Madness 2
metal paradise
rivas rock

Crónicas

Mar de Fondo + Think Inside Me: Apuesta ganadora

«Propuestas muy distintas pero que, cada una, en su estilo, cumplen con buena nota la ejecución de su música en directo»

20 octubre 2018

Sala Maravillas, Madrid

Texto: Juan Manuel García Yagüe. Fotos: Álvaro Díaz Carlier

La noche del sábado 20 de octubre iba a ser una prueba más de que debemos apoyar a las bandas emergentes de nuestro país. Es una prueba más de que la comunión entre curioso, fan y banda debe ser perfecta para que formaciones que se lo merecen se vayan ganando un hueco en la complicada industria de la música.

Lo de Think Inside Me y Mar de Fondo es solo una muestra más de que el talento también se encuentra en casa y no solo fuera de nuestras fronteras.La noche del sábado 20 de octubre iba a ser una prueba más de que debemos apoyar a las bandas emergentes de nuestro país. Es una prueba más de que la comunión entre curioso, fan y banda debe ser perfecta para que formaciones que se lo merecen se vayan ganando un hueco en la complicada industria de la música. Lo de Think Inside Me y Mar de Fondo es solo una muestra más de que el talento también se encuentra en casa y no solo fuera de nuestras fronteras.

Think Inside Me

Nos encontrábamos en un día lluvioso en Madrid, pero la Sala Maravillas nos esperaba para ofrecernos un concierto que también estaría pasado por agua. Y no hablamos de inundaciones reales, sino de la paradoja de que, junto con Think Inside Me, el otro grupo del que íbamos a disfrutar esa noche eran los gallegos Mar de Fondo, a los cuales el nombre les viene como anillo al dedo, tal y como comentáremos más adelante.

Con prácticamente una hora de retraso, las puertas de la sala se abrían para que fuéramos acomodándonos en su interior y, sin mucha dilación, comenzaría el primero de los grupos, los madrileños Think Inside Me. Desde el minuto uno a ritmo de “Run” disfrutamos de un sonido correcto, donde todos los instrumentos se escuchaban perfectamente y que hicieron que el público permaneciera atento en todo momento al espectáculo de los madrileños.

Think Inside Me es de esas bandas que uno escucha en directo y en conjunto suenan perfectamente cuadriculados, certeros, precisos en cada nota, pero desgranando cada sonido te convence perfectamente de que cada uno de sus miembros es un auténtico conocedor de su instrumento. De esta forma ya consiguen que un ochenta por ciento del concierto salga a la perfección gracias a su sonido rockero, con toques de grunge e incluso por algún momento moviéndose por pequeños arreglos progresivos; cuando una banda suena así, con tantos matices, las cosas tienen que hacerse bien porque si no quedan como un batiburrillo de ideas inconexas, pero no fue el caso de este grupo.

La voz de su cantante y guitarrista rítmico Javier García es de esas características que saben transmitir, que ofrecen un toque distintivo al grupo. Existen bandas que cuando las escuchas, no te cuadra absolutamente nada la voz en sus composiciones, pero lo de Javier es otra historia y con canciones como “I’m the Enemy’ o “Science” uno podía dar buena cuenta de ello. Si a esto le sumamos el trabajazo de los demás componentes de la banda, nos queda un concierto que pasaba por muchas etapas a lo largo de las once canciones que nos ofrecieron en esta noche.

Think Inside Me pasaba de interpretar “Bombs in the School” con uno sonido muy Silverchair a ofrecernos temas más movidos como “Ignition”, ambos de su último disco homónimo, el cual, por cierto, recomiendo sin titubear ni un instante. De la calma que puede tener un estilo como el grunge a darlo todo con temas más cercanos al hard rock y de estos géneros a canciones como “Arkham Asylum” donde el bajo toma un protagonismo esencial y que les servía para cerrar un concierto que estuvo repleto de calidad. Una banda a tener muy en cuenta y donde, por poner algún pero, la voz de Javier a veces se perdía un poco debido al sonido, pero ya sabemos, cosas del directo.

Mar de Fondo

Tras la actuación de los madrileños era el turno de Mar de Fondo, la banda proveniente de A Coruña formada por Jesús Suárez. Antes hacía alegoría a su nombre para iniciar el texto y no es baladí oída su propuesta la elección del nombre para el grupo.

Mar de Fondo se mueve entre los campos de una música ambiental, un rock suave y lo progresivo. Fue perfecto que arrancaran con “Maldita Blancanieves”, de su último trabajo, ‘Pulsaciones’, porque les sirvió como carta de presentación: Mar de Fondo es una banda que, como el propio océano, en muchas ocasiones, sirve de puente para eliminar el estrés y abrirse paso en una profunda tranquilidad. Así pues, el proyecto de Jesús Suárez no es apto para la gente que busque emociones rápidas, fuertes, sino para aquellos que busquen el antónimo de dichas sensaciones; funciona a las mil maravillas y en todo momento resulta atrapante perderse en canciones como “En tu mente” o la homónima “Mar de Fondo”. Habrá quien diga que resultan muy parecidas todas las canciones, pero más lejos de eso, cada canción guarda tras de sí una historia que contar y una composición tremendamente distinta donde dos elementos son clave: la voz de Jesús, sosegada y que calma al oyente, y el teclado de Daniel G. Artés que destaca por encima de los demás instrumentos, aunque todos con la misma calidad patente en los temas.

La banda supo guiar al público en todo momento con una música muy melódica, tranquila, donde las piezas instrumentales tienen un gran peso y en las que, una vez más, la gente volvió a fallar por estar hablando en voz alta durante las mismas. Seguiré sin entender por qué se va a un concierto para hablar y no para escuchar música, y si quieres hablar, hazlo en voz baja sin molestar a los demás, que mínimamente la banda y el resto del público merecen un respeto.
Los gallegos, además de arrancar con canciones propias, también ejecutaron versiones de músicos tan dispares como Disturbed y Michael Jackson: en el caso de los primeros ejecutaron una versión de ‘The Sound of Silence’ que fue muy disfrutable y en el caso del Rey del Pop, el clásico ‘Billie Jean’. Es ahí donde se demuestra la calidad y variedad musical de una banda como Mar de Fondo, donde tienen diferentes registros que pueden casar dentro de su propuesta. Personalmente me gustó mucho más la versión de Disturbed, pero también es cierto que resulta complejo el que una versión de ‘Billie Jean’ pueda sonar mejor que la original.

Durante todo el concierto se disfrutó de un juego de luces frío, con tonos azules y blancos y una ambientación a la altura de lo que pide la música de esta banda, pero una vez más hubo algún problema puntual con la voz, como les sucedió a Think Inside Me. Aun así, de los pocos peros de un concierto que fue disfrutable para deleite de quien disfrute de sonidos más aplacados y ambientales.

En general una noche que, aunque empezó tardía, fue digna para quien quisiera disfrutar de dos grupos que suenan con propuestas muy distintas pero que, cada una, en su estilo, cumplen con buena nota la ejecución de su música en directo. Una muestra más de, como se encargó de decir el cantante de Think Inside Me, se debe apoyar a las bandas nacionales que están empezando desde abajo y quieren llegar más lejos. Con estas propuestas, sería lo justo, sin lugar a duda.

Redacción
¡Síguenos!

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Cada cual en su estilo estuvieron a la altura en esa noche madrileña. Hay que apoyar a las bandas emergentes de nuestro país porque por estos lares hay futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.