guadaña octubre
visita inesperada
lustrad
jmcp
evanora
medictum ok
el barbas
solos
pipo & travelin\

Entrevistas |Tomeu Crespí (batería), Guillem Morey "Will" (bajo), David Arbona (voz y guitarra) y "Sebastiá Puyol (teclados)

«La música te tiene que hacer sentir algo más espiritual y trascendente que intelectual»

Por: David Esteban y Juan Destroyer

Siete años han sido muchos años de espera para tener en nuestras manos el flamante nuevo álbum de los mallorquines y progresivos Hyde XXI, baluarte inquebrantable y máxima expresión del metal nacional más elaborado. Para conocer todos los entresijos del nuevo disco, departimos de la manera más entretenida, afable pero también concienzuda con la banda formada por Tomeu Crespí (batería), Guillem Morey "Will" (bajo), David Arbona (voz y guitarra) y Sebastià Puyol (teclados).

Vuestro anterior trabajo, ‘Pseudoinvolución’ data de 2014, ¿siete años no han sido muchos años de espera? ¿Qué ha pasado durante este tiempo para no tener antes un álbum de Hyde XXI? 

(S):Esta pregunta también nos la hemos hecho nosotros… el problema es que el tiempo se ve condicionado cuando la banda cambia de local a otro que todavía está en construcción, el ser papá por segunda vez, los trabajos de cada uno de nosotros, la pandemia, la creación y búsqueda de un concepto más complejo que mejore lo que hicimos en el pseudomusical ‘Dos mundos bajo un mismo sol”... Todo eso forma un complejo engranaje que al final ha condicionado “los tiempos” para que ‘Inmorthia’ viera la luz. Aun así, hemos podido tener más perspectiva de nuestro trabajo y elaborar un producto del cual estamos muy contentos y orgullosos”.

Me parece que empezasteis a componer ‘Inmorthia’ en 2018. ¿Cómo ha sido todo el proceso?

(T):“Para la composición de este trabajo hemos adaptado nuestro modelo de trabajo a la situación que la pandemia nos obligaba, o sea, videoconferencias, trabajo colaborativo, desarrollo de ideas expuestas inicialmente y sobre todo la comprensión de que nos faltaba ese “toque” de idea de directo del que disponíamos anteriormente. La composición y posterior grabación en estudio se demoró bastante más de lo habitual, aun así, creemos que el resultado ha merecido la pena ya que nos ha dado más margen para reposar y digerir desde un punto de vista más crítico nuestras propias composiciones. Este cambio de paradigma se ve reflejado, sin lugar a dudas, pero ahora con el trabajo hecho, creemos que la adaptación ha valido la pena. Cabe destacar en este álbum la incorporación definitiva en la formación de Guillem Morey "Will" en toda la composición de líneas de bajos, aportando, sin duda, su grandísima calidad técnica y musical a las canciones”.

Por cierto, ¿cuál es el origen del nombre de la banda?

(D): “Hace mucho tiempo… en una galaxia muy lejana (risas). Al inicio la banda se llamaba Mr. Hyde. A raíz de una mini-gira por la península dimos con otra banda que también se llamaba igual… y la verdad… como pasábamos de rollos, aprovechando la incorporación de Sebastià y el salto que dimos en cuanto a sonido y composición, decidimos que era hora de modernizar a ese ser tan peculiar y añadirle XXI como muestra de la evolución de la dualidad humana en los tiempos de la vida moderna”.

Tras la edición de vuestro anterior y fantástico álbum de 2014, creo que ‘Inmorthia’ viene a afianzaros definitivamente como una de las grandes bandas de metal progresivo nacional. ¿Estáis de acuerdo?

(S): “La verdad es que se agradece mucho oír eso. Nosotros buscamos dejar nuestra pequeña aportación musical y tal vez el hecho de pensar en esa idea de ser una de las grandes bandas y tal, lo decidirá quien tenga que decidirlo, que al final es la gente que ama este estilo tan personal. Desde Hyde XXI buscamos mejorar personal y grupalmente, crecer como músicos y personas para dejar a nuestros hijos, amigos, familiares y desconocidos un trabajo que perdure en el tiempo y la memoria”.

Creo que el gran atractivo de Hyde XXI es que puede gustar a cualquier seguidor del heavy metal, no solamente a oídos puramente progresivos. ¿Qué le diríais a aquellos que tachan el metal progresivo de aburrido y excesivamente enrevesado?

(W): “El gran debate entre la forma y la función. No es ningún secreto que el progresivo en cierta manera se ha convertido en un club medio-privado de músicos haciendo música para músicos. Y es cierto también que perderse en la forma es demasiado fácil, solamente es meterle matemáticas al asunto. Pero aquí nadie se alistó para esto. Al final la música te tiene que hacer sentir algo no tan intelectual y sí más espiritual y trascendente. Musicalmente, somos hijos de los 80 y los 90. Ahí está todo lo que se necesita saber sobre cómo hacer buenos temas. Luego puedes hilarlos de manera que técnicamente sean retadores y complejos, pero sin ese núcleo que sea capaz de llegar a la gente, sin tener nada que decir, desgraciadamente, en el fondo, no tienes nada”.

‘Inmorthia’ es una obra conceptual que gira alrededor del eterno conflicto entre desarrollo tecnológico como sinónimo de progreso humano. ¿Qué otros temas inspiran vuestras creaciones?

(T): “Para esta pregunta tenemos una frase recurrente que lo engloba todo: "Lo que sucede en las historias de nuestras canciones sucede en el mundo a lo largo de la historia. En nuestras canciones intentamos expresar nuestras experiencias y nuestro particular punto de vista, acerca del desamor, las guerras e injusticias, el compromiso social, la poesía, la vida, la calle, el futuro y el mundo que nos rodea’. En ‘Inmorthia’ cada canción representa un “episodio” del álbum, nos hemos inspirado desde obras de Issac Asimov, la obra de Ramón Llull, conceptos como Neuralink de Elon Musk o incluso un episodio de Black Mirror. En este link podéis consultar en qué nos hemos inspirado en cada canción”.

Aprovechando el concepto del disco. ¿Cómo creéis que ese futuro al que hacéis referencia puede afectar al mundo de la música?

(S): “Pensamos que todavía hay mucho por hacer y, sobre todo, lo que nos apasiona son los constantes cambios de la industria musical, el ver cómo esto afecta a la composición de la música, qué nuevos formatos se consolidan… Al final el objetivo es el mismo, crear música para ser escuchada pero especialmente vivida. Tenemos también la certeza de que cada vez habrá más inversión en la parte visual en estilos donde normalmente esto se dejaba en un segundo plano. Del mismo modo, albergamos la esperanza de que algunos de los estilos no tan mainstream como el rock progresivo vayan a tener más calado, ya que cada vez la gente experimenta más y está más abierta a plantearse si realmente algo nuevo es bueno por ser nuevo o simplemente porque no se conocen otras alternativas. Esto es más una esperanza que una certeza”.

¿Cuál es el proceso creativo y de composición de piezas tan elaboradas como "Cadenas" y "Etnias II"? 

(D): “Buff… ¡Qué pregunta! Normalmente partimos de algún riff, frase, melodía... que nos inspira un tema, simplemente un ritmo… o una ida de olla. Al final la magia es juntar las personalidades de cada uno de nosotros para dar sentido a un concepto que queremos trabajar y crear un lienzo lo suficientemente flexible como para jugar con él. Para "Cadenas" queríamos unos riffs agresivos y unas partes más complejas para demostrarnos a nosotros mismos lo que somos capaces de componer, con un estribillo que diera equilibrio. "Etnias II" es la hermana de un tema muy querido por la banda que también marcó en su momento un punto de inflexión a nivel técnico y compositivo importante, y queríamos darle un “lavado de cara” creando una segunda parte. Conservar el aire mestizo y las melodías de "Etnias I" era nuestro objetivo principal".

Entre la potencia, aparece el sentimiento en "Réplica". ¿Cómo se consigue transmitir emoción hablando de una relación humano-robot?

(T): “Nos alegra muchísimo esta pregunta (aunque tiremos de tópicos), porque era precisamente esa emoción era la que buscábamos en el momento de componer el tema. Es digno de mención en este punto la colaboración de nuestro gran amigo y profesional, David Ordinas (@davidordinas) que nos aportó la potencia del mensaje que buscábamos transmitir. El tema se centra en la frustración que siente la persona a la que le han dado la opción de sustituir a un ser querido, al no poder continuar a su lado, ya que la percepción del realismo de la “réplica” le lleva a un “valle inquietante” que le resta afecto hasta el punto de preferir su muerte como ser humano a su vida como réplica. Profundo, ¿eh? Nada más y nada menos que un escenario o un horizonte de dilemas a los que deberemos enfrentarnos como seres individuales y colectivos en generaciones actuales y futuras”.

Habéis decidido acabar el disco con "Silvan", el héroe de ‘Inmorthia’. ¿Queríais despediros dejando claro que todo no está perdido?

(S): “"Silvan" es un tema especial, ya que nace de la comunión entre música y literatura. Un amigo de la banda, Ángel Pablo Gallego, es escritor de la saga “La Senda de Silvan” (que también recomendamos desde aquí para leerla y disfrutarla), una historia distópica muy interesante, donde el personaje principal (Silvan) descubre su condición para enfrentarse a una sociedad en decadencia (no digo más para no hacer spoilers). “Apadrinamos” ese personaje por las similitudes entre ambos mundos y porque queríamos “humanizar” y dotar a ‘Inmorthia’ de ese rayo de esperanza (que lo hay) que representa al propio personaje, todo ello sumido en un mundo de inteligencia artificial, robótica e incluso hibridación entre humanos y robots, un mundo casi desconocido para él mismo, y que ya no alcanza a reconocer. En concreto, "Silvan" representa el alma del humano que lucha por resolver sus conflictos y adaptarse a las circunstancias, para solucionar tal vez, la causa de su propio naufragio como raza humana en este mundo distópico. Cabe destacar que en esta canción, nuestro querido amigo Tolo Grimalt, guitarrista de Metalium, vuelve a colaborar con la banda. En esta ocasión ejecuta un virtuoso y creativo solo de guitarra en el minuto tres de la canción”.

¿Cómo se encuentra la escena metalera en las Islas Baleares? Y en concreto, ¿nos podéis recomendar alguna banda nacional de metal progresivo que como vosotros esté alcanzando cotas de popularidad? 

(W): “Pues un poco en coña, un poco en serio… a la escena de aquí la llamamos “la pequeña Escandinavia”. Tenemos mucho, de todo, y todo ello bastante bueno;  desde metal extremo en todas sus variantes hasta cualquier otra cosa terminada en “rock”. Y eso teniendo por medio la insularidad, que provoca que los saltos de y hacia el continente sean prohibitivos. Aun así, siempre tenemos a algún representante local en festivales o giras europeas, nunca falla….y va a ser que no es casualidad. A nivel nacional, hay muchas bandas que buscan sonidos más progresivos sin atarse demasiado a nadie….diría As Light Dies, diría Obsidian Kingdom, diría Aathma en una onda más extrema, Noah Histeria (que desgraciadamente ya no están juntos) y Toundra en un rollo más post, Reality Check desde Cantabria o Time Symmetry de Madrid, que también hacen cosas muy interesantes."

Parece que la situación pandémica mejora, esperemos no estropearlo… ¿qué planes de gira tenéis entre manos?

(T): “Nuestros planes son arrancar a principios de 2022 la gira que durante dos años nos llevará a todos los teatros y auditorios de las Baleares con el nuevo espectáculo en donde presentaremos el  nuevo álbum 'Inmorthia' si durante o después surge la oportunidad de llevar este nuevo show más allá de las islas lo haremos con toda la motivación e ilusión”.

¿Quién se encarga del art-work del disco? Es realmente bueno. ¿Qué pretendéis transmitir con la portada del álbum?

(T): “Del artwork final se ha encargado Amón (Pinsho, cantante de Golgotha). Estamos muy contentos y satisfechos de haber podido trabajar con él y por supuesto con el resultado final de la portada y artwork. Con esta portada queríamos transmitir por una parte la apuesta por una nueva etapa en la banda, con un sonido propio y una experiencia en la composición. Por otra parte queríamos sintetizar lo que es Hyde XXI: complejidad y armonía a la vez; recorriendo desde la música, los conceptos, los mensajes, las inspiraciones y el constante cambio en el que estamos inmersos como sociedad y como seres individuales. Nos hemos permitido incluir un “oso” a modo de juego, el típico “busca a Wally”, pero con un oso. Algo totalmente aleatorio, que poco tiene que ver con la portada. En este link podéis ampliar los conceptos que construyen la portada del disco”.

Para vuestro siguiente plástico, ¿seguiréis titulando cada corte con una sola palabra? (Risas)

(T): “Probablemente sí. Nos gusta la idea de crear conceptos y que cada tema represente una sola palabra (eso no pasa cuando todavía son un embrión… que entonces tienen nombres que darían para otra entrevista...), ante tanto cambio, algunas cosas nos gusta mantener (risas)”.

Escucha 'Inmorthia' de Hyde XXI en Spotify:

Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.