guadaña octubre
visita inesperada
lustrad
jmcp
evanora
medictum ok
el barbas
solos
pipo & travelin\
diamond dogs

Entrevistas |Bernd Bernemann (Bonded)

«Nuestro disco está inspirado una historia sobre vampiros y la Segunda Guerra Mundial»

Por: Mariano Muniesa

Fotos: Sebastian Konopka

Poco después de que el guitarrista Bernd Bernemann y el batería Markus “Makka” Freiwald se marchasen de Sodom, rápidamente formaron esta nueva banda cuyo debut, 'Rest In Violence', se lanzó en 2020. Algo más de un año después, su nuevo trabajo de estudio, 'Into Blackness', está ya haciendo sacudir las cabezas de los más furiosos fanáticos del thrash metal actual. Hablamos de un trabajo de una excelente calidad que ha sonado en más de una ocasión en el programa ‘Rock Star’ de Mariano Muniesa, motivo por el cual éste no ha dudado en localizar al hacha de la banda, Bernd Bernemann, y entrevistarle para que nos explique más detalles de este singular nuevo trabajo de estudio.

Hola Bernd, en primer lugar felicitaciones por el nuevo álbum 'Into Blackness', un álbum que según he leído en algunas críticas de revistas europeas, “muestra cómo debería sonar el thrash metal en 2021”. Estoy muy de acuerdo con esa apreciación.

“Gracias por el cumplido. Me alegra que pienses eso, hemos trabajado duro para tratar de hacer el mejor disco posible y si lo hemos conseguido, como imaginarás, nos sentimos muy satisfechos”.

El debut de Bonded, 'Rest In Violence', tiene solo un año y ahora estáis de vuelta con el segundo álbum. ¿De dónde viene toda esta inspiración? ¿Por qué Bonded es una banda tan prolífica?

“¡Del Covid-19! (risas) Esta última es la razón por la que tuvimos mucho más tiempo para hacer un nuevo álbum de lo que hubiera sido normal en otra circunstancia. Sin el confinamiento habría habido más shows, pero como todo estaba parado, tuve suficiente tiempo para trabajar en otro disco”.

¿Cuál es el concepto que gravita en torno a 'Into Blackness'? El título en ese sentido parece muy expresivo?

“Esto fue en realidad idea de nuestro cantante, Ingo Bajonczak. Se inspiró después de leer el libro de Richard Rhys Jones, que siempre publicó con el pseudónimo de Sven Hassel, ‘The Division of the Damned’, una historia sobre vampiros y la Segunda Guerra Mundial. Ingo quedó muy impresionado y tuvo la idea de usarlo en sus letras. Escribió cuatro canciones: "Lilith (Queen of the Blood)", "The Holy Whore", "Division of the Damned" y "Into the Blackness of a Wartime Night", que se inspiraron en ese libro. Así que el título no se refiere en absoluto a los tiempos oscuros del Covid-19 como mucha gente piensa, sino al título de una de las canciones, que acortamos a ‘Into Blackness’ porque el título completo de la canción era demasiado largo para el título de un álbum”.

¿Cómo fue el proceso de grabación? ¿Pudisteis tocar juntos en el estudio o todos tuvisteis que grabar vuestras piezas por separado debido a las medidas de cuarentena y confinamiento?

“Al principio, las mascarillas bucales eran obligatorias, pero después del tercer encierro, las medidas empezaron a aligerarse. Toda la banda nunca había estado junta. Al final, eso fue una ventaja, porque cuantas más personas haya con las que trabajar, más discusiones habrá. Marc, Chris y yo tocamos guitarras y bajo. Grabé mis piezas en el estudio de mi casa y Chris también lo hizo así. Solo pudimos estar juntos durante la mezcla final. Nos hubiera gustado obviamente al menos tener la opción de hacerlo de otra manera, pero no estamos descontentos del resultado final”.

El álbum comienza con “Watch (While The Worlds Burns)” y ya desde el principio se puede escuchar una enorme calidad en la batería, guitarras, voces y todo ello en una excelente producción. ¿Consideráis que el álbum realmente refleja lo que es Bonded en 2021?

“Sí, está muy cerca. La mayoría de los músicos y eso me incluye a mí, somos muy críticos cuando hacemos cualquier cosa. Nunca estoy satisfecho al cien por cien, pero ahora sí me siento muy satisfecho de lo que hemos conseguido. Hicimos la preproducción y nuestro productor Cornelius Rambadt dedicó mucho tiempo a perfeccionarlo y a mejorarlo en todo lo posible. Estamos muy satisfechos con el sonido final”.

¿Cuál es el lado fuerte de Bonded para ti?

“Nuestro punto fuerte es que hemos encontrado nuestro estilo musical. Nos sentimos muy cómodos tocando este tipo de riffs y eso en combinación con las letras que hacemos y la voz de Ingo, hace que el cóctel sea perfecto. Nos conocemos desde hace tanto tiempo, todos han estado vinculados a nuestro pasado en Sodom de una u otra forma y ello facilita que la química musical y personal sea muy estimulante. Nuestro bajista Marc Hauschild y el segundo guitarrista Chris Tsitsis han trabajado durante mucho tiempo como roadies en Sodom. Eso también lo hace muy especial para nosotros”.

Después de un tiempo tan largo y prolongado ¿qué esperáis cuando volváis al escenario en vivo después de una ausencia tan larga?

“Estamos listos y ansiosos por saltar al stage y arrasar absolutamente con todo. El año pasado fue menos agradable con todos esos shows de cuarentena, pero de vuelta en vivo en el escenario y cara a cara con los fanáticos, estamos listos para patear todos los culos que se nos pongan por delante”.

Bernd, estabas acostumbrado a encabezar el escenario con tu ex banda, Sodom. ¿Cómo te sentirás volviendo a ser telonero y a abrir para otros grupos?

“Ciertamente no me importa. Por supuesto que es mejor si puedes tener tu propio show y puedes disfrutar de un mejor horario, pero esta situación no deja de ser un nuevo desafío. No tengo ningún problema con eso. También con Sodom hemos sido teloneros de vez en cuando. Sabía desde el principio que todo iba a ser diferente, pero quiero tocar con el resto de la banda y hacer nuestra propia música”.

“Makka” y tú estuvisteis más de 20 años en Sodom. ¿Por qué dejasteis el grupo? ¿Cómo es tu relación con Tom Angelripper ahora?

“Bueno, no es algo fácil ni agradable de explicar. Básicamente, fue un desacuerdo musical. Tom quería volver a sonar como un grupo de la “Old School” del Thrash Metal, lo cual, a mi juicio y al de Makka, era un error y no iba a beneficiar a Sodom. Se lo dijimos e insistimos mucho en que lo pensara mejor, porque además, se daba la situación de que sacábamos un disco tras otro, discos que estábamos de acuerdo en que eran muy buenos, y en los conciertos solamente tocábamos material antiguo. Muchas veces le preguntaba: “Tom, ¿por qué hacemos esto? Tenemos tanto material nuevo tan bueno... ¿por qué no quieres tocarlo?”. Y un día decidió seguir solo y buscar músicos que no cuestionasen sus decisiones. Me decepcionó mucho su actitud y dejar la banda fue algo muy amargo para mí. Pero bueno, lo pasado, pasado está y no merece la pena darle más vueltas. De hecho, ahora mi relación con Tom es normal y cordial. En cierto modo, ahora entiendo que si quería ir en esa dirección, en el fondo Sodom es su grupo y si pensaba que tenía que trabajar con músicos que habían perdido la confianza en el proyecto, era lógico que buscase otras alternativas”.

Bernd, ya con más de 50 años de edad ¿Cuál es tu objetivo con Bonded, demostrarle algo al mundo o simplemente disfrutar de tocar la música que más te gusta?

“No quiero demostrar nada. Simplemente pasarlo bien y que otra mucha gente lo pase bien con nosotros. Nunca podría vivir del dinero que gano como músico, incluso cuando todavía tocaba con Sodom. Trabajo cuarenta horas a la semana en una empresa y el resto del tiempo lo dedico a la música porque me encanta. Nos divertimos mucho juntos y es principalmente por eso por lo que Bonded existe, por los fans, por la gente que siente lo mismo que yo cuando escucha heavy metal. Cuando estoy de gira y vuelvo a ver a otros músicos, es como volver a ver a mi familia. Eso es lo que espero principalmente de la banda: diversión, ver a otros amigos y tocar en shows. Eso me hace feliz”.

Escucha a Bonded en Spotify:

Redacción
Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.