Madness 2
evildog

Crónicas

Osezno + KrazarK + Santonegro + Red Whore: Póker de ases

«Jornada de lo más disfrutable gracias al desempeño de cuatro bandas con un futuro brillante »

27 julio 2019

Gruta 77, Madrid

Texto y fotos: Álvaro González

El ‘Pure Rock Fury Night’ irrumpía en la capital española con las actuaciones de cuatro bandas muy a tener en cuenta en el panorama musical nacional ya no solo por su solvencia sobre el escenario, sino por el potencial de las mismas y las papeletas con las que cuentan para ser nombre importantes en el hard rock y el metal patrio en los próximos años. Hablamos de Osezno, Krazark, Santonegro y Red Whore, cuatro conjuntos que dieron lo mejor de sí sobre las tablas del Gruta 77 en la jornada del 27 de julio.

Red Whore

El quinteto madrileño fue el primero en saltar a las tablas ante una sala que se iría llenando conforme avanzara este concierto inicial. Y una cosa queda clara en cuanto uno disfruta (y en concreto, para el que subscribe, descubre) de Red Whore en directo: la palabra timidez no entra dentro de su diccionario. El descaro mostrado en la cerca de hora que la banda se mantuvo descargando su heterogénea oferta sobre nuestras cabezas es digno de alabar. Un compendio de kard rock colindante con thrash y stoner al que acompaña brillantemente el potentísimo chorro de voz de su vocalista, Leny.

Red Whore se mostró cercano en todo momento con el público (copando las primeras filas algunos amigos cercanos de los miembros) y dejó momentos jocosos como la breve cover de música de ascensor mientras se solventaba con rapidez un problema de sonido o la celebrada dedicatoria del bajista, Abel, acordándose del actual alcalde de Madrid y de la tan últimamente acusada similitud entre su rostro y el sexo masculino.

Santonegro

Cambio de equipo para que llegara el turno de Santonegro y su tan macarra stoner. Los valencianos asaltaban el escenario con una furia que se tradujo en una actuación directa al mentón y que encandiló a los presentes, más numerosos a estas alturas de la velada. Sin restar importancia al show que cada miembro de la banda ofreció, el dúo que forman Javier Marco al micrófono con su voz tan profunda como deslumbrante y Juan José Jover a la guitarra (posiblemente la demostración de mayor técnica que presenciamos en toda la noche) es una garantía en directo.

Digna de merecer también la habilidad del cuarteto para jugar con los ritmos haciendo que nuestras pulsaciones se aceleraran y ralentizaran a su gusto. Tan solo unos problemas de sonido al poco tiempo de dar inicio su actuación (y que fueron solucionados con solvencia) es el único aspecto negativo que se puede remarcar. Santonegro hizo más que cumplir con lo esperado y conquistó Madrid en una noche que sus miembros tardarán tiempo en olvidar.

Osezno

Invirtiendo el orden de los dos nombres que ocupaban la mitad superior del cartel de este ‘Pure Rock Fury Night’, Osezno hacía acto de presencia ante una audiencia deseosa de agitarse al son de su música. Y vaya si lo hizo. La pista de Gruta 77 se convirtió en un polvorín durante toda la actuación de los  murcianos. Tras poner a punto sus instrumentos durante un período de tiempo que se hizo algo largo, Osezno pisaba el acelerador desde el primer minuto para no levantar el pie hasta completar un setlist del que algunas de las más celebradas fueron “Despierta”, “Solo esta vez” o “Balas”.

La potencia de Osezno quedó también patente en los altavoces, que no sonaros más alto en toda la noche. Y la estampa acompañaba a dicha oleada de volumen: cuatro músicos desbocados bajo los focos ante una masa de gente que mantuvo un pogo activo en todo momento y que incluso se animó a intentar algún que otro crowdsurfing que no salió a flote. Una hora de actuación que culminó con las alabanzas por parte del respetable ante una demostración de poderío sin parangón. Gloria a quien lo merece.

KrazarK

KrazarK sería la banda encargada de despedir este ‘Pure Rock Fury night’, tarea que se mostraba desafiante al aproximarse el inicio de su actuación a la hora en la que el Metro de Madrid cierra sus puertas, factor que hizo mella entre las filas del público. Algo que no amedrentó ni mucho menos a los de Villalba. Megáfono en mano, Esteban daba inicio al concierto ante los vítores de la resistencia que permanecía en el local. Los que prefirieron ausentarse al concluir Osezno se perdieron un conciero de bandera en el que hubo tiempo para que el vocalista llevara a cabo una aplaudida crítica al orgullo que , en sus propias palabras, es necio. Qué mejor manera de presentar “No Pride”, uno de los cortes que contó con una mejor acogida.

Jornada de lo más disfrutable gracias al desempeño de cuatro bandas con un futuro brillante y que tienen claras papeletas a conquistar escenarios mayores en los próximos años.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Bandas que a su estilo dieron dignos recitales en una de las mejores salas madrileñas y que con el paso del tiempo se darán un poco mas a conocer en nuestra saturada escena rockera porque calidad tienen de sobra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.