guadaña octubre
visita inesperada
lustrad
jmcp
evanora
medictum

Entrevistas |Levy Seynaeve (Wiegedood)

«La humanidad es la cucaracha del universo»

Por: Jorge Bobadilla

'There's Always Blood at the End of the Road', que verá la luz este 14 de enero de manos de Century Media, es el título del cuarto disco de estudio de los belgas Wiegedood, banda que fue llevando el black metal un paso más lejos en cada entrega de su trilogía 'De Doden Hebben Het Goed'. El cantante y guitarrista Levy Seynaeve ha sido el encargado de hablar con Jorge Bobadilla sobre esta nueva etapa en la que se liberaron del yugo conceptual de la trilogía para caer en la pandemia que acompañó el proceso.

Vuestros primeros tres discos formaron una trilogía conceptual. ¿Tienes la sensación de estar volviendo a empezar al volver a contar con mayor libertad a la hora de componer ya fuera de temáticas cerradas?

"Sí. No diría que nos sintiéramos como si empezara una nueva carrera, pero definitivamente hay una parte de liberación la salir de la trilogía para hacer el nuevo disco, que es completamente independiente y no tiene ninguna relación con la trilogía. Especialmente porque en la trilogía hicimos lo mismo en los tres discos, tienen las mismas canciones, el artwork está enlazado de una parte a otra, son canciones bastante largas… Después de cinco años de componer discos como aquellos, ha sido bastante agradable de repente no tener ninguna restricción y poder hacer cualquier cosa que quisiéramos, como si queríamos hacer una canción de veinte segundos, podíamos hacerla. Sí, de alguna manera ha sido liberador".

Me ha sorprendido gratamente este disco, ya que su sonido une la frescura y nitidez del metal más actual y a la vez la crudeza y rabia del black metal de la vieja escuela.

"La verdad es que lo has descrito con bastante claridad. Siempre intentamos ser una banda bastante directa, queremos ir muy centrados e ir ampliando nuestros horizontes, ser más rápidos y ser mejores, pero no somos de ir con claqueta o pregrabados, ni de ir buscando el sonido perfecto de Mesa Boogie para las guitarras, vamos sin claqueta y tocamos con amplificadores realmente antiguos. Creo que ese aspecto… ya sabes, tratamos de no involucrar demasiados ordenadores en el proceso. Tratamos de ser estrictos al tocar, pero dejamos algo de espacio para algo de locura y suciedad, creo que eso es lo que nos hace ser lo que somos".

La tercera parte de la trilogía todavía vio la luz en el "viejo mundo", antes de la pandemia. ¿Cómo ha influido esta situación en la creación del disco?

"La pandemia en sí… quizás haya influido en el sentido de que hemos tenido más tiempo para ensayar y componer para este nuevo disco. Normalmente es algo que hacemos entre las giras. Recopilo algo de material, cosas que compongo yo mismo, y luego nos metemos en el local un mes para hacer el disco y grabarlo, y entonces salimos de gira, y todo el proceso vuelve a empezar. Ahora no hemos tenido nada por delante de lo que estar pendientes, no había conciertos, no había… en realidad no había nada, solo teníamos que estar encerrados y seguros. Intentamos crear una especie de burbuja entre los tres que somos y nos tomamos mucho más tiempo para componer las canciones, y eso te da la oportunidad de ahondar realmente en los detalles y sacar lo mejor de nosotros mismos".

Todo el mundo pensaba cuando pasamos de 2020 a 2021 que ese sería el final de la pandemia, pero como decís, no había luz: "Siempre hay sangre al final del camino". ¿Os referís a algo así como que en la vida real no hay cuentos de hadas?

"Es exactamente eso. No hay cuentos de hadas en nada. Resulta irónico que la pandemia pueda encarnar este título si lo miras desde cierta perspectiva, pero a lo que me refería es a que, hasta el día que mueras, siempre va a haber una pelea tras otra, o un puente que cruzar, siempre va a haber que luchar en la vida, no hay un "y vivieron felices por siempre jamás", eso no existe. La muerte está esperando siempre a que los vivos sigan luchando hasta que llegan a sus dominios".

Me han enganchado mucho temas como "Now Will Always Be" o "Carousel", en los que parece haber un lado más místico o espiritual. ¿Es así?

"Lo cierto es que no somos absolutamente nada religiosos, pero si algo ha conseguido la pandemia teniéndonos encerrados en casa es forzarnos a que nos miremos a nosotros mismos, nuestra mente, para sobrevivir a esta situación incierta. La letra de "Now Will Always Be", y toda la idea que hay detrás, es una especie de mantra que te repites a ti mismo, que se refiere a que vives el ahora, el momento, porque mañana, o cualquier otro día del futuro, es algo incierto y no lo puedes controlar, y el pasado es pasado, se ha ido y no hay más. Tienes que centrarte en trabajar el ahora y las cosas que realmente puedes controlar".

Utilizáis el nombre de un rifle de asalto militar para una canción en la que hablas de estar unidos como enfermedad. ¿Crees que será la guerra lo que venga después de la enfermedad?

"No tengo ni idea de lo que vendrá después de la enfermedad. El título con el nombre de la metralleta es básicamente una referencia a cómo suena la canción, que suena como una metralleta vaciando el cargador una y otra vez. Es un arma belga que pudimos disparar en Florida, en un campo de tiro. No somos unos locos de las armas, pero fue algo divertido para hacerlo una vez en un lugar apropiado. Nuestro batería sugirió que le sonaba así, y es cierto, la canción suena como una metralleta. La verdad es que la letra no tiene nada que ver con eso, está más relacionada con el vídeo que sacamos, con todas las cucarachas. La idea es que la humanidad es la cucaracha del universo. Hay una conocida teoría de que los humanos somos el cáncer del universo, y de alguna manera estoy de acuerdo, claro".

Me llama mucho la atención el juego de guitarras que hacéis en temas más épicos como "Until It Is Not". ¿Llegáis a las canciones desde el típico riff que se desarrolla o desde ideas más relacionadas con lo que queréis provocar en el oyente?

"Para empezar siempre hay un riff. La mayor parte de las veces llego al ensayo con uno o dos riffs que funcionan bien juntos, y empezamos a crear o a completar la canción y su estructura, eso lleva un tiempo de una, dos o tres semanas en las que vemos si puede llegar a más. A veces llegamos a partes más terminadas en el ensayo con las dos guitarras juntas, que también puede ser muy productivo, ya que te retroalimentas de lo que uno dice al otro, y cuando estás solo estás más limitado a trabajar solamente con tus ideas".

Al ser dos guitarristas en el grupo y no tener bajista, supongo que en directo se cubrirá esa parte a base de efectos en las pedaleras. ¿Sois de los guitarristas locos de los efectos?

"La verdad es que yo no llevo muchos pedales. Mi pedalera es bastante limitada. Llevo un pedal de volumen, distorsión, reverb, delay y básicamente eso es todo. Diría que no uso mucho… El otro guitarrista, Gilles, sí que lleva una pedalera más complicada, porque es el que lleva octavadores para la pantalla del bajo, divide la señal… la verdad es que nunca he conseguido entender su pedalera, es demasiado complicado. Es algo que me supera, prefiero llevar algo sencillo, los efectos básicos para meter algo de reverb en algún solo o alguna parte con un bonito delay o algo así, pero la verdad es que no soy muy friki del equipo, sinceramente. En estos años de tocar la guitarra me he ido quedando con el equipo que realmente me gusta, cada vez que pienso en buscar algo mejor, me pongo a tocar, y es como, "sí, joder", así que he parado de buscar cosas diferentes y de probar, porque cada vez que pruebo una distorsión nueva y vuelvo a poner la mía, la mía gana".

¿Qué planes tenéis para girar actualmente?

"Estuvimos planeando una gira para este mes de enero, que ya sale el disco, íbamos a girar con Portrayal of Guilt por toda Europa, pero no tiene pinta de que se vaya a poder hacer. Hay un montón de promotores enviando emails sobre las duras restricciones de algunos países, pidiendo aplazar fechas. Por esto estamos intentando mantener el concierto en el Ancienne Belgique de Bruselas, aunque tenga que ser con el público sentado, con aforo limitado… al menos queremos hacer todo lo posible por tener ese, porque la gira podría desaparecer, pero estamos intentando reprogramar todo tan pronto como podamos. Tenemos conciertos en Rusia en marzo que esperamos que se puedan hacer, también una gira por Reino Unido en marzo, y estamos intentando cerrar cosas en abril y mayo, pero está siendo una locura".

¿Cuál dirías que es el objetivo o la meta más importante que queréis alcanzar en la música?

"Hacer un disco que nos encante, básicamente. Y luego hacer tantos conciertos como podamos con ese disco, que es un poco complicado ahora mismo, pero bueno, al menos tenemos un disco del que estamos muy orgullosos, nos divertimos mucho haciéndolo y grabándolo. Nosotros hacemos música para nosotros mismos, y es alucinante tener a tanta gente interesada en ello y que lo aprecie, pero nunca haremos un disco pensando que se ajuste a nadie más".

Escucha a Wiegedood en Spotify:

Redacción
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.