religion6
painkiller party
black sabbath
bow
pendejo
the loyal order
dark rails
guadaña octubre
Gato Ventura
sepultura
Deskarria2
easy rider
Pocket Piano
escuela de rock de palencia

Crónicas

Buko + Swim to Drown + The Broken Horizon: Garra y pundonor

«Una velada de metal por partida triple que estuvo a la altura de las grandes citas»

18 mayo 2019

Sala Hysteria, Madrid

Texto y fotos: Álvaro González

 

Interesante jornada se presentaba el pasado sábado 18 de mayo en la Sala Hysteria de Madrid de la mano de tres bandas dispuestas a descargar una buena dosis de metal al respetable. Buko, The Broken Horizon y Swim to Drown se disponían a tirar abajo el local con ayuda de su música y el apoyo de sus seguidores.

Swim to Drown

Quizás algo confiados en que los horarios se cumplieran a rajatabla, llegamos a la sala aún con margen para ver los últimos preparativos del concierto, así como para quedar impresionados con la decoración de Hysteria al ser la primera vez que visitábamos esta sala. Rápidamente el cese de la música que se escuchaba de fondo advertía de la llegada al escenario de  Swim to Drown, y para aquellos más despistados un potente grito de "Swim to Drown, motherfucker!" procedente de los altavoces despejaba cualquier tipo de duda.

La formación de nu metal zaragozana no tardó en caldear el ambiente con un potente setlist que arrancaba con "Rōnin" y "The Truth Nobody Knows", las dos primeras pistas de su recién editado 'Fortress'. Por el contrario, el público sí tardaría en entrar en calor mostrándose algo distante a lo largo de toda la velada y sin hacer caso a los músicos, que instaban bajo los focos a que la gente se aproximara a ellos. "No mordemos, aunque los que vienen después sí sueltan 'bukos'", bromeaba el vocalista Tony, que se mostró muy cercano durante los aproximadamente cuarenta minutos de actuación de su banda.

Swim to Drown bordó un set en el que sobresalieron la batería demencial de "Dance Macabra" y la potentísima "Headless", tema en el que más salen a reducir algunas de las inspiraciones de los maños como Limp Bizkit o Lamb o God. Sin olvidarse de arengar a los espectadores para que apoyaran a más bandas locales que no cuentan ni con los medios ni con la difusión de otros gigantes en el sector - ejemplo que era ilustrado con la ausencia de su guitarrista JuanK por cuestiones laborales - , el grupo se despedía de Madrid cerrando por todo lo alto un show que, de poder poner alguna pega, sería su quizás excesivo volumen.

Buko

Cambio de pedaleras, batería y demás equipo para dar paso a Buko. No miento si digo que hacía mucho tiempo desde que veía un despliegue de furia del calibre que ofreció el conjunto madrileño. Como si de una patada directa a la sien, el cuarteto noqueó desde el primer minuto a los allí presentes con un repertorio que se hizo corto, pero vaya si lo disfrutamos. La rabia contenida en la garganta de Yeibid sumada a la garra que desprendían guitarra y bajo - mención especial al arma de Miguel, un precioso cuatro cuerdas color azul oscuro y turquesa con una pala que podía llegar a recordar a la Frankenstrat de Eddie Van Halen - nos hizo vibrar e hizo que el respetable subiera un nivel en términos de implicación. Y si desde el escenario parecía que la gente no se encontraba lo suficientemente animada, ya se encargaba el propio Yeibid de ponerles a dar saltos con sus propias manos bajando a la pista. Cabe destacar del mismo modo el impresionante rango vocal del cantante, capaz de dotar a los temas de unos guturales desgarradores que confluían con notas ciertamente altas.

Miguel (Buko)

Con un sonido ya no tan excesivamente alto - o quizás habiéndose acostumbrado uno a esas alturas - , el concierto de Buko incluyó tanto temas de 'Elefantes', trabajo que cuenta ya con cuatro años - como con sus últimos singles: "Homo Servus" y "Unstoppable". Pero no todo iba a ser mala leche desde los altavoces; también tuvimos algún que otro momento para el cachondeo, como cuando Yeibid disparó una fotografía con una cámara de fotos instantáneas mientras sonaba el corte "Holocausto Hipster". De nuevo los pertinentes agradecimientos a los allí presentes y turno de la tercera y última banda de la jornada.

Flaco favor se hicieron aquellos que decidieron abandonar Hysteria antes de tiempo perdiéndose la actuación de The Broken Horizon, ya que lo presenciado a continuación fue, literalmente, una experiencia litúrgica. Y es que, tras una lúgubre intro con los músicos dando la espalda al público, no todos los días uno ve cómo una banda de metalcore salta al escenario con Jesucristo al micrófono, o al menos con su cantante, Víctor, disfrazado del rey de los judíos. El nuevo tramo del 'Dead New World Tour' arrancaba en la capital dejando impactados a propios y extraños.

The Broken Horizon

El esfuerzo inicial dio paso a un momento de sosiego en el que el vocalista, ya desprovisto de su túnica, dio paso a las presentaciones de sus compañeros y a recordar que en el puesto de merchandising podíamos encontrar su trabajo más reciente, 'Desolation', aprovechando unos pequeños problemas técnicos que fueron resueltos con solvencia. Llegados a este punto, la pista se convirtió en un hervidero, habiendo servido los shows previos como un aviso de lo que se venía a continuación: pogos por doquier a los que la propia banda se uniría.  Víctor se hizo dueño y señor de la pista al son de la tralla descargada a través de cortes como "Deep Pression", "Nola Gertatu Da", "Rotten Blood" o la cover de "Psychosocial", de Slipknot. The Broken Horizon ponía el punto y final a una velada de metal por partida triple que estuvo a la altura de las grandes citas.

Redacción
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Muy buenas actuaciones por parte de estas tres metaleras bandas de nuestro país que a su manera estuvieron muy a la altura en esa noche madrileña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.