bones factory 2
magictostadora
dragonfly
swimming in a pan
lady tattoo
zalez
samu ortiga
grimner
beyond dystopia
haches
invaders
soul teller
brotherhood of wolves

Crónicas

Raveneye + Neon Delta: Energía arrolladora

«Son uno de los grupos elegidos para coger el relevo de bandas de estadio»

19 febrero 2018

Sala Moby Dick, Madrid

Texto y fotos: Alejandro Rico

Había muchas ganas de ver al trío inglés tras el buen sabor de boca dejado en la primera jornada del pasado Download Festival en Madrid. Sus riffs con matices de blues rock les ha llevado a abrir para Kiss, Slash, Satriani, Deep Purple o a los mismísimos Aerosmith a su paso por Lisboa dentro de su “Aero-vederci Tour”.

Neon Delta

El aperitivo lo servía el hard rock de Neon Delta, un claro ejemplo del buen producto que está dando la cantera nacional. Lástima la poca afluencia de la sala durante su concierto porque demostraron una gran actitud con Dani Blanco al frente y el virtuosismo de Marc Gálvez y Charlie Rood a las guitarras repartiendo solos cuando la ocasión lo requería. No faltaron temas como el que da título a su álbum “Imparable”, “No hay nada mejor” o la divertida “Soy la noche”. Además nos regalaron “Huracán”, un adelanto de lo que será su nuevo trabajo.

Con poca demora entre actuación y actuación aparecían sobre las tablas el trio formado por el vocalista Oli Brown, el bajista Aaron Spiers y Adam Breeze a la batería: Raveneye. El sonido stoner de “Hate” hace parecer que son cinco las personas que están en el escenario, “Come With Me” lo reafirma y “Hey Hey Yeah” pone patas arriba directamente la sala con Oli Brown paseándose entre el público a hombros Aaron mientras hace un solo espectacular.

Oli Brown de Raveneye

La energía que desprenden es arrolladora, interactuando muy bien con el público en “You’re A Lie” subido encima del bombo y animándonos con unas palabras en castellano. El misticismo de “Supernova” se podría interpretar como un tributo a Chris Cornell, uno de los héroes reconocidos de su líder, antes de atacar de nuevo bajo los riffs poderosos de “Madeline”. Tras un escueto “es bueno volver a Madrid”, comienza un pequeño solo de guitarra a modo de prefacio a “Oh My Love”, de aroma blusero que muta a unos Black Keys endurecidos. Turno para la aclamada “Breaking Out” y la balada por excelencia, “Eternity”, dando la bienvenida al primer show en Madrid del nuevo batería Adam Breeze, quien cambia los parches por una guitarra acústica acompañando el tema.

Los bises corren a cuenta de “Hero”, muy reconocible por el personal, “Turn The Lights Out” que quizá me sobraba en el setlist pero se compensa con el sensacional cierre de “You Got It”. Si les quedaba algo de energía tras el show, puedo asegurar que la agotaron aquí. Oli Brown interpretando toda la canción a una mano mientras cantaba sosteniendo el micro en la otra, Aaron Spiers moviéndose por una especie de alféizar situado en el lateral de la sala y Adam Breeze tocando como si no hubiera un mañana.

Sin lugar a duda, uno de los mejores conciertos que recuerdo últimamente. Estoy convencido que son uno de los elegidos para coger el relevo de bandas de estadio y que no tardaran demasiado en hacerlo. Simplemente espectaculares.

Alejandro Rico
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alejandro Rico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *