Madness 2
gusylosimpostores
Ars Amandi

Crónicas

Mgla: ¿El black metal vende?

«Tenemos a una banda que destaca por encima de la media en un género que, pese a gozar de un buen estado de forma, a veces peca de conservador»

Sala Bóveda, Barcelona

Texto: Víctor Vallespir. Fotos: Pablo Gándara

Hay bandas que, por una razón u otra, generan una expectación (o lo que hoy en día se llama ‘hype’) de un día para otro, aumentando así su público de forma exponencial en unos pocos meses y consiguiendo, por ende, llenar salas en las que muchas otras bandas solo consiguen vender cerca de la mitad de tickets. Mgla es una de esas bandas que parecen tocadas por el arte del marketing blackmetalero, una tendencia que ya marcó Batushka con la publicación de ese celebrado ‘Liturgiya’ que les llevó a llenar salas de todo el mundo y a posicionarse en festivales de gran formato. Y es que Polonia tiene una gran cantera de bandas de black metal, y de vez en cuando sale ese Ansu Fati de turno que lo pone todo del revés. ‘Exercises In Futility’ les valió para un pase en una de las más recientes giras de Behemoth, y la publicación, casi por sorpresa, de ‘Age Of Excuse’ parece un gran paso para unos Mgla que se presentaban en nuestro país como una banda que, ahora, se escribe en mayúsculas.

El cartel de sold out se colgó en la entrada de la Sala Bóveda de Barcelona, algo que hizo que el ambiente en la ubicación condal fuera excelente pero que evidentemente fuera bastante difícil moverse por la sala a lo largo de la velada. Pero vaya, no nos vamos a quejar por eso. Tuvimos, nada más y nada menos, que tres teloneros, así que tocaba arremangarse para una sesión de sonidos tétricos y pintas oscuras.

Mgla con el público

Los primeros en salir a escena fueron Dagorath, formación de black metal que recibió una muy buena recepción por parte de una audiencia que iba llenando poco a poco la sala barcelonesa. Su estilo fue bastante similar al del resto de bandas que conformaron la velada; en este caso, el principal reclamo fue su frontman, que, vestido con indumentaria agresiva y algo de corpse paint, incluso simularía ahorcarse mientras animaba a todos los allí presentes. Como curiosidad, colocaron algo de decoración en forma de candelabros en un escenario que no variaría en demasía a lo largo del show. Su primer trabajo, ‘Glare Of The Morning Star’, es un compendio que llevan ya dos años presentando, por lo que es de suponer que no tardaremos en ver nuevo material de la banda.

Seguidamente pudimos disfrutar de Above Aurora, una banda que, a priori, no iba a tocar en Barcelona, pero que por un motivo u otro repitieron actuación en España después de hacer lo propio en Madrid el día anterior. Son una formación que venía también con un solo disco a sus espaldas, titulado ‘Onwards Desolation’, y se notó en todo momento esa influencia del black metal polaco que tanta presencia tuvo a lo largo de la tarde-noche. Las luces verdes tomaron el escenario (en contraposición con el rojo que teñiría la escena con el resto de teloneros) y brindaron unas melodías de lo más pesadas que no escatimaban, evidentemente, en blastbeats ocasionales. El vocalista echaaba miradas con una actitud inquietante y fija durante todo el concierto, mientras que el resto de la banda se limitó a tomar sus puestos durante el minutaje de concierto.

Finalmente, tuvimos a los últimos invitados de la noche de la mano de Martwa Aura, una banda que sí que tiene más trayectoria a sus espaldas, puesto que llevan en la escena polaca desde el 2010. Pese a ello, solamente tienen el LP ‘Contra Mundi, Contra Vitae’ en su repertorio. Se dirigieron en catalán a la audiencia en algunos momentos del show y, perfectamente maquillados, brindaron un black metal que navegaba entre la melodía y la rapidez en según qué instantes del show.

Durante la actuación de los tres teloneros era inevitable pensar y razonar en el porqué una banda de black metal puede triunfar, mientras que otras se quedan en la promesa de alguien que solamente imita a sus referentes. Creo firmemente que se vio en demasía cual era la diferencia entre los invitados y el cabeza de cartel de la noche, las ideas y la presentación, el porqué algo atrae y otro queda irremediablemente a la sombra. Los miembros de Martwa Aura no lo hicieron mal, pese a que no se movieron del medio metro que tenían asignado en el escenario, aunque su sonido no llegó a destacar. Además, la PA dejó de funcionar al final de su concierto y tuvimos un final abrupto que nos dejó a todos descolocados. Otra vez será.

Mgla con capuchas y pasamontañas

Y es que todo cambió cuando Mgla hizo acto de presencia. Es evidente que uno de los alicientes de la formación es una estética que huye de cualquier tipo de corpse paint para presentar a cuatro tipos con chupa de cuero, capucha y pasamontañas. Primer punto a favor. Si a eso le sumas unas canciones que saben navegar entre sus diferentes melodías y pasajes, que se bañan en ritmos repetitivos e hipnóticos que desembocan en fraseos de lo más memorables que se quedan irremediablemente pegados en el subconsciente, tenemos a una banda que destaca por encima de la media en un género que, pese a gozar de un buen estado de forma, a veces peca de conservador.

Sin discursos y solamente apoyándose en unas luces azules y alguna que otra columna de humo, los polacos desgranaron algunas de las mejores composiciones que conformaban el genial ‘Exercises In Futility’, e incluso se atrevieron con canciones de ese ‘Age Of Excuse’ que presentaron al mundo hace escasas semanas. Los ritmos infernales de la batería, con un uso incluso abusivo del ride, marcarían el compás de un concierto de una hora de duración que pasó realmente volando. En el centro de la sala se montó incluso algún que otro mosh pit, pero la mayoría de los allí presentes restábamos imbuidos en el sabor de unas notas realmente hipnóticas. Su sonido, algo embarullado en un inicio, fue puliéndose a lo largo de la actuación. Para cuando llegábamos a las últimas notas del concierto, nos tenían totalmente ganados.

Porque esta gente tiene algo, y está claro que lo están sabiendo usar a su favor. Antes hablábamos de Batushka; esperemos que no corran la misma suerte y puedan dar continuidad a un proyecto que avanza a pasos agigantados. Sin duda alguna, su actuación en Barcelona fue un punto y aparte en una trayectoria con un horizonte aún muy lejano.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Interesante esta banda extrema polaca como son MGLA que dio un gran recital del mejor Black Metal en una de las mejores salas de Barcelona y que junto con el resto de las otras dos bandas también estuvieron muy a la altura. Se harán una referencia en la escena Black Metalera europea con el paso del tiempo porque calidad les sobra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.