Madness 2
gusylosimpostores
Ars Amandi

Crónicas

A Cop de Rock 2018 (sábado 21 de julio)

«Mi sincera enhorabuena a A Cop de Rock Fest por su trabajo, su esfuerzo y su pasión por el rock»

21 julio 2018

Tarraco Arena Plaça, Tarragona

Texto: Mariano Muniesa. Fotos: Hughes Vanhoucke

Comenzaba la segunda jornada del fesival. Siguiendo la tónica del día anterior, la música comenzó a sonar en el recinto sobre las 14:00 horas. Aguardaba otro día de intenso rock, con varias de las mejores bandas nacionales del género.

Bocanada

Si el viernes abríamos la gran fiesta del A Cop de Rock con rock catalán festivo y reivindicativo, el sábado 21 de julio correspondió a los navarros Mosh dar el pistoletazo de salida a la segunda jornada del festival. Mosh, de los que ya tenía magníficas referencias por su trabajo en disco, me acabaron de convencer de su calidad y de su potencia en una actuación en la que todavía había muy poca gente en la plaza, pero a la que supieron mover y animar para que desde el primer momento la fiesta no tuviera ni un minuto de tregua. Thrash-Metalcore con espíritu punk agresivo, contundente y crudo, que tanto en el arranque de su show con “Entrégate”, “La fiera” o “El salto” como en el final con trallazos como “Lazos de Sangre” o “Eraztuna” demostraron que son una total apuesta de futuro, un grupazo con un directo demoledor y que debo decir que fueron de los que más me gustaron de este segundo día de festival. Emotiva y valiente la mención que hicieron al montaje policial y la campaña mediática montada en torno al caso de Altsasu, y que fue aplaudida y coreada por parte del público con el ya popular grito de libertad para los procesados, “Askatu altsasukoak”.

La propuesta de Avida Dollars, la siguiente banda en subirse al escenario de A Cop De Rock, es musicalmente original, atractiva y la aprecio en lo que tiene de arriesgada y valiente, pero todavía les falta darle una vuelta más y trabajarla mas cara al directo para que pueda defenderse en concierto de manera que pueda gustar a un público amplio. Quizá este no fuera ni el escenario, ni la hora ni quizá la mejor oportunidad para avanzar en ese camino y por ello su actuación en este festival no será especialmente recordada.

Habían puesto el listón bastante alto Mosh, pero no le fueron a la zaga en modo alguno Deskarte. Rock´n´roll urbano, callejero y potente que también logró levantar el ánimo de toda la gente que poco a poco iba entrando a la plaza arena de Tarragona. Fuertes, potentes, con muchas ganas de llevarse al público a su terreno, dejarán en el recuerdo de toda la gente que les vio en esta actuación temas como “Domingos de tierra” o sobre todo, “Estatuas de sal” y “A punto de explotar”, con las que se despidieron de la audiencia.

Los siguientes en aparecer en el escenario fueron a muchos niveles no solamente la revelación de esta primera edición de A Cop de Rock, sino una de las actuaciones más espectaculares y sorprendentes de estos dos días de festi: Manifa. Punk rock con un toque glam siniestro que incorpora su frontman, un excepcional artista en el escenario que yo personalmente definiría como el cruce perfecto entre Corey Taylor, Iggy Pop y Evaristo Páramos, quien disfrazado de payaso de circo, es uno de los showman mas impactantes que he visto recientemente en la escena estatal. Machaca frenéticamente el escenario escupiendo rabia, desprecio y asco contra todo y contra todos, bien apoyado por una banda muy sólida, musicalmente muy compacta y que en sus temas, no deja títere con cabeza. A los primeros que atacan sin contemplaciones es a todo el estabilishment del rock, ridiculizando a los fans talibanes de los grandes grupos- “Los Dioses”- la hipocresía de las declaraciones de los músicos en las entrevistas – “Las diez mentiras universales”- critican ferozmente a los festivales – “Dios salve al Viña”- a la iglesia -”La casa del señor”- y a la derecha extrema -”Fascismo y poder”-. Un show fantástico, en el que vuelvo a repetir, su frontman, un provocador nato que hizo varios calvos y enseñó sus genitales, se llevó ovaciones infinitas por parte de un publicó que literalmente alucinó con Manifa.

Los Benito

Al igual que durante mucho tiempo Dikers eran para parte del público rockero básicamente el grupo de Iker Piedrafita, hijo de Alfredo Piedrafita de Barricada, pero poco después serían reconocidos como una banda con su propia personalidad, Bocanada ya no son el grupo de Martín Romero, hermano de Kutxi de Marea, sino una banda sólida, compenetrada y con un estilo muy trabajado que tuve la oportunidad de ver por primera vez en este festival y que me pareció otra firme realidad ya consolidada de nuestro rock estatal. Fueron también de los que más entusiasmo provocaron en el público, que les apoyó y les recibió con una ruidosa y calurosa bienvenida. Bocanada supieron responder a su público e hicieron un concierto en el que demostraron nivel musical, saber estar encima de las tablas y en el que ciertamente a Martín, su frontman, se le podría aplicar aquello de de que de casta le viene al galgo. Tiene carisma, personalidad, estilo y a no tardar mucho, va a ser de los que esté destacado como cantante en las votaciones de nuestro rockferéndum. Al tiempo. Si hay que señalar alguna de las mejores canciones de su set esta tarde, su impactante comienzo con “Madriguera”, “Solo humo” en la parte intermedia y en el final, la siempre emotiva “Campo a Través”.

Lo dije cuando les presenté en el escenario y creo que no me equivoqué. Con seguridad por todo el tiempo que han estado apartados del mundo del rock, Los Benito eran una banda muy esperada en la jornada de este sábado y en este sentido, me llamó la atención la gran cantidad de gente venida expresamente desde Valencia para disfrutar, además del resto de grupos del cartel, de esta veterana formación de rock estatal. También fueron acogidos con mucho entusiasmo por parte de un público que a esa hora ya sí que le deba color al recinto y que disfrutó mucho de temas como “No Hay Color”, “Sueños Rotos” y sobre todo en el emotivo final, con “Lola”, “Aquellas cosas” y su inevitable “Valencia” que contó con la participación de un auténtico fanático de Los Benito que se subió desde el público al escenario luciendo una bandera de Valencia a la espalda a modo de mochila.

El rock reivindicativo, urbano y directo a la yugular tuvo en A Cop de Rock su representación asturiana de la mano de Mala Reputación, quienes mantuvieron en todo momento el nivel, o mejor dicho, el alto nivel que tuvieron todos los conciertos. De nuevo y como es habitual en ellos, ofrecieron una actuación dura, enérgica, que movió a la gente, que gustó y que entiendo que también cabe señalar como una de las mejores de este segundo día. Hay que hacer constar que debido a que según me explicaron por un problema mecánico durante este segundo día no se podía abrir la cúpula que cubre la plaza, de manera que en ocasiones el sonido tuvo problemas, sobre todo de rebote en las baterías. En algunos temas de Mala Reputación es donde más claramente se notaron esos problemas, al menos desde la zona del público más cercana al escenario.

La Fuga

Hamlet, una de las bandas que más arrastraban sin duda del cartel -así se evidenció ante la ingente cantidad de público que puso la temperatura de la sala a un nivel ya masivo, podrán decir siempre con orgullo que su actuación en A Cop de Rock fue de las que más gustaron y de las que más comentarios positivos dejaron en toda la gente que acudió a verlos. Obviamente, una banda que lleva ya más de 30 años en escenarios de todo el mundo poco o nada tiene que demostrar en un festival, y yo personalmente estaba convencido de que su concierto iba a marcar uno de los puntos álgidos de esta cita. Así fue evidentemente, y de nuevo la banda rompió con todo gracias a la fuerza y la potencia de canciones que son ya himnos de nuestro rock, como “Denuncio a Dios”, “Muerdesela” y en la parte final, clásicos que pusieron a saltar y a botar a toda la plaza como “Irracional” y el siempre coreado “J.F.”.

Otra banda muy esperada por todo el público y que desde luego, no defraudó en modo alguno las expectativas que se habían creado en torno a ellos, La Fuga. Magnífica actuación de un grupo que lo dio todo arriba del escenario, y que desde que arrancaron su set con “En Vela” y “Humo” encadenaron una canción con otra hilando un concierto muy sólido, muy intenso, en el que los cántabros hicieron una de las mejores actuaciones que les recuerdo en los últimos años. Muy buena su versión en directo de “Mi Perdición”, y en el final, emotiva y sentida su versión de “Heroína” así como la imprescindible “Pa’ aquì, Pa’allá”, que me dio la impresión de que alargaron en dos o tres minutos en un final realmente memorable, con toda la gente ovacionando al grupo, que se retiró del escenario habiendo conseguido ser una de las grandes actuaciones de A Cop de Rock.

Sínkope

Con algo de retraso sobre el horario previsto -el único que se produjo en todo el festival, que como recalqué en mi crónica del primer día, tuvo una organización excelente que se mostró, entre otras muchas cosas, en la puntualidad con la que se cumplió salvo en este caso el horario de todas las actuaciones- motivado por los problemas técnicos con el equipo de Sínkope, los extremeños salieron a escena al principio un poco tensos, sin terminar de echar toda la carne en el asador debido a esos problemas técnicos, en especial relacionados con el volumen de monitores. Ahora bien, toda vez que todo se normalizó y la banda se encontró plenamente cómoda en el escenario, Sínkope hicieron un auténtico conciertazo. Canciones cargadas de la fuerza expresiva del lenguaje poético que la banda siempre incorpora a sus canciones y de la fuerza de una genuina banda de rock que logró arrancar del público un entusiasmo desbordante. Muy sentida y aplaudida “Si querer me va a doler”, excelente “Humo de contrabando”, muy coreada por todo el público “El carro de la vida”, magnífica “A merced de las olas” y cierre espectacular con una sensacional versión de “En tarros de miel”. Mi sincera enhorabuena a una banda que cada vez que la veo en directo, más me gusta y más me convence.

Nutrida presencia de grupos vascos en A Cop de Rock. Mosh, Bourbon Kings, Bocanada… y ya casi en el cierre del festival, Flitter. Si con algún grupo cabría aplicar aquel viejo dicho de que el que tuvo retuvo, ellos serían de los primeros de la lista. Hacía muchos años que nos les veía en directo y me agradó mucho comprobar como siguen siendo esa banda dura, fuerte, visceral y rebelde que conocí a mediados de los 90 y de los que disfruté varias veces en varias fiestas de Euskalherria. Si en el comienzo de su actuación brillaron con luz propia “Aceite Tóxico”, “Depredador” y “La vida que kotxina es”, también disfrutamos muchísimo de esa rumba-thrash ya histórica que es “La Chelito” y en el final, la buenísima “Putas del poder” y su versión de “La silla eléctrica” de Barricada nos dejaron a todos un magnífico sabor de boca, a pesar del cansancio que ya empezaba a notarse después de más de 12 horas de festival.

Tristemente con muy poco público ya, pero aún así con ganas de demostrar a lo que se quedaron que merecía la pena aguantar hasta el final, Aphonnic pusieron el punto final definitivo a esta intensa y magnífica experiencia que ha supuesto esta primera edición del A Cop de Rock. Salieron fuertes, como os decía con ganas y así lo demostraron con temas como “Amarga despedida” u “Osos Color Salmón”. Muy bien les quedó también “Luz y Fer”, “Ombligos” y en el final, “Cíclopes”, con el que se cerraba definitivamente A Cop de Rock Fest 2018 alrededor de las 5 de la mañana del 22 de julio.

Jordi Diaz y Montse Carrera, los organizadores del festival

A modo de conclusión, quiero volver a recalcar que Jordi Díaz y Montse Carrera, los organizadores del festival, gente que no tiene experiencia previa en la organización de eventos de este tipo, han demostrado fehacientemente que tienen la profesionalidad y la capacidad propia de muchos de los más grandes promotores de conciertos. Además del cordial, afectuoso y eficaz trato con todos los medios de comunicación que cubrieron el festival, supieron rodearse de un equipo de técnicos de sonido excelente -pocas veces he visto un stage-manager de la profesionalidad de José o un técnico con la destreza, conocimiento y capacidad de trabajo de Marc- un no menos competente equipo de producción y entre la práctica totalidad de los músicos con los que hablé, como con muchísima de la gente del público que se me acercó para comentar el festival, la sensación de satisfacción y de agradecimiento por la profesionalidad y el buen trato recibido eran unánimes. En el debe, creo que cara a próximas ediciones quizá la duración del festival deba acortarse -pensando sobre todo en el personal de trabajo, creo que son demasiadas horas seguidas y comenzar tan temprano en verano aleja a mucha gente por el calor- y quizá, en caso de que la plaza tenga que estar necesariamente cubierta, sea aconsejable la posibilidad de valorar un cambio de emplazamiento para mejorar la acústica.

En cualquier caso, una vez más mi sincera enhorabuena a A Cop de Rock Fest por su trabajo, su esfuerzo y su pasión por el rock. Ya espero noticias sobre la segunda edición.

 

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

  • PLANETA RUIDO says:

    Magnífica crónica de esa segunda jornada de éste nuevo festival. Completamente de acuerdo con todo lo dicho relativo a la organización, añadiría que la gente de seguridad, barras, etc, que trabajaban directamente de cara al público lo hicieron de sobresaliente. Muchas gracias a los organizadores por un festival de éstas características y, Mariano, sólo un detallico, Martín es el hermano de Kutxi, no su hijo (entiendo que fue un lapsus por la comparativa de los Piedrafita, pero por si acaso alguien no lo sabe)… un abrazo y gracias también por tus presentaciones.
    PLANETA RUIDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.