magictostadora

Entrevistas |El Drogas

«El intercambio de gotas de sudor es fundamental para entender el directo de una banda de rock»

Por: Jorge Bobadilla

Antes de que la amenaza de un virus nos obligara a todos a estar en casa más tiempo del que nos gustaría El Drogas terminaba la primera parte de la presentación del espectacular quíntuple álbum 'Solo quiero brujas en esta noche sin compañía'. Era el momento de hablar con El Drogas, un Enrique Villareal que sigue incansable con la mente puesta en el siguiente paso de la banda. Llegarán, si todo va bien, los festivales este verano, como Weekend Beach (del 1 al 4 de julio en Torre del Mar, Málaga) con carteles en los que El Drogas ya luce muy alto, cargados de eclécticas propuestas. Jorge Bobadilla habla de todo esto y, como siempre, de mucho más con uno de los protagonistas más interesantes del rock.

¿Qué tal fue el final de la primera parte de la gira de presentación de 'Solo quiero brujas en esta noche sin compañía'?

"Ha sido muy bonito para nosotros. Fue mucho trabajo el preparar el repertorio, encontrar la posición que tenía que ir cogiendo cada canción... La verdad es que la gente ha respondido de una forma que nos ha dejado muy satisfechos. Hemos hecho dieciséis salas y en todas hemos recibido mucho cariño".

La sensación desde fuera es que ya El Drogas, entendiéndolo como la banda, arrasa en cualquier sitio al que va. ¿Queda margen para seguir creciendo?

"No creo que sea algo preocupante. Me refiero a entender el crecer como meter más gente. Las expectativas se han cumplido absolutamente en cuanto a que nos hacía falta meter una media de quinientas personas, en algunos sitios algo más, pero por ahí andaba la cosa, para que económicamente se pudiera funcionar con el equipo técnico que llevamos, y ese asunto ha sido superado. Eso te predispone también de una manera optimista a preparar esa segunda parte (risas). Es seguir creciendo, poco a poco, en cuanto a que uno tiene que ser consciente y asimilar rápido el momento en el que vive, disfrutar de lo que se hace, sobre todo cuando las cosas te van bien, pero estar preparado para... no hacerte muchas pajas mentales, para evitar que la hostia que te vaya a venir se pueda sujetar de alguna manera. En ese aspecto sí que creo que el grupo puede seguir creciendo, porque El Drogas, entendido como banda, que ya hay más gente que me llama a mí Enrique... El Drogas, esa especie de entelequia de cuatro personajes que a base de ir preparando historias que vamos conversando y tal, pues unas se pueden llevar para delante y otras no, pero sobre todo las tienes que conversar y poner en común esas ideas. En ese aspecto creo que todavía El Drogas, como banda, puede seguir creciendo".

El Drogas en La Riviera (Madrid). Foto: Alfonso Dávila

Viendo que ya son varias veces las que agotáis entradas en las salas más grandes de cada ciudad, quizá el futuro pase, en las que sea posible, por aumentar esos recintos.

"No es lo que a mí me coma la cabeza o esté pensando. No sé si algún día podremos ir a hacer el WiZink Center o algo así. Lo que realmente sí me daría gusto sería el Teatro Price, por ejemplo, porque también creo que ciertos locales tienen una magia en el ambiente que ayuda mucho a poder compartir tu propuesta con el público que asiste. Pasa lo mismo con las salas, no todas son iguales, lo que sí tienen todas las salas es esa proximidad que tiene el público con el grupo, y el grupo con el público, ese intercambio de gotas de sudor, a pesar de que estamos en una época un tanto extraña para hablar de estas cosas (risas) creo que es fundamental para entender el directo de una banda de rock".

Si volvemos a la normalidad en algún momento será de cara ya a algunos festivales. Sabiendo la duración de tus conciertos ¿cómo os enfrentáis a un repertorio pensado para estos eventos?

"(Risas) Es lo que tiene, ahora los festivales, claro, hora y cuarto u hora y media como mucho, pues nada, a hacer repertorios que se ajusten a esa duración y por supuesto con canciones más para ser cantadas… hacer un tráiler de la película (risas), en vez de la película entera tendrá que ser una especie de tráiler, que a veces es una pena, pero tienen excesivo movimiento y tú no eres quien domina la cabalgada, es el propio repertorio el que te cabalga a ti. También para eso estamos preparados, siempre que hemos hecho festivales esta ha sido la premisa principal para llevar a cabo el repertorio. Tiro a hacer repertorios con las canciones más potentes. Las canciones más potentes unas veces son las que más canta la gente, coincide con eso, y otras veces son las que más dejan ojipláticos al personal (risas) precisamente porque no las pueden ni bailar. En esa especie de mezcla es como me muevo a gusto, haciendo concesiones al público y luego haciendo concesiones a mi propia rareza a la hora de entender lo que tiene que ser una banda (risas). Todo esto apoyado por la banda, por Txus, Flako y Brigi, digamos que yo propongo las canciones y luego algunas van fuera y se meten otras a propuesta de los demás".

"Para mí "No hay tregua" sigue teniendo mucho más trasfondo que simplemente ser una canción que se tararea cómodamente"

 Pensando en las fechas más eclécticas que contarán con El Drogas en el cartel, ¿El Drogas es para todos los públicos o todos los públicos son para El Drogas?

"No lo sé. Hace dos años estuvimos en Sonorama, que digamos que es un festival indie por definición… que no sé ni qué es indie ni qué es definición (risas), ni qué es el Sonorama siquiera. Llevábamos ahí un repertorio que lo estuvimos haciendo durante todo ese año y de repente se hace allí un tapón, una locura que para mí era incomprensible. Venía gente, "no os he visto nunca", joder, casi me pillan jubilado (risas). Tampoco me preocupa en exceso eso, lo que me preocupa es hacer una propuesta que sea, en este caso, divertida sin olvidar ese punto reivindicativo que me gusta que tengan las canciones que se vayan metiendo, entiendo que la gente puede cantar "No hay tregua", pero para mí todavía sigue teniendo mucho más trasfondo que simplemente el ser una canción que se tararea cómodamente. Ese punto reivindicativo tiene que seguir estando en las canciones que presentemos en los festivales. ¿Somos aptos para todos los públicos? No lo sé, se me hace raro que gente uniformada me diga que me ha seguido y que no entiende cómo hablo de política ahora cuando es un seguidor de Barricada… Pues hostias, sí que has seguido bien a Barricada (risas). Hay cosas que para mí son incomprensibles, pero que tampoco empleo mucho tiempo en analizar".

Entre esos festivales tan eclécticos que os esperan destaca Weekend Beach. ¿Qué te parece un cartel capaz de unir a El Drogas, La Polla Records, Belako, The Hives, Saurom o Vintage Trouble con propuestas tan distintas como Lola Indigo, Kase O, Die Antwoord o Natti Natasha?

"A mí me parece de puta madre. Además que Kase O me gusta, es que tengo en casa unas escuchas eclécticas absolutamente. Aquí el último que pone la música que escucha soy yo, con lo cual van pasando hijo, hija, nietos, compañeros, la socia… el último en la lista a la hora de poner música soy yo. Escucho cantidad de historias que me sorprenden, entre ellas cuando mi hija me puso por primera vez a Kase O aluciné, hace ya un porrón de años. Yo conocía a Violadores del Verso y tal, pero realmente ya me pasó con Berri Txarrak, que los he oído desde el momento en que se formaron, pero realmente empecé a analizarlos cuando es mi hija la que me da conversación al respecto de las canciones de Berri Txarrak y empezamos a escucharlas juntos. Me encanta la propuesta de Fuel Fandango por ejemplo, por entender que no tengo ningún problema en asimilar historias que la gente piensa que están lejos de mis gustos, y no es así".

Siempre que he podido hablar contigo sobre otros grupos me has destacado tu gusto por Belako, a los que ya vemos en un cartel como el de Weekend Beach.

"Musicalmente, te puedo decir la sensación que tuve la primera vez que vi a Belako en directo, en una casa de cultura de un pueblo de la Rivera de Navarra, fue como un puñetazo en la boca del estómago. Su propuesta musical… cuando estás entre el público, sale un grupo, no has oído ni su nombre, son gente joven, y de repente, desde el primer acorde, algo se empieza a mover en la boca de tu estómago. Esa sensación a mí me gusta, tener esa sensación de que estás descubriendo algo por ti mismo, porque lo estás viendo en directo. Por eso siempre que puedo hablo de ellos o de Agoraphobia, que me parece una banda alucinante. También me pasó haciendo el programa con Ariel (Rot), el de 'Un país para escucharlo', con Messura, que de repente se arrancaron con los acordes, en acústico, y eso me ha empujado a escucharlos en eléctrico, a ver el programa que grabaron en La2, de estos que meten a las dos de la madrugada, y tengo muchísimas ganas de verlos en directo, me parecen un grupo muy interesante en su propuesta. Yo creo que lo que hay que hacer es ir a escuchar y ver grupos nuevos, que tengamos nuestro propio criterio al respecto de lo que estás viendo y escuchando. El por qué te gusta… no sé, tenemos que retomar esa forma de escuchar música, no escuchar tres segundos de una canción y pasar a otra, nadie llega al estribillo de nada. No me gusta o no estoy hecho a estos tiempos".

A las puertas de la redacción. Foto: Anna Moher

Nuestras generaciones eran mucho de ser o heavys o punkis o rockers… ¿Se han acabado esas barreras?

"Yo creo que en los 80 comienzan a romperse, a caer y a derribarse muros, sobre todo en lo vivido desde Euskadi. En Euskal Herria… no sé, siempre he dicho que en los festivales al principio tocábamos con La Polla Records, Hertzainak… que Hertzainak era un grupo, por definirlo con algo parecido a lo que venía de Inglaterra, serían los Clash. La Polla Records eran como los Sex Pistols y a nosotros (Barricada) nos empiezan a definir como los Motörhead. Digo para que se entienda esa combinación. Cuando ibas a Madrid a nosotros nos metían con bandas de heavy que tocaban la hostia, técnicamente nos daban cincuenta mil vueltas, los componentes de esas bandas no se explicaban por qué un grupo tan desastroso como nosotros técnicamente llegaba a la gente. La Polla Records los meten con Obús en el Rockódromo y se lía la de dios… Hertzainak iba a tocar a cualquier sitio y como cantaban en euskera nadie los iba a ver, cuando luego en la explosión los Clash es una de las grandes bandas del rock, el punk o como se quiera definir. Creo que en Euskadi tuvimos la suerte en los 80 de pasarnos mucha información musical entre los grupos. Cómo me sigue recordando Evaristo que le pasé una cinta de carretera con una banda que para él fue de sus favoritas, los Rezillos, que yo ni me acuerdo, a mí me lo habría pasado otro grupo de por aquí y me la metí y seguramente que entre medias de las canciones de los Rezillos habría alguna de Bruce Springsteen (risas), yo qué sé. Los Clash, Jesus & Mary Chain… joder, Lords of the New Church, Peter and the Test Tube Babies… una cantidad… Psychedelic Furs… yo he visto en directo una cantidad de bandas, una inmensidad, y en directo me encantaban. A la vez que todos estos de repente aparecía en el frontón de Lekeitio te aparecía Rory Gallagher, cómo no vas a ir a ver a Rory Gallagher, o Iron Maiden, que los he visto cinco veces y no tanto por ellos en concreto sino por los teloneros que traían, la primera vez los Accept, Michael Schenker… joder, cómo no vas a ir a ver y descubrir todo eso. Entre medio todo lo que te estoy soltando, ¿qué tendrá que ver The Cure con Iron Maiden? Pues para mí mucho, forman parte de toda esa retahíla de horas y horas de bolos que he tenido en directo".

"Lo que quiero seguir siendo en este mundo es un buen alumno"

Después de lanzar un disco quíntuple, ¿se queda uno muy seco creativamente?

"Quiero pensar que todavía queda de dónde tirar. Ahora mismo no es algo que me preocupe, porque yo en esto cuando terminé el disco fue una gozada, que siempre te quedas vacío absolutamente, con cualquier tipo de trabajo, con este me pasó lo mismo que con otros, me quedo vacío, pero automáticamente comienzas a preparar los directos. Todo eso me va metiendo en ese disfrute que supone el ir pensando, como te comentaba antes, qué lugar, ir poniendo esta canción, esta otra, cómo presentar esto a la gente… Luego, una vez que arrancas con los directos de verdad, cuando ya te tiras a la carretera, es acojonante el disfrutar de todo eso. Sigo disfrutando desde el momento en que me estoy haciendo la maleta en casa, cogerlo todo y con la socia a viajar. A mí eso ya me pone el cuerpo en modo optimista, me gusta hacer kilómetros porque los hago para hacer lo que más me gusta en la vida, que es pisar un escenario. Eso me aparta del modo cerebral que tienes que tener cuando comienzas a preparar un disco. Quiero seguir pensando que todavía hay historias donde meter la cabeza y la mano, para seguir aprendiendo de ritmos y ambientaciones musicales… bueno, en las mismas en las que me muevo como pez en el agua todavía hay mucho que aprender. Lo que quiero seguir siendo en este mundo es un buen alumno, observador".

Con todo lo que está pasando de cancelaciones, aplazamientos y demás… cómo lo ves para lo que está por venir.

"Todavía no hemos tenido noticias de nada, pero tampoco me extrañaría, se empieza a palpar de manera bastante física esta alarma… digamos que hay que estar alerta, que la alarma no se traduzca en pánico… Yo hago caso a las autoridades sanitarias, que son las que entienden de esto, sobre todo cuando es un médico o una médico… Cuando he ido hoy a pasar la mañana con mi madre, al entrar te tienes que lavar las manos… y todos los familiares que aparecemos por la residencia entendemos la situación, ya vamos preparados. Las noticias dicen que las personas mayores en riesgo por su estado de salud son más propensas a tener este virus en una forma agravante para su salud… Con lo cual, bueno, ahí estamos. Me jodería mucho no poder seguir yendo todos los días que pueda a ver a mi madre porque no dejen entrar… Pero espero que todo esto sea lo más corto posible y que no cunda el pánico".

Si hay que obedecer a una autoridad, que sea a la sanitaria.

"Eso por supuesto. Hay otra gente que posiblemente estaría mejor con la boca cerrada. No soy quién para coartar la libertad de decir estupideces, pero este país creo que lleva ya un periodo excesivamente largo de dejar a mucho estúpido y mucha estúpida decir estupideces, valga la absoluta redundancia, que hacen que además nosotros soltemos el tapón de nuestra propia estupidez, con lo cual el país se inunda muy rápido".

Jorge Bobadilla
@jorgebobadilla

Redacción
Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

7 comentarios

  • Juandie dice:

    Interesante entrevista hacia uno de nuestros músicos mas ilustres como es Enrique Villarreal sobre su ultimo álbum de estudio como de su futura actuación junto a sus buenos músicos en dicho festival malagueño y el tema del jodido coronavirus. Las mejores de las suertes y ojala esa gira por nuestro pais sea muy extensa para esta buena banda.

  • Anonimo dice:

    *Lo que pides en Alixpress*
    The Class,Sex Pistols,Motorhead
    *Lo que te llega*
    Herzainak,La polla Records,Barricada.

  • Juandie Unofficial dice:

    ENRIQUE VILLARREAL con mayúsculas, Juandie

  • Ardura dice:

    Muy grande el Drogas..y muy buena la entrevista!

  • José ignacuo dice:

    Siempre es una gozada leer o escuchar entrevistas de el drogas y siempre hace referencia a su madre y como va a cuidarla
    Siempre se aprende algo de un grande como Enrique

  • Jose dice:

    Lo tuyo es más Amazon perrea perrea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.