Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
visitantes
ñu
evildog
reveal
grantrailer
hellrock
azero

Entrevistas |Aurora Beltrán

«Creo que nos pone más escribir cuando estamos más jodidos»

Por: Carmen Molina

Aurora Beltrán en directo. Fotos: Carmen Molina.

La que fuera vocalista de Tahúres Zurdos vuelve a los escenarios tras un tiempo fuera de ellos debido a problemas de salud. Aún recogiendo los frutos de su último trabajo editado, ‘Usiana‘, Carmen Molina comparte sus impresiones de este plástico y habla del estado de la industria musical con Aurora Beltrán.

Lo primero de todo y para tranquilizar a todo el mundo: ¿Cómo te encuentras de salud?

“Bien. Estoy muy contenta porque el trasplante de riñón me ha cambiado la vida muchísimo. Al principio tuve algún problemita. Me dejaron un catéter de 12 centímetros en el riñón. Eso me creó una infección muy grande y no sabían por qué. Me tuvieron que ingresar varias hasta que se percataron. Fue muy chungo porque estuve a punto de perder mi prótesis de repuesto. Ahora ya estoy bien. Me van cambiando la medicación de los inmunosupresores y duermo peor, pero se va solucionando. Hace unos días he tenido la revisión y voy estupendamente”.

Hablemos de tu nuevo trabajo, ‘Usiana’. El disco tuvo que esperar pacientemente hasta tu recuperación. Lo primero que me llama la atención al tenerlo en mis manos es la portada. Transmite ese toque de fragilidad y a la par de supervivencia. Creo que va muy afín contigo. ¿Hasta qué punto te identificas con ella?

“Me identifico muchísimo. Realmente la portada es un asfalto que superar. Ese asfalto hostil… De repente dentro de ese asfalto nace en medio una flor azul. La vida se abre paso. Me siento muy identificada con eso. Luego están los dibujos de la hija de Cabezón, el diseñador de la portada. ‘Dibuja a Aurora con sus gatos’, le dijo a su hija. Y la niña hizo esos dibujitos. Dibujó un planeta, el planeta Usi, porque es el sitio donde vivo, y es como ser de otro planeta. Y dibujó también unos gatitos. Me pareció súper bonito. Además, el asfalto parece estar lleno de estrellitas, parece el firmamento”.

Portada de ‘Usiana’

Nunca has dejado de componer a pesar de vivir momentos más bajos de salud. Eso te honra. Imagino que en las letras de este disco se plasma en cierta manera. ¿Cuándo se ha llevado a cabo la composición de los temas de ‘Usiana’?

“Tenía algunas canciones, y tengo que confesar que durante el tiempo que ha durado la diálisis y todo el tema del trasplante no he querido escribir nada. He querido centrarme en mi salud. Porque además lo que yo tenía en mi cabeza no molaba y no quería tener que escuchar un disco y unas letras que representaran eso. No reniego, para nada, pero quería que pasara el momento para estar bien. Ahora recuerdo como estaba hace 15 años y quiero que todo eso sea un paréntesis en mi vida. No es que no me implique, ni mucho menos; estaré implicada con los enfermos renales de por vida, pero la cosa ha cambiado bastante. Ahora tengo más autonomía. Antes tenía que estar pegada a una máquina sin poder moverme de casa . Me enchufaba todas las noches durante nueve horas. Después durante siete y media. Era muy esclavo, y eso me provocaba unos sentimientos muy negativos que no quería plasmar en ninguna de mis canciones. Para colmo, después de cinco años consigo hacer ‘Usiana’ y cuando está en fábrica me comunican que tengo que ponerme un catéter y entrar en diálisis. Eso me pegó un hachazo increíble en mi vida. Ahora, aunque hayan pasado dos años de eso quiero defender a ‘Usiana’ a muerte”.

Imagino que, de manera general, componer canciones es una medida terapéutica en cierto modo.

“Sí. Los que tenemos la capacidad de escribir canciones tenemos esa misma capacidad para canalizar esas cosas que no molan mucho. Porque cuando estás viviendo una parte feliz de tu vida, no te paras a escribirlo. Lo vives y lo exprimes hasta la última gota.  Hablando con mucha gente que se dedica a lo mismo, creo que nos pone más escribir cuando estamos más jodidos. Cada uno tiene su manera de canalizar, y yo tengo la suerte de expresarlo a través de la música. Eso mola porque estás convirtiendo en algo que era chugo en algo, para mí, bonito. Encima, como los sentimientos son absolutamente estándar, la gente se identifica con mis letras”.

El tema de la censura ha existido a lo largo de la historia, pero hoy en día sigue existiendo en España. Actualmente algunos ayuntamientos cancelan conciertos porque consideran que las letras de algunas bandas no son del todo apropiadas. Artistas condenados debido al mensaje de sus letras. Algunos músicos han manifestado recientemente que no se sienten libres a la hora de componer canciones. ¿Es este tu caso?

“Creo que en los tiempos de censura de aquellas épocas oscuras, negras y rancias de este país, lo único que salía de positivo en esa movida es que la gente adquiría una pericia increíble para poder decir lo que querían expresar de una manera sutil, rozando la frontera de lo que ellos consideraban lo políticamente incorrecto. Me parece increíble que haya corruptos en este país que nos están robando y que haya medios que nos envenenan y cuenten las cosas como les parece. Que dos titiriteros que muestran una pancarta dentro del contexto de la obra, que por cierto es adaptada o músicos que canten sus letras, y por su significado tengan pena de cárcel. Nos lo deberíamos hacer mirar. ¿Qué coño de país es este que permite estas cosas, con toda la mierda y todas las movidas que están pasando?  Es una pantalla de humo para esconder lo que realmente pasa aquí, los problemas reales que hay en este país que son muchísimos. Y hasta que no miremos las cosas de frente no se podrán arreglar”.

Este disco se ha grabado en formato acústico. Siempre has mostrado simpatía hace este formato, también en tus directos. Pienso que esto es una clara señal de valentía. No todos los artistas se atreven a tocar a pelo, en modo más íntimo. ¿Quizás se esté perdiendo esa cercanía con el público?

“Cuando tocas en acústico es la manera más primaria de mostrar una canción. Y si esa canción funciona en acústico, también podrá hacerlo en eléctrico. Es una manera muy comprometida. Yo tengo una frase lapidaria que es: ‘Si eres una modelo, tienes celulitis y desfilas en biquini o bañador, se te ven los defectos’. Muchas veces, no siempre, se ocultan esos defectos con una instrumentación que puede tapar esa parte. No es lo mismo ver a un artista con una banda estupenda que a un músico con una guitarra acústica en un escenario. Además, en este formato acústico resaltan más las letras. La voz es también un instrumento. Cuando escuchas canciones en inglés y no manejas del todo el idioma, no entiendes lo que dicen a la perfección, la voz es otro instrumento. Pero para mí las letras tienen muchísima importancia en mis canciones. En un alto porcentaje la música es muy importante, por supuesto, pero también el significado de las letras. Me considero una persona valiente, como dices, porque me ha tocado salir a tocar sola con mi guitarra delante de muchísima gente”.

“A mí esto me impresiona mucho porque toda la adrenalina y todas las energías van hacia ti de una manera directa, es una sensación muy potente. Yo creo que no todo el mundo se atreve. Deberían probarlo, es muy intenso. Esa intensidad no se vive muchas veces. Hay que ser valiente y enfrentarse a esa situación. Es muy gratificante. Yo no tengo banda, y en los tiempos que corren es muy jodido llevar una. El coste es muy alto, las cosas como son. Es mucha responsabilidad y al moverme bien en el tema del acústico, tengo esa opción que abarata el tema del directo. Yo la banda la echo de menos, pero también he descubierto que el formato acústico es maravilloso por esa intensidad de la que hablábamos antes. Es muy potente. Creo que la gente, a veces, confunde esa intensidad con la caña. Noto más cañero a alguien que sepa hacerlo bien y que transmita bien en directo que a una banda con 300 músicos. La intensidad no tiene nada que ver con el volumen, sino con lo que te llega dentro”.

Las voces que salen en este disco encajan a la perfección con la tuya. Háblame de los músicos que te acompañan en este trabajo.

Las voces son de La Reina Flower, un grupito de chicas que cantan de muerte. Arantxa Ojeta, Marifé Cortés y Selva Barón. Además, Selva estuvo haciendo coros con El Drogas para su concierto que se grabó en directo en la Ciudadela, ‘Un Día Nada Más’. Las tres tienen una voz impresionante. Sus tesituras son distintas y formar un tándem espectacular. La instrumentación tiene una base acústica. José Ignacio Moreno se encarga de los teclados. En las armónicas cuento con José Ángel Pumarino. Quería que esta producción fuera bastante sencilla”.

Me llama la atención frases de este último disco. “La niebla no existía, nos la impusieron”, por ejemplo del tema “La Niebla”. ¿Quizás define los tiempos que estamos viviendo actualmente en España?

“Sí. La cortina de humo es esa niebla que nos impide ver muchas cosas. Nos impide ver que hay más allá de la niebla. Hay gente que no se atreve a mirar más allá, que le frena esa pared invisible. Tienes que ser valiente para entrar en la niebla. Resulta muy duro arriesgarse con cosas, pero el que no arriesga  no gana. Tenemos que traspasar esa pared pera ver que hay más allá. Ahí está la libertad y mogollón de cosas. Nos están encasillando y no nos dejan pasar de ahí. Debemos de armarnos de valor y valentía para traspasarla”.

Esto imagino que conviene. Infundir ese miedo…

“Efectivamente, y mientras tanto, tapando los problemas reales. En este país se está hablando de dos o tres cosas que al fin y al cabo son muy subjetivas. La opinión de la gente lo es. Estamos comparando Cataluña con Venezuela, y en Cataluña lo único que hicieron fue poner unas urnas. Y están saliendo pruebas de que la gente hacía de pared humana. Un policía retirado ha contado recientemente que la policía daba golpes con un mazo para tirar la puerta y esa puerta estaba abierta, simplemente se tenía que empujar. Así se hacen las cosas, para acojonar a la gente y que no salgan y no hablen. Pero es que esto no lo van a conseguir. Porque ya sabemos cuál es el truco. Jugar con el factor miedo, y lo que hay que hacer es traspasar la niebla. Que no es tan duro. En estas últimas elecciones se ha demostrado. Si se quiere, se puede hacer”.

¿Dónde se puede conseguir ‘Usiana’? Por supuesto este disco está auto producido.

“En plataformas digitales, Spotify, Deezer… y en conciertos en directo.
Sabes que llevo muchos años fuera del sistema. Al principio era porque no tenía más remedio, pero ahora directamente es porque no quiero. El último de Tahúres Zurdos lo produje yo. Sin la pasta no se puede grabar, obviamente. Nos quedamos sin compañía, en este caso era Sony y lo sacamos nosotros por nuestra cuenta. Y después, el resto de los discos, que no han sido muchos. Tengo que estar ahorrando como una hormiguita para poder grabarlos. Recientemente, una compañía me ofreció sacar un disco y les dije que no. Habrá gente que me diga: ‘Qué tonta’, pero la libertad que me da hacer el disco como quiera, cuando quiera y hablar de lo que quiera… Eso a mí me lo imponían antes. Los tiempos, incluso me decían de clonar algunas canciones, como si a mí se me hubiera agotado la capacidad de componer…  No hace falta clonar temas, que ha sido muy evidentes el éxito que han tenido. Pero no solo depende de la canción, sino de lo que quieran invertir en ella. Siempre lo diré. Cuando me hablan de comercialidad de una historia siempre saco el mismo ejemplo. Los monjes de Silos. Quién iba a decir que unos señores que cantan gregoriano metiéndoles una base rítmica iban a petarlo vendiendo millones de discos en España. Alguien se empeñó en invertir mucha pasta y les salió redondo. Obviamente si tienes calidad como persona y como artista, mejor. Pero la inversión a la hora de promocionar el trabajo es muy importante. No podemos negar que algunos artistas son como hamburguesas conocidas, se venden en todos lados pero no por eso no quiere decir que sean estupendas”.

Hasta en las redes sociales puedes engañar respecto a tu popularidad, existe un fraude de marketing comprando seguidores…

“Sí, lo de las redes sociales está muy bien, pero también es una engañifa. Ahora me dirán: ‘Tú cuelgas tu disco en Internet’. Sí, pero tendrán que enterarse si lo he sacado o no. Estamos en las mismas. Leí un artículo recientemente que se llamaba “La granja de móviles”.  Había una habitación llena de estanterías con móviles conectados a un ordenador. ¿Quieres un millón de seguidores falsos o likes? Conectas tu móvil, entras en la red social que quieras tú y listo. De repente, tienes 300.000 seguidores más. Ya no hace falta ni comprarlos. Te vas a países donde esto se está haciendo, lo programan ellos desde allí, te conectas y ya está. Yo ya no me creo nada. Nada es real”.

“Existe “La Payola”. Es un juego de palabras, tiene que ver con el término “pay”, pagar en inglés y con la palabra gramola. En los años 50 comenzaron a meterle pasta a la gente de las radios para que sonaran más sus discos. Nosotros somos un poco borregos en masa y creemos que lo que más suena es lo mejor. Y no es así. Ahora mismo en el momento que me encuentro, estoy súper bien. Hay mucha gente que me pregunta si sigo en la música porque no se me oye o no se me ve. Me la pela. Precisamente la gente que me sigue, sabe que estoy. No estoy con esto faltándole el respeto a nadie, ojo. Simplemente digo que no tiene tanto alcance porque no hay nadie que me este metiendo pasta ahí. Yo sigo con mi dinámica. Saco disco cada cuatro o cinco años, cuando puedo costeármelo, y ya está. Hago mis conciertos, vendo mis discos en los directos, mis camisetas o púas y más feliz que el copón. Hay artistas que están deseando que se les acabe el contrato con su compañía grande actual para poder hacer lo que la paria de turno hacía hace mogollón de años, que era yo. Y ahora resulta que lo que mola es hacer lo que hago yo. Las cosas caen por su propio peso”.

Para finalizar esta entrevista quisiera preguntarte lo siguiente. El tema de la memoria histórica sigue siendo una asignatura pendiente en las aulas. En los libros de texto ni aparece ni cuentan lo que realmente sucedió durante y después de la Guerra Civil. ¿Queda alguna esperanza de que esto vaya cambiando con el paso de los años, que se haga justicia?

“Es una deuda pendiente y no tiene precio lo que están haciendo. En Andalucía, sin ir más lejos, han quitado una subvención a una web que tiene un archivo con casi 1000.000 víctimas del franquismo. Recibían una ayuda de 10.000 euros anuales desde 2016. Ahora este proyecto corre el riesgo de desaparecer. ¿Qué queremos, barrer y meter la mierda debajo de la alfombra? Pues ahí se quedará, pero la mierda existe. No sé por qué no se dan cuenta. Y resulta que hay una deuda muy grande con las personas que perdieron a sus familiares en la Guerra Civil o en los campos de concentración que había en España. O los que se fueron a Francia y gracias a Pepito o Juanito y esos generales que tienen calles todavía, o miles de personas que murieron en Mauthausen… Soy una persona positiva y quiero pensar y creer que sí, que se hará justicia, pero tenemos que poner mucho de nuestra parte”.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Muy buen tema y videoclip por parte de una de nuestras mejores vocalistas rockeras como es Aurora Beltrán a través de este futuro álbum de estudio con una portada que esta muy currada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.