whisky caravan
adventus

Entrevistas |Alejo Stivel y Ariel Rot (Tequila)

«Para aguantar tanto tiempo en la música hay que ser un poco superhéroe»

Por: Alfredo Villaescusa

Ariel Rot y Alejo Stivel. Foto: Marina Rouan

En una época en la que el rock & roll había que buscarlo con cuentagotas en nuestro país y los pocos que apostaban por dicho estilo andaban perdidos por vericuetos urbanos o sinfónicos, hubo unos valientes que prefirieron no complicarse la vida y hablar de chicas, alcohol y demás temas a pie de calle. Alcanzaron lo más alto, se separaron y en 2008 volvieron a juntarse para saldar algunas deudas pendientes, como por ejemplo aquel disco en directo que nunca sacaron. Y una vez que han cumplido a todos los niveles, llega el momento de despedirse de nuevo de los escenarios, algo que harán definitivamente el 20 de marzo en el WiZink Center de Madrid. De eso y del pasado, presente y futuro charlaron el vocalista Alejo Stivel y el guitarrista Ariel Rot con Alfredo Villaescusa.

No queda nada para consumar otra despedida de las tablas, ¿suspirareis aliviados o se os caerá la lagrimilla?

(Ariel) “Bueno, la verdad es que la gira de despedida empezó ya hace tiempo y la gente nos decía: “¿Pero qué pasa? ¿Amenazáis con despediros y luego no hacéis nada?”. El caso es que queríamos ir a sitios que no habíamos estado y Bilbao era uno de ellos, no queríamos despedirnos solo de tres ciudades…Nos lo pasamos bomba, en realidad, pero luego cada uno tiene sus ocupaciones”.

(Alejo) “Tenemos una misión antes de irnos” (risas).

¿A qué os dedicaréis en el futuro?

(Ar) “Pues estamos todavía pensando en ello…”.

(Al) “Continuaremos con nuestra vida y con lo que venimos haciendo, no sé, Ariel tiene un programa de tele…”.

(Ar) “Sí, hay proyectos, pero nunca fuimos de hacer planes a largo plazo, de todas formas. Imagino que a la semana de que se acabe todo esto y veamos la agenda vacía se nos empezarán a ocurrir cosas” (risas).

Al contrario que otros grupos, en vuestro caso la vuelta no ha ido acompañada de un disco en estudio, ¿no se os queda la espina clavada?

(Ar) “Bueno, sí hubo un álbum en directo y DVD, algo que era una deuda pendiente porque éramos una banda que sonaba muy bien en vivo siempre, nuestros shows fueron una parte muy importante de nuestra carrera y el disco que no llegamos a grabar en el 82 lo hicimos ahora y aprovechamos también para incluir DVD, que es lo que se suele hacer, creo que es un bonito recuerdo”.

(Al) “Tequila fue un fenómeno que ocurrió en nuestras vidas, pero está muy encapsulado en el tiempo, fue algo muy fuerte, intenso y fugaz. La temática de las canciones además lo reflejaba y meterse ahí dentro no es fácil, así que preferimos seguir rescatando temas que en su momento ni siquiera habíamos tocado”.

(Ar) “Eso es, se trata de mantener esa esencia y no contaminarla con nuestras inquietudes más adultas”.

Sí que hubo una pieza inédita, “Yo quería ser normal”, de la BSO del filme ‘Superlópez’, ¿cómo surgió?

(Ar) “Pues nos ofrecieron ese proyecto y en un principio nos pareció una idea extrañísima, porque era algo basado en un cómic, pero nos pasaron la película  y no sé cómo, se nos ocurrió algo que valía para la película, e incluso para nosotros mismos. Puede resultar un tanto absurdo, pero encontramos un punto en común entre un superhéroe y nosotros. Quizás, como tú decías, un disco entero resultara algo fuera de ciclo, pero una canción sí que estaba bien como recuerdo de esta juntada. Y también, respecto a ‘Superlópez’, para aguantar tanto tiempo en esta profesión sí que hay que ser un poco superhéroe” (risas).

Con todo lo que ha cambiado el panorama discográfico con Spotify y demás, ¿no os asustó dar el paso de publicar algo nuevo más de tres décadas después?

(Al) “No conocemos el miedo” (risas).

(Ar) “No, para qué vas a pensar en esas cosas, uno hace lo que le gusta y punto. Nos lo tomamos como un desafío, porque había que encajar muchas cosas. En primer lugar, tenía que encajar en la película, y luego tenía que sonar a Tequila y ver si éramos capaces de recuperar aquel espíritu. Creo que lo conseguimos porque la estamos tocando en directo y no parece que sea un tema compuesto hace tan poco, quizás la letra sea un poco más elaborada, lo único… Nuestros mensajes eran simples, pero creo que bastante originales para ser unos críos, Alejo tenía una manera de componer como grandes slogans. ¡Me vuelvo loco y quiero salir a cantar es una frase eterna!”.

Ariel Rot en Bilbao. Foto: Marina Rouan

Se comentaba que había incluso preparado un quinto trabajo poco antes de separaros en el 82, ¿es cierto?

(Ar) “Sí, en una de las recopilaciones que se hicieron aparecieron algunas demos de esa época y debe haber algunos casetes por algún lado con cuatro canciones más. Pero bueno, fue un disco más complicado, el bajista Felipe ya no estaba, como que la esencia del grupo se había roto…”.

Tequila irrumpieron mucho antes de la eclosión de la Movida madrileña, ¿os sentisteis ninguneados por ese mundo?

(Al) “Pues sí y no, sí que nos ningunearon bastante, pero eso era también una necesidad que tenían ellos de reafirmarse. Nosotros realmente éramos menores que muchos de ellos, pero como llevábamos ya un tiempo y habíamos tenido cierto éxito representábamos como el establishment para lo que era la estética nuevaolera. Lo cierto es que nosotros a nivel musical y estético pertenecíamos más a los setenta que a los ochenta, había ahí un vacío y a ellos les quedaba muy bien decir que rompían con el pasado, aunque eso fuera Tequila”.

(Ar) “Yo creo que lo nuestro fue más bien un eslabón previo a la Movida, pero quizás sin eso dicho movimiento no habría llegado a lo que fue”.

(Al) “Cuando salieron Tequila la mayoría de lo que había eran cantantes melódicos y al oírnos a nosotros mucha gente se dio cuenta de que se podía hacer rock en español”.

Como habéis dicho, el éxito os pilló muy jovencitos, ¿fue duro de asumir?

(Ar) “Bueno, mi madre era cantante y la de Alejo actriz, en realidad veníamos del mundo artístico, no era algo lejano ni mucho menos, en nuestras familias ya teníamos músicos y actores famosos”.

(Al) “Ahora a los grupos les cuesta más conseguir algo, a no ser que participen en un concurso televisivo o algo así, pero en ese momento había radios que programaban cosas e inmediatamente trascendían. Pero el éxito no fue duro, fue un regalo, duro es estar en el paro, por ejemplo”.

Ariel, tú has afirmado en alguna ocasión que la gente acogió con demasiada indiferencia la separación de Tequila, ¿lo sigues pensando?

(Ar) “Sí, sobre todo por parte del entorno cercano, que eran más adultos que nosotros. Podrían habernos dicho que descansáramos un año y que luego lo retomáramos, pero ni la compañía discográfica ni el mánager dijeron nada, vamos, que ni nos sentamos a hablar con ellos. Y luego, bueno, España ya estaba en otro momento, fue algo que pasó inadvertido”.

(Al) “De hecho, no mandamos ni siquiera una nota de prensa para decir que nos habíamos separado, algunos se preguntaban por el próximo disco, pero nadie sabía qué había pasado…”.

Se especuló con problemas de drogas y mal rollo entre vosotros, ¿qué sucedió realmente?

(Ar) “A ver, los grupos están destinados a separarse, suele haber muchos motivos para separarse y también para seguir, se ponen en la balanza y eso determina la decisión final. En nuestro caso sí que había como un hartazgo y la sensación de que todo se hacía muy cuesta arriba porque estábamos como desclasados u olvidados, no tuvimos en ese momento ese espíritu de unión o de lucha como para decir, vamos a aguantar, vamos a hacer otros planes, a tocar fuera…Por supuesto, también estaba el tema tóxico, pero tampoco es que hubiese broncas entre nosotros, sino que eran cosas como que a veces uno no aparecía por los ensayos, estábamos un poco alocados…”.

Alejo Stivel en Bilbao. Foto: Marina Rouan

Quizás hoy en día con tanta gira de despedida se esté desmitificando ese concepto…

(Al) “Si te fijas, los que hacen giras de despedida son gente como Paul Simon, Elton John… Es algo lógico en la vida de todo artista, pero puede haber un torero que también haga algo similar, o incluso los futbolistas a veces hacen un partido de despedida, es simplemente una parte más de la vida”.

(Ar) “El nuestro es un caso bastante particular porque nuestra despedida fue una excusa para juntarnos, una buena excusa (risas)”.

Supongo que en 2008 os costaría volver a meteros en el traje de Tequila, y más a Alejo, que llevaba un tiempo alejado de los escenarios…

(Al) “Las primeras veces me daba verdadero pánico, luego a la tercera o cuarta todavía andaba con miedo y a la sexta ya dije, ya estoy aquí otra vez, era como si nunca me hubiera bajado del escenario”.

¿Tenéis algún tipo de ritual antes de salir a las tablas?

(Al) “Yo sí, pero no te lo puedo decir… (risas)”.

(Ar) Yo sí, porque lo mío es legal, me tomo un whisky (más risas)”.

Tequila en Bilbao. Foto: Marina Rouan

Alejo, ¿no se te hace raro cantar temas muy generacionales tipo “Me voy de casa”?

(Al) “Bueno, pero es que en realidad yo nunca me fui de casa, tengo pendiente todavía ese aspecto” (risas). El rock and roll en verdad es una puesta en escena, Chuck Berry, por ejemplo, cantaba con 90 años “Sweet Little Sixteen” y los Rolling Stones también hacen lo mismo con otras piezas. Es como si todos durante un par de horas decidiéramos que somos atemporales y dejamos la cronología fuera del recinto”.

Con la susceptibilidad que existe hoy en día hacia las letras de los artistas, no sería raro que rechinara alguna como la de “Mira esa chica”…

(Ar) “Bueno, al que ofenda “Mira esa chica” la verdad es que debería hacérselo mirar. Pero en la canción no seguimos a la chica por toda la ciudad para acosarla o algo así, sino para hablar con ella, también puedes seguir a un chico porque toca muy bien la guitarra y quieres conocerlo… (risas).

¿Os habéis planteado adecuar alguna letra o estrofa a los nuevos tiempos?

(Ar) “Hemos cambiado alguna cosa, pero del tema de Los Rodríguez “Mucho mejor” porque había alguna frase que nos hacía sentir un poco incómodos. Pero estas cosas deberían partir de uno, ¿no? Es un corte que escribí hace muchos años y que preferí aggionarlo, ponerlo al día”.

(Al) “Mira por ejemplo lo de “Carolina no tiene edad para hacer el amor” de M-Clan y Carlos Tarque lo sigue cantando así, sin problema…”.

El PSOE utilizó para una campaña electoral de Zapatero “Que el tiempo no te cambie”, ¿qué os pareció?

(Al) “Bueno, nos pidieron permiso, no pueden utilizarla si no les damos consentimiento, de lo contrario, podríamos demandarlos, como ha sucedido en EE UU con Donald Trump y algunos artistas que ha utilizado”.

(Ar) “No nos arrepentimos, la verdad”.

Grupos actuales como Los Zigarros beben bastante de Tequila, ¿cómo os tomáis haber creado semejante estela?

(Ar) “Eso es algo que ni te planteas, yo estoy más preocupado por seguir aprendiendo a tocar bien, los guitarristas de ahora son muy buenos, están muy bien preparados, creo que no hay que perder nunca el pulso, porque si no, sales a tocar y haces un poco el ridículo”.

(Al) “Pienso que realmente sí que aportamos algo a la escena española, pero eso no corresponde a nosotros decirlo, sino a los críticos, los periodistas…”.

Ariel, ha sorprendido en los últimos tiempos tu faceta de presentador en el programa ‘Un país para escucharlo’, ¿vas a hacer carrera en la televisión?

(Ar) “Esta charla creo que es un buen ejemplo de que soy mejor preguntando que contestando (risas). A ver, lo cierto es que el proyecto que has mencionado ya tampoco da mucho más de sí, porque prácticamente hemos recorrido toda España. Es un trabajo duro, pero estaba hecho muy a mi medida, no se trataba de ir a un plató a presentar grupos, eso no me interesa mucho, la verdad. Pero lo de hablar, conocer gente y tocar con ellos sí que me llamaba cuando me lo propusieron, era una especie de road movie por el paisaje sonoro de España y eso me pareció la hostia, creo que aporta mucho al panorama televisivo”.

Alejo, ¿tú volverás a la producción?

(Al) “Sigo abierto a ello, pero creo que me centraré más en mi carrera en solitario, que dejé aparcada con la reunión de Tequila. También estoy presentando un programa de radio en Rock FM y si aparece algún proyecto de productor interesante, lo haré”.

Por último, dicen que Ariel suele acompañar a músicos argentinos cuando vienen a tocar a Madrid…

(Ar) “Un momento… ¿Acompañar a dónde? ¿Al cuarto de baño? (risas) A veces les acompaño a muchos sitios, pero depende de la confianza que haya (más risas). Pero sí, algunos compatriotas me llaman para echar unas cañas, tocar con ellos luego a la noche o juntarnos un rato para ensayar en mi casa”.

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

4 comentarios

  • Juandie dice:

    Sin duda se les echará de menos para una de nuestras bandas mas históricas como son los Hispanos/argentinos, TEQUILA.

  • Ester dice:

    Tequila ha sido lo mejor de la musica que me ha pasado.
    40 años despues sigo escuchando los casetes i guardo recortes de fotos. Siempre presentes en el recuerdo. Lo mejorcito… En mi corazon Tequila

    • Anónimo dice:

      Tequila nos lleno de aire fresco, de impaciencia por tener noticias de ellos en las portadas del Super pop, en definitiva nos dieron rock y juventud

  • Ester dice:

    Feliz cumpleaños Alejo.
    Que pases un buen dia en casa.
    Gracias por vuestra musica el los 80 que marco una epoca para mi. En el recuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.