfica y estableciendo la música como vehículo y motor de vida, podría ser la experiencia personal de cualquiera que lea estas líneas. Musicalmente resulta la pieza menos power metal del disco junto con la que sigue, “Eclíptica pasión”, melódica en línea general y más entroncada en el heavy metal.

Bajando revoluciones le llega el turno a “La huida”, un buen medio tiempo con cierto aire a Mägo de Oz en el estribillo. En contraste, unas poderosas guitarras cuentan la historia de “Lilith”, una de las más duras del plástico. En la misma onda mitológica, “Mar blanca” toma la forma de corte cañero y estribillo fácilmente recordable. A diferencia de las anteriores y de aire oriental, “El Dios Kemet” progresa certera hacia un torbellino de heavy power de primer orden, al igual que “La esfera del miedo”, puro y duro power metal veloz como bien mandan los cánones.

Para finalizar la obra, “Por siempre”. Resulta ser “la balada” de cuidada letra y que, a diferencia de muchas otras del estilo, termina por estallar en un tema abiertamente distorsionado que le hace ganar muchos enteros.

En definitiva, un buen trabajo cuyos cuarenta y cinco minutos son un apasionante paseo por el mejor power metal fantástico y literario sin caer en el infantilismo y el carácter exageradamente feliz de otras muchas obras del género. “Entelequia” es un álbum bien compuesto, ejecutado de manera magistral y cuidado al milímetro en el que se percibe un trabajo previo digno de reconocimiento.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción