proyecto hatta

Entrevistas |José Pinto (Color Mendigo)

«No creo que millones de canciones inclinen la balanza a multinacionales y gobiernos, pero no hay que callar nunca»

Por: Alfredo Villaescusa

"Botón del pánico", "Todo vuelve a cero" y "Te van a decir que no" han sido los singles con los que hemos podido conocer mejor el proyecto Color Mendigo, donde el chileno José Pinto, afincado ahora en Arizona, une sonidos alternativos y clásicos del rock con mucha personalidad y una importante carga lírica de compromiso en cada composición. De todo esto y mucho más habló con nuestro compañero Alfredo Villaescusa.

 Creo que está previsto que salga a la luz este año el segundo trabajo de Color Mendigo. ¿En qué punto se encuentra ahora ese proceso?

(J) "Está bien avanzado. Están completamente mezclados siete de nueve canciones, y aunque hay más canciones, se incluirán solo nueve en este álbum. Las canciones son en su mayoría de temas sociales, pero también de superación personal y reflexiones. A fines de julio haremos un nuevo lanzamiento digital de un single que se llama "Mala suerte", el cuarto sencillo de esta etapa. Luego estrenaré uno adicional para después poner a disposición todo el álbum en las plataformas digitales".

¿Crees que los singles lanzados hasta el momento conseguirán abrir apetito de cara a ese ansiado momento?

(J) "¡Eso espero! Hasta el momento he recibido buenos comentarios, buenas reseñas y he podido conversar con medios en varios países. Creo que no está mal para ser un proyecto de solo una persona, ha generado interés y además lo he disfrutado mucho, tanto la parte creativa como la promoción, ha sido desafiante, entretenido y genial. Como todo proyecto artístico, siempre existe la posibilidad de no lograr abrir el apetito como uno esperaría, y por lo mismo siempre mantengo mis expectativas bajas y muy aterrizadas en la realidad. De todas maneras, siempre existen los sueños y el mío es más que nada compartir el trabajo en todos lados y me encantaría que quienes lo escuchen puedan disfrutar el mensaje y la música".

¿Ha habido algún tipo de progresión respecto al debut ‘Tiempo perdido’?

(J) "A mí me encanta ese disco, pero siento que podría sonar mejor. Me he puesto como meta regrabar las guitarras y remezclar el álbum para ponerlo disponible en otras plataformas (ahora solo está en YouTube) y compartirlo más. Tiene canciones que valen la pena el esfuerzo: "En plena noche", "Soy así", "Estando acá" y otras en ese álbum son realmente buenas y merecen un retoque y atención".

“Todo vuelve a cero” parece abordar el calentamiento global. ¿No se ha concienciado lo suficiente al respecto? ¿Hay que despertar al personal?

(J) "¡Exacto, de eso se trata! Desde una mirada estrictamente realista, es muy complejo que los artistas y ciudadanos podamos hacer cambiar de perspectiva a corporaciones multinacionales y gobiernos, no creo que millones de canciones inclinen la balanza y "Todo vuelve a cero" no es la excepción, pero creo que hay que gritarlo fuerte y nunca callar, además de actuar al respecto en nuestras casas, familias, escuelas y todo tipo de organizaciones. No pierdo la esperanza de que, con pequeños esfuerzos entre muchos, podamos hacer algo que tenga un impacto, pero aún falta bastante. Además, creo que la perspectiva de cómo se aborda el problema cambia mucho de país en país y entre continentes. Ustedes en Europa me parece que van bien, en Chile, de donde yo soy, se hace lo que se puede, pero se intenta. En Estados Unidos, donde vivo ahora, la realidad es dramática y falta muchísimo, en muchos aspectos, principalmente el corporativo, el gubernamental, pero también el ciudadano. Creo que hay que despertar y mucho, por eso desde la perspectiva artística seguiremos haciendo canciones que ayuden a lograr eso y ojalá más".

“Botón de pánico” trata otro asunto tan de actualidad como el miedo como arma para controlar a la gente. ¿Te influyó al ambiente pandémico en cierta manera?

(J) "Indudablemente, el ambiente pandémico nos afectó a muchos de maneras distintas, pero yo diría que el factor más influyente han sido narrativas políticas que vienen sonando por años. Escribo las canciones pensando en varias cosas a la vez y después de hechas las analizo, muchas veces encuentro que son lo bastante amplias como para hablar de varias cosas a la vez. Dicho eso y volviendo a lo de las narrativas, pienso que "Botón de pánico" es sobre todas las campañas que usan el terror como principal componente emocional. En todos lados es distinto, pero está presente. Acá en Estados Unidos te encuentras revistas de armas con llamados aterradores tipo “Get ready for the worst is coming: buy a gun!”, en Chile hay un proceso democrático para escribir una nueva constitución y la narrativa en contra de eso dice: “Habrá división y se destruirá todo”. Que venga lo peor y que todo se destruya son términos terroríficos que realmente asustan. La canción "Botón de pánico" trata de poner en foco en que cuando alguien te está regalando miedo, está inmediatamente generando un ambiente en el que la paz social se hace más compleja de lograr, cuando en verdad todo siempre cambia y es normal".

“Te van a decir no”, por su parte, lo interpretaría como una llamada a la acción para luchar contra las injusticias.

(J) "Es sobre el fenómeno del negacionismo y la post-verdad. También muy común en el mundo de hoy y, lamentablemente, fueron líderes mundiales los que la inspiraron. Se trata de aquellos que dentro de sus privilegiadas posiciones han negado la existencia del calentamiento global, y además se han negado a comprometerse con acciones para revertirlo; negaron la efectividad de las vacunas, se negaron a aceptar resultados de elecciones democráticas, niegan el acceso al aborto libre y seguro, y muchas cosas más. Pero como las canciones son abiertas, creo que también aplica a otros tipos de negación, como la de quienes se niegan a validar información cierta que esté en conflicto con de algo que creen, aunque estén errados. A todos ellos no les importan los datos que se les presenten, ni los argumentos ni el conocimiento:  te van a decir que no".

Diría que en tu música hay bastante de Rage Against The Machine. ¿Qué otras bandas te llaman la atención?

(J) "Compartimos el uso de ostinato y los riffs de guitarra con groove como los antiguos riffs del funk y soul, pero también hay diferencias, en Color Mendigo hay melodías cantadas, preocupación por las progresiones armónicas, y no hay rap (aunque la voz tenga una componente rítmica). Hay influencias musicales de Led Zeppelin, Black Sabbath, The Kinks, Nirvana, Alice in Chains, The Vines, pero también busco sabores latinos en los quiebres. En las líricas influencias de Hemingway, Bob Dylan y Gustavo Cerati, aunque esté muy, muy lejos de escribir como ellos, me inspiran mucho".

¿Tienes previsto realizar gira en algún momento?

(J) "Si, lo haría de la misma forma que Miles Davis: armando una banda con músicos locales. Tengo invitaciones a Buenos Aires, Argentina y obviamente Santiago de Chile, me encantaría sumar España y México, pero no hay nada fijo. De todas maneras, todo aquello podría ser a partir de marzo de 2023, y dependerá de invitaciones y las gestiones que pueda hacer solo y con ayuda de alguien más. De hecho, hablando de ayuda, aprovecho este espacio para avisar que hay vacante para mánager ¡Si estás por ahí y te interesa, hablemos!"

¿De dónde viene el nombre de Color Mendigo?

(J) "Para mí es una puesta en valor y una glorificación de lo que está fuera de la sociedad, al margen, sucio, malgastado, ha perdido brillo y mendiga por ahí".

Escucha a Color Mendigo en Spotify:

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.