el dromedario
romeo
ídolos2
the tragic company
Playa 4
sormoky
clang
artabans redemption
dino rockys
haches
spin offs
3n
poire

Crónicas

Nonno + 51 Grados: Rock con oficio

«Me parece injusto que esta banda no esté aún en la primera línea del panorama musical español»

25 mayo 2019

Sala Moby Dick, Madrid

Texto: Valle Fotos: Marta G. Paniego

No sé si hay alguien realmente preparado en este mundo. Me refiero a alguien que sepa luchar para sobreponerse a las más crueles injusticias y a las más dolorosas desigualdades. Supongo que aquel chico de Malí que ahora siempre mira al Mediterráneo con la esperanza de una vida mejor y que, para subir a su barcaza junto a mil personas, se dejó estafar por una mafia después de atravesar más de 3.000 kilómetros de desiertos y montañas, Sí, él sí ha demostrado tener el coraje y la fortaleza que se necesitan en este mundo para estar preparado.

51 Grados

Estas inaceptables realidades de estas abominables y obligadas migraciones son explicadas mejor por la magnífica banda de rock Nonno en su canción “Tierra Quemada”, que fue una de las más destacadas en el contundente concierto que firmaron el sábado pasado en la madrileña sala Moby Dick. Pero antes de eso, los encargados de abrir este recital fueron los genuinos componentes del grupo 51 Grados que desplegaron todo su rock alternativo de influencias noventeras y grunge desde los primeros compases de su tema “Redentor” hasta un deslumbrante final cantado junto a su público: “Síndrome”, tema incluido en su EP de 2015, ‘Miedo’. 51 Grados es un power trío que derrocha energía, ilusión y complicidad liderado por la excelsa voz y la talentosa guitarra de Carlos González que se hace acompañar de la potencia de un vigoroso Rodrigo Montoro a la batería y de la autenticidad de un desbordante Iván Martínez al bajo y a los coros.

Sin embargo, esta banda madrileña quería presentarnos su más insigne y último álbum llamado ‘Destino’, y de ahí, excepto “Zener” – una bomba con restos de dinamita punk – pudimos disfrutar de su sonido de Seattle en “Cometas”, de la arpegiada y turbadora “Déjame”, de la emocionante “Faro” y del brutal primer single de este trabajo, “Desconexión”.

Nonno

Parecía que la noche no podía mejorar más hasta que cuatro flacos se subían a las tablas y, con un inicial y enérgico “groove”, se transformaban en gigantes y nos llamaban a la “Rebelión”, canción homónima a su último álbum de impetuosa estrofa y pegadizo estribillo que solo es uno de tantos ejemplos con los que Nonno nos muestra su refulgente luz a la hora de componer. Porque, desde hace varios años, Nonno me deja una sensación agridulce. Por un lado, disfruto en sus conciertos como si no hubiera un mañana, pero por otro me parece injusto que esta banda no esté aún en la primera línea del panorama musical español. Bueno, aunque pensándolo bien, tampoco los veo haciendo de jurado en patochadas de concursos como “OT” o “La Voz”. No, sería imposible. Esta gente tiene demasiado oficio como para petardear.

Juan Zurdo a la batería es la solidez y la solvencia. Dave Medina es el espectáculo tocando las cuatro cuerdas, el Mick Jagger del bajo. Daniel Serrano a la voz y a la guitarra, además de la profunda poesía de sus textos, es el carisma, el merecido centro de las miradas. En cuanto a Antonio Berdiales “Berdi”, si hoy tuviera que elegir de entre todos a mi guitarrista preferido, éste sería él. “Berdi” es un místico del rock. Todo lo que suena de su guitarra tiene el sentido que necesitamos, el alma que debe rodear un cuerpo, el grito necesario que rompe lo establecido o la luz que guía e ilumina sin cegar.

Daniel Serrano, guitarrista de Nonno

Hechas las presentaciones y volviendo al concierto en la sala Moby Dick, tras su gran “Rebelión”, Nonno iba enganchando temas, subiendo la intensidad, enseñándonos sus influencias setenteras y sus arreglos noventeros de un rock crudo, noble y único que corre incesante por sus venas. Así, nos conquistaban con cortes de su último trabajo como la progresiva de original batería “Piel de león”, una emotiva “Nada es en vano”, la sensual “A través de los párpados” o la reivindicación marca de la casa en “Vienen a por ti” y la más ochentera “Derríbalos”. No obstante, en un generoso concierto, no faltaron emblemáticas canciones de anteriores discos entre las que destacaron la compacta y satírica “Espectador”, la reminiscente al western “Morir de pie”, las celebradas por un público que casi llenó la sala a pesar de la final de copa de fútbol “Vencidos”, “Ego” o “Mientras se ponga el sol”, y sobre todo su habitual y siempre espectacular himno con el que cierran los conciertos: la impresionante “Quién dijo miedo”.

Seguramente una frase parecida a “quién dijo miedo” fue la que pronunció aquel chico de Malí del que os hablaba al principio de la crónica antes de subir a la barcaza que le llevaba a una vida mejor. Aquel que, tras un infernal viaje, demostró el coraje y la fortaleza para estar preparado. Y sí. Lo estaba. Porque cuando sacaron su cadáver del mar notaron que había algo en el bolsillo interior de su chaqueta. Ahí, para que no se le perdieran ni se le mojaran, llevaba cosidas las calificaciones escolares. Quería que viéramos lo bien que entendía las matemáticas y que se le daba genial la lengua. La facilidad que tenía para otros idiomas, que hincaba los codos en historia, que le gustaba trabajar en equipo y que, además, era puntual y responsable. Quería que comprobáramos que él estaba preparado para vivir en el primer mundo, entre nosotros.

Puede que, como dice Nonno, haya llegado la hora de remar en otra dirección, de unirse a la rebelión y de cambiar el planeta. Porque ahora, ahora no sé si hay alguien realmente preparado en este mundo.

Redacción
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

  • Juandie dice:

    A su manera estas dos buenas bandas con esos buenos temas lo bordaron en una de las mejores salas rockeras de Madrid del cual no tardaran en volver otra vez. Pronto los NONNO estará entre las mejores bandas de nuestro país con el paso del tiempo.

  • Jimenez dice:

    Enhorabuena Juan ! Me ha gustado mucho como has descrito al grupo Nonno, disfrutamos mucho y como siempre de los excelentes directos con sus profundas letras que nos ponen los pelos de punta.Bravo a esta gran banda madrileña!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.