Madness 2
gusylosimpostores

Entrevistas |Neige (Alcest)

«Somos muy perfeccionistas, nos gusta pulir cada detalle»

Por: Alfredo Villaescusa

Tras aquel paréntesis creativo de ‘Shelter’ en el que coquetearon con el shoegaze, los franceses levantaron el vuelo en ‘Kodama’ añadiendo ínfulas orientales al tiempo que regresaban al sonido crudo de antaño. Un paso más en esa imparable senda de experimentación podría considerarse ‘Spiritual Instinct’, a la venta desde el 25 de octubre, un álbum que ahonda en esa búsqueda por los rincones más oscuros del alma sin abandonar cierto sentido de inmediatez, algo que le diferencia de su predecesor. Alfredo Villaescusa viajó hasta Düsseldorf (Alemania) para que el líder, Neige, le contara de primera mano los entresijos que rodearon a dicho lanzamiento a pocos días de que recalen en Barcelona en el AM Fest (13 de octubre), y en vista también a su actuación en el Madrid Is The Dark del próximo 6 de diciembre.

 ¿Por qué el título ‘Spiritual Instinct’? (ndr: instinto espiritual)

“Tiene que ver con un hecho especial que me sucedió cuando era pequeño y que posibilitó que la espiritualidad se convirtiera posteriormente en una parte muy importante de mi vida, como si fuera una especie de instinto hacia algo que en realidad siempre me atrajo. Y luego también hay cierto contraste entre las palabras “espiritual” e “instinto”, que son casi opuestas en su significado”.

¿Se ha transformado Alcest en “una puerta hacia otro mundo”, como has dicho en alguna otra ocasión?

“Sí, por supuesto, siempre ha sido así”.

Creo que la grabación de este disco ha sido un proceso bastante largo. ¿A qué se ha debido?

“Somos muy perfeccionistas y tratamos de pulir cada detalle. Nunca cesamos tampoco de dar nuevos enfoques a las cosas y esto a veces se puede convertir en algo interminable, la verdad es que nos cuesta poner límites en ese sentido. Lo que nos sucedió esta vez es que nos perdimos en un punto del proceso y tuvimos que trabajar bastante para poder retomar el hilo. Fue una lástima porque la composición, por el contrario, resultó muy espontánea y sin esfuerzo alguno”.

Salta a la vista que detrás de cada canción existe un trabajo enorme…

“Sí, como te he dicho, somos muy perfeccionistas y no nos podemos permitir el lujo de dejar que alguna cosa no transmita lo que queremos, nos gusta que todo quede de la mejor forma posible”.

Tal vez sea tirar de tópico, pero ‘Spiritual Instinct’ parece vuestro álbum más personal.

“No, para nada, diría que igual que el resto de discos, todo lo que hago es muy personal y siempre trato de ofrecer la mejor versión posible de mi esfuerzo. Quizás sí que sea más personal en el sentido de que trato directamente un tema muy importante para mí como puede ser la espiritualidad y cómo se concilia eso con la vida cotidiana. He estado predispuesto a abordar eso, pero no es sencillo, ya que se necesita cierto espacio físico y mental para encontrar dicha armonía”.

“Les Jardins De Minuit” nos introduce de un plumazo en el tono de ‘Spiritual Instinct’.

“Lo cierto es que cada una de las seis canciones que compone el disco es un mundo aparte, son muy diferentes, no creo que exista ninguna capaz de englobar todos los matices que nos podemos encontrar en este trabajo”.

Habría, sin embargo, en términos musicales cierto paralelismo entre este álbum y el anterior, ‘Kodama’, ¿no?

“Es cierto que en ambos trabajos hay una vuelta al sonido post black de los inicios, pero creo que esa sería la única cosa en común, porque en cuanto al concepto no tienen nada que ver. ‘Kodama’ aborda la confrontación entre el mundo natural y el mundo humano, mientras que ‘Spiritual Instinct’ trata de la espiritualidad y es mucho más introspectivo, ya que tiene que ver con muchas experiencias personales”.

¿El sonido shoegaze de ‘Shelter’ fue entonces una especie de descanso?

“Sí, algo así como un experimento, simplemente me apetecía hacer algo diferente, tan sencillo como eso. Es un punto aparte en nuestra trayectoria y entiendo que a algunos seguidores no les guste demasiado, ya que no tiene nada que ver con el metal”.

Pues yo diría que es vuestro mejor disco…

“Bueno, depende de lo que suelas escuchar. Si te gusta el metal, es evidente que no le pillarás el punto…”.

Debería ser una obra maestra para cualquier fan de Slowdive…

“Claro, por aquella época los escuchaba bastante. No voy a decir que sea imposible repetir un álbum similar, pero la verdad es que hoy en día lo haría de otra manera. ‘Shelter’ me gusta, pero creo que estuvo demasiado influenciado por el shoegaze y eso tal vez propició que quedara algo desdibujado el verdadero sonido de Alcest”.

¿Por qué elegiste ‘Protection’ como primer single?

“Creo que tiene un poco de todo, y a la hora de grabar un vídeo pensamos que encajaría bastante. Es muy incisiva y a la vez posee pasajes preciosos con grandes melodías”.

“Le Miroir” habla de la necesidad de convertirse en mejor persona, ¿no?

“Sí, y de las preguntas que surgen cuando te miras en el espejo, de ahí viene el título. No todo el mundo es capaz de aceptar lo que se ve reflejado, pero también hay que tener en cuenta el hecho de que nadie es perfecto, por eso es necesario progresar y elevarse para mejorar”.

¿Experimentas algún tipo de catarsis al componer?

“Sí, claro, porque se trata de cosas que para mí son difíciles de explicar y la música se transforma en la única manera de hacerlo”.

¿Qué lugar ocupa exactamente la espiritualidad en tu vida?

“Lo es todo para mí, creo que no pasa ni un solo día en el que no piense sobre cuestiones espirituales. Como te he dicho antes, tuve experiencias de ese tipo cuando era niño y eso cambió mi vida. De hecho, Alcest se formó por ese motivo, para poder hablar de esas experiencias que tienen que ver con retazos de vidas pasadas, pude ver con claridad el lugar en el que estuve antes de nacer. Es algo muy difícil de explicar con palabras y la música me ayudó a llenar ese vacío. Cuando te sucede algo así, lógicamente te preguntas muchas cosas, por ejemplo, si realmente existe el alma, una esencia nuestra que no cambia a lo largo de los años. En la religión lees la Biblia, sigues unas normas y está ya todo escrito, mientras que en la espiritualidad no hay nada establecido y debes experimentar todo por ti mismo, por ejemplo, a la hora de recordar vivencias de vidas pasadas cada vez te acercas más a tu verdadera esencia. Hay muchas preguntas, pero pocas respuestas”.

¿Y qué me dices respecto a la portada del disco con una esfinge?

“Esa criatura es un símbolo del misterio y el enigma que solía hacer preguntas y los que vivimos la espiritualidad de una manera intensa solemos hacernos también bastantes preguntas, como te he dicho antes. Siempre existen dos facetas en las esfinges porque tienen cara humana, pero luego cuerpo de animal, con alas, garras…Es la dicotomía entre lo luminoso y lo oscuro, lo elevado o espiritual junto al instinto, nuestra naturaleza más básica”.

Y eso se refleja en la música de ‘Spiritual Instinct’.

“Exactamente, luz y oscuridad y todo lo que se encuentra entremedias, no podemos hablar de cosas blancas o negras”.

En la edición deluxe hay un remix de “Sapphire” por Perturbator, uno de los artistas electrónicos del momento, ¿te tira ese género?

“Ambos somos muy amigos y además vivimos en la misma ciudad, París. Lo cierto es que buscábamos alguien para que remezclara “Sapphire” y nos pareció que Perturbator era un buen candidato porque su música no tiene nada que ver con la nuestra. Yo valoro muchos géneros como el indie rock, la electrónica, el tecno, shoegaze…Me atrevería incluso a hacer un álbum de electrónica, pero no tengo tiempo, cualquier cosa que sea diferente me motiva”.

Vais a tocar en Barcelona en pocos días en el marco del AM Fest, ¿qué podemos esperar?

“Tocaremos algunas canciones del nuevo disco, pero tampoco demasiadas, será un mezcla entre el pasado y el futuro”.

Y luego en diciembre regresaréis a la península con el festival Madrid Is The Dark.

“Sí, será un show similar al que haremos en Barcelona”.

Dentro de la escena metálica Alcest son considerados casi como un grupo para freaks, ¿te agrada o te disgusta?

“Somos muy raros, es verdad, pero esa en realidad es la historia de mi vida, soy una persona extraña” (risas).

 Antaño tenías un proyecto paralelo llamado Amesoeurs, ¿conservas todavía algo más al margen de Alcest?

“La verdad es que no tengo nada de tiempo, ahora estoy haciendo mucho yoga y me gustaría hacer aún más. También estoy aprendiendo japonés. Tengo muchos amigos en Japón y me gustaría poder comunicarme mejor con ellos, sería interesante contar con una voz en japonés en alguna canción…”.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.