whisky caravan
adventus

Entrevistas |Aaron Stainthorpe (My Dying Bride)

«Con este disco esperamos ganar más fans»

Por: Yorgos Goumas

Junto con Anathema y Paradise Lost, se les considera como unos de los precursores del death/doom y del metal gótico y han sido parte integral de la banda sonora de millones de almas oscuras y apenadas a lo largo y ancho del mundo. Como si de la temática de una canción de la banda se tratase, la tragedia estuvo a punto de terminar con My Dying Bride, ya que la hija del vocalista Aaron Stainthorpe fue diagnosticada con cáncer hace unos años. Una vez superada exitosamente esta prueba del destino, los ingleses vuelven a las andadas con su decimotercero disco de estudio, ‘The Ghost of Orion’ y Yorgos Goumas no ha perdido la oportunidad de tener una charla distendida con el frontman.

¿Cómo estás, Aaron?

“Muy bien. Acabo de dejar a mi hija en el colegio y no paraba de sonreír, y si ella sonríe, yo también porque eso es lo más importante”.

Sin duda, es una experiencia que le cambia a uno a todos los niveles.

“Por supuesto que sí. Creo que me he vuelto una persona más tranquila, no me molesto por las cosas o con la gente tan fácilmente como antes. Si mi impresora se estropea, por ejemplo, no me vuelvo loco. Simplemente, no me importa; no dejo que una simple impresora me amargue la vida. Si uno aprende a no dejarse molestar por las pequeñas cosas, gana mucha calidad de vida, te lo aseguro. Obviamente, también a nivel artístico; eventos así le influyen a uno porque un músico no está hecho de piedra y las cosas que le pasan en la vida también quedan reflejadas en su obra. Sin embargo, tampoco quería convertir este álbum en una especie de terapia personal. Hay un tema que se llama “Tired of Tears” que hace referencia a aquellos acontecimientos, pero ya está: el resto de los cortes siguen la temática habitual de la banda. Aun así, sin dudarlo volverá a resurgir en los siguientes discos, simplemente porque es algo que me acompañará para el resto de mi vida”.

Afortunadamente, tu hija salió de este hoyo oscuro indemne. ¿Ha afectado este hecho tu visión espiritual de algún modo?

“Es verdad que después de un acontecimiento así la mayoría de la gente o suele (re)encontrarse con la religión o volverse en su contra, pero a mí sigue dejándome indiferente. Aunque suene algo pretencioso, haría falta pasar por un acontecimiento más grande o grave aún para que afectara a mis creencias espirituales. Entiendo que el ser humano necesita un apoyo para poder llevar a cabo este viaje que se llama vida y si la religión le sirve como apoyo, para mí no hay ningún problema. Ni soy un ateo militante ni predico en contra de la religión. Es más, desde hace un tiempo acudo a un templo budista en Halifax un par de veces al mes para mantener mi paz interior y relajarme. No acudo allí en pos de ninguna búsqueda espiritual sino en pos de un equilibrio; un equilibrio mental que se vio bastante afectado como comprenderás mientras atravesábamos toda esa situación y desde luego que me niego de usar tranquilizantes u otro tipo de psicofármacos. La gente del templo es muy amable y no intenta venderme nada ni influenciarme de ningún modo, así que estas visitas al templo me están ayudando mucho.

La verdad es que no deseo ser una persona que genere controversia o que incomoda a la gente: reservo mis ideas tanto políticas como espirituales para mi ámbito privado e intento evitar los conflictos de cualquier índole dentro de lo posible, aunque sí creo que algo tiene que ser dicho, lo diré, independientemente de las consecuencias. A nivel de letras, dado mi estilo poético, puedo pasar de manera indirecta algunas de mis creencias   Ahora, eso sí, mi suegra, que antes acudía a la iglesia con asiduidad, ha dejado de hacerlo porque llegó a la siguiente conclusión, simple y lógica: si hay un Dios que hace el amago de matar a un niño haciéndolo pasar por este infierno, ella no quiere saber nada de este Dios y por supuesto le ha dejado de adorar”.

Hablando de tu estilo de escribir, ¿cuáles han sido tus influencias literarias?

“Leo desde que era un niño y he sacado algo de todos y cada uno de los libros que he leído pero mi intención siempre ha sido poder crear imágenes al oyente con mis letras. Actualmente, estoy leyendo la serie de novelas de fantasía ‘Gormenghast’ del escritor Mervyn Peake (1911-1968); puede que algo de esto salga en mis letras para el próximo disco o puede que no, puesto que nunca sé qué libro, poema o incluso una simple frase  puede tocar mi fibra sensible. Soy un lector ávido y me encanta perderme dentro de librerías viejas pero te aseguro que jamás me verás con un Kindle (ndr: lector de libros electrónicos). Soy de la vieja escuela y necesito tocar y oler un libro, sea una edición antigua de poemas de W.B. Yeats o la última edición de un libro de Neal Stephenson como ‘Cryptonomicon’.”

¿Pensaste en tirar la toalla con la banda cuando tus prioridades cambiaron de repente?

“Sí, admito que fue una posibilidad que se me pasó por la mente. Andrew (ndr: Craighan, guitarra) me enviaba demos de vez en cuando pero obviamente no encontraba ningún vínculo emocional porque todo mi ser estaba volcado en la salvación de mi hija. Ni siquiera me importó cuando tanto Calvin (Robertson, guitarra y cofundador de la banda) como Shaun (Taylor, batería) se marcharon en 2018. Solo fue cuando tuvimos la última reunión con los médicos en la que nos dijeron que mi hija estaba “limpia” de cáncer y las melodías de los temas estaban completas cuando pensé que había llegado la hora de empezar a escribir. No obstante, al principio me resultaba imposible concentrarme o incluso sacar una sola línea de texto medio decente. Mi cerebro se había desprogramado en cierto modo, se me había olvidado lo que era escribir.

Cuando acabé teniendo una cantidad suficiente de material empecé a grabar líneas vocales y te aseguro que todos, pero todos sin excepción, odiaron lo que grababa (risas). También se me había olvidado lo que era cantar, aparentemente. Tanto Andrew como Mark Mynett (Kill II This, Rotting Christ), el propietario del estudio donde grabamos, vieron cómo estaba teniendo serias dificultades para cantar bien y se ofrecieron a ayudarme, no cambiando la letra sino mi estilo vocal. Por ejemplo, por primera vez he hecho grabar la misma melodía sobre varias pistas (overdub) o he tenido que grabar la misma línea 10 veces para poder elegir así la mejor toma. Fue el disco con el que peor lo pasé a la hora de grabar; odiaba cada minuto que estaba en el estudio”.

¿Cómo vais a reproducir esas líneas vocales sobrepuestas en directo?

“No tengo ni idea (risas). Obviamente, no vamos a usar partes pregrabadas, así que tendré que, o bien simplificar algunas partes o bien puede que nuestro nuevo guitarrista, Neil (Blanchett), se preste a hacer coros. Habrá que preguntarle (risas)”.

Curiosamente, vuestro nuevo batería, Jeff Singer, dejó a su banda anterior, Paradise Lost, en 2008 porque no podía compaginarlo con su trabajo habitual. ¿Cómo lo va a llevar con vosotros?

“Es muy simple: mientras que Paradise Lost está de gira la mayor parte del año dando hasta 200 shows, nosotros puede que demos unos 15-20 shows como máximo cada año. Tener una banda de rock’n’roll implica un serio compromiso a todos los niveles y no todos están hechos para ello. Cuando le hicimos la oferta no lo dudó ni un segundo porque sabía que podía compaginarlo todo fácilmente”.

¿Cómo os pusisteis en contacto con él?

“Fue gracias a Mark, ya que ambos habían tocado juntos hace años en una banda de nu metal que se llama Kill II This y además trabaja como músico de sesión en el estudio de Mark (Mynetaur Productions) y es precisamente así como le conocimos, puesto que carecíamos de un batería y él es tan competente que grabó el disco en un abrir y cerrar de ojos”.

¿Entonces es un miembro oficial?

“No lo sabemos aún (risas). Lo mismo pasa con Neil: toca en una banda de death metal que se llama Valafar y no queremos robárselo porque lleva mucho tiempo con ellos y sería una pena entrometernos con su amistad y su carrera. Es algo sobre lo que tendremos que pensar”.

Habéis contado con musicos invitados también, ¿no?

“Sí. Tenemos a la ilustre violoncelista Jo Quail que aporta unas fantásticas partes de cello, mientras que para el tema ‘The Solace‘ le cedo el testigo de la voz a Lindy-Fay Hella (Wardruna). Por otra parte, sí que me apetecía festejar de algún  modo la sanación de mi hija, así que me la llevé al estudio un día y ella empezó a tararear en plan ‘la la la la’ y lo metimos en el tema “Macabre Cabaret” que se incluirá en nuestro siguiente EP (risas). No podremos reproducir estos sonidos en directo pero merece la pena experimentar para aumentar así la variedad de los ambientes del disco”.

La mayoría de vuestras portadas tiene una figura femenina como eje central y esta no es una excepción.

“Es nuestra manera de reivindicar la espiritualidad de las mujeres. Siempre he pensado que tienen una relación más estrecha y fluida con el mundo de los espíritus pero también su manera de pensar está más ligada a los sentimientos,  al contrario que la de los hombres que es más práctica, más fría”.

Considero que es una portada atípica para un disco de doom.

“Pero que muy atípica. Tengo una copia enmarcada y colgada en mi casa, sin el logo de MDB, y podría pertenecer perfectamente a la colección de un museo. Es fantástica y además es algo diferente a las típicas portadas heavies de sangre, vísceras o losas funerarias; es una portada que hace que el oyente piense un poco más acerca de lo que está pasando en este disco. Le pregunté a Eliran Kantor (Testament, Soulfly, Sodom) cómo consiguió hacer una portada tan bonita pero no soltaba prenda acerca de los secretos de su técnica y solamente me confesó que su mujer le sirvió como modelo”.

Hablando de experimentación, tanto Anathema como Paradise Lost han pasado por varias fases de cambio de sonido mientras que vosotros, quizás con la excepción del desgraciadamente aún subestimado disco ‘34.788%…Complete’ del año 1998 (y de allí sólo destacaría el tema “Heroin Chic” como el que sale de la “norma” y se mete en pleno terreno del trip hop), os habéis mantenido bastante fieles a vuestro estilo.

“Aquel disco fue nuestra manera de saciar nuestras ganas de experimentar aunque tampoco se salía mucho de nuestro estilo, quizás a excepción de un par de temas, y si lo hubiésemos editado con un titulo y una portada diferente, seguramente hubiese tenido más aceptación. Una vez que nos quitamos esa espinita volvimos a nuestro estilo de siempre porque es lo que nos gusta hacer, es lo que somos y es con lo que nos identifican nuestros fans. Con este disco esperamos poder ganar más fans porque creo que hemos hecho un disco no solamente variado (hay muchas capas de guitarras y varios estilos de voces, por ejemplo) sino más accesible porque tanto las guitarras como las voces tienen más armonías… no es que ahora hayamos empezado a hacer pop pero para las estándares de MDB es un disco digamos, más digerible. Creo que vamos por el buen camino, porque incluso mis vecinos, que no tienen absolutamente nada que ver con el rock y el metal, vieron el vídeo del tema “Your Broken Shore” y me dijeron que les encantó (risas). No vamos a alejarnos mucho de nuestras raíces pero lo suficiente como para mantener las cosas frescas e interesantes tanto para nosotros como para los fans porque repetirnos obviamente resultaría cansino”.

El vídeo tiene un fuerte toque pagano. Imagino que tiene que ver con el folclore del Yorkshire donde residís…

“La verdad es que la estética del vídeo fue creada por el director, James Sharrock, y le dejamos libertad creativa total. Por otra parte, resulta que estoy empezando a interesarme cada vez más por el folclore inglés y dejé que me inspirara para escribir la historia del tema ‘The Barghest o’ Whitby’ (2011), acerca de esta criatura legendaria, que nadie sabe con exactitud si es un perro gigante, un lobo o un oso, y que pulula por los busques raptando a seres humanos (aunque en mi historia la criatura se venga de aquellos que le hicieron mal). Los ingleses no solemos hablar mucho de nuestras tradiciones más ancestrales mientras que los escandinavos, por ejemplo, no dejan de presumir de su mitología, así que creo que para el próximo disco sí que voy a incluir más elementos de las tradiciones inglesas”.

Ahora que estáis con un gran sello como Nuclear Blast, ¿es posible que os pidan que salgáis a la carretera mucho más?

“Cuando estuvimos en sus oficinas nos dijeron que no iban a interferir de ninguna manera. Nos fichaban porque eran fans de la banda y les daba igual cómo nos montásemos nuestras fechas en directo porque ellos no tienen nada que ver con eso, no nos pusieron una fecha límite para entregar el disco, no nos dijeron que tuviéramos que componer temas cortos y comerciales ni nada por el estilo. Aun así creo que con Nuclear Blast podremos alcanzar lugares como Japón o Australia, lugares a los que no podríamos ir a tocar por nuestros propios medios; quizás con otras bandas del mismo sello, no sé, ahora mismo todo es posible”.

Solo os he visto una vez en directo y fue en Graspop en 2008, afortunadamente dentro de una carpa para manteneros alejados del sol…

“(Risas) Es verdad que la mayoría de nuestras fechas tienen lugar en festivales y tal como pudiste comprobar, procuramos no tocar al aire libre. ¿Sabes que festivales como Graspop y otros, nos han ofrecido el escenario principal y les dijimos que no? Es imperativo para nosotros que tengamos control sobre la iluminacion y el ambiente, así que nunca vais a ver a la banda tocando al aire libre en un día soleado”.

Se puede deducir que eres una persona muy privada e íntima y desde luego exponerte así en publico tiene que ser como una tortura para ti…

“(Risas) No llega al extremo de una tortuta, aunque es verdad que no me gustan los directos, pero a la banda le gusta tocar y los fans quieren vernos de cerca y sería muy egoísta por mi parte no darles este placer. Digamos que me resultaría más fácil estar desnudo sobre el escenario sin hacer nada que tener que interpretar los temas de MDB. A pesar de que suene a cliché, la mayoría de los personajes sobre los que escribo pasan por momentos de angustia y dolor y cuando interpreto los temas llego a ser uno con estos personajes. Tocar en directo es un sufrimiento para mí a nivel físico y psíquico pero desde luego cuando bajo del escenario y ya he soltado toda la adrenalina siento como si hubiese conquistado el mundo; es todo un logro para mí precisamente porque me cuesta mucho llevarlo al cabo”.

¿Cuándo va a ver la luz del día tu primer libro?

“Llevo escribiendo desde hace años y tengo textos escritos a mano, en hojas sueltas, diarios, mi ordenador… están por todas partes y tengo que organizarlo todo para ver si hay suficiente material como para editar un libro. Un programa de dictado por voz me viene bien para los textos de prosa pero para mis poemas entra en juego el autocorrector y me lo altera todo. Desgraciadamente, no puedo publicar la letra de los temas de MDB (me encantaría poder hacerlo para escribir mis pensamientos y aclaraciones acerca de varias canciones de la banda) porque una vez que un grupo firma un contrato con una discografica, prácticamente les cede todos los derechos a la editorial. Como seguimos siendo buenos amigos de nuestra discográfica anterior (Peaceville), voy a hablar con ellos para que intercedan entre nosotros y la editorial. Así, uno de mis propósitos de este año es recoger todos mis escritos y pasarlos a mi ordenador de manera organizada y después buscarme una editorial para que lo publique”.

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

7 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.