Madness 2
evildog

Crónicas

Tsunami Xixón: Diversión a golpe de mástil

«Un clima hermoso, una buena selección de música, comida y bebidas en un entorno estupendo.»

2 y 3 de agosto

Gijón (Asturias)

Texto y fotos: Hughes Vanhoucke

El primer fin de semana de agosto, el equipo detrás de Resurrection Fest organizó la tercera edición de Tsunami Xixón en la hermosa Ciudad Cultural La Laboral, a las afueras de Gijón, con The Offspring y NOFX como cabezas de cartel, un festival que ha estado en la agenda de Mariskal Rock durante tres años seguidos.

Satanic Surfers

Los emblemáticos Satanic Surfers, que este año celebraron su trigésimo cumpleaños, tuvieron el honor de abrir el festival bajo un hermoso cielo azul para un buen número de visitantes. Los trotamundos suecos trajeron su skate punk bullicioso a través de una alineación especial, concretamente, cuatro en lugar de cinco, con el cantante Rodrigo Alfaro retomando su lugar tras la batería y siendo asistido vocalmente por el bajista Andy Dahlström. Muchos festivales otorgan a las primeras bandas poco tiempo para presentarse, contando la primera banda en Tsunami Xixón con un set de poco menos de una hora en la que confirmaron todo lo bueno que se hablaba de ellos.

Atomic Zeros

El segundo escenario, situado en uno de los campos deportivos de la universidad, el Escenario Jagermusic, recibió una banda relativamente reciente, Atomic Zeros. Los punk rockers locales salieron con muchas ganas y el cantante, Jano Antuñez, prácticamente exprimió toda la energía de su cuerpo con movimientos que me recordaron a Iggy Pop, en una mezcla de punk rock y algo de garage rock en inglés. Después de varias canciones, Jano Antuñez recargaba las pilas tomándose su autoproclamada medicina, unos tragos de agua y un sorbo de Jack Daniels.  Un hermoso set traído por una banda igualmente hermosa. ¡Más de esto, por favor!

The Baboon Show sobre el Escenario Mahou no fue un espectáculo sobre monos, sino una fulminante guerrilla punk rock, cortesía de otra banda sueca compuesta por dos caballeros extraordinarios y dos damas fenomenales. Avergonzado me hallaba de no conocer a este grupo, y admito una inmensa brecha en mi conocimiento. La singular cantante Cecilia Boström, vestida con una camiseta negra de AC/DC y una túnica blanca, llevó a la guerrilla, respaldada por sus segundos, con una puesta en escena formidable y un punk rock salvaje.

Si alguna vez un artista tiene que interpretar al conejo de Duracell en persona, ese artista sería la cantante de The Baboon Show. Hacia el final del set, Cecilia Boström, que corría y brincaba de un lado a otro durante todo el espectáculo, saltó a la zona de prensa y luego se arrojó boca abajo sobre la audiencia para dar una vuelta de crowdsurfing. La tercera banda en el escenario principal era, al igual que Atomic Zeros, una banda española relativamente nueva, pero con una popularidad que se extiende más allá de la capital.

Carolina Durante

A pesar de un amplio escenario, la popular banda madrileña Carolina Durante solo usó una parte relativamente pequeña para mostrar su sustancial repertorio de indie pop sin mucha comunicación con la asistencia. En las primeras filas vimos a innumerables chicasjóvenes adorando a sus ídolos mientras la larga barra central se llenaba de gente. El cantante se metió al público en el bolsillo sin necesidad de dirigirse a ellos mientras parte de la asistencia bailaba contagiando su energía y excentricidad.

Berri Txarrak estaba programado para el sábado por la noche, pero el primer día había otra banda sobre el escenario Jagermusic que traía sus letras en euskera, la banda francesa Willis Drummond, de la región alrededor de Bayona, más específicamente Iparralde.

Willis Drummond

Comenzaron este mes con los últimos shows de una gira que dura ya tres años y visitó una pila de ciudades en Euskal Herria y otras partes de Europa, antes de entrar en un período de descanso que durará hasta al menos el próximo año.

Un set increíblemente fuerte y enérgico del trío francés, que incendió el campo deportivo con su mezcla de rock alternativo, punk y post-rock. Momentazo, ciertamente, cuando el cantante lanzó su guitarra al aire y, felizmente, pudo atraparla.

Pulley

Al final de la tarde, la organización nos permitió disfrutar de una primera banda estadounidense, Pulley, de California, liderada por Scott Radinsky, un ex jugador de béisbol profesional en la Major-League estadounidense. La banda, que solo ha lanzado un álbum en los últimos 15 años y que no se ha podido ver mucho en vivo, tocó punk rock melódico sencillo con algunos toques duros y los riffs necesarios interpretados por los dos guitarristas.

No se notó que los cinco chicos no realizan shows en vivo con la regularidad de un reloj suizo. Varios miembros de la banda hicieron todo lo posible para dirigirse a la audiencia en español, pero su música tuvo más éxito, gracias a un conjunto compuesto por canciones de toda su carrera y un cantante muy entregado.

Toundra

Toundra fue la tercera banda española que vimos el primer día. A diferencia de la primera edición de Tsunami Xixón, su espectáculo tuvo lugar en el Escenario Jagermusic y no en el escenario principal del patio de La Laboral, como en 2017. No fue problema, ya que este escenario, más pequeño, era mucho más íntimo y, si veías el espectáculo desde los jardines más altos, podías observar la hermosa naturaleza asturiana como telón de fondo.

Los abanderados españoles del post-rock, que también estuvieron presentes en el Resurrection Fest un mes antes y que tocarán en festivales emblemáticos como Euroblast y Desertfest en los próximos meses, no decepcionaron. En realidad, nunca me han decepcionado.

Un set variado para una numerosa audiencia con, por supuesto, una serie de canciones de su último álbum, ‘Vortex’, lanzado el año pasado, así como una serie de canciones de trabajos anteriores. Mientras tanto, la oscuridad había entrado y el patio interior de La Laboral comenzó a rebosar, con aproximadamente 10.000 visitantes dentro y alrededor de la universidad.

Danko Jones

La penúltima banda del día en el Escenario Mahou vino de Canadá, Danko Jones. La audiencia había entrado bien en calor gracias a las temperaturas veraniegas, las buenas bandas y el alcohol, el cual fluía abundantemente en la barra central con la oferta habitual en un festival complementado con sidra artesanal, al lado del Escenario Jagermusic.

El trío propuso un buen rock alternativo dirigido por Danko Jones a la guitarra y voz, y el bajista hipercinético John Calabrese, que nunca se quedaba quieto y regularmente dibujaba caras locas. Musicalmente, recibimos una proporcionada atención al nuevo álbum, ‘A Rock Supreme’, lanzado en abril, aunque no faltaron los clásicos.

Bastards On Parade

Poco antes de la medianoche, volvimos al escenario más pequeño por última vez en este primer día para asistir al bolo de Bastards On Parade, la banda de punk – folk de La Coruña con, entre otros, el pedazo de gaitero español de la banda canadiense The Real McKenzies, Luis Cao, también conocido como Aspy.

Disfrutamos un set atmosférico con mucha gente en el escenario y con canciones tanto en inglés como en gallego. Se trata de una banda que confirmó toda la bondad de lo que pude ver en la Sala Santana 27 en Bilbao, cuando fueron teloneros de Flogging Molly a fines de enero de este año.

The Offspring

El primer día terminó con The Offspring, banda que también cerró el segundo día de la primera edición, algo que al público no le importó, ya que se agotaron las entradas disponibles en taquilla.

Con un retraso de casi quince minutos, los californianos aparecieron en su formación clásica de los últimos 12 años, complementada por algunos músicos adicionales en el fondo y con “Americana” como primer tema del set.

El espectáculo me pareció un poco en piloto automático, interpretado por una banda que se puede ver en algún festival cada verano en nuestra región. Este año, con una gira alrededor de ‘Smash’ que este año sopló 25 velas. Remarcable el cover que interpretaron de AC/DC, “Whole Lotta Rosie”.

Después de una buena noche de descanso, y tras un largo viaje durante los dos días anteriores, estábamos listos para la segunda jornada desde el inicio.

Sylvain Woolf

Sylvain Woolf fue el invitado para abrir los debates, no una banda francesa o británica, sino los ganadores, asturianos, del Tsunami Festival Coma VII Contest, que con su dulce indie de habla inglesa, recibió un fuerte aplauso de los 19 asistentes que se reunieron delante del escenario Jagermusic al comienzo de su set a las 4:00 PM, claramente demasiado temprano para la mayoría de los asistentes al festival. Las cervezas, las copas y la sidra habían fluido abundantemente el día anterior y, por supuesto, la luz fuerte del sol no era propicia para remediar la fuerte resaca que buena parte de los festivaleros estarían sufriendo en esos momentos.

Después de cada breve interrupción, seguía un atronador aplauso de la audiencia que al final del set acabó siendo más grande que al inicio. De los cuarenta minutos que recibió de la organización, la banda no quiso hablar demasiado, sino más bien mostrar tantos números como les fuera posible.

False Heads

La segunda banda vino de Inglaterra, específicamente del este de Londres. Al trío False Heads, que Iggy Pop promociona, no le importó que solo hubiera un centenar de festivaleros presentes delante del escenario principal, y dieron rienda suelta a una mezcla de britpop y punk rock con riffs de guitarra, a veces sólidos, ejecutados por el rubio cantante y guitarrista, Luke Griffiths, quien vestía un atuendo contemporáneo y se arrojaba al suelo con su guitarra desde el comienzo del set.

Las voces fueron compartidas por el guitarrista y el batería Barney Nash, mientras que el bajista, Jake Elliott, se limitó a tocar su instrumento con calma.

El público, aún limitado, estaba disfrutando y apoyando a la banda regularmente con aplausos, mientras los ingleses terminaban su set con un estilo muy británico.

Venturi

Después de False Heads volvimos a los campos deportivos para ver a otro trío en el Escenario Jagermusic, esta vez uno de la capital, más específicamente, Venturi.

En este caso no punk rock, sino más bien indie, contando algunas melodías pop recurrentes y, al igual que con la banda anterior, dos cantantes, que venían a presentar su primer álbum a la audiencia asturiana, ‘Mi estúpida opinión’.

La banda tiene una apretada agenda estos días, con espectáculos en varios festivales y salas en la mitad norte de España. El calor de la tarde todavía estaba presente, por lo que no había una amplia audiencia frente al escenario y los fans presentes más bien buscaban sombra debajo de los árboles, al borde de la cancha de baloncesto, para otorgar a la banda madrileña puntuales aplausos.

El Altar del Holocausto

No Fun At All tuvo que renunciar a su espacio programado, cediendo su lugar a El Altar Del Holocausto en el Escenario Mahou, cambiando por el escenario más pequeño e íntimo en la parte inferior de los jardines. Nada mal, porque aún no había tanta gente a las 6 de la tarde.

Los cuatro integrantes, vestidos con túnicas blancas de monje y similares capuchas, agradecieron a la organización con un set sensacional y una audiencia que demostró estar muy agradecida a través de un wall of death digno de las mejores bandas de metal. La combinación de un poderoso post-rock instrumental complementado con un fuerte espectáculo visual equivalente, creó un primer punto culminante del segundo día del Tsunami Xixón. Una banda que definitivamente debe tenerse en cuenta, la última palabra sobre ellos aún no se ha escrito.

La M.O.D.A.

Con La M.O.D.A., la organización presentó otro estilo más. Después del indie, el punk rock y britpop, al final de la tarde obtuvimos una mezcla de diferentes géneros, incluidos punk y country, traído por una banda de siete integrantes vestidos con camisetas blancas sin mangas.

De repente, el patio de La Laboral estaba lleno, y se veían señoritas jóvenes y menos jóvenes cantando los temas de los chicos de Burgos en las primeras filas, delante del escenario principal. Su set fue una verdadera fiesta, con gente bailando en todos los lugares del complejo y disfrutando de las canciones que a menudo se pueden escuchar en las diferentes estaciones de radio. Un movimiento audaz de la organización, al igual que en el día anterior con Carolina Durante.

No Fun At All

No Fun At All finalmente llegó a Gijón después de que su vuelo se retrasara, pero sin equipos. Afortunadamente, a los suecos se les permitió usar los equipos de Sugus, para que su set no se fuera al traste. Al principio, pensé que Leo Messi había permutado el FC Barcelona por No Fun At All, ya que el bajista, Stefan Bratt, es la viva imagen del argentino.

El campo deportivo en el Escenario Jagermusic estaba bien lleno para recibir a NFAA, lo que pudo haberles dado más gente de la que hubieran tenido en el escenario principal como una segunda banda en este escenario. Su punk sin lujos creó una buenísima atmósfera en la audiencia, y una gran cantidad de crowdsurfers pusieron a trabajar a los muchachos de seguridad. Una atmósfera que, sin duda, apoyó a la banda después de los problemas que encontraron en su viaje desde el sur de Francia.

Berri Txarrak

La última banda española del festival en el escenario principal fue Berri Txarrak, una banda que emprende una extensa gira de despedida después de 25 años de trayectoria. Antes de despedirse definitivamente con dos shows con entradas agotadas en Pamplona a finales de noviembre, los vascos viajarán a Japón el próximo mes de septiembre para despedirse de sus fanáticos orientales. Su espectáculo en Tsunami Xixón fue, sin duda, el mejor al que pude asistir del trío. Todo estaba bien, los miembros de la banda estaban en forma y el público muy entregado.

Con “Jainko Atoea”, lanzaron una canción que tiene un significado simbólico para la banda durante esta gira de despedida. Una canción sobre la sensación de subir al escenario y la recepción que reciben de la audiencia. Hacia el final del set, David Ruiz, cantante de La M.O.D.A., fue invitado como amigo de la banda a cantar “Lemak Aingurak” con ellos, antes de despedirse de la audiencia al final del set, en los tonos de “Ob-la-di, ob- la-da” de los Beatles. Un espectáculo que será recordado por mucho tiempo.

Kaiser Chiefs

Mientras tanto, la oscuridad entró en escena cuando los británicos Kaiser Chiefs subieron a tocar. Las cosas han estado relativamente tranquilas alrededor de la banda de Leeds durante bastante tiempo, a pesar del hecho de que lanzan regularmente un nuevo álbum, pero su mayor éxito fue principalmente durante la primera etapa de la banda, con “Ruby”.

Antes de dar la primera nota, el cantante, Ricky Wilson, ya estaba parado en un altavoz para contemplar a la audiencia, como hiciera Napoleón con sus tropas en una de sus batallas.

Sin embargo, no en traje de general, sino en uno reminiscente a un payaso con zapatos de gran tamaño y piernas enrolladas. Un rato después, estaba sentado en uno de los monitores y, un poco más tarde, subido encima del bombo de la batería de Vijay Mistry, quien acababa de celebrar su cumpleaños y recibió una tarta con velas en el escenario. Musicalmente, los de Leeds lanzaron casi todos sus éxitos, con espacio para una serie de canciones de su nuevo álbum, ‘Duck’, que fue publicado unos días antes. Una gran actuación de una banda redescubierta.

NOFX

Ya era domingo cuando se hizo presente la última banda de la tercera edición de este divertido festival. Al inicio del concierto de uno de los grandes del punk rock, NOFX, los que estábamos delante nos dimos un baño de cerveza, y eso que aún no habían tocado “Bottles to the ground”.

Un concierto en la línea de los últimos años, con muchas bromas entre temas clásicos como “Linoleum”, “Leave It Alone”, “Stickin’ My Eye”, “Bob”, “Don’t Call Me White” y, para cerrar su concierto, la mítica “Reecko”.

Desafortunadamente, no todos entendieron los chistes de Fat Mike o encontraron las bromas molestas a largo plazo, pero esta es una parte integral de un show de NOFX que, sin duda, es una banda que funciona mejor en una sala.

Tsunami Xixón fue un festival muy agradable con un clima hermoso, una buena selección de música, comida y bebidas, todo dentro de un entorno estupendo.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Festival de lo más variado en su propuesta pero que algunas de las bandas que lo bordaron en escena fueron NOFX, EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO y por supuesto una de nuestras bandas mas internacionales y que es una pena que hagan un parón en su actividad musical como son los navarros BERRI TXARRAK que en directo son una apuesta segura del mejor directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.