motorhead
keith richards
johnnybzero
songofanhubis
pulse
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
el rey salitre

Entrevistas |Joakim Malmborg (Old Kerry McKee)

«Vivir en el campo me ayuda a componer, es el mejor sitio posible»

Por: Alfredo Villaescusa

Foto: Simon Blomberg

Moverse en tierra de nadie a veces tiene sus ventajas. Como este sueco que ocupa un lugar indefinido entre el blues, el folk y el black metal. Esta suerte de eslabón perdido funde pasado, presente y futuro en unas peculiares composiciones en las que se pueden apreciar géneros en apariencia antagónicos. Los más curiosos pueden probar a hincar el diente a ‘Mono Secular Sounds’, un flamante debut que también llamará la atención de los fans de King Dude o Woven Hand. La mente que se esconde detrás de este fascinante proyecto unipersonal, Joakim Malmborg, arrastra a su universo maligno a Alfredo Villaescusa.

¿De dónde sale el título ‘Mono Secular Sounds’?

“Estaba buscando tres palabras que representaran tanto al disco como al grupo  y creo que esos tres términos describen bastante bien mi sonido, porque “mono” alude a algo antiguo y “secular” se utiliza para describir lo que se repite cada cierto tiempo”.

Tengo entendido que este proyecto se inició como un grupo de death metal, ¿es así?

“No, no exactamente. Yo solía tocar en una banda de death metal, pero eso fue hace diez años, antes de que me diera por probar cosas nuevas. En realidad este proyecto comenzó en plan blues con algo de folk y rock n’ roll y al principio me costó un poco coger el tranquillo, ya que llevaba muchos años tocando metal. Utilizaba además una batería casera y me daba la sensación de estar haciendo solo ruido” (risas).

En este debut empleas además guitarras eléctricas por primera vez, ¿no?

“Obviamente ya había tocado la guitarra eléctrica mucho antes, cuando hacía death metal, pero luego me cambié al formato acústico y así estuve bastante tiempo. De cara a la grabación del disco fue cuando me planteé regresar a la electricidad, ya que necesitaba un sonido con más fuerza”.

Y también utilizas vinilos viejos y un reproductor de cassettes para lograr atmósferas tétricas…

“Sí, eso me permite recrear ciertos ambientes y facilitar algunas transiciones. De hecho, cuando empecé a componer por mi cuenta, solía grabar mis cosas en un viejo aparato de cassette”.

Bilbao, 23 de marzo de 2018, abriendo para Avatar. Foto: Iñigo Malvido

Vienes de una pequeña aldea sueca llamada Larv, ¿darle al folk era la única opción?

“No, no tuvo nada que ver. Lo cierto es que empecé a escuchar música folk ya cuando tenía 20 años, así que no tardé demasiado en coger una acústica y ponerme a cantar”.

Diría que entre tus influencias Woven Hand podría ser una de las principales…

“Sí, en cierta manera. Hace años, cuando empecé en el mundo de la música, solía escuchar bastante 16 Horsepower, el proyecto anterior de David Eugene Edwards. Pero me han influenciado también muchos amigos que tengo que tocan en diferentes bandas, incluso algunos que hacen electrónica, creo que le puedes pillar el punto a casi cualquier estilo”.

Describiría “Cattle and Wolves” como un descenso al infierno, ¿qué opinas?

“¿En serio? (risas). Puede ser, el vídeo además está grabado en la granja donde vivo, por lo que todos los planos pertenecen a los alrededores de mi casa, incluso la parte final en la que se ve un incendio en mi granero”.

Hay mucha locura en lo que haces, ¿no?

“Supongo que sí (risas). Creo que esa locura viene provocada por los diferentes elementos que combino en las canciones, pero de eso trata mi música”.

La pastoral “I’ve Been Building” parece muy apropiada para alguien que vive alejado del mundanal ruido…

“En 2015 andaba con una nueva discográfica, acababa de sacar un EP para presentar y tenía algunos conciertos. Al final de la gira, mi novia me dijo que estaba embarazada y eso me llevó a apartarme de la música una temporada para dedicarme a renovar casas viejas. Ese tema trata acerca de ese episodio y de cómo volví de nuevo a hacer lo que realmente me gustaba”.

“Humming On The Porch” podría entonarse sentado en un campo de algodón, ¿era esa tu intención?

“Sí, quería hacer una canción muy tipo folk americano, por lo que supongo que la atmósfera trata de recrear ese ambiente”.

¿Está basada en una mujer de verdad “Woman From Tarnava”?

“Sí y no. Por una parte surgió a partir de una señora mayor que conocí hace unos años y por otra es una especie de documental sobre un río que está situado en medio de los bosques de Transilvania, en Rumanía. Es ficción en ese aspecto, pero se basa en el hecho real que te he comentado”.

Por tus letras parece que abordas con frecuencia muchos demonios interiores, ¿eres un poco atormentado?

“No, para nada. Todo se debe a mis composiciones y a la manera que tengo de expresarme a través de ellas. Soy un tipo normal, con dos hijos y no suelo estar triste. Me gusta el poder que me da la música para elegir lo que quiero hacer sin límites de ningún tipo”.

¿Hay alguna gira planeada para el futuro?

“No, la verdad es que este año tenía ya muchos conciertos, pero como te puedes imaginar, todos fueron cancelados o pospuestos debido al Covid-19. El 2020 ya lo doy por perdido, a pesar de que tengo un par de bolos pequeños por ahí. Ya veremos lo que pasa más adelante”.

Foto: Thomas Orn Karlsson

Estuviste de gira por nuestro país junto a Avatar, ¿cómo fue la experiencia?

“Pues estuvo muy bien, pasamos por Madrid, Barcelona y Bilbao y la gente fue espectacular en cada una de las citas. Los miembros de Avatar se portaron genial conmigo y creo que fue un paso muy importante en mi trayectoria. Me encantaría volver, aunque este año no va a ser posible, me temo, ojalá se pueda en el 2021”.

¿Cómo viste la reacción del personal ante tu música?

“Pues mucha gente se me acercó después del concierto para decirme que les había gustado, por lo que estuvo genial compartir opiniones sobre mis canciones y demás, la verdad es que no esperaba una respuesta de tal magnitud”.

¿Por qué elegiste el nombre artístico de Old Kerry Mc Kee? No he podido evitar pensar en “Me & Bobby McGee” de Janis Joplin…

“En los comienzos escribí una canción con ese nombre y me gustó la idea de crear un personaje ficticio que evocara de inmediato la música que hago. No tiene nada que ver con el clásico que mencionas de Janis Joplin, simplemente fue algo que se me ocurrió de forma casual, no hay que darle más vueltas”.

Te suelen calificar como un eslabón perdido entre el blues, el folk y el black metal, ¿compartes esa descripción?

“Sí, supongo que al escuchar mis temas puedes notar influencias de esos estilos, pero también de otras cosas, es un poco una mezcla de todo lo que hay en mi cabeza. Yo lo entiendo simplemente como una versión distorsionada del folk o el blues”.

¿Qué hay de esa foto tuya con una vieja caravana?

“Fue algo que se me ocurrió, pero no vivo allí. Como te he comentado antes, mi casa es una granja en medio del bosque. Tampoco estoy apartado de la civilización ni nada de eso, Goteburgo se encuentra a unos veinte minutos en coche, por lo que no tengo problemas a la hora de acercarme allí cuando necesito algo. Creo que vivir en el campo me ayuda a componer, para mí es el mejor sitio posible”.

Alfredo Villaescusa
Últimas entradas de Alfredo Villaescusa (ver todo)
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

1 comentario

  • Juandie dice:

    Un poco corta pero interesante entrevista hacia este musico sueco bajo su banda OLD JERRY MCKEE a través de su nueva placa de estudio como otras interesantes anécdotas las cuales ha sido un placer leer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.