peter martinez
sons of exodus
jorge valverde
brote

Bruce Springsteen se pone nostálgico y reflexiona sobre la vida en “Western Stars”

13 diciembre, 2019 6:08 pm Publicado por  8 Comentarios

'Western Stars', el documental escrito, producido y codirigido por Bruce Springstseen como forma de promocionar su disco del mismo nombre, se ha estrenado en la gran pantalla. Nuestro Yorgos Goumas tuvo la oportunidad de verlo en su primera noche en cines y estas fueron sus sensaciones. 

Nadie puede dudar del estatus de contador de historias, a modo de trovador, del de New Jersey, tanto íntimas como en formato de comentario social, al nivel de un Bob Dylan o Leonard Cohen. En su decimonoveno disco de estudio, ‘Western Stars’, “El Jefe” vuelve a contarnos historias acerca de personas que ven cómo el mundo cambia a su alrededor, quedándose ellas atrás sin que puedan hacer nada al respecto.

Así, nos encontramos con la vida del especialista del cine, cual metáfora de la gente que no tiene temor a la hora de romperse la crisma para conseguir sus sueños pagando un alto precio (“Drive Fast [the Stuntman]”); del quemado actor/vaquero de películas de serie B (“Western Stars”); de la gente que vive vidas simples y aburridas sin perspectivas de futuro (“Chasing Wild Horses”, “Sundown”), pero también historias de amores que acabaron (a veces) mal (“Somewhere North of Nashville”, “There Goes My Miracle”, “Moonlight Miracle”).

Obviamente, no podía faltar la sempiterna oda que dedica la cultura norteamericana a la libertad en cuanto a no tener un lugar fijo y deambular de ciudad en ciudad (“Hitch Hikin’”, “The Wayfarer”). Mientras la temática no se aleja de lo habitual dentro de la obra de Springsteen, a nivel musical, los fans se encontrarán con una sorpresa, puesto que esta vez “El Jefe” ha querido rendir homenaje tanto a lo que se conoce como el sonido de California como al de Nashville. Con respecto al primero, el bueno de Bruce nos da a entender que creció escuchando a bandas como The Beach Boys (en este caso emula su sonido a partir del seminal ‘Pet Sounds’), The Byrds, Crosby, Still, Nash & Young, The Mamas and the Papas y también a artistas que solían compaginar el pop y folk con exquisitos arreglos orquestales como Harry Nilsson, Jim Croce, Danny O’ Keefe o John Denver. Con respecto al segundo, pensad en músicos como Jimmy Webb, Glen Cambell (no en vano cierra la película con la versión del clásico “Rhinstone Cowboy”) o Linda Ronstadt, quienes a menudo tuvieron sus temas folk country arropados por arreglos orquestales.

Los que hemos seguido su trayectoria ya le habíamos visto coquetear con el folk en discos como ‘The Ghost of Tom Joad’ o ‘We Shall Overcome:The Seeger Sessions’, pero la novedad yace precisamente en arropar sus temas con arreglos orquestales. Para conseguirlo, Bruce contó con una orquesta de más de 30 músicos y un coro de cuatro mujeres, aunque optó por no contar en esta ocasión con su E Street Band, quizás pensando que para este disco necesitaba a músicos con otro tipo de sensibilidad.

Pues bien, Bruce decidió que no iba a hacer una gira para promocionar este disco. En su lugar, grabó en directo en el gran granero que está en su rancho en New Jersey todos los temas del disco con los mismos músicos que en el redondo, si no me equivoco, entre ellos su mujer desde hace 30 años, la también músico Patti Scialfa, ante un pequeño público para publicarlo en formato de documental. Según el presentador televisivo Manel Fuentes (un fan declarado del Jefe, a quien sigue por el mundo en sus conciertos y le ha entrevistado dos veces), que fue el encargado de hacer una breve presentación antes de la proyección, Bruce siempre ha mostrado interés por la cinematografía y él mismo habría colaborado activamente a la hora de posicionar las cámaras y decidir los ángulos y tomas de los conciertos grabados. Sí es verdad que Bruce ha dicho en entrevistas que sus historias han sido influenciadas por el cine americano de los ’70, una década que nos dio un puñado de grandes directores (desde Scorcese a Coppola) y películas que reflejaban los tiempos turbulentos y oscuros de aquella época. Todo esto viene a colación del hecho que Bruce aparece como codirector junto a su colaborador Thom Zimny.

Así, han decidido intercalar imágenes de su archivo personal y de Bruce como vaquero o conduciendo en su pick-up por el desierto mientras con su voz en off reflexiona acerca de la vida y da explicaciones sobre la temática de los temas del disco en un obvio intento de mostrarnos que hay pocos como El Jefe a la hora de representar la psique e imaginería  norteamericana: el desierto, los coches, los caballos salvajes, la contradicción entre la ansia de libertad y a la vez pertenecer a algún lugar…Bienvenidos al mundo del Marlboro.

No es un documental al uso en el sentido de que uno no solo puede conocer la historia del Jefe, sino que también se trata de la representación de una mirada nostálgica de Bruce hacia tiempos pasados, buenos y malos, así como una reflexión sobre los sentimientos que Bruce guarda con respecto a cómo ha vivido su vida. En definitiva, nos hace llegar a la conclusión que el amor es la única riqueza que poseemos de verdad, ya que con él podemos descubrir un pedacito solo del inmenso e inconcebible milagro de la vida y de dios.

No busquéis rock, esto se lo reserva para su próximo disco con su E Street Band, actualmente en preparación, pero vedlo si queréis reflexionar, de una forma a veces luminosa, a veces melancólica, de la vida de un artista que el 23 de septiembre cumplió 70 años y ve cómo sigue sobreviviendo en un mundo que cambia a la velocidad de la luz, con el peligro subyacente de que le deje atrás, tal como pasó con tantos otros de los personajes que protagonizan sus canciones.

Redacción
Etiquetas: ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

8 comentarios

  • Juandie dice:

    Todo lo que haga THE BOSS es sinónimo de CALIDAD y este documental dirigido por el mismo asi será.

  • Rest dice:

    Si tiene problemas de insomnio...¡¡¡este será su documental de cabecera, de cabezada y de cabezazo!!! Por cierto, se ha colado una errata en el artículo: el alter ego del temible Adormilator está junto al de Cohen y Dylan. Por favor.....aooooohh....arregladlo ......aooooouuuuuhh......con rapi....rapi....rapideZzzzzzzz!!!!

  • Anónimo dice:

    Una verdadera maravilla

  • Larry dice:

    Una auténtica maravilla ver y escuchar a Bruce en este formato

  • rockandhell dice:

    Un disco acorde con su estado vital, con unas interpretaciones que se notan genuinas. Es estupendo que a su edad aún tenga cosas que ofrecer que valen la pena. Eso sí, parafraseando a Sabina, emociones fuertes buscarlas en otra(s) canción(es).

  • Tere dice:

    Me ha encantado como suena con los 30 músicos, su voz maravillosa, sus reflexiones, la fotografía.....,como siempre un genio

  • George Quezada dice:

    Bruce you always took me out somewhere in the middle of the states describing the fields and scenic roads through out Nebraska . Without leaving my home but reminiscing the past years in New Jersey was a soothing memory of my upbringing there now that I\'m at least 10,000 miles away and feel lucky to have witnessed ( 2 ) concerts 1 in central park NO NUKES and the other in miami ORANGE BOWL 1987 Greetings from Santiago Chile ohhhh yeahh I miss the Jersey Shore ortley beach but not hurricane Sandy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.