Madness Live!
isabelmarco
fanray
abducidos
vagos
javiersolo
iluperez
leyendasdelrock
resurrection
jupiter
kikogarcia
neriva
hedphelym
behemoth
abismo
parcas
rockinghorse

Entrevistas |Tobias Sammet (Avantasia)

«Tras la gira de ‘Ghostlights’ me sentía una pieza de una cadena de montaje»

Por: Mariano Muniesa

Es uno de los músicos más prolíficos que ha dado el heavy metal alemán en toda su historia. Inquieto, imaginativo, simpático y entusiasta, esta suerte de eterno adolescente llamado Tobias Sammet añade a su extraordinariamente fecunda carrera un nuevo álbum de Avantasia, ‘Moonglow’ (que ve por fin la luz el 15 de febrero) en el que se ha vuelto a poner el listón todavía más alto en cuanto a ambición creativa y calidad musical. Mariano Muniesa siempre recuerda en las charlas que tenemos en la redacción cuando le conoció en el backstage del festival Bang Your Head allá por el 2000 y, por tanto, siempre que se juntan para una entrevista, el resultado suele ser jugoso. Compruébalo a través de la siguiente charla que ambos mantuvieron

Tobi… ¿sigues siendo el doble alemán de Jon Bon Jovi?

“¿Cómo…?

Sí, hombre… ¿no te acuerdas de cómo se refirió a ti Biff Byford de Saxon cuando te invito a cantar con él en el Wacken Open Air de 2007?

“¡Hey! ¡Qué memoria! Ahora que lo dices es verdad, no me acordaba de aquello. Gran tipo Biff Byford, adoro su sentido del humor”.

Hecha la broma, vamos al meollo de la cuestión. Obviamente la actualidad viene dada por este nuevo trabajo de Avantasia, el octavo más concretamente, ‘Moonglow’. De nuevo, abordas la tarea de hacer un álbum conceptual y, precisamente por ello, me produce mucha curiosidad saber de qué manera afrontas ese reto después de llevar tanto tiempo haciéndolo. ¿Es un proceso más sencillo por la experiencia acumulada o, por el contrario, es más difícil por lo que te exiges a ti mismo a la hora de superar el anterior?

“No tengo una respuesta clara a esa cuestión, la verdad. Cada caso y cada momento a la hora de empezar con un nuevo disco de Avantasia es diferente, siempre hay autoexigencia, pero diría que el nivel de dificultad es variable según la circunstancia. Cuando escribes un álbum conceptual y quieres intentar enfocarlo como una novela, entonces puedes tener dificultades para crear una línea argumental coherente y para explicar cada aspecto de una historia que fluye de una manera que tú mismo en ocasiones no controlas bien. Y esta vez, realmente no quería hacer eso. Solo quería escribir 11 poemas. ¿Cuántas canciones hay en el álbum? ¿10, 11? En realidad no lo sé. Quería escribir poemas, piezas individualizadas que pudieran tener una serie de elementos comunes que juntos crearían una pieza completa. Ese era mi objetivo. Una vez que tuve claro eso, fue bastante fácil y todo fue fluyendo de una manera muy natural, muy espontáneo”.

Leyendo algunos reportajes que se han publicado tipo “studio report”, como por ejemplo el que publicó mi compañero Jason Cenador en La Heavy, se hace hincapié en que la fantasía, la imaginación, la evasión de la realidad está mucho más presente en este trabajo que en otros. ¿Estás de acuerdo? ¿Te ves a ti mismo, como han señalado algunos periodistas, como un Tim Burton del heavy metal?

“(Risas) ¡Tim Burton! ¡Wuau! ¿De verdad han dicho eso? Bueno, evidentemente cuando escribo y compongo para Avantasia todo se basa en la fantasía y también en ese anhelo de evasión, de escapismo al que te refieres. La música para mi es la mejor vía de escape de los problemas y de los agobios del mundo real. Con la música me escapo a otros mundos, pero tampoco dejo de ser consciente de dónde estoy. Más concretamente en ‘Moonglow’, las canciones que he escrito se desarrollan en un mundo real pero diferente de como lo concebimos, es un entorno grotesco, siniestro, fantástico, pero al mismo tiempo, es un mundo que está muy arraigado en la realidad. No sé si autoterapia es la palabra correcta, pero trato de poner mis sentimientos y mis emociones en esas canciones y ello me ayuda a crear una historia que puedo contar a través de la música”.

¿Qué te llevó a situar el escenario de esta nueva historia en la Inglaterra victoriana, de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX?

“Quería situar la historia en un tiempo y una localización muy lejana de la actual, esa época del final del romanticismo, en donde una criatura sensible, con gran capacidad de percibir muchas sensaciones, se encuentra en un mundo en el que se siente incomprendida, donde es incapaz de encontrar su lugar. Se vuelve entonces hacia la oscuridad para encontrar una puerta a través de la imaginación, una puerta en la oscuridad para escapar de su situación miserable. Hay mucho de mí mismo en esa historia, a pesar de que he tratado de tomar distancia con lo que he escrito. Por eso imaginé otra época y otro mundo, y en ese sentido me he inspirado mucho en los grandes literatos de esa época, como Edgar Allan Poe o Algernon Blackwood, y en esas misteriosas y brumosas calles de Londres de finales del siglo XIX. Pero si analizas bien la historia no todo es grotesco y oscuro, también hay sentido del humor, hay colorido, no todo es deprimente. Por eso me ha hecho gracia que se me comparase con Tim Burton, es un creador que me encanta y me siento muy identificado con su forma de reflejar sus ideas en el cine”.

Afrontar un proyecto tan ambicioso con esa energía supongo que es algo muy ilusionante, pero también me imagino que no debe de ser fácil poder llevarlo a cabo tal y como lo tenías en la cabeza. ¿Cuáles han sido los principales obstáculos o los problemas más complicados que se te han presentado durante toda la elaboración de ‘Moonglow’?

“A nivel creativo no hubo realmente ninguno, porque cuando en algún momento te atascas, no das con la clave que te proporciona la idea correcta para continuar la narración, en lugar de agobiarme por eso, me lo tomo como un juego, como un desafío, como si tuviera que salvar una pieza valiosa de un ataque en una partida de ajedrez. Si no encuentro la solución adecuada, si una melodía que me da vueltas en la cabeza me gusta, pero no encuentro cómo encajarla, entonces le doy la vuelta a la cuestión y me digo: “OK, esto así no va a funcionar. ¿Qué tengo que cambiar para que funcione?”, y esto es algo que aplico a otros posibles problemas. Por ejemplo, cuando quieres que Bruce Dickinson cante en el disco, pero la respuesta de Rod Smallwood es: “Bruce Dickinson no está disponible”. Entonces opto por cantar yo las partes que había pensado para Bruce. Es como cuando en el último disco quise que interviniera Meat Loaf, pero desafortunadamente no fue posible”.
Ya que has sacado tú mismo el tema de los cantantes que han colaborado, vamos con la pregunta obligada: ¿Cómo elegiste a todos los vocalistas invitados para este álbum?

“Alguno de ellos ya han sido parte de Avantasia y mi experiencia con ellos ha sido tan positiva que quería repetir, como con Michael Kiske, por ejemplo. Esta vez resultaba más difícil para él porque esta ocupadísimo con Helloween, pero cuando se lo propuse, me dijo: “Tobi, no te preocupes, haré lo que sea necesario para formar parte del disco”. En cuanto a Jörn Lande, Bob Catley, Eric Martin o Ronnie Atkins ya pertenecían a la familia Avantasia y, de hecho, me acompañarán en la gira. Estimulan mucho mi creatividad; escribir para Ronnie o para Bob es muy inspirador, y me ha alegrado mucho que hayan querido de nuevo colaborar conmigo. Con Geoff Tate ya había hecho algunas cosas, pero la última vez que coincidí con él, le dije: “Geoff, me gustaría estar en un estudio contigo y trabajar una canción en profundidad”.  Imagínate, para alguien como yo, que me declaro fan incondicional de una obra maestra como ‘Operation: Mindcrime!’ trabajar codo a codo en el estudio con un cantante que ha influenciado a tantísimos grandes tanto en el heavy metal como en el rock más clásico ha sido una experiencia maravillosa, como un sueño hecho realidad, porque en un tema como “Alchemy” creo que Sascha (ndr: Paeth, productor del disco y partenaire de Tobias Sammet en Avantasia) ha sabido sacar ese Geoff Tate de ‘Operation: Mindcrime!’ que yo imaginaba para esa canción”.

Tobias Sammet y el productor Sascha Paeth en el Hard Rock Café de Munich, tras la escucha exclusiva del álbum. Foto: Jason Cenador

¿Y sobre los nuevos?

“Con Hansi de Blind Guardian hacía mucho tiempo que quería trabajar. Ya había colaborado conmigo en un disco de Edguy, pero le quería en Avantasia, igual que a Mille Petrozza. En otras ocasiones quizá no había ninguna canción en la que encajase bien ese tipo de voz agresiva, brutal, que le caracteriza, pero cuando compuse “Book Of Shallows”, me dije: “Hey, Tobi ¡esta vez has dado con lo que le va a la voz de Mille!”, y cuando se lo propuse aceptó encantado”.

¿Cómo fue la experiencia con Candice Night?

“¡Oh! Sencillamente maravillosa. Elegí a Candice para “Moonglow” porque sonaba un poco como Mike Oldfield, y me acordé en seguida de Maggie Reilly, la voz de “Moonlight Shadow”, ¿te acuerdas? Entonces estuve repasando en mi colección de discos voces femeninas y cuando escuché de nuevo a Candice Night pensé que podía ser la idónea. Tenía que ser una voz que transmitiera inocencia, candidez, es decir, no podía ser una cantante de metal gótico ni de ópera, y Candice Night se me apareció como la luz en mitad de la oscuridad. Contacté con ella a través de su manager, la idea le gustó y me dijo: “Sí, me gusta, quiero hacerlo”. Y ha sido otra de las colaboraciones de las que me siento más orgulloso”.

¿Tanto te ha gustado la colaboración de Candice Night en esa canción como para elegir “Moonglow” segundo single del disco, a pesar del contraste que representa con el resto del álbum? Sobre todo pensando en editarla después de una pieza de más de diez minutos tan elaborada como “The Raven Child”.

“No, en realidad, no pensé en ese contraste. Simplemente, me pareció una muy buena canción, que es además la que da título al disco y que, si acaso, puede proporcionar una muestra de que ‘Moonglow’ es un álbum muy diverso musicalmente”.

 ¿Qué es lo que te ha llevado a firmar con Nuclear Blast para la edición de este nuevo disco de Avantasia?

“Principalmente, que entendieron a la perfección que yo no podría hacer un disco como este si tenía encima la presión de un ejecutivo discográfico recordándome tres veces al día la fecha de entrega del master. Después de todo el proceso de composición, grabación y la gira de ‘Ghostlights’, tuve la sensación de haberme convertido en una pieza dentro de una cadena de montaje, una herramienta de la industria, y no la de ser un músico. Fue una época de trabajo agotadora, y más que un descanso, lo que necesitaba era poder plantearme el siguiente paso sin presiones de tiempo. Nuclear Blast entendió este planteamiento y por eso me decidí a trabajar con ellos. Cuando llevas tantos años trabajando con dos bandas a la vez, que afortunadamente funcionan bien, graban discos, hacen giras, además de mí y del grupo hay otra mucha gente que se beneficia de eso y que siempre te está diciendo: “Debes hacer un nuevo álbum. Ahora es el momento de un  nuevo Avantasia”. Y después: “Ahora es el momento de un nuevo álbum de Edguy. Tienes que hacer una gira, vas tocar aquí, tienes que tocar allí…”, y como te decía antes, al terminar la gira de ‘Ghostlights’, empecé a tener la sensación de que estaba perdiendo el control y que ya no era yo el que dirigía mi propia carrera. Así que corté por lo sano, me construí un estudio de grabación en mi propia casa para ser más independiente y retomé la idea de hacer un nuevo álbum de Avantasia, pero sin una fecha límite para tenerlo terminado”.

El haber trabajado con ellos en el pasado supongo que también fue una carta a su favor ¿no?

“Desde luego. Con ellos tuve en el pasado, y vuelvo a tener ahora, una magnífica relación de trabajo. Son una buena compañía. Algo para mí muy importante, casi te diría que fundamental, es que respetan a los artistas. Aunque en comparación con las grandes multinacionales son una compañía pequeña, tienen la suficiente experiencia, solvencia y capacidad como para trabajar a muchos niveles como una gran multinacional. Cuando un sello de los grandes, como Sony Music Alemania te firma un contrato, no significa necesariamente que tu disco saldrá a la venta en Estados Unidos, porque no les importará el número de discos que pueda vender allí si Sony Music USA no está interesada en tu producto. Con Nuclear Blast no sucede eso. Puedes vender muchas o pocas copias, pero tienes la garantía de que tu disco llegará a Japón y a Estados Unidos y se conocerá allí”.

Miércoles 24 de abril de 2019 Bilbao, Santana 27, viernes 26 de abril de 2019, Barcelona, Razzmatazz 1 y sábado 27 de abril de 2019 Madrid, Palacio Vistalegre. ¿Qué puedes adelantar a tus fans españoles acerca de cómo serán estos shows de Avantasia en tu próxima gira europea?

“Es muy probable que te suene a tópico lo que te voy a decir, pero te doy mi palabra de que es la verdad. Llevo más de 20 años tocando tanto con Edguy como con Avantasia en España, cada vez que hago una gira europea y me encanta tocar allí. Es un público que siempre responde con una pasión y una entrega sensacionales y, por tanto, puedes creerme si te digo que me hace muchísima ilusión volver a España. Estamos trabajando muy duro para presentaros un espectáculo lo más atractivo posible y estoy seguro de que os va a encantar”.

24 de abril de 2019 Bilbao, Santana 27
26 de abril de 2019, Barcelona, Razzmatazz
27 de abril de 2019 Madrid, Palacio Vistalegre

Mariano Muniesa
Sígueme

Mariano Muniesa

Periodista Musical at Mariskal Rock & La Heavy
Mariano Muniesa acumula una larga trayectoria en el periodismo musical tanto en prensa escrita como en radio y TV. Ha dirigido programas en las principales cadenas de radio del pais (Cadena 100-COPE, Onda Cero, SER-40 Principales) en 40TV-Canal Plus y Onda 6 TV y es autor de numerosos libros biográficos y ensayos sobre el mundo del rock: Rolling Stones, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Metallica, Barón Rojo, AC/DC y un largo etcétera.

Descubre su blog La Comuna: http://marianomuniesa.blogspot.com.es/
Mariano Muniesa
Sígueme
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Mariano Muniesa

1 comentario

  • Juandie says:

    Se prevé un buen álbum de AVANTASIA y más viendo la cantidad de grandes músicos que han colaborado en él. Me encanta la portada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.