bones factory 2
korriban
crisix lomo promo
Anunnaki
the rasmus
aienruta
leo carnicella
clean agent fire
ambroxx
jj fuentes
yacar

Entrevistas |Aitor Lucena (Alms)

«La religión es y ha sido históricamente una herramienta de opresión que ha cimentado el desarrollo de las sociedades sobre la injusticia»

Por: Sebas Abdala

La tercera entrega discográfica de Alms, el proyecto liderado por l compositor y multiinstrumentista asturiano Aitor Lucena ha llegado bajo el título de 'The Trial', y nos lleva al desarrollo de un juicio en el que Dios, interpretado por María Volkova, examina cómo Alms ha caminado sobre los siete pecados capitales. El propio Aitor Lucena ha sido el encargado de revelarle todos los detalles de este proceso a Sebas Abdala, que se sumergió previamente en esta avalancha de rock progresivo con toques sinfónicos.

Este juicio a Alms me recordó en alguna forma a La Divina Comedia, más por los pecados capitales y cierta ironía en los alegatos que por el desarrollo. ¿Qué te ha empujado a crear esta obra?

"La idea surge mientras leía el ‘Pequeño tratado de los grandes vicios’ de José Antonio Marina, una obra de carácter psicológico que expone cómo los siete pecados capitales han determinado y definido el desarrollo moral de nuestras sociedades. Siendo un tema recurrente que ha inspirado cientos de obras artísticas, he querido presentarlo a través de ese enfrentamiento, porque permite cuestionar esos pilares de forma directa, sin intermediarios: la humanidad con Dios y contra Dios, sin caer en maniqueísmos ni juicios de valor".

"‘La Comedia’ de Dante, siendo una obra de referencia para mí y a la que me he remitido también en mi anterior trabajo, ‘An Irosmic Tragedy’, ha contribuido también a la creación y desarrollo de ‘The Trial’, además de otras lecturas como ‘El derecho a la pereza’ de Paul Lafargue o ‘La Sagrada Biblia’".

Me pareció muy significativo que Dios fuera una mujer... ¿Cómo elegiste a Maria Volkova?

"He querido que Dios fuera representado por una mujer por dos motivos: por una parte, rompe el dogma religioso/patriarcal de un Dios masculino; por otra, y ya por cuestiones más técnicas, quería que la diferencia tímbrica entre la voz de Alms y la de Dios fuera extrema para facilitar la escucha y la diferenciación entre personajes".

"María es, aparte de una muy buena amiga a la que quiero y admiro, una gran profesional con la que ya tuve el lujo de trabajar en Lumberjack. Lo tuve clarísimo desde que comencé a componer ‘The Trial’: María tenía que ser Dios y, cuando se lo planteé, se subió al carro sin dudarlo. Y el resultado habla por sí solo: su trabajo es impecable, demostrando que la elección ha sido más que acertada".

¿Y cómo escogiste al resto de los "acusados"?

"La elección de los colaboradores ha seguido en todo caso un criterio de necesidades técnicas. Por ejemplo, para la percusión he querido contar con Yugueros por su trabajo en Senogul, grupo de rock progresivo de referencia con una propuesta musical realmente ambiciosa, de enorme complejidad, para la que Rafa se desenvuelve como pez en el agua. Carla (violín) y Julia (coros), aparte de tener formación superior en sus respectivos campos, cuentan con una amplia experiencia que avala su indudable profesionalidad".

"Para las narraciones en francés necesitaba a un locutor profesional nativo y, en la búsqueda, me encontré con que la voz de Alain Frenette era exactamente lo que buscaba. Por último, el arte gráfico corre a cargo de mi gran amigo Layo, un artista de talento y sensibilidad increíbles que tuvo a bien plantearme su participación por iniciativa propia y que ha puesto su enorme talento al servicio de ‘The Trial’, creando unas bellísimas ilustraciones que no hacen sino elevar la calidad del álbum de forma significativa".

Más importante: ¿Qué te dijeron cuando les contaste el proyecto?

"Invariablemente, la respuesta de todos ellos en cuanto les he planteado y mostrado la idea ha sido rotundamente positiva. Todos consideraron ‘The Trial’ una obra digna de su participación y han querido aportar su enorme talento para su materialización. Estoy en deuda perpetua con ellos, ‘The Trial’ es el trabajo que es gracias a ellos y, por tanto, suyo de pleno derecho".

¿Cómo fue el trabajo de encastre entre los tramos musicales y su integración en un disco conceptual?

"En realidad, el álbum está compuesto como si fuera a constar de un único tema. Para cada corte hay dos o tres motivos principales que se van desarrollando y entrelazando, pero no es hasta la fase de masterización que se establecen las diez pistas que integran el álbum. Esa ha sido la forma de darle la continuidad que, como trabajo conceptual, necesitaba".

Si bien cada trabajo tiene su detalle, ‘The Trial’ creo que resalta un poco a nivel sonido y posproducción. ¿Cómo fue el trabajo de arreglos mezcla y masterización?

"Arduo. El largo proceso para conseguir el sonido pulido y orgánico de ‘The Trial’ comenzó en la misma grabación, eligiendo para cada pista las mejores herramientas de las que disponía y configurando cada grabación de la forma más óptima posible. Así, las pistas de batería fueron facilitadas por Rafa, quien grabó por su cuenta en su propio estudio, perfectamente adaptado y acondicionado. También Julia y Alain me enviaron sus pistas grabadas por ellos mismos, y las voces principales fueron grabadas en un estudio profesional. El resto de pistas se grabaron en mi propio estudio y, una vez lo tuve todo, pasé a la fase de mezcla".

"El hecho de tener ya unas pistas bien grabadas facilitó esta fase, ya que únicamente tuve que buscar el sonido en función de mi propio gusto y ajustar los niveles para compactar las diferentes pistas y darle la cohesión y coherencia que el álbum necesitaba. Por último, la masterización corrió a cargo de Mario G. Alberni, con quien ya había trabajado en Lumberjack, y que puso la piedra definitiva en la construcción del sonido de ‘The Trial’.

"Superbia" tiene destellos muy claros de una actitud humana que me hizo pensar en youtubers y esa ralea. ¿Va por ahí la letra, representando lo fácil que es hablar sin estudiar años como un músico, por ejemplo?

"No va por ahí aunque, como casi siempre, está sujeto a la interpretación del oyente. "Superbia" es la catarsis final, el impulso luciferino de Alms de cuestionar y desafiar a Dios poniéndose a su nivel en una lucha por invertir los papeles de juez y acusado. La sentencia es inminente, pero Alms, desde su soberbia, hace gala de la declaración de intenciones anunciada en "The Charges": “No reconozco la autoridad de este tribunal”. Se muestra aquí la dicotomía antitética e irreconciliable entre el materialismo humanista y el idealismo metafísico religioso".

“Avaritia”, sin embargo, me dejó pensando en un mensaje claro que no prende en la humanidad. Háblanos de esta canción.

"En términos generales, la avaricia es el pecado relacionado directamente con la acumulación de bienes terrenales. Pero... ¿cómo se mide esa acumulación? ¿En qué medida y de qué manera puede la acumulación clasificarse dentro de un esquema moral? La defensa de Alms es tajante a este respecto: sus pocas posesiones son fruto de su propio trabajo, y no han sido obtenidas mediante la explotación, la opresión o el robo, concluyendo que la acumulación no puede ser un pecado mientras no afecte negativamente a terceros".

"La religión no establece distinción alguna entre acumulación legítima e ilegítima en términos éticos, elevando el simple consumismo a la categoría de avaricia, así como tampoco distingue entre posesiones de primera necesidad y el mero capricho: “Vosotros, pues, no os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estéis en ansiosa inquietud”, se puede leer en Lucas, 12:29. ¡Qué bonito! ¡Resulta que también es “avaro” quien tiene un triste mendrugo de pan en su despensa para retrasar lo máximo posible su propia muerte por inanición!"

¿Surgió naturalmente la crudeza del heavy y el eclecticismo del progresivo? ¿Y los tonos de retablo y los diálogos con tono de debate?

"Sí, pero ya había establecido previamente un orden jerárquico en cuanto a prioridades. En primer lugar, y al tratarse de una opereta, la música debía estar supeditada al texto, lo que implicaba que no podía utilizar el lenguaje y los recursos musicales a la ligera. Y, en segundo lugar, cada personaje tiene también su propia naturaleza, por lo que de nuevo la expresión musical se ve afectada por cada uno de ellos. Tomando esto como base y mi bagaje musical como herramienta fundamental, todos los elementos se presentan ya de forma natural, fluyendo de forma coherente a pesar de su eclecticismo y complejidad".

‘The Trial’ es la representación de esta sociedad que vivimos día a día quienes nos negamos a seguir obedeciendo reglas obsoletas y crueles. ¿Verdadero o falso?

"Verdadero, sin duda. El enfrentamiento y antagonismo entre la humanidad y Dios es análogo al que existe entre oprimidos y opresores dado que, de hecho, la religión es y ha sido históricamente una herramienta de opresión utilizada por las clases dominantes para garantizar una paz y una cohesión social que, si bien han contribuido de forma decisiva al desarrollo de nuestras sociedades, lo han hecho cimentándose sobre la injusticia, naturalizándola y perpetuándola".

¿Qué significa para Alms haber fichado por un sello como Epictronic y qué planes de futuro se abren?

"Creo que mi fichaje por Epictronic supondrá un crecimiento notable en cuanto a audiencia, y ese es mi objetivo en un plazo inmediato. Por mi parte, seguiré componiendo y trabajando para consolidar mi proyecto y, quizá, de esta forma será posible llevar a Alms a los escenarios a medio o largo plazo. Es mi objetivo estratégico, y me encantaría hacerlo posible".

Escucha 'The Trial' en Spotify:

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Un poco lentos ambos temas pero no estan nada mal para lo nuevo de estos ALMS. Y si encima esta a la bateria uno de los grandes de verdad como es el gran Rafa Yugeros de WARCRY la calidad esta asegurada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.