malditeria
shalom
night dream
kamino
the baboon show
midnight road
mono inc.
aienruta
davil fantasies
david cesar
motörhead

Entrevistas |Luis Mera Lucky

«Para escribir y hacer melodías son las entrañas las que deben guiarte»

Por: Alfredo Villaescusa

'La hora de triunfar' es el título del primer álbum con el que Luis Mera Lucky ha decidido seriamente embarcarse en el mundo de la música. El tiempo de confinamiento sirvió para despertar la llama que siempre tuvo en su interior, mostrando todo el bagaje acumulado en media vida de melómano que ahora da el salto a los escenarios. Alfredo Villaescusa nos presenta a este músico que ya recorre las carreteras con su guitarra al hombro.

Creo que este es tu primer trabajo. ¿Cuál ha sido tu experiencia previa en el mundo de la música?

"Toda mi vida he escuchado música, creo que el oído sí lo tengo fino. Aunque de joven canté y toqué en plan amateur y con amistades, la verdad no me había planteado nunca nada. Llevaba unos 20 años sin coger una guitarra en la mano hasta que justo antes de la pandemia surge tocar con un grupo de amigos. Llegamos a dar un concierto ante bastante público, eso sí... eran versiones.

Desde siempre he tenido la sana costumbre de escuchar discos a la vieja usanza (es decir, enteros, sin darle a un botoncito para pasar rápidamente los temas) y siempre me han parecido muy interesantes las tertulias musicales, que son mucho más pacíficas y constructivas que la mayoría de las charlas que hay hoy en día. Pero ya te digo, como intérprete de mis propias canciones, la experiencia acaba de comenzar con 48 años, y he de decir que es muy gratificante, no hay techo. Me encanta la parte pura del folio y el lápiz para intentar escribir algo que se pueda cantar y tocar posteriormente. Soy un soñador realista, y hacer tus propias canciones es un mundo adecuado para ello".

Tengo entendido que la pandemia te permitió encontrar el hueco necesario para lanzar estas composiciones. ¿Fue así realmente?

"Así es. Me entra el gusanillo y empiezo a componer desde “lo salvaje”, sin ninguna referencia y con poca teoría musical, aunque eso tampoco es algo que me preocupe. Para escribir y hacer melodías son las entrañas las que deben guiarte. Soy un intérprete independiente, no creo ni en los letristas, ni en la industria actual, aunque la respeto profundamente; hoy en día es mejor tener respeto por todo mientras no dejes de ser tú mismo.

La pandemia supuso una semipausa en mi trabajo habitual de Consultor y Comercial para sacar a relucir mi otra ocupación, que en este caso fue dar forma al álbum 'La hora de triunfar', y al EP de sus canciones descatalogadas, 'El estratega'. Es decir, ganas y tiempo de escribir, de grabar y de dar rienda suelta a todo este tinglado".

Parece que tu sonido bebe bastante de grupos de pop rock patrios como Los Secretos o Nacha Pop. ¿Qué bandas o influencias destacarías por encima de todas las demás?

"No hay nada buscado a propósito, aunque parezca lo contrario. De hecho, la música que más sigo escuchando es de los 50 y los 60. Reconozco que sumergirme como oyente en el pop rock español de los 80 ha sido más tardío, y bucear en esas épocas es maravilloso. Pero en lo que se refiere a mis canciones, repito, no hay nada buscado.

Lo que creo que pasa es que, inconscientemente, lo que has vivido durante toda una vida como oyente te influye como intérprete. Es un manto que te cubre sin apenas darte cuenta, tienes claridad dentro de tu propia niebla. Ahora bien, te digo una cosa, ya estoy con algún tema nuevo, y otra vez, sin darme cuenta de nuevo, y muy sutilmente, hay como una evolución... ya veremos a dónde va.

Pero sí reivindico aquella época de Nacha Pop, Duncan Dhu, Glutamato Ye Yé, Pistones y un largo etc., porque el disparo musical que hubo en la península será irrepetible y moló y mola mucho".

El tema “Isabel de Valois” se centra en un personaje histórico pero otorgando un punto de vista contemporáneo. ¿Cómo surgió?

"Surgió en un viaje a San Lorenzo del Escorial, y de cinco minutos de lectura en  wikipedia... ¿Qué te parece? El nombre de la tercera esposa de Felipe II, su historia, su edad en aquel momento, el rey que decide “quitársela al hijo que enloquece”... todo fue viniendo hasta hacer el tema. Ni tan buen rey era el monarca ni tan bonito era todo. Si la escuchas una y otra vez te aseguro que quizás no esté tan desencaminada mi versión de los hechos.

La capital se cambia a Madrid por los deseos de Valois. También Ferrol, que en aquella época era un pequeño pueblo de costa, fue arrasado por la ira de Felipe II, ya que no concebía que hubiera libre comercio (pacífico) con los ingleses (de ahí lo de “navegaba en paz y el imprudente me hundió” en la letra, ya que le llamaban El Prudente entre otros majestuosos adjetivos). La comparación con la Duquesa de Lorena (su hermana), etc... Toda la letra está basada y contrastada, a mi manera.

Valois se ha convertido en mi musa, y de Felipe II pues paso un rato largo, aunque como dije antes, respeto por todo, eso siempre. Al final es sólo música, sólo es rock and roll. Esa es la grandeza de este arte.

Creo, además, que es una canción que si sale en 1982 llamaría la atención. Podéis ver el videoclip, es súper modesto, y casi sin medios, y estoy tremendamente orgulloso de él. Los solos de guitarra de Alex Rodríguez, amigo y gran músico ferrolano son brutales".

Por otra parte, “Almanaque del 92” sería como una especie de homenaje a Santiago de Compostela con un enfoque sentimental. ¿Qué sucedió en ese 1992 que evoca el título?

"El nexo es el año que hago la selectividad en Santiago de Compostela (vivo en Ferrol, pero soy de Santiago) y es una canción que surge por un reencuentro mucho tiempo después con mis mejores amigos (la vieja guardia, así nos llamábamos a nosotros mismos): Álex, Jaime, Óscar, Jose, Víctor... gente que vivimos aquel Santiago dónde con 18 años eras mucho más espabilado que con veintimuchos hoy.

En ese reencuentro nos acordamos de aquella época, el selectivo se tuvo que repetir por unas filtraciones que hubo y fue muy mediático a nivel gallego. Ese es el punto de partida de la canción, pero la verdad es que interiormente tenía ganas de cantarle a Santiago, a ellas, a ellos, y a toda esa generación. La esencia puede evolucionar, pero nunca debe perderse. Esa gente me ha enseñado esto y mucho más desde aquellas vivencias hasta hoy.

En la parte final se pueden escuchar el sonido original de las campanadas de La Berenguela (de una de las torres de la Catedral de Santiago), se me ocurrió durante el proceso. Un proceso, por cierto, rematado de forma brillante en RRStudios de Ferrol, con todas las canciones del disco".

Y el texto de “Eclipse en el espejo” está basado en un par de poemas que escribiste en tu juventud. ¿Por qué te decidiste a recuperarlos?

"Por azar. Encontré una caja con algunos poemas de juventud escritos con algún bolígrafo bic de la época, y al repasarlos me quedé con dos: uno (el propio "Eclipse en el espejo") son las estrofas y el otro (que no tenía título) es el estribillo. Textos de diferentes fechas que juntos me encajaban perfectamente como canción. Al final sólo hice pequeños retoques, ya que era más sombrío y quería que hablara de una mujer que se reencuentra a sí misma.

Yo también tuve una parte de mi vida triste en la que casi pierdo todo, unos años que no se los deseo a nadie, pero que también me han ayudado a intentar ser mejor tipo. Me gustó y me gusta que algunas de mis canciones recojan el tema de la superación personal y el mensaje optimista ante malas situaciones, o ante cosas absurdas. En "Una acción muy tonta", por ejemplo, también doy rienda suelta a esta temática, aunque aquí desde un punto de vista más autobiográfico".

“No tienes talento” me recuerda a “La mala reputación” de Georges Brassens. ¿Fue una referencia?

"He de decir que no, honestamente, y si lo fue ha sido de modo inconsciente. Aunque evidentemente la canción de George Brassens es un himno y me encanta.

En mi caso, esa frase la dijo un gran amigo mío, la de “no tenemos talento”, y como no estaba de acuerdo, hice la canción. La canción me recuerda y me ayuda a mí mismo a entender que cada uno de nosotros tenemos un montón de cosas positivas y buenas dentro, que todos valemos un montón, y decírselo a la gente cantando y tocando está muy bien. No es un himno, pero es una de mis oraciones".

¿Qué fechas de directo tienes a la vista?

"Estoy subiendo bastante a Suiza, a la zona de Ginebra. Después de tres acústicos (yo sólo, voz y guitarra) de diciembre: 9 en Les Recyclables, 11 en Asociación Arte Andaluz, y 16 en El Olivo Narón (este en Galicia ,cerquita de casa), tengo en vista dar más a partir de marzo (el día 1 en La Turbine de Ginebra, por ejemplo). También por Santiago, Ferrol y puede que Coruña cierre alguno de cara a primavera.

Estoy en proyecto de que se junte otro guitarrista conmigo y seguir con los acústicos. Son más personales. También tengo ganas de tocar con grupo, evidentemente, pero no ha surgido. De todas formas, está mi trabajo principal y el poco tiempo; así que enfocaré gran parte de mi “segunda ocupación” a seguir con temas nuevos que van cogiendo forma, de cara al futuro. De hecho, en verano de 2023 quiero lanzar un nuevo video clip de adelanto a un posible segundo disco de cara a principios de 2024, pero eso lo sabréis, sin duda; estoy y estaré encantado de compartirlo con vosotros en esta mítica revista/web que es MariskalRock".

¿El término cantautor te gusta o te disgusta?

"No, no es que me disguste. La verdad es que con la edad que tengo ya me da igual. Si me voy a la teoría, no creo que sea un cantautor al uso. Creo más bien que soy un intérprete de mis propias canciones. Pero eso, ¿qué más da?"

Escucha 'La hora de triunfar' en Spotify:

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *