Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
bajacalifornia
interesvariable
landevir2
camorock
evildog
crazydrummersday
vargas2019
saurombarcelona

Crónicas

Metallica + Ghost + Bokassa: Lo que el viento se llevó

«La grandiosidad de la banda de metal más exitosa de todos los tiempos»

3 mayo 2019

Valdebebas- IFEMA, Madrid

Texto: Juan Destroyer. Fotos: Iñigo Malvido.

Hubo un tiempo, no tan lejano, en que la oferta y la demanda de los grandes eventos musicales estaba compensada. Para conseguir su ticket, al verdadero fan le bastaba con no dormirse en los laureles… Y tener la pasta, claro, pero es que el encarecimiento de la vida en general, y de las entradas de los conciertos en particular, ha crecido a un ritmo superior al de los sueldos. Está el que decide que a ese precio no va, una actitud muy respetable y buena para su bolsillo, pero sin justicia poética. Es más, le pone en bandeja el concierto a un público casual, ese al que se le ve de lejos que no es de la metal militia. Los hay quienes añoran las largas colas en las tiendas de discos. Internet y su lotería online reparte suerte entre el seguidor acérrimo y el que solo se sabe las del ‘Black Album’.

Todos estaremos de acuerdo en que el postureo, el acto social, los selfies, funcionan en detrimento de la comunión grupo-público. Cabe añadir en beneficio de nuestros protagonistas que Metallica es la única banda de metal que ha conseguido perpetuarse en el mainstream. Maiden es solo para heavys, y a mucha honra, pero por eso el público de la Doncella aún cabe en un estadio y a Metallica hay que buscarle una explanada en medio de la nada donde contrarrestar parcialmente el colapso en los servicios que parece implícito a citas de este calibre. Los 68.000 asistentes marcan el récord de asistencia a un concierto de metal en España, había más gente allí de la que vive en Zamora ciudad, por poner un ejemplo. En realidad su condición de mainstream es solo un agravante, el factor principal es la herencia cultural trasmitida a los que vienen por detrás: de padres a hijos, de tíos a sobrinos, de Heavy Rock a MariskalRock…

“Ayer tocamos para 40 personas en Sevilla, y hoy, ¡mira!”, nos contaba Jørn Kaarstad, cantante y guitarra de Bokassa. A pesar de empezar con un cuarto de hora de adelanto y de que el sol caía a plomo a las 18:15, ya había allí miles de personas cuando el trío noruego salió a responder a las expectativas generadas después de que Lars Ulrich les señalara como una de sus bandas favoritas en la actualidad. Aún andarán pellizcándose por estar abriendo una gira de estas dimensiones. Se autodefinen como stonercore y me parece un término acertado, puesto que confluyen en su música la rotundidad del desert rock más contundente con unas voces gritonas –también las del batería Olav Dowkes y el bajista Bard Linga a los coros- más propias del punk. Solo tuvieron 30 minutos para demostrar sus habilidades, pero con temas como “No Control” o “Walker Texas Danger” se ganaron mis simpatías.

Ghost también adelantó un poco su concierto, pero para entonces el recinto contaba ya los espectadores por decenas de miles. Su show pierde con luz diurna, empezando por el atrezzo de la catedral, pero el ascenso de la banda es imparable, y es reseñable el número de niños y adolescentes que, enganchándose a ellos, están edificando el futuro del metal.

Como su último disco, ‘Prequelle’, el concierto comenzó con las espectrales voces de la intro instrumental “Ashes”, saliendo a escena los siete nameless ghouls de la formación actual: batería, bajo, tres guitarristas (uno de los cuales se transforma en el Papa Nihil para tocar el saxo en “Miasma”) y dos teclistas femeninas (una alternando con instrumentos de percusión). El Cardinal Copia es el último en aparecer, justo a tiempo para encarar la primera estrofa de “Rats”, tema que enardece a la audiencia.

Con “Absolution” llegan las primeras explosiones, y con “Ritual”, la única concesión a su debut de 2010, ‘Opus Epoymous’. En detalles como que se les permita usar toda la pasarela, se nota que su vitola no es la de telonero, sino la de grupo invitado.

La respuesta que recibe “From the Pinnacle to the Pit” deja a las claras que ‘Meliora’ es, hasta la fecha, su álbum más celebrado. Y no es que “Faith” no guste, sino que el riff que pone a prueba nuestras cervicales es el de “Cirice”. El cardenal se deja llevar por la emoción del momento y canta el último estribillo de rodillas, casi como agradeciéndole a los dioses del metal que le hayan señalado como digno sucesor.

El diablo llama a la puerta con “Year Zero”, donde el coro está pregrabado, pero lo engalanan con cañones de humo y llamas. Copia dice de “Mummy Dust” que es una canción tan heavy que hará arder nuestros culos, aunque el solo de keytar le pone una nota de color. La pretensión de “Dance Macabre” es la de ponernos a bailar y lo consiguen, rubricando “Square Hammer” un final por todo lo alto, con la gente cantando la melodía de teclado y el cardenal lanzándonos besos.

“It’s a Long Way to the Top” empezó a sonar con 20 minutos retraso, cuando el sol estaba a punto de ocultarse, y aunque la temperatura no era especialmente fría para la época del año, sí que corría aire. El viento es un enemigo natural del sonido, porque hace que oscile y se pierda, sobre todo cuando no estás precisamente cerca del escenario. Es por ello que la gente que vio el concierto de Metallica con entrada “barata” – el gran grueso del total de asistentes – se queja de que aquello sonó mal y con poca potencia. Creo que es difícil quitarles la razón.

Por lo demás, el escenario es impresionante: cinco enormes pantallas flanqueadas por las punzantes M y A del logo del grupo más la pasarela en forma de hexágono en cuyo interior queda el snakepit. Me contó un pajarito que se vendieron pocas entradas para el foso, y la mayoría de ellas desde “guirilandia” (en general, llamaba la atención el número de extranjeros que viajaron a Madrid), teniendo que recurrir para llenarlo a sorteos a través del club de fans o relacionados con el lanzamiento de Enter Night. Por cierto que la leyenda cuenta que se podía adquirir la cerveza de la banda en el concierto, pero yo no la vi.

Como en toda la gira, el comienzo, tras Morricone y la famosa escena de “El bueno, el feo y el malo”, es la intro de “Hardwired”, a la que se unen los cuatro jinetes coincidiendo con el despegue del tema. No tarda en llamarnos la atención el ojo izquierdo de Hetfield, hinchado y enrojecido por culpa de la picadura de una abeja cuando paseaba por Lisboa. Al final del tema, el aire nos estropea también los globos referenciando la portada de su último disco que surgen de la cima del escenario.

“The Memory Remains” nos pone a todos a emular la melodía que grabara Marianne Faithfull, y no deja de sorprender el punkarra final con el que la despiden. Como clásico de segunda fila que no entra en las quinielas generadas cada vez que el grupo emprende una gira, esperaba una mayor ovación para “Disposable Heroes”.

Lars comienza a marcar un ritmo de batería que los más avezados rápidamente identifican con el de “The God That Failed”, un tema que llevaban sin tocar desde la gira aniversario del ‘Black Album’, en 2012. Y es que el repertorio de Madrid arrastró críticas también: número insuficiente de grandes éxitos con los que contentar a ese público más periférico del que hablaba antes, y demasiados temas del ’96 hasta nuestros días como para mantener a raya al heavymetalero de la vieja escuela. Al final, los únicos que parecieron salir del todo contentos  – y no son pocos, no – fueron los auténticos forofos de la banda, los que tienen muchos conciertos de Metallica a sus espaldas y consideran un regalo escuchar “No Leaf Clover” o “St. Anger” aunque sea en detrimento de “Battery” o “Blackened”. Por cierto, en honor a la verdad, hay que decir que las transiciones de la caña a las partes limpias en “St. Anger” les quedaron chuchurrías. Pasó también, pero en menor grado, cada vez que Hetfield cambiaba de la guitarra eléctrica a la acústica en “The Unforgiven”, acompañada por imágenes del videoclip.

James nos pregunta si nos ha gustado el último disco y bromea: “Está en mi coche sonando todo el día. ¡Y en el de mi madre también!”. A mi juicio es un buen trabajo, pero “Here Comes Revenge” no está entre mis canciones favoritas, y parece que no soy el único que piensa así. El cantante sigue con la chanza: “Otra del último disco, está en el setlist, tenemos que tocarla”. En este caso es “Moth Into Flame”, una canción “sobre la adicción a la fama” que, más allá de las llamaradas, sí tiene calado entre el público. “Bien cantado, gracias por ayudarnos”, comentará después un sonriente Papa Het que se tomó con buen humor hasta el amago de un fan de agarrar una de sus guitarras. Tras recordar los 38 años que llevan como banda y regalarnos los oídos con halagos a la Metallica family, el público entona unos oes que Lars secunda con el bombo. James nos pregunta que si queremos algo realmente heavy y los veteranos sabemos que eso significa que viene “Sad But True”, culminada con el cantante arrodillado, hincando la guitarra en el suelo mientras la destensa y la hace chillar con cara de maniaco.

Tras “No Leaf Clover” vino el momento en que Kirk Hammett y Robert Trujillo le hacen un guiño al público local. El año pasado, con Obús y Barón, acertaron, incluso con Peret en Barcelona, no tanto por estilo sino por la popularidad de la canción en sí. Sin embargo, esta vez no escogieron bien ni el grupo (Los Nikis) ni tan siquiera la canción (“Brutus”). Pocos les acompañaron la gracia por simple desconocimiento de lo que estaban escuchando. Luego vino el solo de bajo de Robert, jugando sobre las melodías de “ManUNkind” y de “Orion”, apareciendo en ese momento en las pantallas la figura de Cliff Burton.

Como decía antes, “St. Anger” terminó de dividir al público en dos bloques de opiniones confrontadas: de un lado, la alianza imposible entre los heavys old school y los que regresarán pronto a ese recinto para hacer vida social en Mad Cool; del otro, los diehard fans, esos que hacen oídos sordos cuando llegan los dobles bombos de “One”. Pero hete aquí que con ese clasicazo y su brillante juego de láseres empezó el tramo de concierto en el que el repertorio fue inapelable. Los acoples de guitarra sirven de puente hacia un intenso “Master of Puppets”, con el cantante alzando el pie de micro como señal para que nos dejáramos la garganta. Tan intenso fue, que Hetfield perdió el pañuelo a lo Axl que le colgaba del bolsillo trasero del vaquero. Un pipa se dio cuenta antes de que algún fan arriesgara el pellejo y saltara a por él.

A Lars le montan una batería al final de la pasarela y desde allí interpretará los siguientes tres temas: “For Whom the Bell Tolls”, con Kirk correteando tras Robert; “Creeping Death”, cuyos die, die del público siempre serán uno de los puntos culminantes en cualquier concierto de Metallica; y “Seek and Destroy” como respuesta a la pregunta de James: “¿Cuál queréis escuchar ahora?”. Trujillo hace girar violentamente su bajo con él como eje, Lars se levanta a cada dos por tres, Kirk se desata en los solos y nos dejan incandescentes en su retirada momentánea del escenario.

Lo que no sé es cómo habrán llegado a la conclusión de que es una buena idea volver a la carga con “Lords of Summer”, una rareza de ‘Hardwired… To Self-Destruct’. Si no fuera porque es una de sus canciones más famosas, diría que hasta “Nothing Else Matters” está mal ubicada ahí. “Enter Sandman” (sí, lo volvieron a despedir con unos instantes de “The Frayed Ends of Sanity”) y sus fuegos artificiales pusieron las cosas en su sitio. Algo más de dos horas de concierto más el ratazo que se que quedaron despidiéndose de la gente, con Lars recordando su primer concierto en Madrid, el de 1987, y preguntándose si alguno de aquellos 2.000 espectadores están aquí hoy, alimentando la grandiosidad de la banda de metal más exitosa de todos los tiempos.

Setlist: “Hardwired“, “The Memory Remains” , “Disposable Heroes“, “The God Thad Failed“, “The Unforgiven“, “Here Comes Revenge“, “Moth Into Flame“, “Sad But True“, “No Leaf Clover” (con “Brutus” de Los Nikis y el solo de bajo de Trujillo), “St. Anger“, “One“,  “Master of Puppets“, “For Whom the Bell Tolls“, “Creeping Death“,  “Seek & Destroy“, “Lords of Summer“, “Nothing Else Matters” y “Enter Sandman“.

@JuanDestroyerMR
@juandestroyeroficial

Juan Destroyer
¡Sígueme!

Juan Destroyer

Coordinador General at Mariskal Rock & La Heavy
No dejes para mañana lo que puedas subir hoy.
Juan Destroyer
¡Sígueme!
Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Juan Destroyer

39 comentarios

  • Juandie says:

    Quizás el sonido de la actuación de METALLICA fuese un poco deficiente pero de lo que estoy seguro es que en directo siempre ofrecen el mejor directo con su potente Metal y encima me alegro de que hayan rescatado temas muy olvidados como ST ANGER o NO LEAF CLOVER que llevaban muchísimos años sin tocar aunque sacrificasen otros de los fijos en sus directos. Buen gesto por parte de la banda de haber donado ese dineral a esa organización a favor de los más desfavorecidos.

  • Jorge says:

    He visto a MetallicA 7 veces y lo de ayer en Madrid fue un truño de concierto arruinado una vez más por Live Nation y el puñetero recinto del madcool. Todo desorganización, mal sonido e impedimentos para disfrutar de una banda que debería actuar en otro tipo de escenarios, léase recintos contó TOD@s (no solamente los vip/golden circle) podamos disfrutar de la misma experiencia MetallicA.

  • Redrock says:

    Como testigo del concierto de Madrid,puedo dar fe de mi opinión del mismo
    Lo bueno: la buena forma física y musical,junto con la escandalosa profesionalidad del cuarteto californiano. Destacable también,el buen rollo y civismo del público.
    Lo malo: el tamaño mastodóntico del recinto,lo sufrió el sonido. Y el abusivo precio de la hostelería interior,junto con el de las entradas,hacen imposible el rock en directo,para demasiada gente.

    • Deif says:

      El Rock en directo somos miles de bandas asequibles en recintos donde nos puedes ver gotear sudor y donde non hay zonas de exclusividad ni privas caras. Ese rock al que la mayoría de la gente que se queja de esos excesos nunca suele asistir.

      • Anónimo says:

        Amen. Hay mucha calidad en garitos y salas de gente que se deja la piel y los precios son competentes, pero no me gusta nada el ramacaneo que se traen desde la venta de entradas los grupos grandes. Empiezan por hacernos bailar entre unas páginas y otras, registrarnos en ellas, sin contar con las colas virtuales… como si regalaran las entradas! He ido a muchos conciertos de Metallica el sonido no funciona en distancias tan grandes y al aire libre. Yo estuve cerca de las cabinas de sonido y los cámaras y se dejaba de oir cuando venía una ráfaga de aire. El anterior en el wizink fué la rehostia y el sonido está controlado. Si tienen que cerrar dos fechas pues listo.
        En conclusión, disfrutaré de bandas locales hasta que juntemos otros 100 pavos, jejeje

  • Pablo Go says:

    Si aguantar Nothing eslse matters en directo ya es un acto heroico, no me quiero imaginar lo que puede ser con las niñas y los selfis

    • Jesus says:

      FUE peor aguantar a los niños (adolescentes) borrachos y a los “famosetes” de pacotilla entrando y saliendo del golden circle a por “material” sin importarles una mierda el concierto.

      • Carolina says:

        No puedo estar mas de acuerdo contigo, todas las niñatas tomando selfies, uno tratando de tomar aunque fuera una misera foto, estuve en un lateral y veía entrar y salir a los del circle por cervezas cada 5 minutos sin importarles ni mierda el concierto y yo con ganas de estar ahí para verlos mucho mejor.

        • Jesus says:

          Yo estuve en la golden y no sali ni una vez, pero reconozco que el sonido dejo mucho que desear estuvieses en la golden o donde fuese

  • Javi Negrete says:

    Gran crónica Juan…de acuerdo al 100%

  • Juan pedro says:

    Un truño de concierto ya los he visto muchas veces y este a sido el peor de todos tanto la lista de canciones como el sonido las bebidas y el recinto y para colmo vas a ver una banda tan grande y te tienes que tragar muchas canciones con vídeos musicales que no quiero ver voy a verlos a ellos tocar no ha videos en las pantallas una vergüenza de sonido y un atraco de hostelería total decepción para mi

  • Ruben castor says:

    Creo que hemos visto conciertos distintos, o desde distinta ubicación. Con mi entrada de 95 euradquirida por la web unas horas antes del concierto ( Si esas que estaban agotadas…….) solo pude intuir que estaban en el escenario y no era un vídeo pregrabado que ponían en la pantalla.
    De la primera hora de concierto solo se salvó Disposable Héroes. El público estaba desconectado y la versión general es que para los de la entrada a 95 eur el concierto fue una castaña. Menos mal a las ultimas 6 canciones……
    No vuelvo a un concierto a ese recinto ni de broma

  • Felip says:

    Una vergüenza de sonido: horrible. El peor concierto y con diferencia (con respecto al sonido) al que he asistido en toda mi vida. Cuando pagas tanto por una entrada, lo mínimo que esperas es que se escuche bien.
    Si algun grupo que me apetece toca en el MadCool, me lo pensaré dos veces y no iré. Es tirar el dinero.

  • Adrin Ayala says:

    Este tipo de conciertos era mejor realizarlo en otro tipo de ciudades pero claro, no se van a dignar a acercarse a otros sitios.

  • Javi says:

    Hay estadios en Madrid que recogen mucho mejor el sonido que en el descampado del mad cool.
    En cuanto a la organización una basura. No puede se que haya cuatro casetas por decir algo para hacer sus necesidades, unas colas tremendas. La cerveza carísima, un robo.
    La entrada y salida del concierto lo más parecido a un redil de ganado, todos como borricos unos detrás de otros.
    En general me imagino que buen concierto para la zona VIP que es donde estaba situado el sonido.
    Seguramente que la grada gratuita local lo viera mejor que yo.

  • Mariano says:

    El grupo estubo grande, como suele, fué el resto lo que arruinó una noche épica, estuvimos en tsegunda o tercera fila de las entradas \”baratas\” (95,50 pavos) y calculo 300 metros de distacia al esceneario (mas o menos, no sé) el caso es que a los músicos no se les veia ni con el zoom, la hosteleria un atraco, la organización nos llevaban como borregos tras unas vallas a lugares lejanos donde no queriamos ir…. tras tres años yendo a Mad Cool esta vez es la última, ya no estamos para que nos tomen por idiotas…. me pongo un DVD y un pelotazo y tan ricamente…..

    • Yellowcon says:

      Si estabas en la tercera fila de 95.50€ lo de 300mtrs quítale un 0…y a 20 a lo sumo cuando se acercaron….

    • Juan says:

      Yo también estoy muy decepcionado con el concierto. Tenía entradas de 95 euros y estaba también en tercera fila detrás de una valla a unos 200 metros del escenario. No nos pudimos acercar más. No se veían bien ni las pantallas. Me acabo de enterar que había un Snake Pit…. ni lo vi. Lamentable

  • Javier says:

    les vi en gold circle y sonido espectacular y posición aun saliendo y volviendo a la zona muy bueno.
    para estos conciertos no merece la pena sacar entrada general

  • Pedro says:

    Una mierda. No se escuchaba un pedi

  • Samuel says:

    Cómo asistente al concierto puedo decir que fue un gran chasco en cuanto a organización. El sonido no era malo, era escaso muy escaso, con gran esfuerzo conseguí acercarme al escenario tras intentar oír la actuación de Ghost, dado que directamente era muy difícil oír por el bajo volumen. En fin creo que el precio abusivo de la cerveza junto a la malísima gestión y el sonido de juguete… Solo lo salva que los músicos lo dieron todo. Creo que Metallica no debería permitir un evento de este tipo. Pues la gente no lo merece después del esfuerzo económico que representa asistir.

  • Javi says:

    No puedes luchar contra los elementos, pero en mi opinión lo peor fue entrar en el juego de la organización, que desde el momento en el que te cobran una burrada, te llevan como borregos y te condenan a deshacer el larguísimo camino de vuelta a paso de tortuga me quitan las ganas de repetir experiencia “social”. Por parte de metallica para mi acertaron de nuevo con disposable (ya lo hicieron en vallecas para mi fanatica adolescencia) y tb me moló lords of summer, no se q pega tiene. Incluso me gustó rescatar no leaf clover de su etapa mad cool. St Anger no, y algunas otras tpoco…metallica siguen dando el pego por 38 años de carrera (“profesionalidad”) salvo Lars que no se cuántos años mas aguantará (y ya lleva decadas arrastrandose y jodiendo el ritmo) pero poco mas; es la primera de las muchas q les he visto q James estaba tan apático. Aún así volveré supongo, pero espero q ni ahí ni a una cubierta

    • Javi says:

      Como he leído mas abajo, podrían apañar el escenario mas alto o cuidar mad la realización (empieza un solo y ves a robert o lars). También he caido que no solo James estaba soso, a veces “el respetable” (posiblemente engordado con pudientes d los q gusta d socializar rn grandes eventos) estaba mas q frío entre canciones y no solo por el viento q se cargó el sonido, como pasó años antes en el sonisphere de rivas con maiden. Ni punto de comparación por cierto

  • sendo says:

    metallica no han envejecido bien….para los que amamos esta música…se han tirado al público de masas, a ese que compra camisetas heavies en zara. Lars y Kirk no son capaces de seguri el ritmo que imponen. El grupo en general va a lo fácil. Maiden por ejemplo han sido más inteligentes, ya no tocan tan rápido pero sus canciones ganan épica y permite a los músicos a no dar vergüenza. El otro día Lars se equivocaba cada dos por tres y Kirk más de lo mismo. Unos bon Jovi vestidos de negro.

  • igor escudero jimenez says:

    vergüenza me da haber ido a este concierto , que dos tercios de la gente no oiga y que la visión sea un vídeo grande ( algunos de mis amigos ni eso ) por 100 EU ….Que es un concierto único , que no es un festival de 50 grupos y te pasa eso con uno …..
    A Metallica no lo valoro mas que por acceder a esto ( que no me vendan que no lo saben ni mierdas ), puesto que ni los oí ni los vi.
    Un vergüenza.
    Lo de la salida era de esperar…
    No me vengas que a los mas forofos les gusto que yo los vi por primera vez en el velodromo de Anoeta en 1996

  • ignacio san miguel puertas says:

    yo estaba en la valla a continuación del Golden Circle y desde ahí el sonido no era malo. Pero entiendo que la gente que estuviese muy atrás no tenga la misma percepción. Encima se levantó aire y mucho peor todavía. Para mí Metallica estuvo en un nivel aceptable, aunque me gustaron más en la última actuación en el Wizink. El set list sin lugar a dudas era mejorable pero fue agradable escuchar canciones que hacía mucho tiempo no tocaban en directo. De la organización mejor no hablar. Tener que saltar vallas para salir del recinto, miles de personas saliendo por un espacio muy reducido. En fin gracias a dios no pasó nada. Por cierto la actuación de Ghost para mí sobresaliente, con un poco más de sonido y menos luz diurna lo hubiesen petado.
    Lo que tengo claro es que a ese recinto no vuelvo más

    • Burgos says:

      Creo que ha sido uno de los peores conciertos a los que he asistido en mi vida. Sonido deficiente, no se veía absolutamente nada, precios y organización nefasta. No recomiendo a nadie que vaya a ver nada allí. Además de ser una entrada de 105€. Perdida de tiempo y dinero.

  • jose carlos says:

    Un atraco a mano armada. Esta claro que los organizadores ya se pueden jubilar con lo recaudado a costa de nosotros, \”pobres fans\” que hemos viajado desde toda España ilusionados. Metallica se dejaron la piel pero no acertaron con el Set List… y el tema de Los Nikis para llorar. Una oportunidad perdida. Me consuelo que era la quinta vez que los veia. Un 10 para todos los que estuvimos alli aguantando como borregos el camino hasta el concierto…y la salida a lo Walking Dead fue muy arriesgada si hubiese habido algun incidente. Una cosa es segura…peor sonido que este va a ser imposible de superar. Larga vida al Heavy Rock

  • Pedro cotillas says:

    Me parece vergonzoso, que los 100€ que nos gastamos la mayoría de los asistentes, haciendo un esfuerzo, y con la mayor ilusión de ver un grandioso grupo como METALLICA se vean pisoteados con escenarios bajitos que no se veía nada , el sonido pésimo por decir algo bonito, por no hablar, de cuando abandonaron el escenario y dejando la música tocar como si fueran los( Mili vanili,esos)es que estamos demasiado endisados o fue mala la organización? Podría sacar mil defectos más y me sentí engañado, y como amo el heavy esto no debería volver a pasar por mi parte que me devuelvan el dinero

  • Ramon says:

    Vergonzoso todo lo que paso el viernes, claramente nos tratan como a borregos porque saben perfectamente que los heavys somos gente pacifica y nunca pasa nada, pero que nos cobren 95 € y tener que sufrir el sonido tan pesimo, ya es para montar una buena bronca. Al grupo unos metros mas atras del escenario no se les veia ya que el escenario estaba muy bajo de altura y teniendo en cuenta que en la explanada habia casi 70000 personas, era imposible ver a los musicos, deberian haberlo hecho mucho mas alto ya que la mayoria solo pudimos ver el concierto por las pantallas, que ademas nos atraquen con 12€ por mini de cerveza, 15 si ibas sin vaso y tenian que darte uno, colas interminables para poder comprar fichas para cambiar por la cerveza, colas mas interminables para poder ir a mear, etc, etc y si por lo menos el grupo hubiera estado minimamente aceptable la cosa se hubiese digerido algo mejor, pero tener que soportar un set list tan malo, fue la gota que colmo el vaso. Es imperdonable, por poner un ejemplo, que supuestamente los bises que son donde los grupos tienen que acabar por todo lo alto, toquen una cancion de autentico relleno del ultimo album como LORD OF SUMMER e inmediatamente despues toquen la baladita insoportable de turno, asi paso, que la gente estaba totalmente quieta, no se movia nadie, ni pogos ni airguitars ni nada, tan solo gente quieta e indignada. Me siento totalmente estafado y por supuestisimo que Metallica se han terminado para mi y eso que les llevo siguiendo desde que aun vivia Clif Burton. Gracias.

    • Juan says:

      Estoy de acuerdo, no volveré a un concierto de Metallica. Estuve en el Wizinck y fue fantástico, el escenario circular permitía ver al grupo. Lo del viernes fue penoso, no vi nada de nada. Lo del repertorio hubiera sido perdonable, porque me gusta todo Metallica, pero el esfuerzo enorme personal y familiar para conseguir ir a “no verlos” es imperdonable

  • Oli says:

    Yo vi a Metallica en el 2008 en el BBK y sonó fantástico, lo dieron todo. También es cierto que se cascaron el máster of puppets enterito amén de otros temazos. Con esa premisa fuimos a Madrid con ilusión pero también sabiendo que nos iba a costar ver el concierto, que tendríamos colas…
    Llegamos a Ghost, que sonaba bajito… Y nos dio mucha rabia porque tenía una pintaza de concierto. Queríamos ir al baño por lo que literalmente nos perdimos el concierto por las colas.
    Pedir bebida… Amigo… Qué error. Me arrepiento de haber perdido el tiempo en intentar siquiera hidratarme.
    Y luego suena Metallica. O algo que se le parece. No se ve un cagao en la pantalla porque aún está el sol por el horizonte.
    El viento se lleva el sonido. Suena bajo. No ruge.
    La primera hora escasita. Canciones que no cuadran, primero suena una con mucha cera y luego baladita… Personalmente no me cuadro.
    Y st anger .. pues no me gustó. Y no estuvieron muy pletóricos. Profesionales porque les va en ello. Pero me pareció un concierto decepcionante.
    El escenario muy impresionante. Sobre todo para verlo en casa en DVD de alta calidad.
    Decepción y usura

  • Javier says:

    Sonido nefasto, organización del recinto paupérrimo,acceso a los servicios nulo.
    No pisaré nunca más en mi vida el recinto Mad Cool, no sirve ni pa una feria de pueblo.
    FRAUDE

  • Victor says:

    Lo que no entiendo es cómo puede ir tanta gente a que le timen sistemáticamente, deberíais ser más selectivos. Os lo merecéis, sinceramente, muy pocos tienen un criterio razonable para pagar tanto tantas veces por un concierto. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.