Madness Live!
leyendasdelrock
Taken
azero
evildog
Tequila

Crónicas

Saint Vitus + Dopelord: Renacidos

«Cuarenta años de trayectoria que seguro que serán unos cuantos más»

25 abril 2019

Sala Bóveda, Barcelona

Texto: Jordi  Campàs. Fotos: Markceröck

 La segunda visita de Saint Vitus a la capital catalana fue para celebrar sus treinta y cinco años de existencia, ahora, cinco años después toca conmemorar su cuadragésimo año sobre los escenarios, no ininterrumpidos, ya que realizaron un largo descanso de doce años, con la excepción de un único concierto de reunión en 2003 en Double Door de Chicago.

Lo extraño, lo curioso, es que están realizando este tour europeo de aniversario, que empezó a principios de mes en Suecia, cuando la salida al mercado su nuevo álbum, el noveno hasta la fecha, no será hasta el próximo 17 de mayo, aunque ya hace algunas semanas que corren algunos de esos nuevos cortes por las redes, y que de facto ya los están interpretando en directo.

Antes de alucinar con icónica banda californiana, nos sumergimos en los atmosféricos riffs de los chicos de Dopelord, un cuarteto polaco serio, rígido, y sombrío. Empezaron con un sonido muy distorsionado, con mucha vibración, haciendo en esos momentos imprescindibles unos buenos tapones para los oídos (aparte de que esta sala no es precisamente conocida por su buena acústica). Por suerte para nuestros pabellones auditivos, hacia el final de “Addicted to Black Magick”, y ya con la tercera “Dead Inside”, el sonido mejoró notablemente. Siguieron con la que da título a ‘Children of the Haze’, su tercer larga duración editado en 2017. Finalizaron sus cuarenta minutos de actuación con la repetitiva y machacona “Reptil Sun”, y la sutil y cadenciosa “Preacher Electrick”.

Saint Vitus, La veterana formación radicada en Los Ángeles, subió al escenario luciendo sus largas melenas blancas, a excepción del batería Henry Vasquez, algo más joven, y que mantiene una larga melena negra (y que cumple ya diez años en la banda). Algo menos lleva el bajista Patrick Bruders (Down, Crowbar, etc.), que entró en 2016 sustituyendo al de toda la vida, Mark Adams. Otra historia es la del vocalista Scott Reagers – que subió a escena con una taza no sé si de té, café o alguna infusión mágica – , que retornó en 2015 en, su tercera etapa en el grupo, sustituyendo a Wino Weinrich, de nuevo en The Obsessed, a los cuales esperamos ver a finales de junio por aquí.

Empezaron con “Dark World”, el tenebroso corte que abre ‘Die Healing’ (1995), con los instrumentos algo por encima de la voz de Reagers, obligando a forzar la voz en esta calmada composición. Vamos a los orígenes del doom metal con “White Magic/Black Magic”, de su primigenio y homónimo ‘Saint Vitus’ que, aunque fue grabado en 1982, no fue editado hasta 1984, siendo curiosamente producido por el guitarra de Black Flag, Dez Cadena. Siguieron con “Remains” y “Hour Glass”, dos temas seleccionados de su próximo trabajo, que al parecer también se va a titular Saint Vitus, al igual que el primero. Una de las más festejadas sería la vibrante “War is Our Destiny”, del Hallow´s Victim (1985), con toda la sala acompañando a Reagers a los coros. Volvemos al ‘Die Healing’ con “One Mind”. Es el sexto tema del setlist, y la luz no ha variado de color; una combinación de luces blancas y amarillas que apenas variarían durante el resto del show. Para Dopelord había sido todo lo contrario; una fusión de rojas y azules básicamente, pero todo bastante oscuro, todo lo contrario que los norteamericanos.

Llega otra tanda de piezas de su nuevo disco con “A Prelude to…”, “Bloodshed”, y la trepidante “12 Years in the Tomb”, la cual supongo se refiere a los doce años que estuvieron fuera de circulació  y con un excepcional solo de guitarra utilizando los dientes. Retrocedemos a los inicios, o de Sant Vitus II a Sant Vitus I, con la clásica “Burial at Sea” con pogo salvaje. Cambiamos de onda, pero no de disco, con la igualmente festejada “Saint Vitus”. Llegamos al tramo final, los bises, con la gran “Born Too Late” – la única de la noche que no fue originalmente grabada por Scott Reigers – , “Hallow’s Victim”, y a la sorprendente despedida con la rapidísima “Useless”, que cierra el nuevo trabajo. Una pieza de minuto y medio que podría ser de Brutal Truth, o de unos Ratos de Porao, por decir algo.

En resumidas cuentas, cuarenta años de trayectoria que seguro que serán unos cuantos más, tanto por lo ofrecido en directo, como por la fuerza que transmite su subsiguiente álbum, del que interpretaron un total de seis cortes. Insólito cuanto menos.

Ya puedes disfrutar de nuestra crónica del concierto que Saint Vitus ofreció junto a Dopelord en Barcelona.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Gran concierto en la ciudad condal por parte de los históricos SAINT VITUS con esos temas tan brutales y cañeros que no les ha afectado para nada con el paso del tiempo. Un placer que estos históricos hayan descargado en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.